divendres, 26 de desembre de 2008

Dèficit i despeses supèrflues a major glòria de la Fallera Major a la Generalitat Valenciana.

_

La balanza exterior valenciana arroja un déficit de 3.248 millones

Los valencianos exportaron productos a China por valor de 207 millones de euros, mientras las importaciones chinas en la Comunitat supusieron 2.140 millones

EFE

La balanza comercial exterior de la Comunidad Valenciana arrojó un déficit de 3.248 millones de euros entre los meses de enero y septiembre de 2008, una cifra muy similar a la alcanzada en este mismo periodo del pasado año, según datos del Instituto de Comercio Exterior Español (ICEX).

De hecho, el citado balance sólo supone una mejora del 1,5 por ciento con respecto a 2007, año en el que el déficit alcanzó los 3.295 millones de euros a lo largo de los tres primeros trimestres.

Por lo que respecta al presente ejercicio, las exportaciones de la Comunidad Valenciana hasta septiembre sumaron un total de 14.845 millones de euros, frente a los 18.093 millones de euros de las importaciones.

Los datos del pasado ejercicio -entre enero y septiembre-, reflejan que las ventas al exterior de productos valencianos supusieron 14.283 millones de euros, por los 17.578 millones de euros de las importaciones.

La comparativa indica que las exportaciones han aumentado por lo que a este periodo se refiere cerca de 600 millones de euros, mientras que las importaciones han crecido alrededor de 500 millones de euros, según las citadas fuentes.

Por países, la balanza comercial valenciana ofrece con respecto a China su mayor desigualdad, con un déficit de 1.933 millones de euros.

Aunque los valencianos exportaron productos al gigante asiático por valor de 207 millones de euros, las importaciones chinas en la Comunidad Valenciana supusieron 2.140 millones de euros.

Junto a China, el balance comercial valenciano también es negativo con respecto a Alemania, país al que se exportó productos por valor e 1.284 millones de euros pero que vendió materias y servicios cifrados en 2.073 millones de euros (-800 millones de euros-, así como con Italia y EE.UU., donde la balanza aporta unas cifras negativas de 300 millones de euros en ambos casos.

Sin embargo, las cifras comerciales son positivas en relación a Francia, el principal comprador de productos valencianos, pues las exportaciones se aproximaron a los 2.100 millones de euros, mientras que las importaciones se situaron en los 1.414 millones de euros.

Además de Francia, la balanza comercial valenciana arroja un superávit con respecto al Reino Unido (mil millones de euros) y Portugal (alrededor de 300 millones de euros), entre otros países.
_

Las exportaciones de cítricos a Rusia se reducen casi un 50% durante esta campaña

El IVEX apoya la expansión internacional de las empresas con 3,7 millones .

Las ventas del comercio minorista bajan un 9,6% en noviembre, con caída histórica del empleo
_

Empresas contratistas donaron miles de euros a la fundación que impulsa la guerra del agua

La fundación pública recibió más de 40.000 euros de firmas como Facsa, SAV, Secopsa o Inelcom. La Generalitat y entidades públicas aportaron el grueso de la financiación

Víctor Romero, Valencia

La Fundación Agua y Progreso no sólo sobrevive de los fondos que recibe de la Generalitat valenciana. Durante el ejercicio de 2007, la entidad defensora de la recuperación del trasvase del Ebro e instrumento del Consell para mantener viva la llama de la batalla del agua, recibió además miles de euros de empresas privadas que mantienen contratos públicos con la Administración pública y con ayuntamientos gobernados por el Partido Popular.

Documentos internos de la entidad que dirige el militante popular Alberto Comos, incluidos en los anexos del informe de fiscalización de la Sindicatura de Comptes del año pasado revelan que la fundación recibió más de 40.000 euros de sociedades privadas como Facsa, Inelcom, Sociedad de Agricultores de la Vega, Secopsa y una entidad que recibe la denominación genérica de Mondragón.Según estos documentos, que llevan la firma del director de la fundación y del conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, Agua y Progreso ingresó en 2007 un total de 1.144.600 euros para financiar sus actividades. De estos, el grueso procede de la Generalitat que aportó 1.050.600 euros. El Ayuntamiento de Alicante entregó 3.000 euros y la Diputación de Alicante, otros 3.000. La Diputación de Valencia también puso su granito de arena, con 17.000 euros. No fueron las únicas entidades públicas que colaboraron en cubrir los gastos de funcionamiento de la fundación Agua y Progresos. Vaersa, la empresa pública de la Generalitat dedicada a la gestión de residuos, desembolsó 12.000 euros.

También la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales, que preside el alcalde de Manises, el popular Enrique Crespo, aportó 12.000 euros. Esta última cantidad sirvió a Agua y Progreso mitigar sus pérdidas en 2007, según los informes de la Intervención General de la Generalitat. La fundación cerró el año pasado con un desfase entre ingresos y gastos de 5.598 euros.

No obstante, en la relación de donantes llaman a la atención las donaciones recibidas por empresas privadas. Contabilizadas en el capítulo de ingresos en virtud de "convenios de colaboración" aparecen donaciones de Facsa por valor de 20.000 euros. Este empresa, cuya denominación completa es Fomento Agrícola Castellonense, tiene fuertes intereses en la gestión, distribución y depuración de aguas en al provincia de Castelló. Secopsa, otra contratista, en este caso de obra pública y servicios básicamente, realizó una donación de 12.000 euros a la fundación Agua y Progreso enmarcada en otro de estos "convenios de colaboración". Algo inferior fue la aportación de la Sociedad de Agricultores de la Vega, especializada en la gestión de residuos y también con intereses en el sector de la depuración. SAV puso 3.000 euros.

La documentación de la fundación recoge también donaciones de otras dos firmas, Inelcom y Mondragón, con 6.000 euros cada una. El registro mercantil tiene inscritas varias sociedades englobadas en el Grupo Inelcom, con sede en Xàtiva y dedicado fundamentalmente al servicio de teleasistencias. Las bases mercantiles recogen numerosas sociedades cuya razón social incluye la denominación de Mondragón. Los documentos de Agua y Progreso no hacen mayor especificaciones sobre su donante.
_

El Consell defiende el carácter inversor y de generación de empleo de Sptcv

V. R., Valencia

El Consell hizo público ayer un comunicado en el que sostiene que la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (Sptcv), empresa pública de la Generalitat, ha reducido este año su endeudamiento en 53 millones de euros y "mantiene su política de impulsar distintos proyectos sociales, culturales, industriales y de diversa índole en toda la región".

El informe de la Sindicatura de Cuentas correspondiente al ejercicio de 2007 revela que la mercantil cerró el año en situación de disolución como consecuencia de la acumulación de pérdidas. Ello obligó a la Generalitat a realizar una aportación de capital de 59 millones de euros y a reducir al valor de las acciones en 54,4 millones. El Consell defendió ayer que las empresas públicas "priman la rentabilidad social ante la económica" y que su creación "obedece a generadores de riqueza indirecta que inciden de manera directa en el PIB" de la Comunitat. "El fundamento de las empresas públicas como canalizadoras de la inversión en la comunidad supone el compromiso de políticas sociales con el fin de proveer de servicios públicas, incentivar la productividad y generar empleo y riqueza", insiste la nota.

La Generalitat sostiene además que en los últimos ejercicios ha trabajado en reducir los gastos y optimizar la gestión de Proyectos Temáticos. "Todos los esfuerzos que ha ido realizando Sptcv durante todos estos años se ha efectuado siguiendo de modo estricto una política de ahorro y contención de gastos". Los gastos de explotación, "principal indicio de ineficacia económica", se han reducido desde el ejercicio 2004 al 2007 en un 30%, al pasar de 11 millones a 7,7 millones de euros, según las mismas fuentes.
_

dijous, 25 de desembre de 2008

Ocio público en quiebra técnica.

