dissabte, 3 d’octubre de 2015

Localizados los primeros cadáveres en una de las fosas comunes de Paterna (Cádiz).


http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/2123262/localizados/los/primeros/cadaveres/una/las/fosas/comunes/paterna.html



Los familiares de algunos de los desaparecidos en 1936 aguardan a que lleguen las pruebas
JOSÉ MARÍA RUIZ PATERNA | ACTUALIZADO 02.10.2015 - 08:32
zoom
Uno de los testigos de la represión de 1936 en Paterna observa los restos localizados en una fosa común.
Los trabajos que coordina la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en el cementerio de Paterna de Rivera, ya han dado sus primeros resultados con la localización de una fosa común con cuatro cadáveres de hombres adultos. 

Unos trabajos que hoy visitará el director general de Memoria Democrática, Javier Giraldez, junto al alcalde de este municipio jandeño, Alfonso Caravaca, el arqueólogo Jesús Román, además de familiares y miembros de la Asociación de Memoria Histórica de Paterna de Rivera. 

Sobre esta localización el arqueólogo, Jesús Román ha apuntado que se trata de una fosa de dos metros de largo y uno de profundidad, que está pegada a lo que fue otro antiguo enterramiento, lo que podría haber alterado su contenido. En este sentido ha explicado que el trabajo de exhumación ha consistido en la localización y limpieza de los restos óseos que habrían sufrido la represión fascista. 

Román ha avanzado que han localizado un osario en el que podría haber restos de personas fusiladas en julio de 1936, aunque ahora hay que determinar sí pertenecen a una fosa común o son restos de otros enterramientos más recientes en el tiempo. También están inmersos en la localización de otras pequeñas fosas que estarían repartidas por el patio del camposanto paternero, según han detallado algunas personas que han perdido familiares y que creen que podrían estar enterrados ahí. 

Es el caso de Juan Luis Vega León, presidente de la Asociación de Memoria Histórica de Paterna, que junto a su padre, José Luis de 87 años, están siguiendo de cerca estos trabajos, ya que creen que podrían estar enterrados en una de esas fosas varios familiares suyos. Sus testimonios están guiando al arqueólogo, Jesús Román. 

Juan Luis Vega ha explicado que en Paterna se contabilizan 38 personas desaparecidas, entre ellos su abuelo Francisco Vega García, su abuela Catalina Sevillano y su tío José, que desaparecieron entre el 19 y 23 de julio de 1936. 

Vega, que lleva ocho años investigando la desaparición de sus familiares, recuerda que apareció en Paterna una columna de guardias civiles procedentes de Medina Sidonia. "Fueron casa por casa, deteniendo a sus moradores, y ejecutándolos de inmediato", así expone este vecino de Paterna que dieron muerte a 14 personas el día 23 de julio a las 23:00 horas. Un hecho que se conoce como "la noche de los tiros". 

Su abuela pudo evitar su localización en un primer momento, aunque el día 19 fue detenida. Al tener conocimiento su marido y su hermano que estaban escondidos en el campo, fueron a preguntar a la casa de su madre, Ana, donde fueron detenidos los dos. Desde entonces no se supo nada más de todos ellos, según se lamentabaJuan luis Vega. 

El responsable de estos trabajos de exhumación ha destacado que lo fundamental es la documentación, el tema histórico, que está coordinado por el historiador, José Luis Gutiérrez Molina. A lo que se suman testimonios orales y otra serie de documentos sobre la represión en este pueblo y que dicen qué podría haber dentro en este cementerio. 

Tras las catas realizadas en 2014 se dio con la fosa que ahora se está localizando en extensión. Posteriormente los antropólogos extraerán los restos, estudiarán individualmente cada caso, determinarán sexo, edad, patología, y seguramente signos de violencia, para concluir con la toma de muestras de ADN a los cuerpos y a los familiares para poderlos cruzar. A los que se tiene certeza que son familiares de las personas que podrían estar enterradas en esas fosas. 

Según los plazos con los que se trabaja, las exhumaciones pueden durar poco más de un mes, mientras que los resultados de las pruebas de ADN podrían tardar entre un año o año y medio en conocerse. 

Sobre si entre los restos localizados, o los próximos por localizar, estarían los restos de María Silva La Libertaria, el arqueólogo Jesús Román, no asegura que pudieran estar ahí, ya que basándose en los estudios de José Luis Gutiérrez Molina, en esas fosas se contabiliza un total de cinco mujeres de Paterna que fueron represaliadas. En este sentido ha explicado que "yo no puedo decir que esté o no esté, ya que las fuentes documentales hablan de diferentes localizaciones del entierro de María Silva". 

Jesús Román apunta que "estamos buscando a los represaliados de Paterna, y puede que no sean ni de esta población, ya que el tipo de represión que se dio en estas zonas, era la forma de quitarlos de en medio, ya no solo era hacerlos desaparecer físicamente, si no que los familiares tampoco supieran donde estaban, con lo cual pueden ser gente de Medina o Arcos, que son las poblaciones cercanas".