dissabte, 21 d’octubre de 2017

Homenaje republicano a Miguel Hernández - ORIHUELA



Estimadas amigas y amigos, como cada Octubre, el Ateneo Viento del Pueblo realiza el homenaje republicano a Miguel Hernández. 
Un homenaje popular, sincero y sencillo. La palabra y la poesía para cantar a Miguel y recalcar su vigencia.
En un momento en que precisamente, la palabra es más necesaria que nunca; la mejor arma para combatir el abuso de poder. Nuestra trinchera siempre será la palabra, el diálogo, la poesía: Tristes armas si no son las palabras. Tristes. Tristes.

Por eso te invitamos a que nos acompañes y participes en este acto de homenaje que tendrá lugar el sábado 28 de octubre a las 12:00 h en el Monumento a Miguel Hernández (junto a la estación de tren).
Ven con tus poemas, manifiestos y canciones. Palabras de amor, de lucha, sinceras y comprometidas. Las calles son del Pueblo, las calles son nuestras: Que mi voz suba a los montes y baje a la tierra y truene, eso pide mi garganta desde ahora y desde siempre.

Os adjuntamos el cartel con la info.
Un saludo

-El día 29 el Ateneo estaremos en Mercadearte con nuestra paradeta de libros.



 

Las víctimas serán clave para la querella del Ayuntamiento de Madrid contra los crímenes del franquismo.


http://www.eldiario.es/madrid/Ayuntamiento-Madrid-querellarse-crimenes-franquismo_0_698530450.html


"Sin justicia no hay verdad ni reparación". Estas palabras las pronunció hace ahora ocho meses Chato Galante en una entrevista en eldiario.es. Galante es un expreso del franquismo; detenido, torturado por Billy el Niño y condenado a cuatro años de cárcel por participar en una protesta estudiantil en 1968. Estos hechos pertenecen a su pasado, pero definen su presente como activista que busca desde hace años justicia y reparación para las víctimas de la dictadura, a través de la asociación 'La Comuna. Presxs del franquismo' a la que pertenece. Como recuerda, su torturador continúa en la calle como "un ciudadano ejemplar" mientras él sigue siendo "un delincuente" porque su condena "nunca ha sido anulada". 
"Satisfacción" es la palabra que Chato Galante ha utilizado para celebrar que el Ayuntamiento de Madrid haya decidido sumarse a la red de municipios que ha presentado, o está en proceso de hacerlo, querellas contra crímenes del franquismo, después del portazo que recibió por parte del Consistorio el pasado mes de febrero. Ahora, coincidiendo con el 40 aniversario de la aprobación de la ley de Amnistía, que ha sido uno de los elementos clave para la impunidad de los crímenes de la dictadura, el Ayuntamiento de la capital sacará adelante una moción en el Pleno del próximo día 31 como primer paso para querellarse contra esta vulneración de derechos humanos en Madrid.
Galante fue torturado con una violencia extrema y pasó cuatro años en prisión. No es la única víctima de la dictadura en la capital, ni los delitos sobre su persona los únicos que se produjeron durante las cuatro décadas de dictadura. Asesinatos, desapariciones, palizas, robo de bebés... son otros crímenes que siguen impunes desde que desapareciera Franco en 1975 y que ahora desde muchos municipios se quieren perseguir. 
El Ayuntamiento de Madrid cifra en "decenas de miles" las víctimas de la represión política, social y laboral ejercida por la dictadura franquista en la capital, según recoge la moción que presentarán conjuntamente Ahora Madrid y PSOE el próximo 31 de octubre y a la que ha tenido acceso eldiario.es. La propuesta saldrá adelante con seguridad debido a que ambos grupos suman mayoría de votos. 
La moción se centra en tres aspectos: interponer una querella criminal ante los Juzgados de Instrucción de Madrid para que investiguen los delitos cometidos en el contexto de crímenes contra la humanidad por parte de la dictadura franquista contra los ciudadanos de Madrid; incorporarse a la Red de Municipios por el acceso a la justicia de las víctimas; y apoyar las iniciativas ciudadanas encaminadas a iniciar procedimientos ante la administración de justicia para determinar responsabilidades en los crímenes.

