dilluns, 30 de setembre de 2013

La macrobeatificación de Tarragona cava trincheras


http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/macrobeatificacion-tarragona-cava-trincheras-2699913


La polémica en torno al acto, solo religioso para unos y político para otros, evidencia la incapacidad para consolidar una memoria histórica común casi 70 años después

Domingo, 29 de septiembre del 2013 - 12:12h.ImprimirEnviar esta noticiaAumentar/ Reducir texto
Votos:
+0votar a favor
-0votar en contra
JOSEP SAURÍ / ESTHER CELMA / Barcelona / Tarragona
Casi siete décadas, y más de tres de ellas en democracia, no le han bastado a este país para consolidar una memoria histórica común. La controversia que arrecia en torno a la beatificación de 522 mártires de la Iglesia católica del siglo XX en España –en realidad de la guerra civil, con apenas un puñado de excepciones– muestra una vez más cuánto queda por hacer para que, en palabras de la historiadora Carme Molinero, «los conocimientos históricos se incorporen plenamente a la memoria pública a la luz de los valores democráticos». Para unos, el del próximo 13 de octubre en Tarragona va a ser un acto estrictamente religioso, de perdón y reconciliación, un homenaje a quienes dieron la vida por su fe. Para otros, será un acto eminentemente político y un insulto a la memoria de los vencidos. Todavía.
zoomDe izquierda a derecha, el secretario de la Conferencia Episcopal, J. A. Martínez Camino, el historiador Josep Sánchez Cervelló y el teólogo Francesc Torralba.
De izquierda a derecha, el secretario de la Conferencia Episcopal, J. A. Martínez Camino, el historiador Josep Sánchez Cervelló y el teólogo Francesc Torralba.
Las autoridades eclesiásticas lo ven muy claro. «Todo el mundo puede opinar lo que le parezca, pero la beatificación no va contra nadie. Es un momento de paz y de reconciliación. La gran lección de los mártires es el perdón», decía el jueves en rueda de prensa el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol. «Me parece que cuesta entenderlo, pero solo queremos honrar a quienes fueron víctimas de una persecución religiosa exclusivamente por su pertenencia a la Iglesia», añadió.
«Evitemos un equívoco, el de pensar que fueron combatientes; no, estaban en sus conventos, en sus iglesias y en sus casas y se les ofreció su libertad a cambio de renunciar a su fe. No murieron víctimas de una venganza, sino por amor a Jesucristo», remachó el secretario general de la Conferencia Episcopal EspañolaJuan Antonio Martínez Camino.
>>Lea la información completa sobre la polémica en torno a la macrobeatificación de Tarragona en e-Periódico

Cap comentari: