dijous, 26 de març de 2015

Sólo les permitían salir en fotos para sus familiares si posaban con niños: La Memoria al servicio de la Justicia.


http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/03/solo-les-permitian-salir-en-fotos-para.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+TodosLosRostros+(TODOS+LOS+ROSTROS)


miércoles, 25 de marzo de 2015


Según la fuente de donde procede (muchas páginas, entre ellas el bloglacntenelexilio.blogspot.com) esta fotografía habría sido tomada en la prisión de San Miguel de los Reyes (Valencia). Los franquistas establecieron en este antiguo monasterio renacentista del siglo XVI un auténtico matadero de republicanos disidentes, donde durante largos periodos de postguerra se hacinaron simultáneamente hasta 4.000 antifranquistas, que eran sometidos al terror, las torturas, las sacas y los fusilamientos sistemáticos y paulatinos. Entrados los años 40, el régimen penitenciario fascista se relajó levísimamente, lo suficiente como para permitir muestras de sarcástica "magnanimidad" tales como las fugaces visitas de familiares durante las señaladas festividades religiosas de Reyes Magos y la Virgen de la Merced. Ya he hablado de ellas muchas veces y de la impagable oportunidad de obligado aprovechamiento por parte de los injustamente secuestrados para poder mandar una prueba de vida a sus familiares.

En la imagen, el 
cuarto por la derecha es Juan Gómez Casas, histórico militante anarquista, secretario general de las Juventudes Libertarias y del Comité Peninsular de la FAI, hombre de letras, articulista prolífico, traductor y prologuista el que posa junto con sus compañeros. El pie de foto originalmente en francés salió de una página gala hoy desaparecida, pero por otros sitios acratas (por ejemplo archivo-periodico.cnt.es/272oct2001/sindical/archivos/gs19.htm) sabemos que Gómez Casas fue condenado a 30 años de prisión, de los que cumplió 15 entre San Miguel de los Reyes, Ocaña y Burgos. Un abrazo, Juan, y un abrazo, compañeros desconocidos allá donde estéis.