divendres, 14 de juny del 2024

La ley de concordia valenciana sigue adelante en Les Corts tras un debate cargado de reproches

 https://www.lavanguardia.com/local/valencia/20240612/9725828/pp-vox-enmienda-totalidad-ley-concordia.html

PP y Vox anuncian que votarán en contra de las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición

“Dan ganas de enviarlos a la mierda, pero mejor a una biblioteca para que lean y aprendan”, señala la diputada socialista Mercedes Caballero



Los portavoces de Vox, José María Llanos, y PP, Miguel Barrachina, el miércoles en el pleno.

 José Cuéllar/Corts Valencianes

La futura ley de concordia de PP y Vox, que pretende igualar a las víctimas políticas del franquismo con las de la República y la democracia, continúa su camino legislativo en Les Corts Valencianes. Los dos partidos que presentaron esta polémica norma han anunciado en el debate de este miércoles que en la votación de mañana tumbarán las dos enmiendas a la totalidad de PSPV y Compromís. 

Las dos formaciones de izquierdas que consideran que la iniciativa dignifica el franquismo han reclamado hoy la devolución del texto normativo y la puesta en valor de la ley de memoria democrática aprobada por el Botànic de la primera legislatura. Sin embargo, esto no sucederá y, antes de que acabe el periodo de sesiones, la normativa se aprobará.

Debate

El PSPV acusa al PP de tener “el germen del franquismo” y los populares responden que ellos han condenado todos los golpes de Estado

Antes del debate, el síndic del PSPV, José Muñoz, ha acusado al PP de tener el “germen del franquismo” y ha lamentado una norma que, a su juicio, blanquea la dictadura. Ya en la tribuna, la diputada Mercedes Caballero ha censurado una propuesta “muy injusta para tantos españoles que no pudieron defenderse en vida” y ha señalado que el PSPV no permitirá que se “maquille la historia”. Caballero ha indicado que el Gobierno llevará la norma cuando se apruebe a los tribunales y ha apuntado que dan ganas de enviar a PP y Vox “a la mierda” aunque ha matizado que mejor “enviarlos a las bibliotecas para que lean y aprendan algo”.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha señalado que la norma “destruye consensos” y equipara “víctimas y verdugos”. La diputada Isaura Navarro, también de Compromís, ha indicado que la ley -“un panfleto insultante”- es una “nueva revancha de los hijos de los vencedores de la guerra que quieren vulnerar los derechos de las víctimas”.

La diputada del PSPV Mercedes Caballero durante su intervención.

La diputada del PSPV Mercedes Caballero durante su intervención.

 José Cuéllar/Corts Valencianes

En el otro bando, el síndic del PP, Miguel Barrachina, ha defendido que lo que hace la proposición de ley es “equiparar a todas las víctimas”. “No hay víctimas de primera y de segunda”, ha recalcado. Barrachina ha negado el supuesto germen franquista en el ADN del PP y ha apuntado que los populares nacieron en democracia, siempre defenderán la democracia y han condenado todos los golpes de Estado. 

En el Hemiciclo, la popular Marisa Gayo ha acusado a la oposición de “destruir puentes, levantar muros y crear discordia”. La parlamentaria del PP no ha dudado en subir el tono de las críticas y se ha preguntado cómo iban a estar de acuerdo con la concordia si los socios de la izquierda “son etarras, Hamás, agresores sexuales y talibanes”.

Lee también

PP y Vox no tienen previsto cambiar la polémica ley de Concordia al considerarla “impecable”

HÈCTOR SANJUÁN
Los portavoces de Vox, José María Llanos, y PP, Miguel Barrachina, el miércoles en el pleno.

Por su parte, el portavoz de Vox, José María Llanos, ha indicado que no encuentra en toda la norma ninguna palabra que dignifique el franquismo. Llanos ha pedido superar las diferencias del pasado y ha defendido la “ejemplaridad” de la transición. El mandatario de Vox ha rematado: “Hemos venido a abrir todos los debates”. 

Su compañero de partido Joaquín Alés ha indicado en su intervención que para la izquierda le resulta “rentable alimentar el odio y el rencor” de “una herida que duele a todos” y ha enfatizado “la concordia no les es rentable”.

Bronca

Compromís habla de “panfleto insultante” y Vox responde que a la izquierda le resulta “rentable alimentar el odio y el rencor"

Un debate tenso y subido de tono que se ha producido tres días después de las elecciones europeas que, a juzgar por los resultados en la Comunidad Valenciana, han reforzado los planteamientos y la gestión de PP y Vox. La oposición acusó en su día de no incluir este debate con el resto de las leyes de la agenda legislativa de la nueva mayoría por temor a un desgaste electoral.  

Lee también

La ONU advierte de que las “leyes de la concordia” de PP-Vox podrían vulnerar los derechos humanos

ISMAEL ARANA
Feijoó, sobre informe de la ONU: No hay que dar por aprobadas leyes que aún no lo están

Hay que recordar que incluso la ONU se pronunció en contra de esta norma al considerar que podría quitarle “el reconocimiento y la atención necesarios” a los derechos de las centenas de miles de víctimas de graves violaciones de derechos humanos, “incluyendo ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas cometidas durante la dictadura franquista”.

