dilluns, 16 d’abril de 2018

FOSA DE “CUBILLOS DEL ROJO”. Perfecto Peña Estrada y otros cuatro desaparecidos.


https://cronicasapiedefosa.wordpress.com/buscando-a-los-desaparecidos/



En ésta ocasión hemos realizado la investigación de campo conjuntamente con el compañero Josetxo Alvarez del blog amigo “Las Merindades en la Memoria”. 
La búsqueda de una fosa de personas asesinadas por los falangistas tras el golpe de estado militar del 18 de julio de 1936 nos ha llevado a los alrededores de Cubillos del Rojo, en Valdebezana (Burgos). La fosa se emplaza en la cuneta de la carretera nacional Logroño-Burgos nº 222 de Incinillas a Soncillo entre el kilómetro 550 y 551.
En Cubillos del Rojo los batallones italianos del CTV hicieron su campamento en los alrededores y dejaron contancia de su paso por el pueblo como demuestra el nombre de la plaza XIII de marzo con el emblema del fascio romano. Los fascistas lo rebautizaron y pusieron carteles con el nombre de Cubillos de las Jons en pleno frente de guerra, lugar donde se sentían cómodos y seguros para campar a sus anchas.
índice
Prueba de ello es el asesinato de 5 personas humildes, jornaleros del campo y algún maestro, entre los que se encontraba Perfecto Peña Estrada de 52 años.
Sus asesinatos, realizados de madrugada y junto a la carretera, fueron presenciados por un joven pastor oculto entre la vegetación, mudo por el terror.
Años después él mismo llevó al lugar a Ángel Otero Peña, nieto de Perfecto y le indicó el lugar donde les asesinaron y enterraron, además de relatarle su historia.
Hoy hemos recorrido ese lugar con Ángel, grabado el testimonio a pie de fosa y geolocalizado el lugar exacto donde aún pueden estar sus restos. Ahora toca hacer el informe con la localización, planos, mapas y el testimonio grabado en video para enviar a quien corresponda, para que la familia puede reclamar oficialmente su exhumación si procede.
También nos relató que le llegaron noticias por parte “vecinos de Cubillos” que los restos de los asesinados fueron exhumados días despúes y trasladados al cementerio del propio Cubillos del Rojo. Que los sacaron porque “se les veían las manos y los pies”, dejados a propósito por sus asesinos, para escarnio y “aviso” a los lugareños de lo que les podría suceder si no eran fieles a los nuevos amos de España.
Esta información le llegó tiempo después en cuando comenzó a hacer “preguntas embarazosas” por el pueblo, mientras el propio testigo del suceso le indicaba el lugar donde reposaban los cinco asesinados. Eso quiere decir que hay que contrastar y buscar información de su posible exhumación y enterramiento en el cementerio con pruebas documentales en los registros de enterramientos tanto civiles como religiosos.
Con toda la información recogida, la grabación en video de la entrevista, planos y mapas con la situación y geolocalización del lugar, no citado por motivos de seguridad, haremos un informe que entregaremos a quien corresponda. De ésta forma la familia pueda reclamar legal y oficialmente su exhumación su fuera posible.
También desde esta página lanzamos, conjuntamente con los compañeros del blog Las Merindades en La Memoria, una solicitud de ayuda y colaboración para encontar más información y testimonios sobre las demás posibles víctimas que se encuentran en esa fosa u otras cercanas, como las del Alto del Nevero, así como nombres y relatos de vida de las personas represaliadas del cercano Valle de Manzanedo como del de Valdebezana.
Compartimos la información publicada y recopilada por los compañeros del blog  sobre Perfecto Peña Estrada: https://lasmerindadesenlamemoria.wordpress.com/2017/11/01/fosa-de-cubilllos-del-rojo
PERFECTO PEÑA ESTRADA, era un jornalero, un agricultor natural de Lándraves (Valle de Valdebezana), nacido el año 1885. Estaba casado con  Amanda de la Peña y tenían  6 hijos (Rafael, Ramiro, Manolo, Eulalia, Rosa y Pito). Tenía 51 años cuando en 1936 vivía en Pradilla de Hoz de Arreba.
Fue detenido por un grupo de falangistas a las puertas de su casa y llevado por el camino de Vallengua a los bajos del ayuntamiento de Soncillo, en el centro del pueblo, en los que estaba el centro de detención, y donde lo recluyeron junto a otras 4 personas (Marcos,  Macario Bueno, Luis Martínez, Lorenzo Ruiz ).  Cuenta en “Pradilla, crónicas de un pueblo siglo XX”: El 11 de septiembre se llevaron a Soncillo a los ciudadanos: Marcos, Macario Bueno, Luis, Lorenzo y Perfecto. Los tres  (Luis, Lorenzo y Perfecto)  después de aguantar las palizas de los fascistas fueron asesinados en la Sierra de Cubillos, donde quedaron a merced de los animales. ¿Pudo ser el  11 de septiembre de 1936?
En Soncillo los detenidos fueron sometidos a apaleamientos y torturas hasta la mañana del día siguiente en que fueron subidos a un camión y llevados al las afueras de Cubillos.
Según el testigo, les hicieron bajar a los 5 del camión y le entregaron una pala a cada uno para obligarles a cavar unos hoyos en el suelo. Alguno de ellos, debido al miedo, echó a correr para huir, siendo abatido a unos metros del lugar de la ejecución y arrastrado hasta su hoyo. Posteriormente les hicieron colocar de espaldas a los agujeros para, seguidamente, ejecutarlos. Una vez caídos a los hoyos les dieron el tiro de gracia.
La mujer de Perfecto, Amanda de la Peña, subió a Soncillo al día siguiente con ropas y algo de comida para el marido. Preguntó reiteradamente por él hasta que una de las personas allí presentes le dijo que los habían matado a las afueras de Cubillos del Rojo.
La saña y venganza fascista no acabó con el asesinato. Posteriormente, les requisaron todas las pertenencias de la casa, ropa, ganado, alimentos, etc. Así, la esposa tuvo que marchar con los niños pequeños andando hacia el pueblo de Incinillas. Al cabo de algún tiempo, volvió de nuevo a Pradilla. Hacia 1950, Amanda de la Peña se trasladó con 4 de sus hijos a Argentina donde falleció.
Fotografías de Crónicas a pie de fosa excepto la de Perfecto Peña Estrada.

La imagen puede contener: una persona, de pie y exterior

La imagen puede contener: planta, exterior y naturaleza
La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior