dissabte, 19 de setembre de 2015

El bombardeo de Almería por los alemanes. Varios autores y fuentes.


http://www.andalucia.cc/adn/0298doc.htm

EL BOMBARDEO DE ALMERIA POR LOS ALEMANES
Durante la Guerra Civil
    (José Manuel de Molina). El bombardeo de Almería por una flota alemana durante la Guerra Civil Española es sin duda un nefasto episodio mucho menos conocido que el bombardeo de Guernica, y aunque por desgracia el bombardeo de la ciudad vasca causó muchas más víctimas, no tan grande fue la diferencia en su importancia y repercusión internacional.
    Almería desde el comienzo de la terrible contienda temía los ataques de los rebeldes franquistas, durante el cerco a Málaga en Febrero de 1937 y especialmente tras su caída en manos "nacionales", Almería sufrió numerosos bombardeos tanto aéreos como navales. Sin embargo el episodio que ahora recojo se remonta al 29 de Mayo de 1.937, este día el acorazado de bolsillo alemán Deutschland fue atacado por dos aviones republicanos en aguas de Ibiza, muriendo una veintena de marineros y setenta y dos fueron heridos. Según Hugh Thomas los republicanos confundieron al Deutschland con el Canarias, ya que no estaba en la zona de control alemán sino en el francés, y no guardaba la distancia mínima de 10 millas respecto a la costa que se había acordado. El gobierno republicano por su parte alegó que el buque alemán disparó primero contra los aviones españoles que contestaron el ataque.
    La noticia del incidente provocó la ira de Hitler que llegó incluso a plantearse declarar la guerra a la II República Española, finalmente se impuso la serenidad y "sólo" acordaron una acción de represalia contra una ciudad española. Se pensó en una ciudad abierta geográficamente, sin defensas militares de importancia y que no fuera Barcelona o Valencia para evitar demasiado eco internacional. Así las cosas y como Almería estaba dentro de la zona de control marítimo alemán, se ordena que al amanecer del día 31 de Mayo se atacara la ciudad. El comunicado del comandante militar de Almería al Ministerio de Defensa republicano narró así los hechos:
    "Sobre las 5,30 de la madrugada fui avisado de que por la parte de Cartagena venían un acorazado y cuatro destructores de nacionalidad alemana. A las 5,45 los buques ponían proa hacia este puerto, señalándose una distancia de 20.000 metros. Los barcos continuaron avanzando y a una distancia de 12 kilómetros, aproximadamente, observada por telémetro desde las baterías de costa, rompieron el fuego sin notificación o aviso sobre la población de Almería, sin perseguir dentro de ella objetivo alguno concreto, pues sembraron de proyectiles todo el casco de la ciudad, calculándose unos doscientos los disparos hechos.
    La batería de costa contestó al fuego de la escuadra, la cual se alejó lanzando una columna de humo. El observatorio de la batería distinguió perfectamente los colores de la bandera alemana de los buques agresores.
    Estos hicieron si entrada por Cabo de Gata hasta la altura de Roquetas, donde viraron para acercarse a Almería, poniéndose en línea de combate y cruzando la bahía.
    Al retirarse lo hicieron también por Cabo de Gata rumbo a Levante. Se han derrumbado varios edificios, habiendo muertos y heridos, cuyo número no se puede todavía fijar. En este momento comienzan las labores de desescombro (...)
    "
    Los navíos utilizados en el ataque fueron el acorazado de bolsillo Admiral Scheer y los destructores Albatros, Leopard, Seeadler y Lluchs. El bombardeo duró treinta minutos sin interrupción y otros diez con intervalos de dos minutos. En cuanto a las calles y lugares más afectados podemos destacar Pescadería, el Parque, la zona de las Almadravillas, la Avenida de la República (actual Paseo de Almería) y sus calles adyacentes, el barrio de la Plaza de Toros ... En general, el ataque se extendió a toda la ciudad. Entre los edificios dañados, citemos la Catedral, la Iglesia de San Sebastián, la sede de la Cruz Roja, la rotonda del Banco Español de Crédito, la Estación ferroviaria y el local del diario ugetista almeriense "Adelante".
    En cuanto a víctimas y aunque diversas fuentes varían su número, podemos cifrar el número de muertos en treinta y uno, mientras que el de heridos resulta incalculable.
    Tras la venganza alemana se produjo una oleada de protestas internacionales. El ministro de Defensa Indalecio Prieto propuso atacar la flota alemana, aunque eso llevaría a un enfrentamiento abierto con Alemania (o quizás por esa razón). Azaña y la influencia rusa hicieron fracasar la propuesta. El presidente de la República llegó a manifestar:
    "Hay que evitar que el Deutschland se convierta en nuestro Maine".

    QUIROSA-CHEYROUZE Y MUÑOZ. Rafael. "Almería Bombardeada". La Guerra Civil Española 1936-1939. Diario IDEAL. Granada 1986

Incidente del Deutschland (1937)

Incidente del "Deutschland"
Panzerschiff Deutschland in 1936.jpg
El Deutschland en 1936.

Fecha29 de mayo de 1937
LugarAntepuerto de Ibiza (España)
Beligerantes
Bandera de España República EspañolaBandera de Alemania Alemania nazi
Fuerzas en combate
Aviación Republicana
• 2 bombarderos Tupolev SB-2
Kriegsmarine
• 1 Acorazado de bolsillo
Bajas
-• 1 acorazado dañado
• 31 muertos
• 74 heridos
[editar datos en Wikidata]
El denominado Incidente del "Deutschland" ocurrió el 29 de mayo de 1937, durante la Guerra Civil Española, cuando unos bombarderos "Katiuskas" de la Fuerzas Aéreas de la República Española (FARE) atacaron al acorazado alemán Deutschland que estaba fondeado en el Antepuerto de Ibiza.
Los aviadores afirmaron a su vuelta que creían estar atacando a uno de los mayores barcos de guerra franquista, el crucero Canarias, aunque pronto fueron conscientes de que se trataba del Deutschland. El buque alemán, que incumplía flagrantemente la normativa del Comité de No Intervención de permanecer a un mínimo de diez millas de la costa española, resultó seriamente averiado por las bombas, y se registraron más de treinta muertos y setenta heridos entre sus tripulantes.1 El incidente acabó provocando, en represalia, el Bombardeo de Almería por parte de varios buques de la Kriegsmarine y estuvo a punto de desembocar en una guerra abierta entre la República Española y la Alemania nazi.2

Antecedentes[editar]

A principios de 1937 el Comité de No Intervención con sede en Londres había establecido un sistema de control naval para que no llegaran armas a ninguno de los dos bandos contendientes en la Guerra Civil Española, lo que de hecho significaba que la República tendría más problemas para obtenerlas, al contrario del bando sublevado en el que Italia fascista y la Alemania nazi continuaron con sus suministros regulares y con el fortalecimiento de la Aviación Legionaria, cuya sede principal era Mallorca, y la Legión Cóndor respectivamente. En el reparto de las costas españolas a alemanes e italianos les había correspondido la costa oriental mediterránea, pero las autoridades republicanas tenían constancia de que los barcos italianos y alemanes asignados al control naval estaban colaborando abiertamente con los "nacionales" informándoles de los movimientos de la flota republicana y de los barcos mercantes que se dirigían a los puertos republicanos. Estos barcos ya habían bombardeado los puertos de Barcelona y de Valencia y un submarino "desconocido" (que al final se supo que era italiano) había torpedeado el crucero Miguel de Cervantes. En dos ocasiones, al menos, los buques de guerra republicanos había realizado con éxito algunas maniobras de ataque simulado contra barcos alemanes para que se alejaran de los puertos de Valencia y Cartagena.3 En este contexto es el que se produce la notificación del gobierno de laRepública a Italia y Alemania de que el puerto de Palma de Mallorca no estaba abierto para visitas de buques extranjeros que pudiesen emplearlo para descargar material de guerra.
A finales de mayo de 1937 bombarderos republicanos Katiuska recién llegados de la Unión Soviéticarealizaron una serie de bombardeos sobre Palma de Mallorca e Ibiza, alcanzando a algunos buques de las patrullas de control. El 26 de mayo de 1937 en un ataque realizado sobre la bahía de Palma de Mallorca por cinco Katiuskas una bomba de 100 kg cayó sobre el crucero auxiliar italiano "Barletta", causando la muerte de seis oficiales y numerosos heridos.4
El patrullero alemán Albatross que al parecer también estaba en el puerto de Palma no fue alcanzado,5pero los alemanes amenazaron con represalias si se repetían ataques similares.6

Los hechos[editar]


Tupolev SB-2 en museo de la Fuerza Aérea Rusa.
Al tener conocimiento de lo que había sucedido en la bahía de Palma, una flotilla alemana encabezada por elacorazado de bolsillo Deutschland pusiera rumbo a Ibiza, donde fondearon al atardecer del 29 de mayo. Poco después dos bombarderos de alta velocidad Tupolev SB-2 (Katiuska) republicanos bombardearon elDeutschland causando 22 muertos y 83 heridos (9 de los cuales murieron poco después) y el buque fue gravemente dañado. El Deutchsland se hizo a la mar inmediatamente en dirección al estrecho de Gibraltar junto con su gemelo el Almirante Scheer.4
Los dos Katiuskas con base en Los Alcázares habían despegado para perseguir una flotilla de la armada rebelde que estaba operando en el Mediterráneo, entre los que se encontraba el crucero Canarias. Según el entonces coronel Lacalle, testigo del despegue, un grupo de esos bombarderos, tripulados al completo por soviéticos, tomó rumbo hacia las Baleares. Poco después volvieron y uno de ellos dio una pasada a muy baja cota, moviendo las alas, por lo que, una vez el avión en tierra, Lacalle se dirige hacia él en su coche. La tripulación rusa le dice que han bombardeado al Canarias. Al parecer las dos tripulaciones vieron al buque fondeado en el antepuerto de Ibiza y disparándoles con su artillería antiaérea. El primer avión lanzó sus bombas, que cayeron al agua cerca de la amura de estribor. El segundo dio una primera pasada y en una segunda lanzó sus bombas, una de las cuales impactó cerca de la chimenea y la otra cerca de la proa. Pero el buque que recibió los impactos no era el crucero Canarias, sino el acorazado alemán Deutschland. Según Hugh Thomas hubo 31 muertos y 74 heridos, y las bombas fueron lanzadas por el avión cuyo observador era G. Livinski, pilotado según otras fuentes por Nikolai Ostryakov.5 1
Los telegramas enviados por Voroshilov, jefe de la escuadra de bombardeos "Katiuska", a los tres máximos asesores soviéticos destacados en España, confirman que el bombardeo del Deutschland fue una confusión.7

Reacciones: el bombardeo de Almería[editar]

Indalecio Prieto intentó justificar el bombardeo diciendo que los Katiuskas eran aviones de reconocimiento y que fueron atacados antes por el acorazado alemán.5 Unos días después el gobierno español comunica que el bombardeo del Deutschland fue llevado a cabo por los pilotos José Arcega Nájera yLeocadio Mendiola. La justificación fue que los aviadores republicanos habían confundido al acorazado Deutschland con el Crucero Canarias, ya que aquél navío no se encontraba en su zona de control y disparó primero contra los aviones españoles. Se supone que esta versión se hizo para no comprometer al gobierno soviético, que en ese momento no deseaba entrar en una guerra con Alemania.5
"Estos incidentes motivaron unas notas de protesta por parte de Italia y Alemania, que amenzaron con retirarse de las patrullas de control naval".8 Alemania eItalia también dejaron de acudir a las reuniones del comité de no intervención.6
Hitler estaba furioso y su primera orden fue bombardear el puerto de Valencia como represalia, pero altos cargos nazis le convencieron para que el ataque fuera sobre un puerto de menor relevancia. Se decidió entonces que el crucero de bolsillo Almirante Scheer y los destructores Albatros, Luchs, Seedler y Leopart bombardearan el puerto de Almería.9 No parece que Hitler se planteara en ningún momento declarar la guerra a la Segunda República Española, como se ha llegado a afirmar.10
Ya existía una cierta cantidad de buques de la Kriegsmarine alemana en el Mar Mediterráneo haciendo misiones de apoyo de suministros al bando sublevado, por lo cual no fue difícil reunir una fuerza naval alemana contra las costas españolas. Los mencionados buques fueron ordenados para dirigirse a su objetivo, y se situaron ante Almería poco después del amanecer del 31 de mayo de 1937, el bombardeo alemán empezó a las 7:29 de ese día, abriendo fuego contra las baterías de costa, el puerto, las instalaciones portuarias y cualquier barco que se encontrase en el puerto, llegando a dispararse 200 rondas de proyectiles varios. El bombardeo de Almería por la flota alemana se saldó con varias decenas de muertos, 55 heridos y 35 edificios destruidos. Al revés de los sucedido semanas antes en Guernica con los aviones de la Legion Cóndor, los buques alemanes en ningún momento ocultaron su nacionalidad, ni pretendieron actuar como apoyo subordinado al bando nacional, sino como fuerza naval que ejecutaba órdenes directas del III Reich.
El bombardeo duró casi una hora y los 275 disparos que se efectuaron, 94 de ellos con cañones de 280 mílimetros, cayeron sobre la ciudad, sin que las baterías de costa pudieran hacer nada porque sus cañones no tenían alcance suficiente para llegar hasta donde se encontraba la flotilla alemana. Toda la ciudad de Almería se vio afectada y entre los edificios dañados se encontraban la catedral de Almería, la iglesia de San Sebastián, dos hoteles, un banco, el mercado, la escuela de artes, la estación de ferrocarril, el ayuntamiento y la sede de la Cruz Roja internacional. 31 personas murieron en el bombardeo.11
El bombardeo de Almería, que se había producido abiertamente (exhibiendo el pabellón alemán), llegó a ser considerado como motivo suficiente para que la República Española declarara la guerra a Alemania, en tanto el gobierno nazi lanzaba una agresión por su propia cuenta contra uno de los bandos de la guerra civil. Esta posición fue defendida por el coronel Rojo e Indalecio Prieto, considerando que involucrar a Alemania en la guerra española causaría la inevitable generalización del conflicto a toda Europa: si Alemania entrase en guerra contra el bando republicano se esperaba que Gran BretañaFrancia y laURSS quedarían forzadas a intervenir en defensa de la España republicana, la cual, en opinión de Indalecio Prieto, debería ofrecer a cambio concesiones en el Marruecos español.
Concretamente lo que propuso Indalecio Prieto, ministro de Defensa, en la reunión urgente que mantuvo el gobierno republicano en su sede de Valencia fue que los aviones republicanos localizaran y bombardearan a la flotilla alemana que acababa de bombardear Almería, aunque eso supusiera la entrada de Alemania en la guerra. Por este último motivo la propuesta fue rechazada por el presidente del gobierno Juan Negrín, apoyado por los ministros comunistas, y por el propio presidente de la República, Manuel Azaña.11
Frente a Prieto se impuso la postura de Juan Negrín en contra de tornar la contienda española en germen de una guerra europea, sospechando que Gran Bretaña y Francia podrían inclusive mantener su política de apaciguamiento hacia Hitler hasta extremos de negar apoyo a la República Española. Los nacionalistas vascos y catalanes también se opusieron a la idea pues no deseaban una internacionalización del conflicto. El PCE también opinó en contra, en tanto la URSS no estaba dispuesta a entrar en guerra contra Alemania sólo por causa de España; el propio presidente Manuel Azaña rechazó el proyecto, temiendo que ocasionase sólo más muertes y destrucciones en suelo español.2
Las protestas del gobierno de la República por el bombardeo de Almería se cursaron por vía diplomática. Pero eso "no cambió en nada la postura de las potencias democráticas: Francia e Inglaterra eran partidarias de la moderación para que el conflicto español no se extendiese. Dieron por zanjado el incidente".11

Referencias[editar]

  1. ↑ Saltar a:a b
    una escuadrilla de bombarderos rápidos republicanos Tupolev SB-2, los llamados Katiuska, tripulados por pilotos soviéticos, partió de la base de Los Alcázares , en Murcia, y bombardeó un gran buque de guerra fondeado en las proximidades de Ibiza. Los aviadores afirmaron a su vuelta que creían estar atacando a uno de los mayores barcos de guerra franquista, el crucero Canarias. Sin embargo, se trataba de un acorazado de bolsillo alemán, el Deutschland. El barco, que incumplía la normativa del Comité de No Intervención de permanecer a un mínimo de diez millas de la costa española, resultó seriamente averiado por las bombas, y se registraron más de treinta muertos y setenta heridos entre sus tripulantes.
  2. ↑ Saltar a:a b Jorge Martínez ReverteGuerra contra Hitler. Documentos inéditos prueban que el coronel Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor de la República, propuso al gobierno de Negrín que provocara una guerra con la Alemania nazi, El País, 18 de octubre de 2008; Avance de un libro que va a titularse El arte de matar, a publicar en el año 2009.
  3. Volver arriba Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). p. 93. Falta el |título= (ayuda)
  4. ↑ Saltar a:a b Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). p. 94. «En esta misma operación varias bombas cayeron en la Comandancia de Marina, la Junta de Obras del Puerto y las dependencias de Sanidad Marítima, sin causar víctimas, aunque destrozaron un hidro y hundieron el velero Cala Mayor». Falta el |título= (ayuda)
  5. ↑ Saltar a:a b c d Bombardeo del Deutschland (en inglés) ]
  6. ↑ Saltar a:a b La segunda República y la guerra: (tomo XVII) de Luis Suárez FernándezOctavio Ruiz Manjón-Cabeza, p. 488. Disponible en Google Books
  7. Volver arriba Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). pp. 94–95. Falta el |título= (ayuda)
  8. Volver arriba Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). p. 95. Falta el |título= (ayuda)
  9. Volver arriba Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). pp. 95–96. Falta el |título= (ayuda)
  10. Volver arriba El Bombardeo de Almería por los alemanes
  11. ↑ Saltar a:a b c Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). p. 96. Falta el |título= (ayuda)

Bibliografía[editar]

  • Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). España en llamas. La guerra civil desde el aire. Madrid: Temas de Hoy. ISBN 84-8460-302-4.

Enlaces externos

https://es.wikipedia.org/wiki/Bombardeo_de_Almer%C3%ADa

Bombardeo de Almería

Bombardeo de Almería
Guerra Civil Española
Admiral Scheer in Gibraltar.jpg
El Admiral Scheer fondeado en Gibraltar, principal buque de guerra implicado en el bombardeo de la ciudad.
Fecha31 de mayo de 1937
LugarAlmería, (España)
Coordenadas36°50′00″N 2°27′00″OCoordenadas36°50′00″N 2°27′00″O (mapa)
ResultadoGraves daños en la ciudad.
Beligerantes
Flag of Spain (1931 - 1939).svg República EspañolaBandera de Alemania Alemania nazi
Comandantes
-Bandera de Alemania Adolf Hitler1
Fuerzas en combate
-Kriegsmarine
• 1 Acorazado de Bolsillo2
• 4 Destructores
Bajas
19 muertos2
55 heridos
35 edificios destruidos
-
[editar datos en Wikidata]
El Bombardeo de Almería fue una acción militar ocurrida el 31 de mayo de 1937, durante la Guerra Civil Española, efectuado en respuesta por un bombardeo gubernamental del Acorazado de bolsillo Deutschland, ocurrido éste dos días antes en el antepuerto de Ibiza. Hitler dio órdenes de bombardear la ciudad andaluza como venganza por dicha acción.

Antecedentes: El Incidente del Deutschland[editar]

El gobierno de la República había notificado a Italia y Alemania que el puerto de Palma de Mallorca no estaba abierto para visitas de buques extranjeros que pudiesen emplearlo para descargar material de guerra. El 24 de mayo de 1937 el buque italiano "Barletta", amarrado en Palma de Mallorca, fue atacado por aviones republicanos, sufriendo 6 bajas. El 26 el patrullero alemán Albatross también fue atacado.3Los alemanes protestaron por este ataque y amenazaron con represalias si se repetían ataques similares.4
El 29 de mayo de 1937, una escuadrilla de bombarderos republicanos Tupolev SB-2 (Katiuskas) despegan para perseguir una flotilla de la armada rebelde que estaba operando en el Mediterráneo, entre los que se encontraba el crucero Canarias. Poco después volvieron dos aviones y la tripulación rusa de uno de ellos dijo que habían bombardeado al Canarias. Al parecer las tripulaciones vieron al buque fondeado cerca de Ibiza y disparándoles con su artillería antiaérea. El primer avión lanzó sus bombas, que fallaron; El segundo dio una primera pasada y en una segunda lanzó sus bombas, una de las cuales impactó cerca de la chimenea y la otra cerca de la proa. Pero el buque que recibió los impactos no era el crucero Canarias, sino el crucero alemán Deutschland. El buque sufrió graves daños materiales y hubo 31 muertos y 74 heridos; Las bombas fueron lanzadas por el avión cuyo observador era G. Livinski, pilotado según otras fuentes por Nikolai Ostryakov.3 5
A pesar de la larga polémica en torno a este ataque, el buque alemán incumplía la normativa del Comité de No Intervención de permanecer a un mínimo de diez millas de la costa española y estaba presente en la zona de patrulla naval francesa.6

Bombardeo alemán[editar]

Al ser informado sobre el suceso y la muerte de tantos alemanes, Hitler montó en cólera y el ministro alemán de Asuntos Exteriores necesitó seis horas para tratar de calmarle.7 Debido a la excitación, Hitler ordenó el bombardeo de Valencia (sede del gobierno) como contrapartida por este ataque; Tras ser aconsejado por sus asesores militares, decidió el bombardeo de Almería, al ser una ciudad sin defensas militares de importancia así como para evitar un gran eco internacional. Por otro lado, Almería se encontraba dentro de la zona de control marítimo alemán.8
En la madrugada del 31 de mayo, los alemanes se tomaron la venganza. El acorazado de bolsillo Admiral Scheer apareció junto a cuatro destructores alemanes: el AlbatrosLeopardSeeadler y Lluchs.7 A las 7:29 de la mañana abrieron fuego contra las baterías de costa, las instalaciones portuarias y cualquier barco que se encontrase en el puerto. La escuadra alemana realizó en total unos 200 disparos, antes de retirarse ante la creciente actividad de las baterías costeras republicanas;8 Finalmente, se saldó con 19 muertos, 55 heridos y 35 edificios destruidos.7Investigaciones más recientes sitúan el número de muertos en 31.9 Al revés de los sucedido semanas antes en Guernica con los aviones de la Legion Cóndor, los buques alemanes en ningún momento ocultaron su nacionalidad, ni pretendieron actuar como apoyo subordinado al bando nacional, sino como fuerza naval que ejecutaba órdenes directas del III Reich.
El bombardeo duró casi una hora y los 275 disparos que se efectuaron, 94 de ellos con cañones de 280 mílimetros, cayeron sobre la ciudad, sin que las baterías de costa pudieran hacer nada porque sus cañones no tenían alcance suficiente para llegar hasta donde se encontraba la flotilla alemana. Toda la ciudad de Almería se vio afectada y entre los edificios dañados se encontraban la catedral de Almería, la iglesia de San Sebastián, dos hoteles, un banco, el mercado, la escuela de artes, la estación de ferrocarril, el ayuntamiento y la sede de la Cruz Roja internacional.9

Reacciones ante el bombardeo[editar]

