dijous, 12 de juliol de 2018

La familia de los hermanos Lapeña espera su exhumación en un plazo de diez días

https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2018/07/11/la-familia-los-hermanos-lapena-espera-exhumacion-plazo-diez-dias-1256814-300.html


Los hermanos, procedentes de Villarroya de la Sierre, fueron fusilados en 1936 por el bando nacional.

EfeSan Lorenzo de El EscorialActualizada 11/07/2018 a las 19:42

Los hermanos Lapeña fueron enterrados en el Valle de los Caídos.Afp

La exhumación de los restos de los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, fusilados en Calatayud y enterrados en el Valle de los Caídos, se hará en un plazo máximo de diez días, según han indicadofuentes de la familia.
Patrimonio Nacional ya adjudicó por algo más de 26.000 euros el contrato para llevar a cabo las obras para acceder al nivel 3 de la cripta adyacente a la Capilla del Santo Sepulcro del Valle de los Caídos, donde se presupone que están los restos de los hermanos Lapeña.
Los hermanos Manuel y Antonio Lapeña, procedentes de Villarroya de la Sierra (Zaragoza), fueron fusilados en 1936 por el bando nacional y pueden encontrarse con alta probabilidad en dicha cripta del Valle de los Caídos, según el auto de 30 de marzo de 2016 del Juzgado número 2 de Primera Instancia e Instrucción de San Lorenzo de El Escorial.
Las mismas fuentes han subrayado que esperan que en un plazo de "ocho o diez días" se puedan exhumar los cuerpos, aunque admiten que aún no han recibido "fecha concreta". No obstante, en ese plazo será cuando accedan al recinto los forenses del Consejo de Medicina Forense y decidirán si se pueden exhumar los cuerpos.
"Los acontecimientos se nos echan encima y por fin se va a poder hacer", han añadido.
Asimismo, la familia ha pedido la incorporación en los trabajos del experto forense Francisco Echeverría, aunque no han recibido respuesta por parte de las instituciones.

"No creo que lo hagan a escondidas y sin avisar, sería un error", ha explicado la familia, que tiene pensado viajar al Valle de los Caídos para comprobar los trabajos o para quedarse en la puerta si no les dejaran acceder al recinto.