El Gobierno publica un inventario de 5.000 piezas incautadas durante la Guerra Civil y la dictadura con ocho meses de retraso

 https://elpais.com/cultura/2024-06-12/el-gobierno-publica-un-inventario-de-5000-piezas-expoliadas-por-el-franquismo-con-ocho-meses-de-retraso.html

Cultura detecta lienzos, joyas, cerámicas, muebles y otros objetos en las colecciones de museos estatales que proceden de embargos y nunca fueron devueltos por el régimen. La investigación abre la puerta a decenas de reclamaciones de las familias propietarias, que lamentaban la inacción del Ejecutivo


Vista de una sala del Museo del Prado en 1939 con los lienzos que regresaron a España procedentes de Ginebra.

Madrid - 12 jun 2024 - 10:36

Por fin hoy miércoles, con casi ocho meses de retraso respecto a las promesas de la Ley de Memoria Democrática, el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, ha presentado uno de los inventarios más esperados por tantas familias castigadas por el franquismo: la investigación de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes ha documentado que 5.126 piezas, entre lienzos, joyas, cerámicas, esculturas, muebles u otros objetos incluidos en las colecciones de los museos estatales gestionados por Cultura, proceden principalmente de incautaciones realizadas por la República para salvaguardar los bienes artísticos durante la Guerra Civil, que nunca fueron devueltos a sus dueños por la dictadura cuando acabó el conflicto. Muchos terminaron en museos, pero también universidades, paradores, iglesias y distintos edificios públicos, o incluso privados. Lejos, en todo caso, de sus propietarios.

Este mismo martes, Pilar Alegría, portavoz del Gobierno, reiteraba que este “está comprometido con la Memoria Democrática”. Tanto que aprobó una ley ad hoc, en octubre de 2022. En el artículo 3, ampliaba la condición de víctima a quienes “padecieron la represión económica con incautaciones y pérdida total o parcial de bienes, multas, inhabilitación y extrañamiento”. Y en el 31 reconocía “el derecho al resarcimiento de los bienes incautados”. Además, prometía en un año una “auditoría” de todo lo sustraído. A partir de entonces, sin embargo, la misma ley que abrió la puerta e hizo florecer las reclamaciones empezó a ralentizarlas.

El tiempo pasó, mientras los tres abogados consultados por este periódico, responsables de al menos seis peticiones de restitución, denuncian que seguían chocando con evasivas. Cultura lanzó una web con información sobre un puñado de casos. Pero no ha sido hasta hoy cuando esa plataforma se ha llenado por fin con un material a la altura de las reclamaciones de las víctimas. Con la digitalización, además, de documentación tanto de la Junta Delegada de Madrid en la época republicana como del Servicio de Recuperación Artística, institución franquista encargada, al final de la guerra, de devolver las piezas incautadas. “Había muchas familias e historiadores interesados en que desbloqueáramos esto. Y además estamos haciendo un acto de justicia histórica”, ha declarado Urtasun.

Traslado de las obras de arte del Museo del Prado al Palacio de las Naciones durante la Guerra Civil Española.
Traslado de las obras de arte del Museo del Prado al Palacio de las Naciones durante la Guerra Civil Española.ARCHIVES DE LA SOCIÉTÉ DES NATIONS, BIBLIOTHÈQUE DE L'OFFICE DES NATIONS À GENÈVE

La lista de los centros donde la investigación de Cultura ha hallado alguna pieza expoliada incluye el Museo del Traje, el Arqueológico Nacional, el Museo del Romanticismo, el de Antropología, el Museo de América y el Sorolla, en Madrid; el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias Gonzalez Martí, en Valencia; y el Nacional de Escultura, en Valladolid. Además, en el inventario figura una pintura con el mismo origen que descansa en la propia sede de Cultura. En el Museo de Artes Decorativas, el estudio ha encontrado los únicos fondos de su informe que proceden de expolios llevados a cabo directamente por el franquismo: varias obras de la colección Weissberger, apellido del coleccionista y marchante al que fueron incautadas por el Tribunal de Responsabilidades Políticas.

Fuera del campo de actuación de Cultura, sin embargo, queda muchísimo por indagar. En el inventario publicado, los investigadores no destacan ninguna pieza especialmente valiosa. Se sabe que las hay, pero en otros sitios: museos autonómicos y municipales, universidades, otros ministerios o instituciones públicas. De hecho, la ley prometía que la auditoría bucearía también en “los bienes inmuebles y derechos de contenido patrimonial de los que fueran titulares los Ateneos, Cooperativas y entes asimilados”. Aun así, he aquí, al fin, hechos. Y la primera respuesta concreta a las críticas.

“Estamos muy sorprendidos, porque siendo [Miquel] Iceta, antes, y ahora Urtasun ministros de izquierdas, no se hayan esforzado para que el proceso se agilizara. Nos hubiéramos esperado que, aparte de la reparación moral, se mojaran aplicando la ley”, tercia Laura Sánchez Gaona, abogada de Caliope Art Law Boutique, encargada de al menos tres casos de reclamaciones. Incluido el de Pedro Rico, “que encima fue alcalde republicano de Madrid”, lamenta. Y que fue celebrado en un acto homenaje a varias víctimas, en octubre del año pasado, por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Un relato cercano al de los otros casos estudiados por este diario: personas o instituciones represaliadas; obras de arte secuestradas de las que se pierde el rastro; hasta que un heredero, en busca de justicia, acude a un letrado. Aunque, durante meses, tuvieron que sumar al dolor del pasado una nueva frustración: afrontar el silencio o incluso “la resistencia” del Gobierno.

Catálogo de los bienes culturales incautados durante la Guerra Civil y posguerra española, que se puede consultar en la web.
Catálogo de los bienes culturales incautados durante la Guerra Civil y posguerra española, que se puede consultar en la web.MINISTERIO DE CULTURA

Además, Rico apareció entre los primeros citados en la web donde Cultura recopilaba datos, y donde le atribuyó tres cuadros, hoy en el Museo Nacional del Romanticismo y en el del Traje, reclamados por Sánchez Gaona. Junto con lienzos en los museos de Bellas Artes de Asturias y Valencia, entre otros. Y con cinco obras en el Museo Casa de Colón de Las Palmas, sobre cuya devolución el Cabildo de Gran Canaria abrió un expediente “de restitución de material”, bloqueado desde que esta institución planteó a Cultura a quién correspondía la competencia, según la abogada.

Su asombro aumentó cuando el Ayuntamiento de Burgos, dirigido por el PP con el apoyo de Vox, partidos contrarios a la ley la Memoria Democrática, devolvió recientemente a la familia De la Sota y Llano un retrato requisado por los sublevados franquistas en 1938. “Han ido mucho más rápidos que el Estado”, tercia Rafael Mateu, del despacho que llevó la exitosa reclamación, Ramón y Cajal. Y que ahora solicita a la Secretaría de Estado de Turismo que entregue dos cuadros (Retrato de una dama y Retrato de un caballero, del pintor Felipe Diricksen), expuestos en el Parador de Almagro, a su dueño “legítimo”, Nicolás Sánchez-Albornoz. Tanto él como su fallecido padre, Claudio, a quien fueron incautadas las obras, sufrieron persecuciones y el exilio por el franquismo, como subraya la petición oficial, que alega documentos de la época para demostrar la propiedad. De hecho, Sánchez-Albornoz también fue homenajeado en otro acto con la presencia del presidente del Gobierno, en octubre de 2022.

Imagen promocional del parador de Almagro donde se ve 'Retrato de una dama', atribuido a Felipe Diricksen, y reclamado por Nicolás Sánchez-Albornoz.
Imagen promocional del parador de Almagro donde se ve 'Retrato de una dama', atribuido a Felipe Diricksen, y reclamado por Nicolás Sánchez-Albornoz.

Los herederos del coronel José Sicardo también tienen razones evidentes para reclamar. Entre otras, su propia firma. “Colección Sicardo” escribió el militar en el reverso de algunos cuadros que adquirió. Y todavía hoy puede leerse, como asegura su nieto, Carlos Colón. Lo comprobó a través de fotos, eso sí, porque los lienzos ya no están en manos de la familia. Desde hace ocho décadas. Es decir, desde que, en mayo de 1939, el franquismo las incautó en el domicilio que Sicardo, gobernador militar de Alicante durante la Guerra Civil, compartía con su esposa, Mariana Carderera.

Ella también era dueña de un tesoro, entre otras cosas porque su antepasado Valentín fue biógrafo de Goya y coleccionista de sus lienzos. Pero debieron exiliarse. Tras muchas vicisitudes, recalaron en Puerto Rico. La abuela, según el nieto, logró esconder algunos durero y van dyk en el forro de las maletas. Sin embargo, decenas o cientos de piezas quedaron en su hogar. Y el servicio de recuperación del patrimonio artístico nacional (SPDAN) se llevó “todos los objetos de arte y de valor”, según las actas citadas en la reclamación que el despacho Cremades y Calvo Sotelo presentó hace un mes en nombre de Colón y otros siete herederos ante Cultura. Algunos lienzos, según los protestantes, han ido a parar incluso a las paredes de un ministerio.

Los abogados achacan los retrasos a falta de voluntad o interés del Gobierno, o el temor de “abrir la caja de Pandora” y recibir “una lluvia de reclamaciones”. “Me temo que hay una resistencia y opacidad para ofrecer datos”, apunta el catedrático Arturo Colorado Castellary, principal investigador del expolio durante la Guerra Civil y el franquismo. Mientras seguían faltando inventarios oficiales, sus indagaciones despejaron el camino para algunas de las reclamaciones. En un informe que le encargó el Prado, Colorado halló al menos 70 obras sustraídas injustamente a sus dueños en la colección del museo. Entre otras, Escena de majos y celestina y Asalto a la diligencia, ambas atribuidas a Eugenio Lucas Villaamil y pertenecientes a Pedro Rico. Y un sorolla del Marqués de Villaronga, así como piezas de las iglesias de Yebes y Pareja, en Guadalajara, todas ellas reclamadas por Laura Sánchez Gaona en nombre de los herederos.

