dimecres, 30 de setembre de 2015

El Pavelló de la República acoge desde 1994 una biblioteca centrada la historia reciente de España, desde los años 30 a la transición.


http://www.elperiodico.com/es/noticias/horta-guinardo/memoria-historiador-4548445


UN CENTRO DE ESTILO VANGUARDISTA

Memoria de historiador

El Pavelló de la República acoge desde 1994 una biblioteca centrada la historia reciente de España, desde los años 30 a la transición El edificio es una réplica del construido en 1937



LUIS BENAVIDES / BARCELONA
MIÉRCOLES, 30 DE SEPTIEMBRE DEL 2015
5.000 metros de estanterías 8 Armarios compactos en la planta baja que permiten ganar espacio.
El edificio vanguardista situado en el número 34 de la avenida deCardenal Vidal i Barraquer, datado de 1992, es una réplica, casi exacta, del original, construido en 1937 por Josep Lluís Sert y Luis Lacasa para la exposición internacional de París. Sus 1.109 metros cuadrados acogen desde 1994 uno de los fondos bibliográficos más importantes sobre la segunda república española, la guerra civil, el franquismo, el exilio y la transición democrática.
Conocido como Pavelló de la República, esta biblioteca es uno de los 17 centros de recursos para el aprendizaje y la investigación (CRAI) de la Universitat de Barcelona (UB). "Este centro no depende directamente de la Facultad de Historia, que ya tiene su propia biblioteca. Se considera una biblioteca patrimonial y recibimos estudiantes universitarios, pero sobre todo investigadores", explica la jefa de la biblioteca, Lourdes Prades.

Fusión de varios fondos

En sus más cinco kilómetros lineales de estanterías se pueden encontrar más de 150.000 títulos entre libros y folletos. "Este CRAI fusiona, en 1993, los fondos del Centre d'Estudis Històrics Internacionals (CEHI) y la colección personal de Josep Maria Figueras. Y a partir de 1996, la Biblioteca del Pavelló de la República es una biblioteca más de la UB", subraya Prades, quien también destaca los más de 10.000 diarios y revistas en la hemeroteca, otros tantos carteles y más de 100 fondos de archivo.
"Recibimos muchas donaciones y, aunque tenemos armarios compactos, para ganar espacio, el edificio se ha quedado pequeño", cuenta Prades, quien descarta la ampliación del edificio por su singularidad.
El Pavelló de la República está abierto al público de lunes a viernes de 8 a 20 horas. En el ciberespacio, nunca cierra. "En internet se puede consultar nuestro blog, Pinterest y catálogo, y acceder a las llamadas exposiciones virtuales -cuenta Prades-, con videos y presentaciones interactivas. Se trata de difundir al máximo todo nuestro fondo".
Más allá del contenido, el edificio es una pieza única digna de recibir visitas de aquí y de allí. El colectivo El Globus Vermell se encarga de coordinar las visitas desde finales del 2013. Los interesados son, en su mayoría, universitarios o jubilados. "Algunos visitantes vienen con una opinión reticente sobre la arquitectura moderna y se sorprenden gratamente cuando descubren los motivos y principios en los que se basan", cuenta Laura Gómez, miembro del colectivo El Globus Vermell.
"El Pavelló de la República es un ejemplo perfecto de arquitectura propagandista. Con este edificio querían llamar la atención sobre la situación de España en el 1937", cuenta el arquitecto Rafael Gómez, profesor de la Universidad de Calgary, quien acompaña a un grupo de estudiantes de arquitectura canadienses de entre 21 y 25 años. "Estarán aquí tres meses y debían visitar este edificio, uno de los más interesantes por arquitectura e historia", añade.