_

Si Camps estigués en una empresa privada aniria a la presó i hauria de tornar els diners. A la Generalitat, potser acaba de Ministre de Rajoy o de Conseller d'Administració d'alguna empresa, com Zaplana.
_

Ocio público en quiebra técnica

Proyectos Temáticos, sus filiales y Cheste cerraron 2007 en causa de disolución por las pérdidas. El desequilibrio obliga a la Generalitat a hacer constantes aportaciones de capital

Víctor Romero, Valencia

Hay acuerdos del Consell que, como la Navidad, se han convertido ya en clásicos de la gestión pública. Cada ejercicio, a lo largo del año, el Gobierno valenciano autoriza a la Conselleria de Economía a realizar aportaciones y reducciones simultáneas de capital en la mayor pare de sus empresas de ocio. La última de estas operaciones recibió luz verde el pasado 5 de diciembre. El Ejecutivo abrió la puerta a que la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana recibiese una inyección en su capital social social de 59,9 millones de euros. A la vez minoró el valor de sus acciones en 54,4 millones de euros. De un plumazo, Sptcv enterró casi 10.000 millones de las antiguas pesetas. Un apunte contable que en la práctica significa que es dinero que ya nunca podrá recuperarse, sea cual sea la evolución de la sociedad. La del 5 de diciembre de 2008 no ha sido la única reducción de capital que ha sufrido la SPTCV. Es una constante que se repite cada ejercicio desde hace algunos años. La razón es la habitual acumulación de pérdidas, que lleva la empresa a la UCI contable. Una vez más, la Sindicatura de Comptes destaca en su informe del ejercicio de 2007 esta circunstancia. "A 31 de diciembre, la sociedad tiene el patrimonio neto negativo por lo que se encuentra en el supuesto de de disolución establecido en el artículo 260.1 de la Ley de Sociedades Anónimas, a no ser que el capital social se aumente o se reduzca en la medida suficiente". El mismo informe recoge que la Generalitat tenía previsto inyectar 60 millones de euros en 2008 para "corregir el desequilibrio patrimonial" y financiar la sociedad. Así ha sido. La reducción de capital coincide además con las pérdidas de Sptcv en 2007, 54,4 millones de euros, un 12% más que en 2006.

La Conselleria de Economía mantiene que Sptcv es básicamente una firma inversora, con muchas limitaciones para generar ingresos propios y cuya financiación depende de su capacidad de endeudamiento y de las aportaciones de la Generalitat. Es cierto. La firma que nació como sociedad instrumental para impulsar Terra Mítica y la Ciudad de la Luz ha ido sumando encargos: El Auditorio de Torrevieja, el Centro de Congresos de Alicante, el de Benidorm y, también, el de convenciones de Castelló. Además, la empresa ha sufrido el impacto en sus cuentas de la suspensión de pagos de Terra Mítica y la todavía incapacidad del parque temático de Benidorm de repartir dividendos entre sus accionistas. Pero en los resultados consolidados de Sptcv también influyen las limitaciones que tiene la Ciudad de la Luz para consolidarse en el mercado audiovisual y alcanzar umbrales de rentabilidad.

Proyectos en Castelló
Otros factores que influyen en el lastre contable de Proyectos Temáticos son las pérdidas que generan algunas de su filiales. Aerocas, la empresa que supervisa la construcción del Aeropuerto de Castelló, también cerró 2007 con una patrimonio neto inferior al 50% del capital social, es decir en el supuesto de disolución que marca la ley para las sociedades limitadas. El Síndic señala igualmente que Aerocas necesitaba de ampliación y reducción de capital. No obstante, Aerocas consiguió en 2007 reducir sus pérdidas, que pasaron de 8,3 millones en 2006 a 4,1 millones el año pasado. En la misma situación de quiebra técnica se situó en 2007 otro de los proyectos ideados por Carlos Fabra en Castelló y que ha sido asumido por la Generalitat: Mundo Ilusión. La diferencia en este caso es que el parque temático está paralizado y sin visos de desarrollo. Condicionado por el devenir urbanístico de los terrenos donde se ubicaría (entre Orpesa y Cabanes del Mar) Mundo Ilusión sigue siendo en estos momentos lo que su nombre indica: Una ilusión.

Gastos de la Fórmula 1
El circuito de Cheste es otro de los complejos de ocio vinculados a la Generalitat que ha visto cómo sus números rojos empañan sus balances. En su caso ha sufrido el impacto económico del Circuito de Fórmula 1 de Valencia, pues algunos de los gastos de organización del Gran Premio se han asignado a Cheste. El pasado mes de julio, la Generalitat se vio obligada a realizar una operación acordeón (ampliación y reducción simultánea de capital) por valor de 22 millones de euros para reequilibrar el patrimonio de la sociedad. La situación del Circuito de Cheste puede considerarse distinta a la de otras mercantiles de ocio. El recinto cuenta con una importante actividad comercial derivada de los torneos que alberga. Sin embargo, esto no evitó que cerrase el ejercicio de 2007 también en situación de desequilibrio patrimonial "de acuerdo con la normativa mercantil", afirma la auditoría elaborada por Mazars recogida en los anexos del informe de la Sindicatura de Cuentas. Pese a que los números rojos se ha convertido en tónica habitual en las empresas de ocio dependientes de la Generalitat, el Ejecutivo de Francisco Camps defiende con ardor su política de grandes proyectos y eventos. Se basa su argumentación en la capacidad de generación de actividad económica, empleo y proyección de la Comunitat Valenciana con repercusiones positivas sobre el gasto turístico y la afluencia de visitantes. Sin embargo, la crisis económica también afectará en 2009 a este sector de la Administración pública. Por primera vez en una década el gasto en ocio será menor que en en 2008. Aún así el color verde no llegará a las cuentas de resultados.
_

La Ciudad de la Luz tuvo 22 millones de pérdidas y acumula 130 de deudas

El Síndic detecta anomalías en el 95% de los contratos fiscalizados

RTVV pierde 23 millones por los derechos del Valencia, Levante y Villarreal

Cacsa replica que la reparación de las inundaciones del Palau de les Arts costó 5,5 millones menos de los 22 estimados
_

dimarts, 23 de desembre de 2008

La Generalitat Valenciana de Camps té tal deute que no alçarem cap en més d'un decenni.

_

I mentre, segueixen per davant en expectativa de vot. I és que la dreta espanyola no té votants sinó còmplices.
_

auditoria a la generalitat 2007

El Síndic corrige al Consell y eleva a 25.000 millones el gasto y deuda imputados al futuro

Recalca que el modelo de financiación Aznar-Zaplana no preveía la actualización de la población que pide Camps. Todavía quedan 562 millones en facturas en los cajones tras aplazar el pago de 847 hasta 2015.

J. G. G./V. R./C. A., Valencia

El informe de la Sindicatura sobre la gestión de la Generalitat en 2007 corrige escandalosamente al alza el volumen de compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros que se reconoció oficialmente en la Cuenta General. Frente a los 20.985,1 millones declarados a 31 de diciembre de 2007 -la mayoría, deuda, a pagar a partir de 2011-, el organismo auditor, que presidente Rafael Vicente, revela que la información de la memoria "no recoge" compromisos derivados de algunos contratos, convenios y acuerdos por importe de, "al menos, 3.358,4 millones". Sin embargo, en el apartado concreto dedicado a los gastos imputados al futuro, el Síndic advierte que "también deben estimarse e incluirse los importes correspondientes a la facturación realizada por Ciegsa".

Se trata del gasto en construcción de colegios que Ciegsa "factura" a la Generalitat y que ésta debe financiar, vía ampliaciones de capital, hasta 2015. A 31 de diciembre del ejercicio pasado, la facturación era de 616,5 millones. Según recalca el auditor, esta deuda con Ciegsa no la tiene reconocida el Consell, por lo que le insta a reflejarla en sus cuentas. Los 3.358 y los 616 millones suponen 3.974,9 millones de gasto imputado al futuro no incluido, lo que da un total de 24.960 millones en compromisos para ejercicios posteriores. La losa, apunta el Síndic, es todavía mayor aunque contablemente ya no correspondería a 2007, ya que en mayo se pactó con las universidades abonarles 891,1 millones hasta 2022. Los 3.358 millones corresponden a las anualidades futuras de la privatización de la atención sanitaria en Manises (1.055,1 millones) y Elx (974,8), así como la regularización de 847,4 millones de facturas en los cajones de Sanidad. En alegaciones, este departamento admitió la rectificación y remitió un nuevo cuadro actualizado. Además, hay 135 millones para la Feria Valencia. El Consell sólo admitió 45,8 millones de inversiones en las universidades cuando asumió 296,1. Finalmente se dejó por contabilizar compromisos derivados con los ayuntamientos para construir colegios por 28,6 millones y cuatro contratos, por 21,4 millones. El incremento de la hipoteca de futuro es espectacular en un año, ya que en 2006 creció en 1.228 millones. En 2007 no subió el 4% que declaró el Consell, sino el 16,5%.

El modelo Aznar, en evidencia
En este informe, que el Síndic entregó ayer a las Corts pero también al presidente Francisco Camps y al conseller de Economía, Gerardo Camps, el auditor recalca por primera vez que el modelo de financiación Aznar-Zaplana no preveía la actualización del parámetro de población, tal como Camps está reclamando a Zapatero, incluso con una campaña que alude al supuesto millón de valencianos que el Gobierno central no reconoce. El Síndic indica que los gastos sanitarios suponen el 41,4% del total (frente al 39,6% en 2006). Entre las causas del aumento del gasto, cita el incremento demográfico, por encima de la media nacional, ya que ha pasado de representar el 10,83% de España en 1999 (año base) al 11,59% en 2008 (excluyendo País Vasco y Navarra), "sin que en el modelo estuviera prevista la actualización de este parámetro".

A esto añade la creciente demanda de servicios sanitarios (la plantilla ha subido entre 2002 y 2007 un 9% y la factura de farmacia, un 25,8%); mayores costes en los tratamientos; pero también la "necesidad de una gestión más efectiva". Como consecuencia de ello, los gastos entre 2002 y 2007 han aumentado un 65% (el resto de programas, un 34,6%), mientras las transferencias corrientes y de capital del Estado subieron un 30,3%. El resto de ingresos, sobre todo tributos cedidos, ha subido un 73%. No obstante, el dato obvia que el sistema de financiación cambió al basarse en los tributos y caer las transferencias, lo que tuvo un impacto en 2003 con la reducción de un 10% de los fondos de Madrid. En 2007, la inyección estatal creció un 12%, según la auditoría.

Un "gran esfuerzo" del Consell
El Síndic reitera un año más que el aumento del gasto sanitario, junto con los "problemas estructurales derivados de una financiación insuficiente", "no ajustada a la realidad demográfica actual", tiene su reflejo en las llamadas facturas en los cajones, existentes desde que se recibieron las transferencias. Rafael Vicente destacó ayer el "gran esfuerzo" del Consell en regularizar el gasto no contabilizado por falta de presupuesto, nada menos que 847 millones. Pero la regularización sólo supone su reconocimiento, de forma que habrá que ir pagando esta deuda cada año desde 2008 a 2015, no que esté zanjado el problema.

De hecho, todavía quedan 562,9 millones de gasto oculto. Si éstos se suman a los 847, el resultado son 1.410 millones, frente a los 1.224 de 2006. A junio pasado, se habían acordado regularizaciones con proveedores de 992,8 millones.Gerardo Camps destacó ayer que los 562 millones de facturas en los cajones suponen un 54% menos que en 2006 y también consideró que la auditoría señala que, lejos de una mala gestión, como sostiene la oposición, la causa del gasto no reconocido es "el diferencial existente entre el crecimiento de la población y la financiación".

_

Cuestiona el cumplimiento del Plan de Estabilidad

La Sindicatura pide al IVEX que documente los expedientes de gasto

El informe eleva a 22,1 millones el coste de las inundaciones en el Palau de les Arts

El Consell gastó 5 millones en los derechos de la Volvo y los ha pagado en 3 años

La Sindicatura de Greuges acata el auto del TSJ y Emilia Caballero asume el mando

El Ivvsa mantiene a 44 empleados en puestos de trabajo "inexistentes" desde hace dos años
_

dilluns, 22 de desembre de 2008

Fallida total a RTVV i altres desastres econòmics de Camps.

_

RTVV estaría en situación de disolución si fuera una sociedad anónima

19:20 El ente público acumula en 2007 una deuda de 904 millones de euros.

EFE

Los fondos propios de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) correspondientes al ejercicio 2007 presentan un valor negativo de 904,78 millones de euros, lo que sitúa al ente público valenciano en uno de los supuestos de disolución previstos en la Ley de Sociedades Anónimas.

Así se recoge en el informe de fiscalización de la cuenta general de la Generalitat de 2007 elaborado por la Sindicatura de Comptes y que ha sido entregado hoy por su titular, Rafael Vicente Queralt, a la presidenta de Les Corts, Milagrosa Martínez, y al president de la Generalitat, Francisco Camps.

La memoria señala que mientras no se adopten medidas que permitan una estructura de gastos más ajustada al nivel de ingresos reales y no se generen excedentes económicos que permitan su autofinanciación, "el proceso de descapitalización continuado exigirá crecientes aportaciones financieras de la Generalitat y de capitales ajenos para el mantenimiento de su actividad".

En TVV, los fondos propios a 31 de diciembre de 2007 ascendían a 13,74 millones de euros, lo que representa un 1,2 por ciento de su capital social, mientras que los de la radio eran de 4,2 millones, lo que supone un 10,3 por ciento del capital social.

Esto supone que ambas entidades se encuentran en uno de los supuestos de disolución previstos en la Ley de Sociedades Anónimas, al igual que en ejercicios anteriores, dado que el patrimonio de ambas sociedades ha descendido por debajo de la mitad del capital social.

Según el informe, ese desequilibrio patrimonial se inició en 2000 como consecuencia del cambio en la financiación de las ampliaciones de capital de las sociedades dependientes, que a partir de ese ejercicio se efectúa mediante el endeudamiento bancario, en lugar de obtenerse mediante aportaciones de la Generalitat.

El síndic recomienda la elaboración de un plan de viabilidad a medio y largo plazo, con el objetivo de "paralizar el proceso de deterioro y restablecer su estructura patrimonial y su situación financiera".

La Sindicatura de Comptes también señala que los procesos de contratación temporal de personal no se realizan conforme a lo determinado en el convenio colectivo de aplicación del grupo RTVV, y afirma que no se observa la aplicación de los principios de publicidad y concurrencia para los gastos de determinados programas.

Respecto al personal, destaca que no se utilizan las bolsas de trabajo para la mayoría de contrataciones realizadas y que existe una falta de motivación suficiente de las propuestas de contratación, y recomienda que el objeto de los contratos de obra y servicio se definan "con precisión y claridad".

También indica que el personal de apoyo o asesoramiento a directivos, denominado "extra-plantilla", supera el máximo permitido en el convenio colectivo y en la normativa interna, y plantea que estos puestos de trabajo se cubran a través de las bolsas de trabajo.

El informe también recoge que los presupuestos de RTVV para 2009 han sido preparados con la perspectiva de lo que será la elaboración del primer contrato-programa, por lo que se contempla "una fuerte restricción del gasto y de la financiación pública", así como la asunción por parte de la Generalitat de su carga financiera.
_

La deuda impide a Camps actuar contra la crisis, según el PSPV

CACSA aumentará sus pérdidas en 4,8 millones más si se contabilizan las inundaciones del Palau

La Sindicatura aconseja al Ivex que documente los expedientes de gasto

El Consell distribuyó el gasto de compra de derechos de la Vuelta al Mundo a Vela en 3 ejercicios

El Síndic admite el "esfuerzo" por regularizar 847 millones en obligaciones no reconocidas

El Ayuntamiento de Castelló se gasta 18.000 euros en comidas en un mes
_

diumenge, 21 de desembre de 2008

La banda nazi, el PP i la neofatxa Rosa Díez.

_

Que la banda nazi mafiosa està més dèbil que mai és una cosa que només negaria i utilitzaria políticament en benefici propi un cínic malparit. Que cau un etarra cada dos dies, que s'escapça la cúpula d'ETA amb un ritme increïble fa dos o tres o quatre anys és un fet. Només un traïdor de lesa pàtria sense moral ni principis por afirmar el que afirmem certs feixistes de tota la vida o nouvinguts. Però s'equivocaren l'11M i s'equivoquen ara: els espanyols no som tan imbàcils com ells voldrien.

Passa que la neofeixista Rosa Díez, Aguirre i els mitjans d'extrema dreta fan que la cabra del PP tire al monte. I els feixistes -neo o no- necessiten activar ETA per guanyar eleccions.

Canya al mono hasta que hable francés!
_

ETA impone la ley del silencio en numerosos pueblos vascos

Los pueblos de mayoría 'euskaldún' en los valles guipuzcoanos han interiorizado el terror a ETA

JUAN JESÚS AZNÁREZ 21/12/2008

El miedo y las brumas invernales cubren los valles del Urola y el Gohierri, fatalmente resignados a la convivencia con el asesinato y la coerción etarras. "Hijo, aquí lo mejor es oír, ver y callar, porque si no te pueden pegar tres tiros". La mansa reflexión del celador de la basílica de Loyola, situada a 300 metros de la esquina donde fue abatido el empresario Ignacio Uria, sintoniza con el conformismo de la nacionalista Azpeitia y de los 22 pueblos guipuzcoanos administrados por ANV y por el temor. El hostigamiento de las falanges independentistas, y las flaquezas de la condición humana, también hunden a las poblaciones de otras localidades en el apocamiento y la claudicación.

El terrorismo de ETA
A FONDO

Lo determinante es el chantaje de las pistolas. Pero el discurso del nacionalismo moderado no ayuda a movilizar
"Uy, majo, esto está muy fastidiado", se justifica una mujer que se marcha al preguntarle por el miedo
"Lo que este pueblo necesita es libertad para poder vivir", dice la socialista Manoli Uranga
La gente ha aprendido a subordinar la conciencia a la convivencia, a negar la evidencia y aislar los sentimientos
Un sindicalista de la central independentista LAB lloró al conocer el asesinato de Uria, su empresario
"Lo siento", "qué pena", dicen muchos. Pero las emociones no se traducen en reacciones sociales y políticas


-Padre, la gente no habla mucho por aquí.
-¿Y cómo vas a hablar? Si lo haces, igual te matan. Prudencia, mucha prudencia. La señorita Prudencia es muy sabia.
-Pero la Iglesia...
-La Iglesia no permitiría que se hiciera política desde el púlpito. Lo mejor es oír, ver y callar, y rezar por los muertos. ¿Qué le parece la basílica?

La pasividad observada en el jesuita del santuario donde cantaba Uria dos veces por semana, entre los parroquianos de las tabernas de Zumárraga o Azkoitia, entre los carniceros del campeonato de morcillas de Ordizia o en las calles de Beasain o Zestoa, obedece a la combinación de complejos factores. El principal, y determinante, es el chantaje de las pistolas. Tampoco ayuda el carácter desmovilizador atribuido por sus críticos al discurso de las instituciones vascas, controladas por el PNV desde hace un cuarto de siglo. "Es desmovilizador en el sentido de que condena moralmente el terrorismo de ETA, pero también condena la violencia de Madrid. O sea, hay que aguantar porque todo se resolverá negociando la autodeterminación", resume un periodista local, obligado a llevar escolta. "Sumados los dos factores, la sociedad vasca se domestica y acaba por inclinar la cabeza".

La crueldad, el acobardamiento o la complicidad quedaron de manifiesto el pasado día 3, el día del crimen, en la sala de plenos del Ayuntamiento de Azpeitia, sin concejales del PSOE ni del PP, y sin la presencia de España por ningún rincón: ocho concejales del PNV, seis de ANV, dos de EA y uno de Aralar. Un cuñado del copropietario de la constructora Altuna y Uria no pudo contenerse al no condenarse unánimemente el atentado y rompió a llorar. Lloró casi a escondidas, arropado por la cuadrilla de amigos, pero zaherido por ANV: "No montes el numerito. Nosotros también hemos sufrido y seguimos sufriendo", le dijeron. Alguien gritó: "Un aplauso fuerte para Inazio". Y, nuevamente, la mediocridad y el desaliento: unos aplaudieron y otros abandonaron la sala sin hacerlo.

El día de la imposible entrevista con el alcalde de Azpeitia, Iñaki Irrazkin, de ANV, la fachada del Consistorio permanecía pelada, sin crespones de duelo ni señales de contrición. Junto a los soportales del Consistorio, tocando el cuartelillo de la policía municipal, un pasquín ilustra sobre la rutina de una localidad de 14.000 habitantes y pasado carlista: "Ciudadanos vascos presos e incomunicados. En riesgo de ser torturados. Tres compañeros están en manos de la Guardia Civil". Nada amigable, la secretaria del regidor, ubicada en la primera planta de un edificio dominado por las cumbres del macizo Izarraitz, escrutó a los dos forasteros.

-Buenos días, ¿podríamos hablar con el alcalde?
-No.
-¿Le importaría preguntar?
La secretaria se comunicó con el alcalde a través de un teléfono interior y así le planteó la solicitud de entrevista: Paiseko kazetari batzuk daude hemen. Ez duzu beraiekin hitz egin nahi , ez ta? (Aquí hay unos periodistas de EL PAÍS. No querrás hablar con ellos, ¿no?
-Dice que no los recibe.

La prensa españolista no es bienvenida en los feudos del independentismo violento, ni tampoco entre los vascos amedrentados o convencidos de que ETA existe porque "el Estado español" les robó los fueros vascos, tortura, cierra periódicos e ilegaliza partidos e ideas. El vecindario del Urola y el Gohierri rehuye hablar de ETA o la menciona en voz baja, con medias palabras y una cautela que al catedrático vizcaitarra José Luis Pinillos le recuerdan la mirada en los tiempos de la Gestapo (policía secreta del nazismo), der deustche Blick, la mirada alemana, una mirada que escrutaba el entorno antes de hablar para detectar la presencia de posibles delatores.
Los dos escoltas de Manoli Uranga, ex concejal socialista, también buscan sospechosos cuando barren con la mirada los accesos e interior el restaurante Kiruri, virtuoso de la lubina, el txakolí y el pichón de caserío. El empresario asesinado jugaba a las cartas hacia las 12.45 de cada día, muy cerca de la mesa donde la socialista euskaldún, amenazada de muerte, confiesa sus sueños y amarguras: "Lo que este pueblo necesita es libertad para poder vivir. Yo no puedo salir sola, pero estoy dispuesta a pasar lo que estoy pasando si acabamos con esto". La única concejal del PSE-PSOE en la pasada legislatura, que no repitió al faltarle 20 votos, pide al nacionalismo democrático un paso al frente contra ETA y su mundo. "¿Pero están dispuestos a vivir como nosotros? Aquí es muy fácil decir 'estamos contigo', pero de eso a lo otro...".

El compromiso de Uranga contra la intolerancia se impuso a los cócteles molotov lanzados contra su domicilio, a las pintadas, el hostigamiento, las burlas, la soledad y las miradas que matan. Ocho años atrás, el 29 de julio del 2000, el día en que el ex gobernador civil de Guipúzcoa Juan María Jáuregui fue asesinado en una cafetería de Tolosa, la corajuda socialista recibió el primer aviso. "¡Gora Eta militarra!", le gritaron. "Sois enemigos del pueblo". Manoli Uranga se dio la vuelta en las escaleras de la afrenta y, también en vasco, respondió a sus linchadores sin ambages: "Los asesinos y enemigos del pueblo sois vosotros". "Hay gente nacionalista que se ha enfrentado al terrorismo individualmente, pero colectivamente fallan".

Muchas cosas fallan en el País Vasco. Las instituciones y los vecinos de Azpeitia, el colectivo al que alude Uranga, transitan por la calle Erdi sin inmutarse ante el santuario levantado a la violencia independentista en el escaparate de una taberna. Una pantalla de vídeo muestra uno tras otro, durante 24 horas al día, los rostros y la identidad de los cientos de presos de ETA. Preside el altar la bandera amarilla con el arrano beltza (el águila negra), el símbolo primigenio de la soberana e irrenunciable territorialidad de Euskal Herria. El cartelón colocado en la puerta de entrada instaba a la liberación de doce presos, bajo cuyo retrato se apostilla: "cáncer", "cáncer", "convulsiones", "epilepsia...". Casi de pasada, sin ser preguntada, una veinteañera que saca la basura espeta al mirón: "Y ya son casi 700 presos políticos que tenemos, eh".
El alcalde no quiso hablar con este diario. Pero su propuesta de pacificación, esbozada por la fugaz transeúnte de la calle del pasmo, fue comunicada en agosto del pasado año al lehendakari Juan José Ibarretxe, de visita oficial en el pueblo. La alternativa ofrecida es fundacional: "Este país necesita un nuevo marco democrático en el que las diferentes sensibilidades existentes puedan actuar y podamos decir libremente en torno a qué propuesta y qué marco político queremos tener, siempre y cuando la sociedad apoye este planteamiento". Algunas sensibilidades huelen a pólvora en buena parte de Euskadi, donde la libertad de expresión no existe o no es plena. Atestiguan sus carencias el mutismo y evanescencias de los vecinos consultados durante el recorrido por la ruta del sirimiri, el miedo y la resignación.
Los votantes del PSOE y del PP, vascoparlantes o no, viven en las catacumbas de los pueblos euskaldunes, amparados por una existencia silente y mutilada. Significarse públicamente como electores de las fuerzas políticas represivas complicaría la vida, y nadie quiere complicaciones. El coloquio intencionado con esa población cautiva no es fácil, y, cuando el periodista escucha hablar en castellano en un puente sobre el río Urola, corre a conversar con quien lo hace, una señora y su hijo pequeño que tira migas a los patos, pero naufraga clamorosamente al adentrarse en honduras, al abordar la esencia del problema o formular la pregunta del millón: la apatía ciudadana ante la sangre y el sufrimiento. "Uy, majo, esto está muy fastidiado. Agur".
Agur, eskerrik asko (gracias) y rumbo a la vecina Azkoitia, donde aguarda otra valiente: Pilar Elías, concejal del Partido Popular, viuda de Ramón Baglietto, asesinado en 1980 por Cándido Azpiazu, que abrió una cristalería frente a la casa de Pilar tras de salir de la cárcel. "¿A qué tiene miedo la gente? Pues a esa gentuza. El miedo es libre, pero la gente es muy cobarde y muy cómoda. No quieren meterse en líos. Para mí hay una cobardía impresionante". Levantan los hombros y se acabó. "No pasa nada. Eso sí, en privado te dicen: 'Ay, pobrecito. Ay, qué pena', pero se acabó. Ahí termina todo". Vive protegida. "Y ya son casi 12 años así. Le digo esto para que vea como está la cosa por aquí. En lugar de ir a peor, vamos para atrás".

La gente subordina los aldabonazos de la conciencia a la comodidad de la convivencia. Porque al no poder vivir en la permanente y corrosiva tensión de los asesinatos, las bombas y los secuestros, activa mecanismos de defensa contra lo desagradable y angustioso. "Se niega la evidencia, se deforma esto, se sublima aquello, se aíslan los sentimientos de temor y compasión en unos compartimentos estancos donde no interfieran con el ejercicio corriente de la vida", según la tesis de José Luis Pinillos, catedrático de Psicología, que sabe mucho sobre otra clase de miedo: el de los vascos con hijos, familiares y amigos cercanos a ETA, que rechazan el terrorismo, pero temen que los suyos terminen presos o muertos.

"Nos encontramos muy solos. Y ahora dicen que la Vuelta Ciclista a España no debe pasar por aquí porque esto no es España. Por favor", prosigue Pilar Elías. "¿El PNV? Siempre ha sido muy ambiguo. Juzga como le conviene, pero siempre está más con ellos que con nosotros". ¿Pesimista? "Uff, para cambiar esto se tiene que detener a toda esta gentuza, meterla en la cárcel y de esa forma ya cambiaríamos, pero mientras anden por ahí y con la actitud del PNV, pues poco cabe esperar". Aunque Azkoitia es una localidad relativamente pequeña, apenas 10.000 habitantes, la concejala no conoce a sus votantes. "Nunca sé quién me vota, porque la persona que me vota a mí ya está marcada".

Nadie quiere quedar marcado, y entonces la modorra y ocultamiento de los votantes de los partidos constitucionalistas, de grado o por imperativo legal, son presa fácil de los radicales, que implican a sus electores en una organización casi militar, a toque de trompeta. Más o menos numerosos, a veces siempre los mismos, el activismo abertzale acude a las sesiones plenarias más calientes, integra comités ciudadanos y manifestaciones y no suele malgastar recursos durante el arrinconamiento del enemigo. "Si la presión que ejercen pueden causar graves trastornos psicológicos en determinadas personas o en su entorno, las mantienen y aumentan. Y si el objetivo tiene los apellidos vascos, les jode más", señala un sindicalista con residencia en la zona.

De regreso a Azpeitia -Guipúzcoa es un pañuelo-, una mujer de tez sonrosada, afable y mofletuda analiza la situación. A su manera. Lo hace con el castellano de quien apenas lo utiliza.

-Señora, ¿sabe dónde queda el batzoki?
-Ahí cerca. En la trasera de esa calle.
-Muchas gracias. Por cierto, está la cosa caliente, ¿no? El asesinato de Uria ha sido tremendo.
-Pero yo le digo una cosa: no son malos chicos [los asesinos]. Seguramente han estudiado en la misma escuela que yo y lamentan lo que han hecho, pero alguien les mete cosas en la cabeza.
-Pero es que el alcalde tampoco condena.
-Bueno, es que seguramente él también está amenazado por ETA.
-¿A quién votó usted?
-Ah, eso no se dice.

Nada o poco se dice públicamente contra los autores del atentado que costó la vida a un empresario y buen amigo de José María Bastida, el ex alcalde de Azpeitia durante 20 años, miembro del PNV. "La impotencia es total. Nos piden reaccionar, pero a ver cómo reaccionas ante un caso en el que te pegan tres tiros. Eso sí, la gente del pueblo y de los alrededores ha reaccionado como nunca". Habla un hombre nada cobarde durante el acoso sufrido en el ejercicio del cargo: un grupo de encapuchados le agredió en una tasca porque no cedía unos locales municipales a la previsible subversión batasuna. "Estamos hartos, hartos, hartos, pero desde hace muchos años. No ahora porque han matado a Inazio".

Pero los vecinos no quieren hablar, evitan drenar abiertamente la rabia y el hartazgo. "Les cuesta porque a veces los periodistas... No es que tengan miedo, lo que pasa es que los vascos somos así. Nos cuesta expresarnos, sacar afuera lo que sentimos dentro. Nos cuesta. Somos así y punto, pero estamos hartos. Y los que más sufrimos somos nosotros". El ex alcalde niega que ETA tenga deferencias con los nacionalistas. "A esos les importa poco. A veces se dice: 'Han matado a un socialista, a uno del PP'. No, no, les da lo mismo. Van a lo más fácil. En ese caso han ido a por Inazio porque era muy fácil matarle".

Las manipulaciones mediáticas le cabrean mucho. "Yo he pasado muchos años en la política y conozco los entresijos de lo que es parte de la política. No admito que, aprovechando esta triste ocasión, cierta prensa manipule. Y no digo en el caso de El PAÍS. ¿Y qué consiguen con eso? A la larga perdemos todos". ¿A qué manipulación se refiere? "Pues, por ejemplo, a que nos metan a todos en el mismo saco, como que todos somos lo mismo. Y eso no es así. Yo he estado muchos años amenazado y me he tenido que aguantar".

La cuadrilla de partida de Ignacio Uria en la cafetería Uranga también se dice manipulada cuando El Mundo publicó una fotografía en la que seguían jugando al tute el día del atentado, aparentemente como si nada, como si hubiera muerto de una gripe. La realidad es otra, según un comunicado de los contertulios: "Éramos unos compañeros consternados por lo ocurrido que, finalmente, optaron por jugar una partida de cartas en homenaje al amigo fallecido". También "acudimos al tanatorio consolando a la familia y rezando por el difunto, y fuimos al funeral y a la posterior concentración". No todos entendieron "que tuvieran los hígados" de jugar a las cartas, aunque fuera en homenaje al compañero de mesa, "en lugar de apedrear la sede de ANV", se escucha en algunos lugares.

La sede de Altuna y Uria, SA, dista 30 metros de la farola donde cayó herido de muerte Ignacio Uria Mendizábal. La familia acude todos los miércoles al lugar, señalado con una ofrenda floral, pero prefiere no hablar con la prensa. "Sólo le puedo decir que vamos a seguir trabajando porque nuestra responsabilidad es con las más de 400 familias que dependen de nosotros", dice un portavoz en una oficina de la empresa. "Ya lo hemos dicho todo". Un amigo de los Uria Mendizábal accede a relatar algunos detalles del descalabro emocional de una saga con 32 miembros en la empresa y cerca de 70 en las grandes comilonas y celebraciones. "Están destrozados, pero dispuestos a seguir adelante. Ellos nunca se metieron en política. Y como son tantos, pues imagino que votan diferente. Pero si usted repasa la lista de cargos políticos de cualquier tipo, ellos nunca aparecen".

Los trabajadores de la constructora que son miembros del sindicato ELA-STV, adscrito al PNV, suscribieron el comunicado de condena del asesinato, rechazado por los tres delegados de LAB, la central del independentismo. "La persistencia de ETA sólo nos trae sufrimiento y desánimo. Los atentados deben acabar de una vez por todas. Su obstinación resulta totalmente contraria a los intereses, deseos y aspiraciones de los trabajadores vascos", subraya la nota, cuidadosamente redactada, sin palabras malsonantes, para facilitar su firma. "Uno de los de LAB lloró cuando se enteró que habían matado a Inazio, pero, claro, el sindicato está por arriba...", según el amigo de la familia Uria, que suplica no ser identificado. "El miedo es como una bola que crece y se lleva todo por delante. ¿Y qué vamos a hacer? Son los políticos, los gobiernos de aquí y de allí, los que tienen que arreglar esto".

Y si en España no se torturara tantísimo, pues igual cambiaban las mentalidades de los vascos, dice uno sin asomo de duda: España es un Estado opresor con verdugos y potros de tortura que funden las bielas martirizando a destajo. "Y es que, además, la caverna mediática es la hostia con los vascos. Yo soy nacionalista y, cuando salgo de viaje y pongo la radio, es para descojonarse o echar a correr. Lo comentamos mucho los amigos". El socialista Miguel Reimúndez de Milán, concejal de Azkoitia, nacido en A Coruña, vive en Zumárraga y nada puede comentar en euskera porque no lo habla. Pero, al igual que las personas dispuestas a dar la cara en este reportaje, no tiene pelos en la lengua en castellano. "Lo mismo que se extendió la muerte y el terror al grito de '¡Arriba o Viva España!' hace setenta años, desde hace 40 se hace lo mismo al grito de Gora Euskadi Askatuta", señala. "Eso no quiere decir que todos los que gritaban 'Arriba España' o 'Viva España' defendieran el terror que se imponía, ni todos los que gritan Gora Euskadi Askatuta defiendan el terror actual; aunque, antes los unos y ahora los otros, les dan base y cobertura".

Trabajador en una fábrica, atribuye el pasotismo ciudadano a las supuestas complicaciones y a la desidia de la sociedad, "que olímpicamente pasa de todo". "¿Qué por qué me metí en las listas para concejal? Pues porque siempre he sido sindicalista en Comisiones Obreras y consideré que no podíamos perder el espacio político a nuestro alcance". Y de Zumárraga a San Sebastián, dejando atrás la turbulenta endogamia nacionalista de los valles y montañas guipuzcoanos y la enrevesada ruta de las proclamas de combate: "Gutunak Idatzi", "Presoak etxera", "Indepentzia", "Autodeterminazio", "Askatasuna".

Luis Daniel Izpizua, profesor en un instituto donostiarra, escritor e inteligente observador de las pasiones humanas, critica el quietismo ciudadano y político y la perversa y estéril repetición de las emociones: "Lo que se subraya tras los crímenes cometidos por ETA son las reacciones emocionales, un factor que sirve para señalar la buena o la mala conciencia social, pero que, en mi opinión, es irrelevante". Él no puede sufrir por el asesinato de Ignacio Uria como lo harían sus allegados, ni se le puede exigir que lo haga, "pero sí puedo reprobarlo moral y políticamente y actuar en consecuencia. Es esto último, y no un sufrimiento empático, lo que se le puede exigir a una sociedad amenazada por el terror, y la escenificación de un dolor improbable no puede servir de paliativo para esa exigencia".

Catedrático de Lengua y Literatura españolas, Izpizua apuesta por un vuelco electoral en el Gobierno y Parlamento vascos, y también en los comportamientos sociales y políticos de Euskadi. "Pero si no ocurre, tampoco caeré en el fatalismo. Ya tengo un poco de callo". Llueve intensamente en San Sebastián y en el balcón principal del Ayuntamiento, junto a la playa de la Concha, ondean la bandera española, la ikurriña y la de la UE. La española tremola sin mucho entusiasmo, casi por imperativo legal. -
_


"Sólo nos queda hacer frente a la razón española de las armas con las armas en la mano"

Diez "militantes abertzales" anuncian en el diario Gara su decisión de integrarse en la banda terrorista.

PÚBLICO. ES / AGENCIAS - Bilbao - 21/12/2008 12:14

Diez personas en situación de busca y captura anuncian en las páginas de Gara su decisión de ingresar en ETA mediante una declaración remitida al diario acompañada de la imagen a cara descubierta de cuatro de ellas, sin que sus nombres hayan sido facilitados, según señala el periódico.

La declaración, escrita en euskera, que también publica el periódico Berria, está firmada por "hamar euskal herritar" (diez ciudadanos vascos), que se presentan como "militantes de la izquierda abertzale".

La noticia de Gara, que por primera vez publica una información de estas características, está ilustrada por dos fotografías de cuatro de estos diez nuevos integrantes de ETA, tres hombres y una mujer. En la ilustración, los protagonistas están situados tras una mesa sobre la que figura un cartel con el lema en euskera "Seguiremos en la lucha" y con una gran ikurriña de fondo.
"Hemos tomado la decisión de coger las armas y pasar a formar parte de Euskadi Ta Askatasuna"

Entre los motivos que, según ellos, les han llevado a tomar la decisión de ingresar en ETA, citan "la ofensiva represiva y la situación antidemocrática" que consideran vive el pueblo vasco.
El comunicado afirma que "ante la imposibilidad de seguir trabajando en nuestros pueblos, en nuestras organizaciones, los firmantes de esta declaración no tenemos ninguna intención de claudicar, ni de presentarnos en la Audiencia Nacional". "Si el enemigo", añaden, "pretendía neutralizarnos se ha equivocado por completo". "Sólo nos queda hacer frente a la razón española de las armas con las armas en la mano, ¡y lo haremos con determinacón!".

Afirman que "a pesar de no ser de ETA, han pretendido juzgarnos y secuestrarnos como si así lo fuésemos, pero ante esto no nos acobardamos: como muchas otras personas antes que nosotros, hemos tomado la decisión de coger las armas y pasar a formar parte de Euskadi Ta Askatasuna".
_

Rosa Diez en el cenit conservador porque hace bien el trabajo sucio de Acebes y Zaplana

Rosa Díez se ha convertido en una especie de obsesión para el conjunto de la derecha marianista y no marianista. Tal obsesión, sin embargo, no está exenta de sensaciones de zozobra, porque ingenuamente algunos timoratos piensan que Díez sigue siendo de izquierdas y eso les genera escrúpulos morales. Pero lo cierto es que cada vez hay más gentes peperas que adoran a la ex socialista y creen que con ella al frente del PP las cosas serían muy distintas.

Noticias relacionadas
Isabel Durán: "Rosa Díez presta un servicio impagable a los ciudadanos"
Rajoy reincide en la apuesta por la línea dura, atemorizado por el ascenso de Rosa Díez
Rajoy infravaloró la quiebra de UPN, el crecimiento de Díez, el sacrificio de iconos, y hasta...

Es tanta la fascinación que ejerce Díez en el universo conservador que sus admiradores genoveses empiezan incluso a descartar a la lideresa como su esperanza [y nunca mejor dicho] blanca. Mientras, los amigos de Rodrigo Rato no quieren perder la ocasión y tratan de convencer a su jefe de filas de que dé un paso adelante y se alce con el santo y, a ser posible, también con la limosna.

Isabel Durán
La periodista Isabel Durán, por ejemplo, ha realzado el hechizo de Díez y ha afirmado en un artículo publicado en Época –el semanario de la derecha extrema- que “Rosa Díez presta un servicio impagable a los ciudadanos (…) porque no se ha amedrentrado a la hora de desenmascarar la política antiterrorista del Gobierno”. En realidad, sucede que Díez suple con creces, ella solita, aquel contumaz trabajo sucio del dueto Acebes/Zaplana, lo que provoca enorme satisfacción a la derechona de toda la vida.Edurne UriarteEdurne Uriarte, en ABC, titulaba su artículo de ayer del siguiente modo: “Rosa Díez como síntoma”. Uriarte sí muestra su inquietud por el apogeo de Díez. Advierte Uriarte que “no parece [Díez] buen camino para normalizar la ideología de derechas en España”. Y añade la autora del artículo quien, en los últimos tiempos de Aznar, parecía destinada a muy altas responsabilidades en el PP de Euskadi: “Mientras [la derecha] necesite el pedigrí de izquierdas para justificarse, seguirá en lo que está, en la minoría”.