'Escena de majos y celestina', atribuido a Eugelino Lucas Villaamil, en el Museo del Prado pero perteneciente, según la investigación de Arturo Colorado, a Pedro Rico.
'Escena de majos y celestina', atribuido a Eugelino Lucas Villaamil, en el Museo del Prado pero perteneciente, según la investigación de Arturo Colorado, a Pedro Rico.MUSEO DEL PRADO

Aunque las pesquisas del profesor continúan: “Hubo un movimiento de obras como jamás se ha producido en España. El franquismo devolvió una parte, pero otra la entregó”. Colorado celebra al Prado como ejemplo de colaboración. Aunque cita unos cuantos casos de museos, universidades y administraciones en el sentido opuesto. Y apunta a decenas de miles de obras por toda España que esperan a volver a casa. O, al menos, a que sus dueños sepan dónde se encuentran y vean reconocida su propiedad, antes de decidir igualmente donarlas a un museo o dejarlas donde están.

Las fuentes consultadas añaden otra explicación de los prolongados retrasos: presuntas disputas internas entre el Ministerio de Política Territorial y Memoria Democrática y el de Cultura. Desde el primero, dirigido por el socialista Ángel Victor Torres, contestan: “Se indicó a cada ministerio cuáles eran sus tareas en relación con la aplicación de la ley. La cuestión de obras artísticas expoliadas compete a Cultura”. Y agregan: “Un inventario de todo tipo de incautaciones es una tarea ardua, no abarcable en un espacio corto de tiempo como se preveía”.

Cultura ofrece otra perspectiva. Asegura que la auditoría lleva “semanas” lista, y que tan solo la coincidencia con tantas campañas electorales impidió que se anunciara antes. Urtasun ha subrayado durante la presentación que el suyo es el “primer ministerio en cumplir con el mandato de la Ley de Memoria Democrática”. Y atribuye el retraso también a otras razones: “Desde que asumí el cargo, en noviembre, fue una prioridad absoluta. No lo hemos presentado hasta que estuviera todo el material y ha sido un trabajo inmenso”. Además, el ministro quiso esperar un informe de la Abogacía del Estado que aclarara los criterios generales para las devoluciones. El documento matiza, por ejemplo, que la exposición “pública, notoria y pacífica” del bien durante años puede haber dado pie a la reversión de la propiedad hacia el Estado. Aunque habrá que tener en cuenta también hasta qué punto el dueño original lo sabía. Más fácil parece la cuestión de obras guardadas en depósitos. Habrá que ir, en definitiva, caso por caso. Aunque el informe permite reclamar por la vía civil, sin esperar aún más, al desarrollo legislativo de la Ley de Memoria Democrática.

Urtasun subrayó la firme intención del ministerio de devolver todos aquellos bienes cuyos propietarios puedan ser identificados, a partir de ya mismo. Aunque, tras la publicación tardía, los reclamantes aún guardan escepticismo. Exigen rapidez. Y el apoyo que no han sentido hasta ahora. “Mis abuelos tuvieron que salir de España para salvar sus vidas. Perdieron propiedades, y una colección importante. Es frustrante ver que encima tenemos nosotros que contratar a unos abogados para que nos devuelvan lo que por ley tendría que ser nuestro”, se queja Colón.

'Cabeza de mujer con mantilla blanca', de Joaquín Sorolla, en el Museo del Prado pero reclamada por la abogada Laura Sánchez Gaona en nombre de los herederos del marqués de Villalonga.
'Cabeza de mujer con mantilla blanca', de Joaquín Sorolla, en el Museo del Prado pero reclamada por la abogada Laura Sánchez Gaona en nombre de los herederos del marqués de Villalonga.MUSEO DEL PRADO (MUSEO DEL PRADO)

El heredero de los Sicardo-Carderera apunta que han renunciado a perseguir las obras que están en manos privadas. Como aquellas que, según le consta y denunció Colorado, se quedó la falsa marquesa de Arnuossa, que al parecer aprovechó el caos de esos años para llevarse un botín de algún almacén simplemente alegando que las piezas eran suyas. “No queremos perjudicar a terceras personas que no tuvieron nada que ver con lo que hicieron sus antepasados. Nos centramos en las que están en manos públicas. Los Gobiernos sí son herederos de los pecados de los anteriores”, alega Colón.

“Al haber desaparecido las obras de su entorno, nuestros clientes necesitan que el Estado les haga un inventario. Es lo primero que pedía nuestra reclamación. Luego, que les devuelvan las obras que se identifiquen que les pertenecían. Y, si no se puede, que se les compense”, tercia Encarnación Roca Trías, del despacho Cremades y Calvo Sotelo. Los herederos de los Sicardo-Carderera creen que en su colección figuraban, por lo menos, algún goya y un sorolla. Aunque precisamente eso también suele complicar el asunto, según la abogada y exvicepresidenta del Tribunal Constitucional: el arte se asocia con los ricos, y el pudor de ser identificado como tal frena los deseos de reclamación de unas cuantas familias.

“Al final, son personas tratando de cerrar una herida”, resume Laura Sánchez Gaona. Y Roca Trías señala que muchos ni siquiera piden realmente el cuadro de vuelta, sino solo el reconocimiento: “Algo así como ‘Si está en un museo, simplemente que ponga debajo que es mío”. El coronel Sicardo, por si acaso, ya lo había dejado claro en el reverso.

