dimecres, 30 de gener de 2013

75 aniversario del bombardeo de San Felipe Neri.


María Torres / 30 enero 2013

  
La población de Barcelona fue, junto con la de Gernika y Madrid, una de las más castigadas por la aviación franquista y sus aliados. Barcelona fue la primera ciudad occidental bombardeada sistemáticamente durante casi dos años a pesar de encontrarse en posición de retaguardia y se convirtió en escenario de pruebas del bombardeo por saturación, que no tenía otro objetivo que causar el mayor número de víctimas posible.

El 30 de enero de 1938 era domingo. Los bombarderos de la Aviazione Legionaria delle Baleari partieron del aeródromo de Mallorca, a sólo media hora de vuelo de Barcelona. Alrededor de las nueve de la mañana sonaron las sirenas que avisaron a la población de un inminente bombardeo. Pasaban once minutos de las nueve cuando una bomba de 250 kilos rompió el silencio de la mañana en la Plaza de San Felipe Neri.