dissabte, 24 de novembre de 2012

Un informe sobre Paracuellos detalla el número de presos fusilados e identifica a quienes firmaron los traslados.

http://buscameenelciclodelavida.blogspot.com.es/2012/11/un-informe-sobre-paracuellos-detalla-el.html







Cerca de 1.500 presos salieron de cárceles madrileñas entre el 6 y el 7 de noviembre de 1936. Un total de 196 reclusos llegaron a las prisiones donde tenían que ser trasladados. La documentación del alemán Schlayer, vinculado al bando nacional, no menciona a Carrillo.

 
 

PATRICIA CAMPELO - 09/10/2012           

“Desde el sábado 7 por la mañana hasta el domingo a mediodía han sido sacados de las prisiones de Madrid unos 1.500 presos escogidos, militares y personas de apellidos conocidos y distinguidos”. Todo lo que vio e investigó el diplomático Félix Schlayer lo dejó plasmado en su libro de memorias, una publicación en la que trató de huir de cualquier atisbo de propaganda, tal vez para minorar la orientación cercana al nazismo que tenía y que provocó su expulsión del Madrid republicano. El informe original sobre Paracuellos que Schlayer firmó para Cruz Roja Internacional se encuentra en el archivo histórico de la organización en Ginebra y es una pieza más de la documentación que reunió sobre la represión en Madrid.

El documento, fechado el 17 de noviembre de 1936, es una minuciosa descripción de las horas previas y posteriores a la matanza en Paracuellos del Jarama el fin de semana del 6 y 7 de noviembre del mismo año. La primera parte del escrito detalla el número de presos que había en cada una de las tres prisiones madrileñas: Ventas, San Antón y la cárcel Modelo, así como los destinos a donde deberían haber llegado los reclusos tras su traslado. Se temía por la caída de Madrid a manos de las tropas franquistas que avanzaban hacia la capital, por lo que las autoridades republicanas decidieron evacuar a los internos. La distribución por cárceles era de 970 hombres en la Modelo, 360 en la de San Antón –según los listados a los que accedió- y 150 en Ventas. La última cifra, según Schlayer, sin confirmar por la propia penitenciaria. Del total de 1.295 presos, llegaron a salvo a la Casa del Trabajo de Alcalá de Henares 196: once, de la cárcel Modelo; 120, de San Antón y 65, de Ventas.

La diferencia entre salir por la mañana de prisión y hacerlo por la tarde marcó el destino de 240 internos. Según un listado nominal que Schlayer halló en Alcalá, los más de dos centenares de confinados que salieron de San Antón la mañana del sábado 7 de noviembre no llegaron nunca a su destino. Sí lo hicieron, sin embargo, los 120 hombres que abandonaron el mismo penal en dos autobuses por la tarde. A la misma ciudad llegaron también los procedentes de la cárcel Modelo: once en total, de los 970 que de allí salieron con destino Valencia. A la capital del Turia no llegó ninguno.

“Los presos de la cárcel de Ventas estaban destinados en parte a Alcalá, en parte al penal de Chinchilla”. “A Alcalá han llegado 65; a Chinchilla ninguno, según afirmó ayer el director del penal por teléfono a la Cruz Roja”, indica Schlayer en su informe. De la cárcel de General Porlier no hay reseña alguna, según el diplomático quien, asimismo, añade que los confinados en esa prisión tenían como destino Chinchilla “pero allí no había llegado ninguno”. 


Zanjas en ‘los cuatro pinos’

“Los presos ‘trasladados’ fueron llevados a un sitio llamado ‘los cuatro pinos’, al lado derecho de la carretera de Barajas a Cobeña, en el término de Paracuellos del Jarama donde, al lado izquierdo de la carretera, entre ésta y el río Jarama, he visto yo mismo anteayer caballones de tierra recién levantada que llegan desde la carretera hasta el río en varias hileras que cubren los cadáveres de, lo menos, 700 presos asesinados allí mismo donde, al parecer, había ya zanjas abiertas a propósito”.

