divendres, 1 d’abril de 2016

La Algaba elimina de su callejero al ‘torero fascista y asesino de jornaleros’ José García Carranza.


http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/la-algaba-elimina-de-su-callejero-al-torero-fascista-y-asesino-de-jornaleros-garcia-carranza/


El Pleno de la localidad sevillana ha aprobado la propuesta con los votos de PSOE, IU-Los Verdes y el grupo no adscrito, pero no el PP, cuya representante no ha asistido

ANDALUCESDIARIO.ES / 31 Mar 2016
José García Carranza 'El Algabeño'. // JOSÉ GARCÍA RODRÍGUEZJosé García Carranza 'El Algabeño'. // JOSÉ GARCÍA RODRÍGUEZ

El Pleno del municipio sevillano de La Algaba ha aprobado cambiar el nombre de la calle José García Carranza por el de calle de la Igualdad con el objetivo de eliminar “vestigios franquistas”.
Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, la propuesta ha sido aprobada con el voto favorable de PSOE, IU-Los Verdes y del grupo no adscrito, “no asistiendo a la sesión plenaria la representante del PP”. De este modo, La Algaba inicia una acción para borrar los “vestigios” de la dictadura franquista de las calles del municipio, dando cumplimiento no sólo a la Ley de Memoria Histórica, “sino a una obligación moral para cerrar heridas”.

En este sentido, el alcalde, Diego Manuel Agüera Piñero (PSOE), ha presentado esta propuesta para cambiar el nombre de Carranza, “un algabeño de temperamento violento y maneras intimidatorias, siendo un auténtico fascista que realizó el trabajo sucio formando parte del llamado ‘saneamiento de los campos’, buscando, acosando y asesinando a cuantos jornaleros les parecieran sospechosos de izquierdismo”.

Al respecto, y “dado los crímenes que García Carranza realizó”, justifica Diego Manuel Agüera Piñero, “es sobradamente necesario que se elimine, de una vez por todas, de los nombres que dan vida a nuestras calles”.

Con esta media, el Consistorio tiene como objetivo reivindicar “la igualdad” frente a los valores y principios del franquismo que mantuvieron a la sociedad “bajo una dictadura militar autoritaria, bajo una completa subordinación al caudillo, violando todos los derechos humanos”. En este sentido, se subraya la importancia del callejero y de la memoria.

El equipo de gobierno sostiene que los nombres de calles son sumamente importantes en un pueblo, al contribuir a la configuración de la memoria social y representar todo aquello que una sociedad considera relevante. En esencia, el plan quiere garantizar la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y persigue también la retirada de insignias y placas que exalten la sublevación militar o que homenajeen a golpistas e implicados en delitos de lesa humanidad.

Con este cambio, se inicia un procedimiento para borrar del callejero algabeño los nombres que se asignaron en su día “con el único propósito de enaltecer a asesinos, existiendo por parte del Ayuntamiento una clara voluntad política para construir una memoria oficial que se asemeje a la memoria social, reflejo de la sociedad de nuestro tiempo”.