dissabte, 3 d’octubre de 2015

Cárcel de Huelva: lugar de infamia, lugar de memoria, lugar de nada.


http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/carcel-de-huelva-lugar-de-infamia-lugar-de-memoria-lugar-de-nada/



MARÍA SERRANO / 3 Oct 2015
Estado de la antigua prisión, destino de muchos homosexuales condenados por el franquismo.Estado de la antigua prisión, destino de muchos homosexuales condenados por el franquismo.

La antigua prisión provincial de Huelva comenzó a funcionar a principios de los años treinta, al inicio de la Segunda República. Por ella pasaron presos políticos de la relevancia de Miguel Hernández durante la Guerra Civil. También Diego Valderas, ex coordinador andaluz de IU, estuvo preso de aquella cárcel en los estertores del franquismo y el comienzo de la Transición. Además fue una prisión marcada por la persecución del colectivo homosexual a lo largo de toda la dictadura franquista. El estado actual, tras su cierre a mediados de los años noventa, es de auténtico abandono. El Grupo Recuperando la Memoria Histórica Social de Andalucía de CGT Andalucía ha denunciado ante la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz este agravamiento, que ha sido calificado de “insulto a la memoria histórica colectiva y dejación y abandono del patrimonio público” tras haber sido declarado Lugar de la Memoria por parte de la Junta.

La cárcel de Huelva tuvo a los “homosexuales como ocupantes preferentes”. Este hecho fue reconocido en junio de 2005 por la propia Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Su directora Mercedes Gallizo colocó una placa en la que destacaba la “injusta condena por causa de una orientación afectiva diferente”.

Tal y como destaca el grupo de CGT, “el edificio dejó de usarse, definitivamente, un año más tarde (2006). Sin embargo, diez años antes los presos ya abandonaron sus celdas y fueron trasladados a otro edificio comenzando en aquella etapa negociaciones entre las instituciones que se han ido dilatando en el tiempo”. Esta falta de concreción ha provocado un grave problema en el edificio.

El periodista Rafael Moreno ha apuntado a andalucesdiario.es que la antigua prisión se encuentra en el centro histórico de la ciudad tras el crecimiento del núcleo urbano. “Es un edificio bastante céntrico y se encuentra en un estado lamentable lleno de ocupas”, aclara. Moreno ha afirma que esta situación ha sido provocada por “la pasividad de las administraciones que lo han llevado a este estado de completa dejadez”.

En noviembre de 2014 Diego Valderas, vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales señaló la antigua cárcel como Lugar de Memoria de Andalucía. Desde entonces, este espacio estuvo abandonado sin ningún tipo de vigilancia por parte de la administración andaluza. El comunicado destaca cómo “los responsables no vieron nada especial cuando decidieron señalar ese lugar, no asumiendo ningún tipo de responsabilidad en el mantenimiento de ese sitio tan especial, históricamente hablando”. Por ello se preguntan: “¿Levantaron acta del estado en que se encontraba para que ahora se puedan exigir responsabilidades e incluso actuar rápidamente?”.

La urgencia de la situación y las denuncias de los vecinos de los barrios colindantes han llevado a la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Huelva a exigir al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que adopte las medidas necesarias con carácter de urgencia para que se lleve a cabo una reparación de este edificio histórico e imprescindible para el memoria colectiva de la ciudad.