El consejo de ministros de la República se reunió en Valencia, donde Prieto (Ministro de Defensa Nacional) propuso que la República bombardeara a la flota alemana en el Mediterráneo.10 Sin duda, aquello podía provocar una guerra mundial, reconoció, pero el riesgo valía la pena.11 Negrín respondió, cautelosamente, que habría que consultar con el Presidente de la República, Azaña, consultando también los ministros comunistas con Moscú. En este sentido, los dirigentes soviéticos se mostraron totalmente contrarios a un conflicto con Alemania,12 de la misma manera que se mostró Azaña: Hemos de evitar que el Deutschland se convierta en nuestro Maine....13
Al final se impuso la postura de Juan Negrín en contra de tornar la contienda española en germen de una guerra europea, sospechando que Gran Bretaña y Francia podrían inclusive mantener su política de apaciguamiento hacia Hitler hasta extremos de negar apoyo a la República Española. Los nacionalistasvascos y catalanes también se opusieron a la idea pues no deseaban una internacionalización del conflicto. El PCE también opinó en contra, en tanto laURSS no estaba dispuesta a entrar en guerra contra Alemania sólo por causa de España; el propio presidente Manuel Azaña rechazó el proyecto, temiendo que ocasionase sólo más muertes y destrucciones en suelo español.14
Las protestas del gobierno de la República por el bombardeo de Almería sólo se cursaron por vía diplomática. Pero eso "no cambió en nada la postura de las potencias democráticas: Francia e Inglaterra eran partidarias de la moderación para que el conflicto español no se extendiese. Dieron por zanjado el incidente".9
Aunque el ataque a Almería desencadenó numerosas condenas entre la opinión pública internacional, ninguna acción seria se tomó por parte de los gobiernos de las democracias occidentales (Gran Bretaña, Francia y EE.UU.). Gran Bretaña, a través de su embajador en Berlín (sir Neville Henderson), trató de apaciguar a los alemanes de que no hicieran el favor a los rojos de convertir la situación internacional española en una guerra mundial.15

Consecuencias[editar]

Vista del interior de las galerías de los refugios subterráneos de Almería.
Debido a la negativa de la mayoría del gobierno a responder el ataque alemán por las impredecibles consecuencias que ello acarreaba, el Incidente del Deutschland fue olvidado. Por otro lado, Alemania resolvió retirarse de las patrullas navales hasta que recibiera garantías contra la repetición de estos incidentes, como también haría Italia en su apoyo.16

Refugios subterráneos de Almería[editar]

Antes del bombardeo alemán la ciudad de Almería ya había sufrido algunos bombardeos, pero ninguno de tanta intensidad. Por ello, en 1937 fueron construidas para refugio de la población unas galerías subterráneas, diseñadas por el arquitecto Guillermo Langle.17 Utilizando inusitadas técnicas de minería, Langle construyó cuatro kilómetros y medio de túneles que podían dar protección al 90% de una población de unos 45.000 habitantes. Lo infrecuente de la iniciativa y la eficacia y magnitud de la obra han hecho que se reconsidere la importancia cultural e histórica de estos refugios, que hoy día pueden visitarse en la capital almeriense.18

Bibliografía[editar]

  • Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). España en llamas. La guerra civil desde el aire. Madrid: Temas de Hoy. ISBN 84-8460-302-4.
  • Thomas, Hugh (1976). Historia de la Guerra Civil Española. Barcelona: Círculo de Lectores. ISBN 84-226-0873-1.

Referencias[editar]

  1. Volver arriba Considerando que la decisión de bombardear Almería fue tomada por él mismo, se le considera el comandante máximo por parte alemana.
  2. ↑ Saltar a:a b Hugh Thomas, p. 740
  3. ↑ Saltar a:a b Bombardeo del Deutschland (en inglés)
  4. Volver arriba La segunda República y la guerra: (tomo XVII) de Luis Suárez Fernández, Octavio Ruiz Manjón-Cabeza Pág 488. Disponible en Google Books
  5. Volver arriba
    una escuadrilla de bombarderos rápidos republicanos Tupolev SB-2, los llamados Katiuska, tripulados por pilotos soviéticos, partió de la base de Los Alcázares, en Murcia, y bombardeó un gran buque de guerra fondeado en las proximidades de Ibiza. Los aviadores afirmaron a su vuelta que creían estar atacando a uno de los mayores barcos de guerra franquista, el crucero Canarias. Sin embargo, se trataba de un acorazado de bolsillo alemán, el Deutschland. El barco resultó seriamente averiado por las bombas, y se registraron más de treinta muertos y setenta heridos entre sus tripulantes.
  6. Volver arriba Hugh Thomas, pág. 738
  7. ↑ Saltar a:a b c Hugh Thomas, pág. 740
  8. ↑ Saltar a:a b Andalucía Comunidad Cultural. «EL BOMBARDEO DE ALMERIA POR LOS ALEMANES». Consultado el 16 de noviembre de 2010.
  9. ↑ Saltar a:a b c Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). p. 96. Falta el |título= (ayuda)
  10. Volver arriba Jorge Martínez ReverteGuerra contra Hitler. Documentos inéditos prueban que el coronel Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor de la República, propuso al Gobierno de Negrín que provocara una guerra con la Alemania nazi, El País, 18/10/2008; avance de un libro que va a titularse El arte de matar, a publicar en el año 2009.
  11. Volver arriba Hugh Thomas, p.741
  12. Volver arriba Hugh Thomas, p. 741
  13. Volver arriba Manuel Azaña, Obras Completas, pp. 611-613
  14. Volver arriba Jorge Martínez ReverteGuerra contra Hitler. Documentos inéditos prueban que el coronel Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor de la República, propuso al gobierno de Negrín que provocara una guerra con la Alemania nazi, El País, 18 de octubre de 2008; Avance de un libro que va a titularse El arte de matar, a publicar en el año 2009.
  15. Volver arriba Documents of German Foreign Policy 1918-1945, Tercer volumen de la Serie D, pág. 299
  16. Volver arriba Hugh Thomas, p. 740
  17. Volver arriba M. J. López Díaz (9 de enero de 2007). El País (periódico), ed. «Almería potencia sus refugios antiaéreos como reclamo turístico». Consultado el 24 de septiembre de 2009.
  18. Volver arriba El bombardeo de Almería: el día que los nazis se cebaron con los andaluces
_______________________

