dissabte, 13 d’abril de 2019

REPÚBLICA: LA DEMOCRACIA FRENTE A LA BARBARIE. Episodio I - Yo viví la República

https://especiales.publico.es/historias-para-no-leer/republica/760623/episodio-i-yo-vivi-la-republica?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=web

https://especiales.publico.es/historias-para-no-leer/republica/760623/episodio-i-yo-vivi-la-republica?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=web

12 DE ABRIL DE 2019
Primer capítulo de la serie “República: La democracia frente a la barbarie” en el que entrevistamos a personas que vivieron la II República y sobrevivieron a la Guerra Civil. Conoceremos la historia de Paquita, vecina madrileña de 94 años, que nos narra cómo fueron la escuela republicana y los bombardeos durante la guerra en el centro de la capital. También nos cuenta su historia Ángeles, miliciana asturiana de 100 años, militante de las JSU, que recuerda cómo festejó en la calle junto a su madre la llegada de la II República y la Revolución del 34 en Asturias, por la que mataron a su hermano. Una vida bajo las balas y las bombas en el frente del norte. Desde Asturias bajamos hasta Córdoba para escuchar a Rafael, jornalero de 105 años que desfiló a caballo frente a Manuel Azaña el día que le nombraron presidente. Militante comunista desde muy joven, vivió en Palma de Mallorca la sublevación fascista mientras hacía la mili. Para finalizar, volvemos a Madrid para conocer a Teresa, vecina de 93 años que vivió la II República y la Guerra Civil en su casa junto a la Gran Vía hasta que una bomba la incendió. Sus padres la mandaron a Catalunya, huyendo del horror de la Guerra pero, como nos cuenta, no ha dejado de llorar desde entonces.

Se busca a Alfonso López Quera: nueva intervención en una fosa del franquismo en el cementerio viejo de Cádiz


https://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/Alfonso-Lopez-intervencion-franquismo-Cadiz-memoria_0_880162244.html


Se busca a Alfonso López Quera. 40 años de edad. Casado con Concepción Lluch, tienen dos hijos: Miguel y Concepción. De profesión, practicante. Trabaja para la Beneficencia Municipal en Cádiz. Masón y republicano. Ha sido capturado por los golpistas. Y sigue desaparecido. Desde 1936.
La entrada, que sería una nota de búsqueda, tenía final marcado: los franquistas tirotearon a Alfonso en los alrededores de la plaza de toros gaditana. Enterraron el cadáver el 31 de agosto del 36 en el cementerio de San José, en el patio 3ª línea San Mateo, fila 2, tumba 9, lugar 2º, según la documentación conservada.
Justo en ese lugar el trabajo del equipo arqueológico ha finalizado con el hallazgo de "restos con signos de violencia". Ahora esperan que el ADN certifique el proceso de identificación. Y que la familia de Alfonso López Quera pueda recuperar sus huesos para darles un entierro digno.
La exhumación ha sido asumida por el Ayuntamiento de Cádiz junto a laPlataforma Memoria Histórica de Cádiz con recursos propios, aprovechando la autorización otorgada por la Junta de Andalucía antes de las elecciones.

"Vamos a seguir", dicen las víctimas

Andalucía es la región más castigada por el franquismo. La masacre deja cifras como las que recoge el Mapa de Fosas de la Junta: al menos 45.566 víctimas enterradas en 708 fosas comunes.
Alfonso López Quera.
Alfonso López Quera.
La tarea de búsqueda ha sido realizada en la tumba donde enterraron a Alfonso López, según los archivos del camposanto, como ha desvelado el trabajo del historiador José Luis Gutiérrez Molina. Ahí se ha abierto la tierra, con el trabajo del arqueólogo municipal del Ayuntamiento gaditano, José Gener, y voluntarios de la Plataforma Memoria Histórica de Cádiz. El informe final cuenta con el aporte del antropólogo forense Juan Manuel Guijo Mauri.
Y todos esperan que las muestras genéticas hablen. Porque las víctimas, dicen, no se van a rendir. "Vamos a seguir trabajando, vamos a seguir exhumando, como siempre, porque las víctimas no vamos a parar, tengamos a la Junta de Andalucía al lado o enfrente", resume en conversación con eldiario.es Andalucía el portavoz del colectivo memorialista, Antonio Chico.
La labor arqueológica alcanzó la cota donde, según los indicios, estaban los huesos de López Quero. "A unos cuatro metros de profundidad", dicen. Queda que la ciencia certifique, ponga nombre y apellidos a los huesos del esposo de Concepción, padre de Miguel y Concepción, el practicante que trabajaba para la Beneficencia Municipal de Cádiz y que los golpistas ejecutaron por sus ideas.

El "interés añadido" de la exhumación

La intervención arqueológica en el antiguo cementerio gaditano ha sido realizada "a petición de sus familiares", como apuntaba en un comunicado el grupo de trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (RMHSA-CGT.A), que forma parte de la Plataforma Memoria Histórica de Cádiz. "De todas formas, debemos mantener la prudencia hasta que las correspondientes pruebas de ADN confirmen, como esperamos por las evidencias documentales e informaciones familiares disponibles, que se trata de los restos de López Quera", sostienen.
"Esta exhumación tiene un interés añadido", expone RMHSA-CGT.A. "Se trata de la segunda que se realiza una vez que se ha comprobado que en varias de las sepulturas que, hasta ahora, se consideraban vaciadas hace décadas no es así, sino que los represaliados enterrados en los lugares más profundos continúan en ella", explican.
Fosas del franquismo en el cementerio viejo de Cádiz. | JUAN MIGUEL BAQUERO
Fosas del franquismo en el cementerio viejo de Cádiz. | JUAN MIGUEL BAQUERO
"Hace unos meses fueron recuperados los cadáveres de dos de ellos" y a raíz de esto "los técnicos municipales y la Plataforma realizaron una revisión de los enterramientos hasta ahora desechados". El resultado, subrayan, "fue que hasta 37 personas represaliadas pueden seguir estando en sus sepulturas".
Uno de ellos es Alfonso López Quera. Nació en Salamanca en 1896 y estudió en la Universidad de Sevilla. Trabajó en la compañía inglesa de las minas de Río Tinto y llegó a Cádiz en 1925. En la ciudad gaditana perteneció a la logia ‘Fermín Salvochea’. Tenía el sobrenombre de 'Nicola'. El término, que proviene del griego, significa 'victoria del pueblo'.
El 28 de agosto del 36 "fue detenido por orden de las autoridades militares sublevadas", según la documentación conservada. Los golpistas consideraban a Alfonso "izquierdista". El día 29 ingresó en la cárcel provincial. El 30 recibió la muerte a tiros y acabó cubierto de tierra.
Ahora sus descendientes, hijos y nietos, piden recuperar sus restos óseos para ofrecerle un entierro digno. Para cerrar el círculo de la desaparición forzada y ejercer su derecho al duelo. Esperan que sus huesos aparezcan allí donde los buscan.

Se buscan

La Plataforma Memoria Histórica de Cádiz hace público el listado de 37 personas ejecutadas por los franquistas, y que estarían sepultados en el cementerio de San José, "con la finalidad de divulgar sus nombres para contactar con los familiares que pudieran estar interesados".
[*Fallecido (Fecha de inhumación)]
Aleo Carrasco, Rafael (12/10/1936)
Arteaga Jiménez, Juan Luis (18/09/1936)
Bouza Vega, Francisco (30/09/1936)
Cebada Soto, José (20/09/1936)
Curti Martínez, Augusto (02/09/1936)
Díaz Díaz, José (30/04/1937)
Díaz Molina, José (18/12/1936)
Fernández Moreno, Diego (18/12/1936)
García Peña, Bartolomé (01/10/1936)
Gautier Flores, Manuel (25/10/1936)
Gutiérrez Braña, José (28/09/1936)
Guzmán Martínez, Pedro (08/03/1937)
Hernández Herrera, José (29/11/1936)
López Corredera, Cesáreo (18/05/1937)
López Sánchez, Enrique (18/12/1936)
López Quera, Alfonso (31/08/1936)
Maestre Pedraza, Juan (01/10/1936)
Martínez Picans, Francisco (28/09/1936)
Mata Pino, José (25/01/1937)
Maura Egaña, Antonio (02/01/1937)
Maura Egaña, Manuel (15/01/1937)
Moreno Cortés, Manuel (28/09/1936)
Muñoz Arniz, José (29/11/1936)
Naranjo Jordán, Joaquín (25/01/1937)
Ortiz Carrasco, José (17/10/1936)
Pellicer Puente, José (02/01/1937)
Quintana Pérez, Antonio (15/10/1936)
Real Jiménez, Ramón (20/09/1936)
Rey Pastor, Victoriano (18/11/1936)
Ríos Pérez, Juan de Dios (01/08/1936)
Rodríguez León, José (19/09/1936)
Sánchez López, Francisco (29/11/1838)
Sobrino Pampín, Plácido (15/11/1936)
Soto Moreno, José (17/10/1936)
Trinidad Verano, Adolfo (30/09/1936)
Yuste Domínguez, José (28/09/1936)
Tejudo Varela, José (07/12/1936)

Los familiares de las víctimas del franquismo se reúnen en La Almudena para homenajear a los fusilados en Madrid

https://www.publico.es/sociedad/familiares-victimas-franquismo-reunen-almudena-homenajear-fusilados-madrid.html


La Alcaldía de Madrid y el PSOE enviarán representantes a este acto, así como el historiador Ian Gibson acudirá a la ofrenda a los asesinados en la capital. 


Homenaje a las víctimas del franquismo en La Almudena. MEMORIA Y LIBERTAD
El colectivo Memoria y Libertad organiza este sábado un homenaje a las víctimas del franquismo en Madrid, un evento que se realiza anualmente desde 2007, dos años después de que se formara esta agrupación.
El homenaje se lleva a cabo en el cementerio cementerio de la Almudena (Puerta de O’Donnell; Avenida de las Trece Rosas con C/ Santa Irene), lugar en el que tuvieron lugar cientos de fusilamientos ordenados por los tribunales militares entre 1939 y 1944. 
Desde las 9.00 h tiene lugar la tradicional ofrenda de claveles rojos junto a centenares de imágenes recuperadas de las republicanas y republicanos allí fusilados. El acto se retransmitirá en directo por streaming. 
Tomás Montero, uno de los fundadores de Memoria y Libertad, habla de las aspiraciones del colectivo: "Llevamos trece años realizando este acto con las mismas reivindicaciones: que exista un memorial con sus nombres–algo que ya se ha conseguido y que está en proceso–  y saber qué pasó con los osarios, porque nos han dicho unas veces que se vaciaron y otras que aún siguen allí nuestros familiares", comenta. 
Homenaje a los fusilados por el franquismo en Madrid. Año 2018. MEMORIA Y LIBERTAD.
Las familias de las víctimas han recibido explicaciones de todo tipo sobre el lugar en el que se encuentran sus antepasados: "Hace 15 años nos dijeron que los osarios habían sido vaciados y llevados a Carabanchel, pero ahora nos dicen que no, que se cerraron y que podrían estar allí decenas de miles de huesos. No se sabe con exactitud, pero podría haber en torno a 50.000 personas. No solo los restos de las personas fusiladas allí sino que los que murieron en Madrid", dice Montero. Unas fuertes lluvias en el cementerio de La Almudena en el año 2017 desvelaron miles de huesos que supuestamente habían sido retirados de allíMuchos de ellos podrían ser familiares y allegados de este colectivo.  
La cifra provisional de ejecuciones como consecuencia de los consejos de guerra de la dictadura asciende a 2936 personas, según el estudio encargado por el Ayuntamiento de Madrid al historiador Fernando Hernández Holgado que, junto a un amplio equipo multidisciplinar, tuvieron acceso a los archivos del cementerio para poder contrastar los datos procedentes de diversas fuentes documentales, informa Europa Press.
Este año, además de la participación de familiares de las víctimas, está prevista, por tercer año consecutivo, la intervención institucional del Ayuntamiento de Madrid, gracias a la representación de Mauricio Valiente, tercer teniente alcalde, así como el concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Ramón Silva, del PSOE. 
El acto es presentado por las actrices Claudia Gravy y Amparo Climent –quien también interpretará algún fragmento de su obra Las cartas perdidas–  y contará con la intervención de familiares de las víctimas, del historiador Ian Gibson, del magistrado emérito del Tribunal Supremo José A. Martín Pallín, así como de cantantes como José María Alfaya, Juanjo Anaya e Iván Fernández.

Belarra participa en un homenaje en Burgos

Este mismo sábado, Ione Belarra, candidata de Unidas Podemos al Congreso por Navarra, y María Dolores Martin-Albo, candidata de Unidas Podemos por Burgos, acompañan a los familiares en la exhumación de restos y entrega a las familias de la fosa común de Valdenoceda, en Burgos.
El acto de encuentro y memoria, organizado por la Asociación de Familias de Represaliados en la Prisión de Valdenoceda, es un homenaje a las víctimas del penal burgalés que se realiza todos los años en el cementerio del pueblo.
La prisión, ubicada en el Valle de Valdivielso, es un símbolo de la represión franquista en la comarca de las Merindades. 


Te necesitamos
En Público defendemos un periodismo independiente, valiente y de calidad. Nuestra misión no solo es informar, sino también transformar la realidad.
ÚNETE A NOSOTROS

Dentro de los actos conmemorativos del 88 aniversario se la proclamación de la II República, hoy homenaje en el cementerio general se Valencia a las víctimas de la represión franquista.


https://www.facebook.com/NONPdg/posts/2221874738073273

Dentro de los actos conmemorativos del 88 aniversario se la proclamación de la II República, hoy homenaje en el cementerio general se Valencia a las víctimas de la represión franquista. En el cuadrante séptimo derecho de este cementerio se encuentran los restos de más de 26.000 victimas de la mala y selectiva gestión administrativa de las autoridades franquistas ascendidas por obra y gracia de la felonía militar, victimas directas (fusilamiento) e indirectas (enfermos, delincuentes comunes, indigentes...) que el régimen condenó al olvido..
Y mañana colofón y fin de fiesta republicana en el cementerio de Paterna donde el mismo régimen genocida exterminó sin piedad a 2219 hombres y 19 mujeres por el simple hecho de atreverse a pensar diferente, a defender la libertad y la democracia emanadas de un gobierno legítimo, salido mediante sufragio universal de la voluntad popular.
Por primera vez las #FamiliasFosasPaterna tomamos parte activa en ambos actos de homenaje a las víctimas y de reivindicación por la III República, de la mano de la #PlataformaPerLaMemóriaDelPaísValenciá y de la #Plataforma14DeAbrilPorLaIIIRepública.
Gracias Ángel González y Alfredo Albornos por hacernos partícipes, un gran honor poder aportar nuestro granito de arena en ambos homenajes.
Salud, República, Memoria, Dignidad y Justicia para todas las víctimas del genocidio franquista.

Cinco de los policías investigados por torturas en la querella argentina fueron condecorados catorce veces en democracia.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/04/12/cinco_los_policias_investigados_por_torturas_querella_argentina_fueron_condecorados_catorce_veces_democracia_93918_1012.html



MEMORIA HISTÓRICA

  • El excomisario Jesús Martínez Torres recibió tres medallas al Mérito Policial y dos al Mérito de la Guardia Civil, siendo cuatro de estas insignias pensionadas
  • Antonio González Pacheco, Jesús González Reglero, Ricardo Algar Barrón y Benjamín Solsona son los otros cuatro exagentes acusados de torturas condecorados en democracia

Publicada el 12/04/2019 a las 06:00Actualizada el 11/04/2019 a las 22:14
FacebookWhatsappTelegram
Mas Redes
ImprimirComentarios
El expolicía Antonio González Pacheco (izda.) en una fotografía tomada en 1981.
El expolicía Antonio González Pacheco (izda.) en una fotografía tomada en 1981. 
EFE
Poco importaron las sombras que se cernían sobre sus nombres. Cinco de los expolicías investigados por torturas en la conocida como querella argentina, la causa que lleva un lustro instruyendo en Buenos Aires la magistrada María Servini, fueron condecorados en catorce ocasiones tras la reinstauración de la democracia en España. Según datos facilitados por la Secretaría de Estado de Seguridad a infoLibre, que excluyen las distinciones recibidas durante el franquismo, a estos agentes se les concedieron doce medallas al Mérito Policial y dos al Mérito de la Guardia Civil, de las que una docena llevan anejo un plus sobre la pensión vitalicia de los expolicías. De todos ellos, el más premiado fue el excomisario Jesús Martínez Torres, que en democracia fue galardonado con cinco insignias. Le siguen Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, y el comisario jubilado Jesús González Reglero, con tres condecoraciones cada uno. La lista la cierran Benjamín Solsona Cortes, con dos medallas, y Ricardo Algar Barrón, con solo una. Este último es, de todos ellos, el único que no cuenta en su pechera con una insignia pensionada.

La causa 4591/2010 arrancó en abril de 2010 y, actualmente, sigue activa a pesar de los constantes obstáculos que han puesto las autoridades españolas. Durante todos estos años, los centenares de víctimas de la represión franquista que se han ido sumando a la querella argentina han recorrido un camino de victorias y jarros de agua fría. Todas ellas recuerdan dos momentos clave en el transcurso del proceso. En septiembre de 2013, la jueza instructora dictó orden de detención internacional contra cuatro supuestos torturadores franquistas –Celso Galván, José Ignacio Giralte, Antonio González Pacheco y Jesús Muñecas Aguilar–. Un año después, la magistrada argentina añadió a la lista de reclamados por la justicia del país latinoamericano a otros veinte imputados en el caso, entre los que se encontraban ocho exagentes. Del listado, sólo se conoce el fallecimiento de cuatro: Giralte, Galván, el exagente Atilano del Valle Oter y el exministro José Utrera Molina.

Por tanto, actualmente permanecen investigados y vivos en el marco de la querella argentina nueve viejos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: el famoso Billy el Niño, el ex guardia civil Jesús Muñecas, el excapitán de Policía Jesús Quintana Saracíbar y los exagentes Jesús González Reglero, Ricardo Algar Barrón, Félix Criado Sanz, Pascual Honrado de la Fuente, Jesús Martínez Torres y Benjamín Solsona Cortés. Este diario solicitó el pasado verano al Ministerio del Interior, al amparo de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno, información sobre las condecoraciones recibidas por todos ellos. Este jueves, después de que se concediera el acceso a estos datos y pasados los dos meses abiertos para que los afectados recurriesen la decisión, la Secretaría de Estado de Seguridad ha remitido a infoLibre el listado completo de insignias. En total, fueron concedidas en democracia a cinco de estos policías doce medallas al Mérito Policial y dos al Mérito de la Guardia Civil. Los galardonados fueron González Pacheco, González Reglero, Algar Barrón, Martínez Torres y Solsona Cortés.

Las condecoraciones policiales se rigen actualmente por la Ley 5/1964, una norma que establece cuatro tipos de insignias al Mérito Policial: Medalla de Oro, Medalla de Plata, Cruz con distintivo rojo y Cruz con distintivo blanco, que son concedidas en función del cumplimiento de determinados requisitos. De ellas, las tres primeras llevan aparejados incrementos en la pensión: un 20%, 15% y 10%, respectivamente. Las cruces al mérito de la Guardia Civil, por su parte, se regían hasta el año 2012 por la Ley 19/1976. Esta norma, que establece que podrán recibir insignias tanto los miembros del Instituto Armado como “cualquier otra persona o entidad que se haga acreedor de ello”, recoge cuatro distinciones diferentes: Cruz de Oro, Cruz de Plata, Cruz con distintivo rojo y Cruz con distintivo blanco. De ellas, sólo llevan aneja una recompensa sobre la pensión la primera y la tercera, que se conceden por “hechos o servicios realizados con riesgo de la propia vida o demostración de valor personal”. El plus de la Cruz de Oro es del 20%. El de la medalla con distintivo rojo, del 15%.

Martínez Torres, el más galardonado

De los cinco expolicías, el más condecorado fue Jesús Martínez Torres. Nacido en 1941, el nombre de este viejo agente aparece en la querella argentina en el testimonio del militante antifranquista José Aznar Cortijo. “Al llegar a la comisaría comenzaron las torturas, que el querellante recuerda como ejecutadas por bestias inhumanas, los golpeaban por todo el cuerpo; al comenzar la tarde le aplicaban el quirófano que consistía en que lo tiraban boca arriba en un escalón con la cabeza hacia afuera y le deban golpes en la cara cuando caía hacia abajo por el cansancio, y lo volvían a levantar sujetado del pelo; lo agarraban del pelo y de las piernas y le tiraban de un lado a otro”, recoge el auto de 30 de octubre de 2014 de la jueza Servini. Este exagente, que también fue señalado en 1981 en un reportaje en el diario El País por uno de los manifestantes detenidos en las protestas contra el proceso de Burgos en enero de 1971, alcanzó el cargo de comisario general de Información en el primer mandato de Felipe González y fue nombrado en 2013 comisario de honor del Cuerpo Nacional de Policía.

En democracia, Martínez Torres fue condecorado cinco veces. El 20 de septiembre de 1982, tres meses antes de que el Ejecutivo socialista lo pusiera al frente de Información, se le concedió la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo. Un par de años después, en agosto y octubre de 1984, el expolicía recibió la Medalla de Plata al Mérito Policial y la Cruz de Plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil. Y, en 1990 y 1996, le fueron concedidas su segunda medalla policial con distintivo rojo y su Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo. Teniendo en cuenta que los emolumentos que las condecoraciones llevan anejos son acumulables, Martínez Torres habría amasado sólo con las distinciones concedidas en democracia un plus sobre su pensión vitalicia del 50%. A estas insignias confirmadas por Interior, se le sumarían otras dos medallas concedidas durante el franquismo: una con distintivo blanco (1972) y otra más con distintivo rojo (1974), que incrementaría el plus hasta el 65%.

Billy el Niño y el plus del 50%

Antonio González Pacheco fue uno de los hombres fuertes de la extinta Brigada Político-Social durante el franquismo y la Transición. A las órdenes del comisario Roberto Conesa, su paso por las dependencias de la Dirección General de Seguridad estuvo marcado por sus brutales técnicas de interrogatorio. Culatazos con el arma, palizas y simulaciones de ahogamiento a los detenidos, entre otras prácticas, que han desembocado en los últimos años en un aluvión de querellas por tortura en España –nunca ha sido juzgado por estos hechos–. Señalado e imputado en el marco de la causa argentina, Billy el Niño ha sido relacionado en diferentes ocasiones con los comandos de extrema derecha que operaron en España durante la década de los setenta y ochenta. En 1982, pidió la excedencia y fichó por la empresa Hispavinsa como jefe de seguridad. A pesar de su salida, el exagente ha continuado muy ligado al Cuerpo. De hecho, el pasado mes de octubre se le pudo ver copa en mano celebrando el patrón de la Policía en la comisaría del distrito madrileño de Ciudad Lineal.

Desde la reinstauración de la democracia hasta su retiro dorado al sector privado, González Pacheco recibió tres medallas pensionadas. El 13 de junio de 1977, dos días antes de las primeras elecciones generales libres tras la dictadura, Billy el Niño fue premiado con la Medalla de Plata al Mérito Policial por su trabajo en la liberación del expresidente del Consejo de Estado Antonio María de Oriol y Urquijo y del teniente general Emilio Villaescusa. Tres años más tarde, el 10 de octubre de 1980, se le concedió la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo. Y el 30 de marzo de 1982 fue premiado con otra Medalla de Plata, una condecoración que se concedió a toda la Brigada de Información y que Billy el Niño tuvo que reclamar en los tribunales porque, a pesar de pertenecer a la brigada, no se le habían abonado las cantidades que lleva aparejadas –en 2010, una sentencia le reconoció el derecho a percibir los beneficios económicos–. A estas tres insignias, se une una cuarta, con distintivo rojo, que se le concedió durante el franquismo. El plus acumulado por todas estas condecoraciones es del 50%.