El primer paso para la querella

Esta iniciativa del Pleno municipal es solo el primer paso. Jacinto Lara, uno de los abogados de la querella argentina e impulsor de esta iniciativa en los ayuntamientos, recuerda que la corporación local se encuentra en la "fase previa". Como explica el letrado a eldiario.es, el Gobierno de Manuela Carmena tendrá que determinar después la fórmula con la que llevará a los tribunales delitos concretos de la dictadura contra los ciudadanos madrileños. Porque la querella (o querellas) no será "una causa general contra el franquismo", asegura Lara, porque "estaría abocada al fracaso". 
"Los crímenes tendrán que estar particularizados e invidualizados con nombre y apellidos de víctimas". El Ayuntamiento puede optar por diferentes opciones. "Se puede presentar una querella por un hecho concreto o puede agrupar muchos delitos, aunque cada uno se tendrá que definir". El consistorio también puede "presentar varias querellas", "presentarla a título propio" o "sumar a particulares". Lo imprescindible, asegura Lara, es que la denuncia sea "rigurosa" y  destaca el paso al frente del Consistorio porque ayuda a las víctimas a sentirse "amparadas por una institución". 
Mauricio Valiente, tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid y responsable del área de Derechos Humanos, reconoce que todavía no está decidido cómo se abordará la denuncia. "Una vez se apruebe la iniciativa se comenzará por una recogida de testimonios, conocer el material del que disponemos es necesario para decidir la fórmula", explica Valiente. Para ello, señala el concejal, "el Ayuntamiento iniciará un proceso de contratación". 

Otras ciudades ya se han querellado

Madrid aprobará su moción después de que lo hayan hecho ya más de 30 municipios. Ciudades como Barcelona, Valencia, Zaragoza, Cádiz, A Coruña, Vitoria ya lo hicieron. Ahora, tanto Galante como Valiente y Ramón Silva, concejal del PSOE en el Consistorio de la capital, consideran que la incorporación de Madrid a esta acción impulsará para que otros municipios vayan detrás.
Luego hay ciudades como Pamplona que han presentada ya la denuncia. La del Ayuntamiento pamplonés, gobernado EH Bildu, fue la primera querella a nivel estatal contra crímenes del franquismo en una ciudad. La denuncia solicita la investigación de hasta 309 muertes y más de 1.000 encarcelamientos durante la Guerra Civil y el franquismo en Pamplona, centrándose en 17 casos concretos, de los que cuatro, ya sea en primera persona o a través de familiares, se han adherido personalmente a la denuncia, siendo querellantes junto al Ayuntamiento.
Como explica la responsable de Gabinete del Consistorio pamplonés, Olaia Aldaz, el Ejecutivo municipal siguió varios pasos antes de llegar a los juzgados. Después de aprobar la moción el pleno municipal, el siguiente escenario fue llegar a un convenio con la Universidad pública de Navarra que llevaba tiempo investigando los crímenes, para que elaborara un informe pericial que sería la base de la querella. Posteriormente, la corporación local abrió una oficina durante cuatro meses, para que víctimas o familiares dieran sus testimonios y aportaran documentación. La asesoría jurídica municipal, junto con un despacho externo y la coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los Crímenes del Franquismo (CEAQUA), elaboró con los testimonios y el informe pericial la querella, un proceso que ha durado algo más de un año. 
Fue también el Consistorio de Pamplona la administración que impulsó la creación de la Red de Ciudades por la Justicia y la Memoria, a la que ahora Madrid se sumará. El Ayuntamiento de Carmena está organizando uno de los encuentros de la red en la capital para próximo mes de noviembre.

La impunidad de 40 años

Hasta ahora los tribunales en España se han negado a investigar los crímenes del franquismo. Tanto es así que las víctimas han acudido a Argentina en busca de justicia, en una querella que suma a más de 9.000 personas. Pero, ¿por qué no se han investigado todos estos crímenes contra los derechos humanos?
La primera razón es la ley de Amnistía aprobada en 1977 y que cumple este mes 40 años. Izquierda Unida tiene un borrador de proposición de ley en el marco del grupo confederal Unidos Podemos-En Comú-En Marea para derogar aquella ley de Amnistía, que se encuentra en un proceso de negociación con asociaciones de memoria histórica y otras formaciones políticas para ultimar el texto. Este mismo miércoles, se produjo una reunión al respecto.
El texto de IU anula la Ley 46/1977, de 15 de octubre, "de Amnistía en todos aquellos aspectos que vulneran el Derecho Internacional en materia de persecución de crímenes de lesa Humanidad; declara la nulidad de pleno derecho de las sentencias dictadas por tribunales franquistas que supusieron condenas que atentan contra los Derechos Humanos y atiende la evolución del Derecho Penal Internacional en el sentido de la imprescriptibilidad de los crímenes contra la humanidad".
Este último aspecto es también clave, según señala el letrado Jacinto Lara. España no empezó a reconocer crímenes de lesa humanidad hasta 2004 cuando aprobó una ley específica. Lara sitúa la impunidad en los crímenes del franquismo en una sentencia del Tribunal Supremo de 2012, que establece que no se pueden investigar crímenes de lesa humanidad en España con carácter retroactivo. 
Pero, según indica el abogado, los tribunales deben empezar a tener en cuenta el contexto y aplicar el principio de legalidad internacional que establece que los crímenes contra la humanidad no prescriben. Por tanto, la tipificación del delito como lesa humanidad es clave para que la iniciativa no acabe archivada. 

divendres, 20 d’octubre de 2017

Las caricaturas secretas de Franco

https://elpais.com/cultura/2017/10/19/actualidad/1508429873_835172.html


Un libro reúne la genial serie de 41 dibujos inéditos ‘Mentira y sueño de Franco’, realizada por Antonio Saura entre 1958 y 1962, con textos del artista, Eduardo Arroyo y Bartolomé Bennassar


Republicanos enterrados en fosas comunes en una de las obras incluidas en el volumen 'Mentira y sueño de Franco', de Antonio Saura.
Republicanos enterrados en fosas comunes en una de las obras incluidas en el volumen 'Mentira y sueño de Franco', de Antonio Saura. ARCHIVOS ANTONIO SAURA
Son tan solo dibujos, Mentira y sueño de Franco. Pero vistos en perspectiva cristalizan en un ajuste de cuentas.
Tan cruel como cursi en aquel admirable ejercicio de travestismo político —en suma: el militarcillo gallego, mediocre y meapilas convertido en dictador nacional, calculador y sanguinario a largo plazo después de la carnicería nacional que todos sabemos— Francisco Franco Bahamonde dio para mucho a la hora de la sátira y el sarcasmo.
Sobre todo después de muerto, porque el caso es que antes no dejó mucho margen. De ahí probablemente que el pintor Antonio Saura decidiera, una vez pergeñado su genial garabato del franquismo triunfante, meterlo en unas carpetas y meter las carpetas en lo más profundo de anónimos cajones. Mentira y sueño de Franco, pero bajo siete cerrojos.

Retrato de Franco de la serie 'Mentira y sueño de Franco', de Antonio Saura.
Retrato de Franco de la serie 'Mentira y sueño de Franco', de Antonio Saura. 
Y como la venganza es un plato que se sirve frío —aunque gran parte de la historia de este país diga a las claras lo contrario— sale ahora a la luz la suitede 41 dibujos que Saura (Huesca, 1930-Cuenca, 1998) ejecutó entre 1958 y 1962. Era un pequeño tesoro oculto que nunca había sido ni editado ni expuesto en público en su conjunto.
Es un panfleto político en la estela de Goya y Picasso (Desastres, Sueño y mentira de FrancoGuernica…) con el que el cofundador del grupo El Paso, que aún no se había ido a vivir definitivamente a París, quiso posicionarse con respecto a Franco y sus consecuencias. Primordialmente, la Guerra Civil.
Un libro de inminente publicación, Mentira y sueño de Franco (Georg Editor/Archives Antonio Saura) y, sobre todo, una exposición el año próximo en el Museo Reina Sofía de Madrid, cuyos detalles se están ultimando, darán cuenta de este grito antifranquista realizado en lápiz y tinta china justo cuando se cumplan 20 años de la muerte del artista.

