dissabte, 30 de juny de 2018

La ARMH reclama un homenaje de Estado a las personas que lucharon contra el fascismo

https://www.nuevatribuna.es/articulo/espana/armh-homenajedeestado-lucharonalfascismo-memoriahistorica-franquismo-ddhh-reparacion-justicia-verdad/20180629130339153507.html



La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica exige a Pedro Sánchez políticas urgentes en materia histórica, para que "dejen de morir familiares de desaparecidos esperando al Estado".
La ARMH pide un homenaje de Estado a las personas que lucharon contra el fascismo, que la historia de todas esas personas y lo que les hicieron se refleje en los textos escolares o que se exija a la Fundación Franco la devolución de los miles de documentos que ha robado al Estado
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha registrado en presidencia un documento en el que le solicita al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, actuaciones en materia de recuperación de la memoria histórica y atención a las víctimas de la represión franquista y que ponga fin a la "inhumanidad con la que el Estado se ha comportado en cuarenta años de democracia al no responsabilizarse de buscar a las personas desaparecidas y garantizar a sus familias un derecho que en ningún caso se debería haber sustituido por subvenciones a exhumaciones", denuncian desde la ARMH. El colectivo entiende que no se puede justificar que el Gobierno de España "haya desatendido a personas que han sufrido el peor delito que se puede cometer contra un ser humano; una desaparición forzadaque consiste en detener ilegalmente a una persona, torturarla, asesinarla y esconder su cadáver para multiplicar el dolor y el terror de su familia, así como de su entorno social".
El documento que se ha presentado con carácter de urgencia es el avance de uno más completo que la asociación presentará en unas semanas y que extrae de la experiencia de llevar 17 años atendiendo a miles de familiares de represaliados por la dictadura franquista, cumpliendo una función que debería haber llevado a cabo el Estado.
Entre sus peticiones la ARMH exige un homenaje de Estado a todas las personas que lucharon contra el fascismo y se opusieron a la toma del poder mediante un golpe de Estado y a todas aquellas que se enfrentaron a la dictadura para que pudiera regresar la democracia en la que fueran elegidas en las urnas personas contrarias a sus ideas.
Denuncia la pasividad del Ministerio de Cultura en la recuperación de los miles de documentos que pertenecen al Estado y que han sido robados por la Fundación Franco. Pide que la Dirección de Derechos Humanos salga del organigrama del Ministerio de Asuntos Exteriores y deje de “aparentar” que sólo hay problemas con los DDHH fuera del Estado español cuando en su territorio hay 114.226 desaparecidos. También plantea que los libros de texto dejen de practicar "negacionismo mediante la ocultación de buena parte de la información acerca de la represión franquista" y de los hechos de quienes se enfrentaron a la dictadura. Incluso llega a pedir que se cambie el método de elección del Defensor del Pueblo, que como señaló el informe del Grupo de Trabajo contra la Desaparición Forzada e Involuntaria de la ONU, debe incorporar en su método de elección a ONGs y colectivos sociales que defienden atropellos del Estado en la garantía de los derechos fundamentales de la ciudadanía. 
El documento presentado por la asociación se antecede de una carta que hace especial énfasis en el paso del tiempo y en la falta de tiempo de muchos familiares de desaparecidos. Este es un párrafo de esa carta:
Desde que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica llevó a cabo la primera exhumación científica de una fosa de desaparecidos asesinados por pistoleros fascistas, hemos visto evaporarse la vida de muchos hijos e hijas que estaban esperando a un Estado que nunca llegó a atenderles. Hablamos de personas que han sufrido el mayor delito que se puede cometer contra un ser humano: una detención ilegal, seguida de torturas, el asesinato en cualquier cuneta y la ocultación del cadáver para que el dolor de las familias se multiplicara, se extendiera, se convirtiera en una parálisis emocional, social y política”.