http://florentinoareneros.blogspot.com.es/2012/09/el-bombardeo-de-almeria-por-la-escuadra.html

https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=bombardeo%20almeria

________________________________

A las 7:29 del 31 de mayo de 1937, la Armada nazi cometió una de sus grandes tropelías en el puerto de Almería, tras un fuerte enfado del mismísimo führer





El acozado Scheer, fondeado en Gibraltar. (CC)
AUTOR
FECHA26.07.2014 – 05:00 H.
TAGS
·        GUERRA
·        HITLER
·        GUERRA CIVIL
·        VICENTE ROJO
·        HISTORIA
Aferrarse al odio es como tomar veneno y esperar que la otra persona muera.
Buda
Abierta ya la mañana, una escuadrilla de rápidos bombarderos republicanos Tupolev, los llamados Katiuska, tripulados por pilotos soviéticos, partió de la base de Los Alcázares, en Murcia, y bombardeó con acertada precisión un gran buque de guerra fondeado en el antepuerto de Ibiza. Los aviadores afirmarían a su vuelta haber atacado a uno de los mayores barcos de guerra franquistas, probablemente al crucero Canarias. Un error de apreciación por parte de la fuerza aérea republicana degeneró en una escalada de represalias por parte alemana, que pudieron llegar a convertirse en una mayor implicación, más allá de los suministros que aportaban regularmente a las fuerzas golpistas. La duda estaba presente en toda su lacerante incertidumbre. Alemania podría entrometerse más a fondo en la Guerra Civil española.
El barco en cuestión se trataba de un acorazado de bolsillo alemán, el Deutschland, que incumplía la normativa del Comité de No Intervención de permanecer a un mínimo de diez millas de la costa española. La nave resultaría seriamente averiada por las bombas de cien kilos de estos fiables aviones rusos, y sus expertos pilotos se aplicarían a fondo en el ataque registrándose más de treinta muertos y setenta heridos entre sus tripulantes, casi todos ellos en el momento del ataque, reunidos en el comedor.

El barco en cuestión se trataba de un acorazado de bolsillo alemán, el Deutschland, que incumplía la normativa del Comité de No Intervención

Hitler estaba colérico por esta ofensa y su primera intención fue bombardear el puerto de Valencia (capital provisional de la república) como represalia, pero los gerifaltes nazis le convencerían para que el ataque fuera sobre un puerto de menor relevancia. Se tomó entonces la decisión de que el crucero de bolsillo Almirante Scheer y cuatro destructores de última generación, el Albatros, Luchs, Seedler y Leopard bombardearan el prácticamente indefenso puerto de Almería.

Una inmisericorde sesión de horror
Había un gran trajín de buques de la Kriegsmarine alemana en el Mar Mediterráneo en misiones de apoyo de suministros al bando sublevado, por lo que no fue difícil reunir una fuerza naval apropiada para atacar a la ya debilitada república. A los citados buques se les ordenó dirigirse a su objetivo, para lo que se situaron ante Almería poco después del amanecer del 31 de mayo de 1937. Una sesión de horror aplicaría el Gran Lobo Feroz a la indefensa población andaluza.

El inmisericorde bombardeo alemán empezó a las 7:29 de ese día, abriendo fuego contra las baterías de costa, el puerto y sus instalaciones y cualquier barco que se encontrase dentro de él o en la bahía. Más de 200 rondas de proyectiles sembraban, con su mensaje de muerte, incendios por doquier. El bombardeo de Almería por la flota alemana se saldó con medio centenar de muertos, 55 heridos y mas de cincuenta edificios destruidos. Al contrario de lo sucedido semanas antes en Guernica, con la Legión Cóndor, los buques alemanes en ningún momento ocultaron su nacionalidad, ni pretendieron actuar como apoyo subordinado a los golpistas, sino como fuerza naval independiente del mando de los llamados “nacionales”.

Francia e Inglaterra no estaban para sobresaltos y elevarían unas quejas diplomáticas muy descafeinadas

Este hecho de armas contra la población civil sería muy contestado en su momento por la vesania aplicada en él. Pero la realidad era otra, Francia e Inglaterra no estaban para sobresaltos y elevarían unas quejas diplomáticas muy descafeinadas. Quiso la “providencia” que la cosa no fuera a mayores.
En aquellos duros momentos para la república, tanto el ministro de Defensa como el laureado coronel (y más tarde general), Vicente Rojo, eran partidarios de lanzar un órdago a la grande y pisar el acelerador dando una respuesta contundente a los alemanes. Rojo y sus colaboradores acatarían con disciplina, no exenta de decepción, la decisión del consejo de ministros en el que se perdería una ocasión única para los intereses republicanos. Negrín, Azaña, los comunistas (por intereses obvios) y los nacionalistas, votarían en contra de esta huida hacia adelante. Aun a sabiendas de su manifiesta inferioridad pero con una clara inspiración estratégica, buscaban la implicación de Francia e Inglaterra, lo que de haber ocurrido, habría dado un aliento de esperanza a un país en llamas, colocándonos al lado de las democracias más desarrolladas.


Vista del interior de las galerías de los refugios subterráneos de Almería. (Schumi4ever/CC)



Lamentablemente no fue así, y una larga y asfixiante noche de cuarenta años nos privó de la necesaria luz para estar entre las naciones más avanzadas.

Cuatrocientas toneladas de cemento y miles de voluntarios operaron el milagro que a su conclusión podría albergar en condiciones razonables hasta 35.000 personas

Las autoridades republicanas, ante la avalancha de refugiados procedentes de Málaga (alrededor de 150.000), fugitivos de la miseria y del hambre que pare el mal vientre de la guerra, del constante asedio de la aviación alemana que por aire machacaba a aquellos huérfanos de un Diós ajeno a su sufrimiento, con los barcos italianos y la marina de guerra franquista ametrallándolos sin concesiones y los repetidos bombardeos de la ciudad, por otra parte sin ningún valor estratégico, pero al tiempo muy vulnerable, decidieron construir bajo la dirección del arquitecto Guillermo Langle una larga red de túneles para proteger a la población. Todas las fuerzas políticas, sindicales, civiles y militares, se volcaron en la construcción de los cuatro kilómetros y medio financiados íntegramente por el Banco de Bilbao que adelantó dos millones de pesetas para la compra de materiales y el pago de algunos jornales, cantidad jamás recuperada dada la quiebra permanente del gobierno. Cuatrocientas toneladas de cemento y miles de voluntarios operaron el milagro que a su conclusión podría albergar en condiciones razonables hasta 35.000 personas, aproximadamente la mitad de la población almeriense, si incluimos la población flotante del momento.

Almería sería bombardeada indiscriminadamente hasta en 52 ocasiones por no haber secundado la sublevación franquista. La defensas soterradas, hoy restauradas, son un estremecedor recordatorio y una obra casi faraónica, excavada a una profundidad media de 10 metros, con 67 accesos, almacenes y un hospital perfectamente equipado, básicamente, una obra diseñada para espantar el horror. Su muñidor, el arquitecto Langle tomaría la decisión de llevar a cabo esta colosal construcción, tras rescatar de los escombros del primer bombardeo de la ciudad, los restos de una famélica madre embarazada de otra vida truncada, una niña que al parecer se iba a llamar Paz. Toda una ironía.


______________________________________

http://elsocialistadigital.es/cultura/memoria-historica/item/1705-el-bombardeo-de-almeria.html



Efectos del bombardeo sobre una vivienda de Almería, 31 de mayo de 1937. Efectos del bombardeo sobre una vivienda de Almería, 31 de mayo de 1937.
A finales de 1937 la ciudad de Almería sufrió un bombardeo naval por parte del acorazado alemán Deutschland. Dicho navío había sufrido un ataque el día 29 de mayo por parte de dos aviones republicanos en las aguas de Ibiza, matando a 24 marineros y produciendo 72 heridos.
El gobierno de la República explicó que, realmente, había sido una respuesta de los aviones a un ataque previo de los alemanes. Estos hechos provocaron que Hitler ordenara que se tomaran represalias. Franco dirigió un telegrama de solidaridad a Hitler. Además, el día 31 de mayo se desarrolló una manifestación en Salamanca, el mismo día de las represalias sobre Almería, en solidaridad con Alemania.
La víctima de las represalias fue la ciudad de Almería, fiel a la República. En el ataque murieron una treintena de personas, la mayor parte de ellos obreros. Además, hubo 150 heridos y se destruyeron unos 200 edificios. El ataque duró unos tres cuartos de hora y se lanzaron unos 200 obuses.
En el año 2008 se estrena el documental "Bombas y olvidos. Almería 1937", donde se relatan estos hechos y se da voz a los testigos supervivientes del bombardeo nazi sobre la ciudad andaluza. El documental ha sido realizado por Manuel Berlanga. Todos estos hechos han sido estudiados por Sofía Rodríguez López y Óscar Rodríguez Barreira.
Este bombardeo es mucho menos conocido que el de Gernika, de ahí que se hablara de "bombas y olvido".