Schlayer aseguró haber visto también otros montones frescos de tierra en una pendiente al lado del cementerio de Barajas, donde supuso que había un grupo menor de fusilados.
Los presos que salieron de las prisiones madrileñas el domingo 8 de noviembre “fueron llevados a Soto de Aldovea” y, según “referencias fidedignas” que Schlayer no concreta fueron fusilados unos 500 internos.

El que fuera cónsul de la legación noruega en Madrid aseveró en su informe haber visto la orden de entrega y traslado de los presos firmada por el subdirector de Seguridad: Girauta. “Sin embargo, la orden la dio el director general Manuel Muñoz en la noche del 6 al 7, antes de su huida a Valencia”, manifiesta Schlayer, que en ningún momento menciona a Santiago Carrillo en su informe sobre Paracuellos.

La salida de los presos pudo verse aplazada bajo responsabilidad del director general de la cárcel Modelo y del subdirector de seguridad con el objetivo de atenuar las consecuencias de la catástrofe. Pero, según el informe, “los elementos encargados de realizar el transporte se negaron basándose en la orden del director Muñoz”. Los "elementos” a los que se refiere eran policías del Gobierno afectos a la brigada de investigación García Atadell, según aclara él mismo.

Entre los testimonios de Félix Schlayer se encuentran milicianos voluntarios que custodiaban la Modelo y que fueron reclutados para ir "a tirar" porque "había poco tiempo para matar a tantos", según testimonio incluido en el informe. Los voluntarios contaron su experiencia a dos presos que estaban de "escribientes" en una de las galerías de la cárcel Modelo y que Schlayer protegió en su delegación a posteriori.

El alemán que protegió a los franquistas

Schlayer, de nacionalidad alemana, era el encargado de negocios de la embajada noruega. En ausencia del embajador, ocupó el puesto de cónsul y utilizó la sede de la legación para alojar a varias decenas de franquistas con el objetivo de salvarles la vida. Y es que hasta que el gobierno republicano retomó el control de la situación y organizó la resistencia, los asesinatos en la zona republicana se cometían con asiduidad.



  •  



--
Publicado por María Torres para Búscame en el ciclo de la vida el 11/24/2012 10:00:00 p.m.

MAUTHAUSEN El Convoy de los 927 Españoles Víctimas del Holocausto Nazi



Homenaje a las Víctimas del fascismo. Sevilla, 24-N, 2012

http://www.flickr.com/photos/nombresporcuna/8215032098/in/photostream


photo


Éxito de participación en el "Homenaje a las víctimas del fascismo" ceberado hoy 24-N en Sevilla. Un auditorio repleto de gente y unas charlas y emotividades insustituibles. Paco Moreno, historiador, Luis Naranjo, Director General de M.Demo
crática, Miguel A. Muga, jurista y Francisco Martínez "Quico", antiguo guerrillero leonés, nos deleitaron con sus palabras. Moderó el periodista y cuasi poeta, Ezequiel Martínez, ese magnífico profesional de "Tierra y Mar". Gracias a tod@s por honrar a las víctimas del fascismo como se merecen.

Presentación de la Asociación “La Comuna, Presxs del Franquismo” en la Agrupación Socialista de Chamartín.


https://www.facebook.com/events/132095196943038/?context=create

Evento público · De Eduardo Montagut Contreras


  • Os invitamos a participar en el acto de presentación de la Asociación “La Comuna, Presxs del Franquismo” que pretende recuperar la memoria viva contra la impunidad del franquismo.



    Dicho acto tendrá lugar el jueves 29 de noviembre, a las 19:30 horas, en la sede de la Agrupación, en el cual aprovecharemos además para abordar el proceso de querella abierta contra la impunidad del periodo de la dictadura.



    Esperando contar con vuestra asistencia recibid un saludo

Acto Homenaje y traslado de los 28 Fusilados por el franquismo de la Sauceda.


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=367490330010151&set=a.333812833377901.77719.100002475616836&type=1&theater

Estimados Compañeros, Familiares, Amigos, Voluntarios y Colaboradores.

Estais invitados al Acto Homenaje y traslado de los 28 Fusilados por el franquismo, de la Sauceda, exhumados en el cortijo del Marrufo durante este verano. 

Este acto se realizará en el Cementerio de la Sauceda el dia 1 de Diciembre a las doce del medio dia.


Maestros leoneses, carne de cañón


http://politica.elpais.com/politica/2012/11/23/actualidad/1353702344_075242.html


Josefina García, de 100 años, pasó casi la mitad de su vida en México, adonde huyó con su padre tras el fusilamiento de su hermano a principios de la Guerra Civil

Josefina García muestra una fotografía de su padre, Mariano, con el que se exilió en México tras la Guerra Civil. / NORBERTO CABEZAS
Salió de su casa con lo puesto, en mitad de la noche, al monte, caminando por el reguero para no dejar pisadas en la nieve. Josefina García tenía aquella madrugada de 1936, 24 años. No volvería a su hogar, en Truébano de Babia (León), hasta los 47, y de visita. El pasado marzo cumplió un siglo y ha pasado casi una vida entera desde aquella huida, pero el miedo de verdad se pega a la memoria como un traje de buzo al cuerpo. No ha olvidado un detalle.
Los falangistas acababan de fusilar a su hermano, Justiniano, el único varón entre siete chicas. “Lo mataron de los primeros, por ser de izquierdas. Vinieron a buscarle, se lo llevaron en un camión con otros hombres y no le vimos más”, recuerda. “Estaban matando a mucha gente. Maestros no dejaban ni a uno”. Y esa era, precisamente, la profesión de Josefina y de su padre, Mariano. Carne de cañón. Él huyó primero. Se escondió con otros maestros en un pajar de Taverga (Asturias). No supo que a su mujer la habían metido en la cárcel por no querer revelar dónde estaba hasta que su hija se reunió con él en aquel pajar y se lo contó. Josefina había estado llevándole comida a su madre a la prisión: tres kilómetros a pie cada día. Cuando pidió permiso para ir a ver a su tía, también presa, en otro pueblo, en el cuartel pensaron que era una espía. Y decidió huir antes de intentar dar las explicaciones que a tantos otros no les habían servido de nada.
Josefina, cuarta por la izquierda, con sus padres y cuatro de sus hermanas antes de la guerra.
Asturias fue solo la primera parada. “La guerra nos fue llevando. Fuimos a Cataluña, donde dimos clases de castellano a los que solo hablaban catalán y temían problemas. Y después, a Francia. Me quedé con las ganas de ver París”, dice aún con verdadero fastidio. “Me invitó una amiga francesa, pero no pude ir por la razón más tonta. ¡No tenía ropa interior! Solo tenía una muda y cuando la lavaba tenía que estar todo el día en cama esperando a que secara”.
La huida continuó. Terminaron en México porque así se lo aconsejó a la familia de Félix Gordón Ordás, natural de León, entonces embajador español en México. Se lo explicaba el tío de Josefina, Elías, en una carta el 14 de marzo de 1939 al embajador mexicano en París, Narciso Bassols, rescatada ahora del Acervo Histórico Diplomático de la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana. David Rubio, sobrino nieto de Josefina, se la lee —no le falla la memoria, pero sí la vista— y ella recuerda enseguida que si terminaron en México fue por aquel consejo de quien terminaría siendo el presidente del Gobierno de la República en el exilio. “Si no, habría sido cualquier otro país. Lo importante era salir. Si nos hubiéramos quedado en España, a mi padre lo habrían matado con toda seguridad y a mí quizá también”. El 13 de julio de 1939, ella, su padre, su tío y sus primas zarparon de Puillac (Burdeos) rumbo a México. Les acompañaban 2.000 españoles que huían de lo mismo y viajaban, como ellos, con lo puesto.