Llegada a la Estación del Norte en 1939 de un tren especial, procedente de Ginebra (Suiza), que transportaba los cuadros del Museo del Prado que fueron sacados de España durante la Guerra Civil.
Llegada a la Estación del Norte en 1939 de un tren especial, procedente de Ginebra (Suiza), que transportaba los cuadros del Museo del Prado que fueron sacados de España durante la Guerra Civil.VIDAL (EFE)

El documental que da voz a las mujeres reprimidas del franquismo llega a Córdoba

 https://www.cordobabn.com/articulo/cultura/el-documental/20240612144327196871.html




Los testimonios de ocho mujeres de nuestro tiempo, expertas y familiares directas de represaliados en campos de concentración nazi, que recoge el documental “La luz de nuestra memoria”, recorre la provincia para abrir paso a cientos de historias de mujeres que sufrieron la represión franquista en Córdoba. Entre ellas, María Josefa López Garrido “La Mojea”, perseguida y asesinada a tiros por la Guardia Civil en 1947. Hasta ahora los testimonios de mujeres habían sido escasamente tenidos en cuenta en la recuperación de la memoria democrática, a pesar de que ellas que fueron en muchos casos las supervivientes y quienes tuvieron que sacar adelante a sus familias en medio de la hambruna, la exclusión y el desprecio de quienes apoyaban la dictadura.

La proyección en el Teatro Municipal de Villanueva de Córdoba de “La luz de nuestra memoria” contará posteriormente con una mesa redonda y la participación de historiadoras, docentes y autoras de trabajos que rescatan la memoria democrática en pueblos de nuestra provincia. Será una oportunidad para dar voz a la recién creada asociación “La Mojea” que toma como nombre el apodo de una mujer, María Josefa López Garrido. Reconocida feminista, representó a las mujeres de Córdoba en el congreso de Valencia de 1937, murió a consecuencia de los tiros de la Guardia Civil. Como señal de triunfo de la dictadura su cadáver fue arrastrado por las calles y expuesto en la plaza del pueblo.

“Muchas otras mujeres fueron castigadas durante la represión franquista y se vieron obligadas a mantener el silencio durante décadas para proteger su vida y la de sus hijos durante décadas. Otras lograron escapar de España para salvar su vida y la de sus hijos y/o reencontrarse con sus parejas o maridos, españoles que en muchos casos continuaron luchando en la resistencia contra el nazismo. Muchos de ellos fueron apresados y terminaron en campos de concentración”, señala la presidenta de la Asociación Triángulo Azul Stolpersteine de Córdoba y Jaén, Cristina García.

La asociación inicia así un recorrido por distintos municipios para hablar de todas estas mujeres que han sido protagonistas heroicas de nuestra intrahistoria y de las que nunca se ha hablado. Sin embargo, sus recuerdos han viajado de generación en generación y a través de sus familiares y de trabajos como este hoy sale a la luz las historias que no han podido ser contadas hasta ahora. 80 años después ponen la voz sus herederas, mujeres jóvenes, fuertes y conscientes de lo que pasaron sus antecesoras y de la importancia de ser ellas la voz que no tuvieron.

Mujeres que fueron la Luz de nuestra Memoria. La proyección del documental “La luz de nuestra memoria” será a las 20:30 del 14 de junio en el Teatro Municipal ubicado en la Plaza de España n.10 de Villanueva de Córdoba, dentro de las actuaciones que el ayuntamiento tiene programadas en el mes de junio en el marco de la celebración del 14 de junio, Día de la Memoria Histórica y Democrática en Andalucía. Tras la proyección habrá una mesa coloquio moderada por la presidenta de la Asociación Triángulo Azul Stolpersteine, Cristina García, donde se abordará con familiares y expertas la memoria democrática en Villanueva de Córdoba

PP y Vox inician el trámite para la derogación de la ley de Memoria Democrática en Baleares

 https://www.lavanguardia.com/politica/20240612/9726460/baleares-da-primeros-pasos-derogar-ley-memoria-acuerdo-pp-vox.html

La propuesta presentada por la extrema derecha asegura que la norma provoca “rencor  y división”



Trabajadores ante los huesos hallados en la fosa común de Manacor este jueves

 Govern balear

PP y Vox inician el trámite para la derogación de la Ley de Memoria Democrática en Baleares, una propuesta del partido de extrema derecha que se debatirá el próximo martes en el Parlament autonómico. Se trata de una de las medidas incluidas en el pacto que firmaron los dos partidos para facilitar la investidura de Marga Prohens tras las elecciones autonómicas de hace un año, una exigencia del partido de Santiago Abascal para dar su apoyo a la presidenta balear.

La norma implica la derogación de la Ley de Memoria pero no se incorpora un texto alternativo, como sí ha pasado en otras comunidades autónomas, como Castilla y León o Aragón. El texto registrado en el Parlament deroga los artículos de la ley y disuelve todas las comisiones creadas en virtud de esta norma, pero ademán incluye un artículo que obliga a los poderes públicos a proteger el derecho a la libertad de expresión y a evitar cualquier intromisión "en la fijación de una determinada versión de los acontecimientos”.

La ley no incorpora un texto alternativo “de concordia”, como se ha hecho en Aragón

La ley vigente permite sancionar las expresiones de enaltecimiento del franquismo o del fascismo y el Govern de Marga Prohens llegó a abrir un expediente a un conseller de Vox en el Consell de Mallorca que llamó “cruzada de liberación” al golpe de Estado de Franco. La inclusión de este artículo en la ley de derogación garantiza que no se perseguirá más estas declaraciones, que ahora podían sancionarse con multas de hasta 100.000 euros en los casos más graves. Este expediente sancionador contra el conseller de Vox se cerró finalmente sin consecuencias.

La ley de Memoria de Baleares no incluye referencias a las ayudas para la apertura de fosas del franquismo ya que durante el primer mandato de Francina Armengol se aprobó una ley específica de fosas, que blinda estas actuaciones y que no se tocará. Esta ley, que contó con el apoyo de la actual presidenta balear, Marga Prohens, que en ese momento era la portavoz de la oposición en el Parlament, ha permitido abrir numerosas fosas en Mallorca y en Formentera hasta el punto de que se ha descubierto el cadáver de la histórica sindicalista Aurora Picornell y las llamadas “rojas del Molinar”, asesinadas en 1937 y las que no se tenían referencias sobre su paradero.

Lee también

Identifican el cuerpo de Aurora Picornell, la 'Pasionaria de Mallorca', en una fosa común

NEKANE DOMBLÁS
Aurora Picornell, la 'Pasionaria mallorquina', cuyos restos han sido identificados este jueves

En la exposición de motivos que se comenzará a tramitar a partir del martes se afirma que la Ley de Memoria Democrática atenta contra la igualdad de todos los españoles, puesto que vulnera el artículo 14 de la Constitución que sirve de clave para los derechos fundamentales. “Esta ley procede a discriminar y apartar a una parte del pueblo español por su opinión, sus circunstancias personales, sociales o históricas; como por ejemplo el bando en el que lucharon”, añade la propuesta.

Asegura que la ley que quedará derogada “promueve el rencor” y evita el reconocimiento a todos aquellos que, en alguno momento de la historia y por diversas causas, “derramaron su sangre por España sin importar el bando en el que estuvieran”.La exposición de motivos añade que supone una clara clara vulneración del derecho a la libertad ideológica y de pensamiento “y persigue el derecho a disentir”. “Las leyes que se hacen para reescribir la historia al gusto de una parte nunca han sido un estímulo para la paz, la democracia ni los derechos fundamentales”, añade. 

Etiquetas

Asesinatos y torturas franquistas en la Puerta del Sol

 https://ctxt.es/es/20240601/Politica/46535/Guillermo-Martinez-franquismo-represion-Puerta-del-Sol-Real-Casa-de-Correos-Brigada-Politico-Social-torturas.htm


Una investigación recién publicada constata cómo la Real Casa de Correos, en Madrid, se convirtió en el lugar principal desde el que se articuló la represión franquista

Guillermo Martínez Madrid , 13/06/2024

Edificio de la Casa Real de Correos, en Madrid, donde se instaló la rigada Político-Social durante el franquismo. / Dirección General de Turismo

Un edificio puede moldear el terror a lo largo de su historia. La Real Casa de Correos, situada en la céntrica y madrileña Puerta del Sol, no siempre fue la Dirección General de Seguridad (DGS) franquista, pero sí el epicentro de la administración represiva estatal contra los diferentes movimientos sociales que propugnaban el progreso democrático y el avance de los derechos para la clase trabajadora. En ella, las palizas, los golpes y los asesinatos no fueron algo inusual, sobre todo durante el último régimen dictatorial de España.

El historiador Pablo Alcántara publica La DGS. El palacio del terror franquista (Espasa, 2024), una investigación en la que, si se presta atención, todavía se pueden escuchar los gritos de los opositores que dieron con sus huesos en los sótanos de este lúgubre enclave, hogar de la temible Brigada Político-Social (BPS). Ilustrar los cientos de antifranquistas que pasaron por la DGS no es una empresa fácil. Aquí, algunos de ellos, para que sus nombres tampoco se borren de la historia.

Tres años después del golpe de Estado, y apenas unos meses tras el fin de la guerra, se dio el que se puede considerar como primer asesinato en la DGS. Sergio Álvarez Ibáñez, militante de la UGT y trabajador en Telefónica, según los documentos oficiales murió por un ataque al corazón como consecuencia de una neumonía mientras estaba siendo interrogado y torturado por la BPS. “Los médicos forenses, en este caso, afirmaron que la víctima presentaba contusiones en codos, regiones pectorales y nalgas, lo que muestra que este ugetista no murió de un ataque, sino asesinado tras haber sufrido diversas torturas”, afirma Alcántara.

El de Sergio Álvarez Ibáñez se puede considerar como el primer asesinato en la DGS

El caso de Álvarez es algo paradigmático, pues señala lo sintomático de una DGS que, desde el principio de la dictadura, albergó este tipo de métodos para “reprimir a los militantes antifranquistas que se opusieron al golpe de Estado”, dice el autor del libro. El trabajador de Telefónica fue acusado por la justicia franquista de auxilio a la rebelión dada su militancia en el sindicato, por aquel entonces socialista. Nunca se instruyó su caso, ya que murió a la espera de juicio.

Un reconocido locutor de radio llega a la DGS

El locutor de radio y doblador Rafael Taibo Carballo, nacido en Ferrol en 1935, pronto comenzó a colaborar en el Teatro Español Universitario. Cuando se trasladó a Madrid, entró en la plantilla de actores de la Cadena Ser, aunque poco después se marchó a Radio Nacional (RNE). En la capital, formó parte del Club de Amigos de la UNESCO, organización cultural que se erigió como uno de los epicentros del antifranquismo en su última etapa, recuerda Alcántara en su obra.

Taibo llegó a ser la voz de Jean Cocteau durante los años ochenta. Unas dos décadas antes, en 1963, fue despedido de RNE por su militancia en el PCE. Seis años después, durante el estado de excepción de 1969, llegó detenido a la DGS. “La BPS incluso vigiló a sus hijos, de 10 y 12 años. He encontrado sus fichas policiales en las que solo aparecía su edad y el domicilio”, añade el investigador.

A Alcántara no le consta que Taibo sufriera torturas durante los dos días en los que estuvo detenido. “Yo creo que fue por miedo a la repercusión internacional que podía tener. Ya en los sesenta, el franquismo intentaba venderse como un régimen aperturista y no le interesaba que en el exterior supieran de las torturas que seguían practicando”, explica el historiador.

“Puerta del Sol”, el libro de las torturas

Algo diferente fue la experiencia de Ricardo Bastid Peris, intelectual en los años treinta e integrante de las Juventudes Comunistas, así como de la Federación Universitaria Española. Este valenciano se trasladó a defender Madrid tras el alzamiento de 1936. Una vez terminada la contienda, volvió a su lugar de origen para esconderse. Más tarde, retornó a la capital para intentar militar en organizaciones antifranquistas. “Le detuvieron en 1946 y estuvo diez días en la DGS. Ahí le golpearon y sufrió todo tipo de vejaciones e insultos, incluso le mantuvieron varios días sin poder dormir”, apunta Alcántara.

Después le trasladaron a la prisión de Alcalá de Henares, desde donde le destinaron al reformatorio de Altos de Ocaña. Allí alfabetizó a los presos. En 1949 consiguió la libertad por buena conducta y siguió militando, sobre todo en cafés literarios y tertulias políticas en las que llegó a compartir con Antonio Buero Vallejo. Esta actividad y su pertenencia al PCE fueron la causa de su segunda detención, en noviembre de 1955.

El 29 de noviembre salió de la DGS y, antes de que se instruyera su juicio, consiguió huir a Argentina. “Allí escribió Puerta del Sol, una especie de memorias en la DGS a través de un alter ego llamado Juan. Gracias a esta obra, conocemos cómo eran los calabozos y de qué forma se articulaban los interrogatorios”, relata Alcántara.

La represión, más allá de los golpes

Margarita Martín Muñoz, becaria postdoctoral en el CSIC y trabajadora en el instituto de química física Rocasolano, junto con Julio Gomariz, oficial de tercera de fotomecánica en Altamira Rotopress, también sufrieron en sus propias carnes el desgarrador paso por la DGS. Ambos, militantes del Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico (FRAP), fueron detenidos debido a su militancia.

Margarita Martín Muñoz y Julio Gomariz también sufrieron en sus propias carnes el desgarrador paso por la DGS

“En 1974 los detuvieron por primera vez por pegar carteles en la glorieta de Cuatro Caminos. Julio fue arrestado e incomunicado dos días, y se le impuso una multa de 100.000 pesetas”, explica Alcántara. Según el relato de este antifranquista, los calabozos eran “asquerosos” y le practicaron todo tipo de torturas. En cambio, la detención más importante llegó el 11 de agosto de 1975. Varios agentes de la BPS, entre los que se encontraba el conocido Roberto Conesa, detuvieron a Gomariz en su puesto de trabajo. A su pareja, Margarita Martín, fueron a buscarla a casa, donde encontraron propaganda del FRAP y del PCE (m-l).

Alcántara rememora el testimonio de ella: “En la Puerta del Sol la abofetearon y pegaron en las plantas de los pies”. Él tampoco se libró de las amenazas. “Le decían que como estaban cerca de Paracuellos, le iban a llevar allí para matarle”, explica el investigador. Billy el Niño, Antonio González Pacheco, le obligó a “hacer el pato”. Es decir, le esposaron las manos por la espalda y le dieron patadas en los testículos, lo que le dejó importantes cardenales en las ingles, tal y como se recoge en La DGS. El palacio del terror franquista.

Él estuvo una semana en los calabozos, ya que durante el estado de excepción podían superar los tres días habituales de arresto. Llegó a ir a la cárcel, pero finalmente nunca se instruyó su causa. Martín, en cambio, salió un poco antes, aunque este arresto le hizo perder una estancia académica en Canadá, pues ya tenía la beca concedida.

La DGS como blanco del terrorismo

Tras el triunfo de la revolución cubana en 1959, algunas organizaciones antifranquistas apostaron por la lucha armada para derrocar al régimen. Fue el caso concreto de Francisco Granados y Joaquín Delgado, que terminarían siendo asesinados por el franquismo tras un atentado del que eran inocentes. Integrantes de las Juventudes Libertarias y del grupo armado Defensa Interior, los dos vivían en Francia desde los años cincuenta. “Granados entró porque le detectaron una enfermedad terminal y, al quedarle poco tiempo de vida, decidió dedicarse a la lucha armada”, subraya el historiador.

Los dos pensaron atentar contra Franco en el Palacio Real, a finales de julio de 1963, con material explosivo introducido en el país en mayo del mismo año. Su acción se frustró, ya que el dictador viajó a Burgos en la fecha elegida para intentar el magnicidio. Mientras tanto, otros dos jóvenes anarquistas, Sergio Hernández y Antonio Martín, pusieron explosivos en la parte dedicada a los pasaportes de la DGS el 29 de julio de 1963. Dos días después, Granados y Delgado fueron detenidos, ya que los vieron en las inmediaciones del Palacio Real.

El 3 de agosto fueron juzgados por un consejo militar que les acusó de atentado. “Todo fue muy rápido. El 13 del mismo mes fueron condenados a muerte, aunque ellos no habían participado en ese atentado, y el día 17 fueron ejecutados”, dice Alcántara. En 1988, la CGT pidió la revisión del caso ante el Tribunal Superior, ya que en su poder obraban los testimonios de los autores reales del atentado. El Tribunal se negó a dicha revisión. Años después, Hernández y Martín aparecieron en un documental reconociendo los hechos y, por tanto, la injusticia que el franquismo cometió con Granados y Delgado.

AUTOR >

Guillermo Martínez

El Ateneo Español de México declarado el primer Lugar de Memoria fuera de España

 https://www.infobae.com/espana/2024/06/13/el-ateneo-espanol-de-mexico-declarado-el-primer-lugar-de-memoria-fuera-de-espana/

El ministro de Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, ha viajado hasta Ciudad de México para marcar en el mapa un espacio para el recuerdo de los españoles republicanos exiliados

Guardar
El ministro de Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres; el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, y por la directora general de Atención a las Víctimas y Promoción de Memoria Democrática, Zoraida Hijosa, han realizado una ofrenda floral en Parque España al presidente Lázaro Cárdenas, benefactor del exilio español. (Ministerio de Memoria)
El ministro de Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres; el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, y por la directora general de Atención a las Víctimas y Promoción de Memoria Democrática, Zoraida Hijosa, han realizado una ofrenda floral en Parque España al presidente Lázaro Cárdenas, benefactor del exilio español. (Ministerio de Memoria)

El Ateneo Español de México ha sido el primer Lugar de Memoria democrática declarado por el Gobierno español fuera de España. El ministro de Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres; el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, y la directora general de Atención a las Víctimas y Promoción de Memoria Democrática, Zoraida Hijosa, han viajado hasta Ciudad de México para marcar en el mapa un espacio para el recuerdo de los españoles, en este caso, el de los exiliados republicanos.

El artículo 51 de la Ley de Memoria Democrática, establece la creación del Inventario Estatal de Lugares de Memoria Democrática, como instrumento de publicidad y conocimiento de los mismos. El objetivo es conformar una relación de espacios, inmuebles o parajes en los que se han desarrollado hechos de singular relevancia para la memoria democrática.

El Ateneo, que cumple 75 años de vida, es un referente de la educación y la cultura españolas en el país. Este reconocimiento se enmarca en el programa de actos con motivo del 85º aniversario de la llegada a México del ‘Sinaia’, primer barco de refugiados republicanos que salieron de España durante la Guerra Civil. “El Ateneo Español buscaba un espacio de convivencia entre los propios exiliados y la cultura mexicana”, ha expresado el ministro. “Fueron varias las generaciones las que se encontraron en su seno, desde los propios exiliados hasta sus nietos y bisnietos, convirtiéndose en un depositario de la memoria del exilio, pero también de la cultura española de nueva creación”, ha añadido.

El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, en el reconocimiento al Ateneo Español de México. (Ministerio de Memoria Democrática)
El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, en el reconocimiento al Ateneo Español de México. (Ministerio de Memoria Democrática)

75 años de difusión de la cultura española

El Ateneo Español en México fue fundado en 1949 por exiliados españoles e intelectuales mexicanos con el fin de conservar y dar difusión a la memoria democrática del exilio republicano. Entre sus fundadores estaba Francisco Giner de los Ríos, que fue nombrado secretario en la primera junta directiva. “La labor del Ateneo Español de México no finalizó con la vuelta de la democracia en España en 1978, sino que ha seguido funcionando como un elemento aglutinador de la cultura española en México”, ha subrayado el ministro, que ha puesto en valor el hecho de que el Ateneo se convierta en el primer Lugar de Memoria reconocido fuera de España.

Homenaje a Lázaro Cárdenas y a “mamá grande”

La comitiva del Gobierno ha realizado, además, una ofrenda floral en Parque España, en el monumento del presidente Lázaro Cárdenas, benefactor del exilio español, no solo por la acogida de los barcos de republicanos, sino por el rescate de niños españoles.

“La labor de Cárdenas y su gobierno siempre estuvo en el corazón de los miles de exiliados que se marcharon a México bajo la protección de la esposa de Cárdenas, Amalia Solórzano, que para muchos se convirtió en la “mamá grande” del exilio republicano”, ha recordado Torres.

La delegación ha visitado, también, el Colegio Madrid, un centro creado en 1941 que ha trabajado desde esa fecha hasta la actualidad formando a hijos de exiliados españoles primero, y después a otros jóvenes mexicanos, con un modelo pedagógico que guarda relación con la política educativa de la Segunda República.