Tres medallas pensionadas para González Reglero

González Reglero es otro de los policías investigados en la querella argentina. “El inspector que daba las órdenes mandó que me quitaran las esposas y que me situara a cierta distancia de la pared (calculo que a unos 60 centímetros) y con las piernas abiertas, los brazos apoyados sobre la misma y la cabeza hacia abajo. Una vez situado en esa posición, me golpeó en un costado que me derribó, porque realmente era una persona fuerte. Me volvieron a levantar y me obligaron a ponerme en la misma posición. A partir de ese momento a cada lado se puso un policía (José Ignacio Giralte González y Jesús González Reglero), y me decían que bajara la cara, cada vez que lo hacía me golpeaban en la misma, por la espalda recibí golpes incluidos los que me propinaban con las propias cadenas con las que fui detenido y patadas en la entrepierna”, declaró una de las víctimas incluidas en la querella. Nacido en 1949, González Reglero formó parte en la década de los setenta del conocido como grupo anti-GRAPO, dirigido por Billy el Niño y que mantenía estrechas relaciones con personajes de la extrema derecha de la época.

A pesar de las sospechas sobre sus actuaciones en la Brigada Político Social, este viejo policía fue ocupando diversas jefaturas operativas en comisarías de distrito hasta que, en el año 2000, fue ascendido a comisario. Y como comisario jefe de la comisaría de Policía Nacional de Leganés se jubiló en enero de 2014. En democracia, según los datos facilitados a este diario, se le concedieron tres condecoraciones. El 13 de junio de 1977, junto con Billy el Niño, González Reglero fue premiado con la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo. El 31 de enero de 1981, el expolicía recibió su segunda medalla con distintivo rojo. Y el 30 de marzo de 1982, recibió junto con González Pacheco la Medalla de Plata al Mérito Policial, cuya recompensa económica también tuvo que reclamar por vía judicial. En total, el plus acumulado de estas cuatro condecoraciones sobre la pensión vitalicia del exagente es del 35%.

Solsona Cortés y Algar Barrón

Benjamín Solsona Cortés es uno más de los viejos policías de la Brigada Político Social sobre los que se sitúa la lupa de la justicia argentina. Nacido en 1931, este exagente, conocido en los círculos estudiantiles del franquismo como El Galletas, comenzó haciendo méritos en València y, posteriormente, fue comisario en Málaga y jefe superior de Policía en Bilbao y Baleares. En el marco de la querella argentina, su nombre aparece en los testimonios de dos estudiantes universitarios que fueron detenidos por la BPS en València el 23 de abril de 1971. “Acusado de asociación ilícita (pertenecer al Partido Comunista de España) y propaganda ilegal, permaneció incomunicado 19 días en comisaría, siendo interrogado, sufriendo golpes en la cabeza y el cuerpo, patadas, empujones y amenazas hacia él y su familia por parte de Benjamín Solsona Cortés, Jacinto López Acosta, Manuel Ballesteros, Ángel Castellano y otros”, relatan tanto Juan José López Hernando como Francisco Camarasa Yañez en la causa que instruye Servini.

El expolicía de la Político Social valenciana fue condecorado durante las etapas de Antonio Ibáñez y José Barrionuevo al frente del Ministerio del Interior. Así, Solsona Cortés recibió el 1 de febrero de 1980 la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo. Tres años después, el 14 de abril de 1983, fue premiado con la Medalla de Plata al Mérito Policial. Ambas condecoraciones reportan al excomisario un plus sobre su pensión vitalicia del 25%.

La lista de supuestos torturadores condecorados en democracia la completa un nombre algo más desconocido. Ricardo Algar Barrón, nacido en 1948, ingresó como funcionario en prácticas en la Escuela General de Policía con sólo 21 años. Sin embargo, no tardó en ir ascendiendo. En 1970 fue nombrado subinspector de segunda clase y en 1988 comisario del Cuerpo Nacional de Policía, a pesar de haber estado procesado por un delito de lesiones cometido durante el interrogatorio a una persona que necesitó más de un mes de atención médica para curar sus heridas. Este expolicía ha sido señalado en la querella argentina por el exmilitante de la Liga Comunista Revolucionaria José María Galante. “En mi segunda detención, en la que permanecí diez días en la Dirección General de Seguridad, entre los policías que me torturaron y no señalé particularmente en mi testimonio anterior, se encuentran Ricardo Algar Barrón y Celso Galván Abascal”. El excomisario recibió el 25 de septiembre de 2001 la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco, una medalla no pensionada.
Más contenidos sobre este tema