Paradójica reflexión
Claro que no deja de ser paradójica, como mínimo y siendo extremadamente benevolentes en el juicio, la reflexión de Uriarte. Porque ella –como Rosa Díez, aunque sin ser ni mucho menos tan conocida- también militó en el PSE (PSOE) hasta que se cambió de bando y pasó a ser otra estrella entonces emergente del PP. Es más, Aznar consiguió en su etapa de presidente rodearse de gentes que procedían de la izquierda. Desde periodistas como Martín Prieto y César Alonso de los Ríos, pongamos por caso –hubo bastantes más colegas que hicieron ese recorrido o que jugaron las dos cartas a la vez-, hasta escritores como, sin ir más lejos, Jon Juaristi, al que Aznar nombó director de la Biblioteca Nacional.Demasiados BrutosY es que la Roma de Aznar sí pagaba a los traidores. Ahora, Rajoy –preciso es reconocerlo- lo tiene más difícil. Son los suyos los que ejercen de traidores. Demasiados Brutos para tan débil César.
Enric Sopena es director de El Plural
_

El prodigiós deute de la Generalitat Valenciana.

_

La deuda de la Generalitat y sus empresas supera por primera vez los 14.000 millones

El endeudamiento equivale a la construcción de 47 estadios como el nuevo Mestalla

Juanjo García Gómez, Valencia

La deuda de la Generalitat y sus empresas comerciales ha superado por primera vez la barrera de los 14.000 millones de euros y se sitúa en 14.075 millones, según los datos correspondientes al tercer trimestre del año que ayer difundió el Banco de España. En sólo tres meses, el endeudamiento ha crecido en 284 millones, 1.324 millones con respecto a septiembre de 2007, lo que supone un incremento anual del 10,4%. El lastre de los préstamos equivale a la construcción de 47 estadios como el nuevo Mestalla o 156 hospitales como el futuro La Fe. Haría falta el presupuesto de la Generalitat de todo un año para enjugar los créditos, ya que las cuentas autonómicas para 2009 que el jueves aprobaron las Corts ascienden a 14.286 millones.

Del total de préstamos, 12.198 millones corresponden a la deuda estricta del Consell, de los organismos y empresas que computan como Administración pública y de las universidades, mientras que los restantes 1.877 millones son de las firmas públicas consideradas comerciales (al contar con un porcentaje de sus ingresos que son propios, con lo que no todo su gasto va con cargo a impuestos). Es el caso de la empresa pública de la Ciudad de las Artes (Cacsa). La deuda del Consell ha aumentado en el último año un 10,1%, mientras la de las empresas, un 12,3%. El peso del endeudamiento del Ejecutivo sobre la riqueza de la Comunitat (PIB regional) se ha incrementado una décima, al pasar del 11,4% al 11,5%. El porcentaje supone casi el doble que la media del conjunto de las autonomías, que es el 5,8% (ha bajado una décima respecto al trimestre anterior). El lastre ha crecido medio punto en un año, ya que en septiembre de 2007 era del 11%. De este modo, la Comunitat se mantiene como líder en deuda respecto al PIB, mientras que en valores absolutos es la segunda por detrás de Cataluña, con 17.666 millones (22.838 incluyendo las empresas). Andalucía tiene la mitad que la Comunitat (6.867 millones, 7.043 con las firmas), mientras que Madrid suma 9.945 millones, 11.054 con las sociedades. El año en que no iba a subirEn lo que va de año, el dinero que el Consell adeuda a los bancos a largo plazo ha aumentado en 648 millones (761 con las empresas). Inicialmente, este ejercicio el Consell no tenía autorización para incrementar el endeudamiento pero la situación de crisis y la caída del incremento del PIB ha permitido aplicar excepciones, de forma que las autonomías podrán endeudarse un 0,75% de su PIB, más un 0,25% adicional si presentan un plan de inversiones, en 2008 y en 2009. Esto supone unos mil millones cada ejercicio. El problema de la Comunitat es que parte con unos números tan elevados que habrá que ver el margen real de maniobra que tiene para afrontar la dificultad económica.

Aumento similar al resto el último añoEl Consell salió ayer al paso para resaltar los datos positivos del Banco de España. El director del Instituto Valenciano de Finanzas, Enrique Pérez Boada, aseguró que la deuda de la Comunitat «crece en valores contenidos y en niveles similares a los del conjunto nacional», al subrayar que el aumento de la deuda del Consell en el último año, un 10,09%, es en términos porcentuales el mismo incremento registrado a nivel nacional, el 10,04%.

En contraposición, el director general manifestó que, durante este mismo periodo, se han registrado incrementos del endeudamiento «realmente elevados» en otras comunidades, como Baleares (36,6%), Castilla La Mancha (36,0%), La Rioja (26,3%), Cataluña (26,0%) o Cantabria (21,9%). En el trimestre, la subida de la deuda del Consell ha sido del 1,98%, por debajo de Cantabria (18,9%), Murcia (9,2%) o Castilla La Mancha (3,0%).

Sobre la deuda de las empresas del Consell, Pérez Boada manifestó que los datos desmontan, a su juicio, la acusación de que el Gobierno valenciano «centrifuga» endeudamiento a través de sus firmas (éste no computaría a efectos de la ley de Estabilidad y las autorizaciones de Hacienda para emitir más), ya que «la evolución de la deuda de nuestras empresas es, en términos porcentuales, una de las más bajas de España, estando por debajo de la media nacional».

En concreto, destacó que los préstamos de las empresas públicas valencianas han crecido un 12,3% en el último año, frente al 16,3% de incremento a nivel nacional. En Madrid, la deuda ha bajado desde enero 158 millones pero la de sus empresas ha subido en ese periodo 180 millones.
_

La Comunitat acumula una deuda de 12.198 millones de euros

La Comunitat retrocederá un 0,8% en 2009 y crecerá solo un 0,1% en 2010
_

La semana más negra del reinado de Camps.

_

La semana más negra del reinado de Camps

Pierde el congreso del PP en Alicante y cede ante las protestas educativas.


BELÉN TOLEDO - Valencia - 21/12/2008 08:00

Dicen los textos clásicos que a los emperadores romanos, cuando después de ganar una batalla desfilaban en cortejo triunfal, les acompañaba un esclavo que les recordaba que no eran dioses, sino hombres: "Recuerda que eres mortal", iba repitiendo el siervo. La costumbre servía para que los mandatarios no se emborracharan de poder y recordaran sus limitaciones.

La cita histórica sirve para ilustrar lo vivido por el presidente de la Generalitat valenciana y jefe del PP regional, Francisco Camps. Tras cinco años de incontestables victorias electorales, y después de meses de una creciente devoción a su figura entre los dirigentes del PP valenciano, en la última semana Camps ha tenido que encajar dos duros golpes.

El presidente de la Generalitat asegura que "todo va fenomenal"

En el ámbito interno, el dirigente conservador cosechó un sonoro fracaso en el congreso del PP de Alicante, celebrado el pasado domingo, en el que perdió la batalla por el control de la formación entre los abucheos de los militantes, que consideraron su apoyo a la candidatura finalmente perdedora como una injerencia. Un día después, el pasado lunes, un poderoso movimiento social obligó a su Gobierno a rectificar en uno de sus temas estrella: la imposición de impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés.


El zaplanismo seguía ahí

En Alicante, Francisco Camps trató sin éxito de acabar con el último reducto de líderes fieles a Eduardo Zaplana, su antecesor en la Presidencia del PP y de la Generalitat. Para ello propició una candidatura, la del alcalde de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll, que debía suceder al jefe provincial, el zaplanista José Joaquín Ripoll.

Camps se dirigió al congreso alicantino entre abucheos y pitadas

Entre sus gestos de apoyo a Fenoll, el más sonado fue la celebración de la reunión semanal del Gobierno autonómico en Alicante, el viernes anterior al congreso. Se anunciaron inversiones millonarias en ciudades cuyos alcaldes se habían decantado por el candidato de Camps. Los partidaros de Ripoll lo entendieron como una afrenta y denunciaron públicamente "amenazas y presiones" y "filtraciones interesadas en prensa", en palabras de Miguel Peralta, miembro de la dirección del PP alicantino.

Finalmente, los esfuerzos de Camps fueron en vano. Ripoll ganó y lo peor fue que, tras la victoria, sus partidarios dieron rienda suelta a su aversión hacia el presidente regional a través de abucheos y pitadas. Desde el escenario, Camps apenas pudo forzar una sonrisa, que en algunos momentos llegó a convertirse en un gesto de desconcertada amargura.