“Yo nunca había visto el mar. Lo vi por primera vez desde aquel barco”, recuerda. Su padre escribió un diario a bordo que David recuperó y publicó en el Diario de León: “Al subir nos dijeron que retrasásemos nuestros relojes 30 minutos cada uno de los 14 días que pasáramos a bordo y que así estaría en hora cuando atracáramos en Veracruz”, escribió en sus primeras líneas. La hora le inquietaría durante muchas páginas. “Me carcome la curiosidad de saber si será cierto que mi reloj marcará la hora mexicana una vez ponga el pie en tierra...”.
Mariano escribía mucho sobre su hija. “Estoy preocupado y orgulloso de ella a partes iguales. Ha perdido mucho peso (...) No soporta ni la nostalgia de nuestra familia, ni, supongo, la ausencia del novio que debió dejar en Truébano y por el que no quiero preguntarle...” —Se llamaba Pepe. “Era muy guapo. No nos pudimos ni despedir”, lamenta Josefina—. “Josefa se preocupa por mí a todas horas. Creo que me acompaña por miedo a que me ocurra algo, para cuidar a su padre, un viejo maestro de casi 70 años al que, en lugar de la jubilación, le ha llegado el exilio...”. El 27 de julio llegaron a México. “Las cinco marcaba mi reloj, exactamente la misma hora que todos los relojes de Veracruz”, escribió sorprendido Mariano en su diario. Se adaptaron pronto. “Todo funcionaba con la mordida. Me apunté a clases para aprender a manejar (conducir) —a Josefina aún se le escapan palabras en mexicano y sigue respondiendo al teléfono con un exótico ¿Bueno?—, y el primer día me dijeron que si les daba cien pesos, me daban el carné. ‘¡Pero si no sé nada!’, les dije. Les daba igual”.
El Comité de Ayuda a los Españoles les dio dinero, ropa y un puesto de trabajo en un pueblo llamado Roque para formar a profesores rurales. “¡Nos preguntaban cómo habíamos llegado desde España, si a pie o a caballo!”, recuerda Josefina entre risas.
Luego se reunieron en México DF con el resto de la familia y otros que se incorporaron a ella. “Fuera de tu país, los españoles somos familia”, explica. También hizo un amigo famoso. “Conocí a Plácido Domingo. Cantábamos rancheras y él tocaba el piano”.
Josefina recuerda que a su padre le extrañaba ver a las mexicanas esperar a sus maridos en las fábricas. Pensó que eran mucho más agradables que las españolas hasta que un día, hablando con una, averiguó la verdad: iban para interceptarles y que no se gastaran el jornal en la taberna. Josefina volvió a España en 1959: “Mi madre me dijo que a los hijos que están fuera, siempre se les quiere más”. Y en 1986, definitivamente. Estaba un poco cansada de los terremotos de México y del picante, al que nunca se acostumbró.

Federación Foros 24/11/12.



Porque fueron, somos. Porque somos, serán
Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, 17-11-2012- 18/11/12
Nota de prensa, Vídeo y Galería fotográfica de la concentración celebrada el 17-N en la entrada del Valle de Cuelgamuros
Inauguración de “La Casa Tricolor”
Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, - 17/11/12
Sede en Madrid de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, y de Republicanos. GALERÍA FOTOGRÁFICA
CUENCA: Otoño Republicano 2012
Ciudadanos por la República, de Cuenca, - 12/11/12
23 y 29 de Noviembre. Con la participación de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, entre otras organizaciones
SEVILLA: Homenaje a las víctimas del golpe, la represión y la dictadura fascista
- 4/11/12
24 de noviembre. Complejo Educativo Pino Montano de Sevilla