Fuentes del PP afines a Ripoll afirman que el líder erró en el cálculo de sus fuerzas: "Es fruto de su endiosamiento. Su obsesión es eliminar cualquier herencia que pueda hacerle sombra y la prueba es que eligió como candidato al alcalde de Benidorm, la cuna política de Zaplana".

Los críticos del PP achacan los reveses al "endiosamiento" de su líder regional


La sociedad resucitada

El día después del congreso trajo peores noticias, esta vez desde el exterior del partido. La Generalitat se vió obligada a renunciar a su orden de impartir Educación para la Ciudadanía en inglés después de tres meses de oposición ciudadana. Las protestas se organizaron en torno a la Plataforma por la Enseñanza Pública, que agrupó a sindicatos de profesores y asociaciones de directores, inspectores, padres y alumnos.

Después de una manifestación de 40.000 personas, según la Policía Nacional, y ante la convocatoria de una huelga el 17 de diciembre, la Generalitat anunció una moratoria que da libertad a los docentes para elegir idioma en las clases. La oposición culpa del conflicto al "estilo autoritario de gobierno" del PP valenciano, según Gloria Marcos, de IU. Mónica Oltra, de Iniciativa del Poble Valencià, asegura que responde al alejamiento de la realidad de Camps: "Es la prepotencia del líder, su problema es que está en otro mundo".

El PP regional niega cualquier contratiempo. En cuanto al congreso de Alicante, Ricardo Costa, secretario general del partido, asegura que no se debe confundir la presentación de "varias alternativas" con "la división profunda". Respecto al conflicto educativo, la Generalitat ha insistido en los últimos días en que su renuncia es sólo temporal y que la orden de impartir la asignatura en inglés sigue en pie.

¿Y qué dice Camps? Pues que está "profundamente satisfecho" con el congreso alicantino y que en materia educativa "va todo fenomenal".
_

La marcha atrás de Camps en Ciudadanía

El jefe del Consell se retracta de impartir EpC en inglés acosado por la protesta social. La plataforma se siente ganadora mientras algunas voces en el PP creen que no debió llegar tan lejos en el pulso al Gobierno.

Carlos Alós, Valencia

La impartición de Educación para la Ciudadanía en inglés no ha resistido el primer examen parcial. El castillo de naipes montado por el Gobierno de Francisco Camps se ha venido abajo en tres meses. La manifestación del 29 de noviembre dejó tocada la política del Consell sobre EpC y la convocatoria de una huelga para esta misma semana, desconvocada tras la rectificación, fue la puntilla.Atrás quedan meses de movilización social con protestas y encierros en colegios e institutos. La revocación de la orden de impartir Ciudadanía en inglés, conocida el lunes, llega un año y tres meses después de que el jefe del Consell anunciara que los adolescentes valencianos de segundo de ESO, de 12 y 13 años, recibirían en lengua extranjera los contenidos de la asignatura. Desde el inicio del curso, el Ejecutivo se ha dado de bruces con la evidencia de que los alumnos no entendían nada y también con una protesta mucho más consistente de lo que esperaba. El examen inicial de EpC resultó un sonoro fracaso. Casi el cien por cien de suspensos. La asignatura debía impartirse con un profesor de filosofía y otro de inglés, que se encargaba de traducir. "Era como una actuación de Martes y Trece", afirma un director de instituto de una localidad de la Ribera Alta, que prefiere mantener el anonimato. Los problemas trascendían a diario y la respuesta no se hizo esperar: movilizaciones de profesores, padres, alumnos y directores sirvieron de altavoz y el pulso ganó la calle. Más de 50.000 personas se manifestaron en Valencia para mostrar su rechazo a la política educativa del Consell.

Quince meses antes, en los primeros días de septiembre de 2007, el propio Camps, ex conseller de Educación, decidió que EpC, la asignatura promovida por el Gobierno socialista, se impartiría en lengua inglesa en la Comunitat Valenciana. El jefe del Consell lanzó la idea en una reunión en la que estaban presentes varios consellers, aseguran fuentes del propio Gobierno y el titular de Educación, Alejandro Font de Mora, se puso manos a la obra. Un año después, incluso en el PP, consideran que se llegó demasiado lejos en el pulso al Gobierno contra la asignatura. El PP había planteado batalla política contra Ciudadanía y en la campaña electoral de las generales de marzo se posicionó radicalmente en contra. Tres meses antes, la Conferencia Episcopal había tomado las calles para protestar contra un contenido docente que considera adoctrinamiento moral. El Consell asumió las tesis más conservadoras del PP y se opuso a la asignatura. Ningún Ejecutivo autonómico popular se atrevió a llegar tan lejos. Algunos, como el de la Comunidad de Madrid, se limitaron a alentar la insumisión, pero el Consell no sólo ideó que se impartiera en inglés sino que estaba dispuesto a permitir que se aprobara con trabajos trimestrales, aunque los jueces dieron al traste con una aspiración que constituía un boicot en toda regla a la asignatura.

Batalla política perdida
Revocada la orden el pasado lunes, la plataforma per l'Ensenyament Públic, que ha aunado las protestas, se siente ganadora del pulso. "El Consell ha perdido la batalla política", dice el portavoz del Sindicat de Treballadors del Ensenyament del País Valencià (Stepv), Vicent Mauri. "No esperaban el nivel de concentración y la diversidad de personas que se manifestaron", añade el portavoz de los profesores de instituto, Vicent Baggetto.

"Hemos conseguido que no la den en inglés y que se sienten a negociar. Ha sido una movilización sin precedentes", apostilla la portavoz de la plataforma y presidenta de las asociaciones de padres, Gemma Piqué, quien sostiene que al Consell no le quedaba otra salida. "No podían hacer otra cosa, no podían seguir jugando. Toda España sabía lo que estaba pasando aquí", remata Piqué. Sin embargo, hace un mes nadie pensaba que el Consell daría su brazo a torcer y tan pronto. "Es evidente que la manifestación ha sido la clave y que la huelga ya hubiera sido demasiado", sugiere Baggetto. Hay plena coincidencia en que se trataba de un experimento condenado al fracaso, de una ocurrencia sin posibilidad de éxito que los expertos han llegado a considerar una barbaridad docente. Pero el Consell siguió adelante para dejar claro su rechazo a un material didáctico que en pleno fragor del conflicto el conseller Font de Mora consideró en las Corts que sólo aspiraba "a formar votantes socialistas".

También resulta evidente que cuando comenzaron las protestas, el Gobierno de Camps no tenía un plan B ante una posible movilización social de la magnitud de la que tomó las calles el 29 de noviembre y por ello no le quedó otra salida que la marcha atrás. "No repararon en las consecuencias ni en las puertas de salida si aquello, como ocurrió, acababa en movilización. Nunca hubo una alternativa y tampoco el anuncio de moratoria coló", dicen desde la plataforma. "Pensaban que ganarían las elecciones en España y entonces no se impartiría. Pero cuando las pierden, la bravuconada de Camps tiene que llevarse a término", dice Maurí. El Consell se escudó durante meses en que la protesta la fomentaban sectores radicales de la política y la educación, pero la movilización puso en evidencia que esa lectura no era correcta. La manifestación fue un éxito. Padres, profesores, alumnos y la sociedad en general tomó la calle. Por primera vez en años, la izquierda sociológica se unía en una sola voz y ello generó en la oposición una sensación de euforia, de batalla ganada tras 15 años de abrumadora mayoría popular.

Un conflicto gratuito
Con cinco años en el poder, ningún otro conflicto había erosionado tanto al Consell, aunque fue el propio Camps el que se metió en la boca del lobo porque el intento de boicot de la asignatura fue un conflicto creado de forma gratuita. Ni siquiera el PP ha sido una piña, aunque en público no hubo voz discordante. Desde las masivas manifestaciones contra la intervención española en Iraq en 2004, las calles no acogían una protesta tan masiva. Pero al final, la asignatura podrá impartirse en las lenguas oficiales. El lunes, y con el jefe del Consell en EE UU, el departamento de Font de Mora difundía una circular con la moratoria. La Plataforma suspendía la huelga y Camps se declaraba el viernes "contento y satisfecho" de la labor de su Gobierno.
_

Educación sobresee el expediente al ex director Malonda en su política de distensión

El instituto Serpis deja sin notas a sus alumnos por la falta de un administrativo

Camps responde con vaguedades a la marcha atrás en EpC y considera resuelto el conflicto

_