Víctimas de la Guerra Civil

“La suite que mi padre dedica al franquismo y a la Guerra Civil española es, efectivamente, una denuncia de los terribles hechos históricos que tanto le marcaron, así como un tributo combativo, con las modestas armas del pintor, a sus víctimas”, explica desde Ginebra Marina Saura, hija del artista y responsable de los textos del libro junto con el historiador francés Bartolomé Bennassar y el pintor español Eduardo Arroyo.
Retrato de Millán-Astray de la serie 'Mentira y sueño de Franco', de Antonio Saura.
Retrato de Millán-Astray de la serie 'Mentira y sueño de Franco', de Antonio Saura. ARCHIVOS ANTONIO SAURA
Recuerda la hija y heredera del artista y responsable de los Archivos Antonio Saura de Ginebra: “Encontramos los dibujos en unos cajones de su estudio de París, cuando estábamos haciendo el inventario de su obra. Estaban guardados en una carpeta junto con una lista mecanografiada de títulos. Esa lista nos ha sido muy útil, porque muchos de los títulos que él escribía sobre los dibujos eran un enigma, mensajes bastante crípticos, algunos eran puras asociaciones poéticas; otros, cantos de guerra, eslóganes… y además mi padre tenía una letra muy difícil de descifrar. Desentrañar todo eso ha sido precisamente la tarea que hemos sacado adelante Bartolomé Bennassar y yo”.
El volumen a punto de publicación es puro salfumán. A lo largo de un centenar de páginas y detrás de la descacharrante portada firmada por Eduardo Arroyo —Franco, Franco, Franco, un collage con una foto del joven militar rematada por unos ojos alucinados pintados por Saura— desfilan todas las interpretaciones posibles del dictador y de la Guerra Civil. Franco crucificado, Franco conduciendo un tanque, Franco con el pene flácido, Franco pescando atunes (que son muertos), Franco aclamado en Burgos por las fuerzas nacionales pero sobre todo las estremecedoras visiones de las fosas comunes donde descansan los muertos del bando perdedor. Y la burla irrisoria y sin piedad de la Legión, con Millán Astray al frente, y de Carmen Polo de Franco, La Collares, con toquilla, y de los curas, y del Cara al sol y de la Falange.
Hasta el celebérrimo miliciano de Robert Capa acribillado en Cerro Espejo es objeto de una peculiar interpretación por parte de Antonio Saura, quien dedica otra de sus ilustraciones a esa Bella Durmiente (España) a la que la bruja (Franco) mantuvo dormida 40 años… El texto que sirve de preámbulo al libro es el mismo que el artista publicó en el libro de 2009 Antonio Saura por sí mismo.
En él, Saura muestra su hastío ante la versión “aberrante y masoquista” de algunos según la cual el arte es mejor cuando se da una situación represiva que cuando hay libertad. “Siempre he pensado”, escribe, “que si en España hubiéramos disfrutado de mayor libertad y comunicación, el arte habría sido mucho más fértil, veraz y universal”.

Comienza en Cádiz la mayor exhumación de bebés supuestamente robados durante el franquismo y los años 80.

https://www.lavozdelsur.es/estamos-deseando-ver-las-cajas-vacias-para-demostrar-que-aqui-se-han-robado-ninos


“Estamos deseando ver las cajas vacías para demostrar que aquí se han robado niños”

Comienza en Cádiz la mayor exhumación de bebés supuestamente robados durante el franquismo y los años 80. El Ayuntamiento sufraga estos trabajos que se prolongarán durante un año y buscan los restos de 46 pequeños que sus padres nunca pudieron ver muertos.
20-10-2017 / 17:37 h.
En el Cementerio de Cádiz hoy se habla en presente. El presente más inmediato después de un pasado de soledad, dolor y de lucha. El de las madres, padres, hermanas, hermanos de los bebés robados, que grabarán en su mente este viernes 20 de octubre de 2017 como el primer día en el que la verdad sobre sus niños puede salir a la luz. Un presente histórico porque histórico es lo que ha ocurrido en el camposanto de San José.
Azada en mano, el arqueólogo Jorge Cepillo y otros técnicos, han empezado a escarbar la tierra bajo la que un día dijeron que estaban enterrados estos pequeños que no pudieron sobrevivir pero cuyos padres nunca pudieron ver muertos. Allí buscan los restos de 46 bebés en 44 féretros en la que es la mayor exhumación apoyada por una administración pública. El concejal de Memoria Democrática y presidente de Cemabasa, Martín Vila, quiso acompañar a las familias en este primer día de exhumaciones y explicar cómo el Ayuntamiento de Cádiz ha cumplido con su propósito de “dar una respuesta a las familias” y “recuperar la verdad, la justicia y la reparación”. Una intervención que se prolongará durante doce meses, con una subvención de 50.000 euros y que “supone una novedad en Andalucía y probablemente en el país”, teniendo en cuenta que se va a realizar en un cementerio que está cerrado, tal como apuntó Chary Herrera, la presidenta de SOS Bebés Robados, que reconocía el “nerviosismo” y casi “la incredulidad”. “Hasta que no veamos el hoyo abierto casi que no nos lo vamos a creer”.
La mayoría de los casos están prescritos y los familiares esperan que las exhumaciones permitan demostrar que no hay restos óseos de recién nacidos
Su lucha por demostrar que sus pequeños fueron arrancados a sus familias, se cuenta por años. Por eso, “estamos muy orgullosos de que podamos abrir camino”. Para la cabeza visible de este movimiento, las exhumaciones pueden ser la prueba definitiva para que se reabran los casos, en su mayoría archivados, por falta de indicios o por prescripción penal. Sólo hay dos, de los años 1983 y 1984, que ahora mismo están abiertos y que están a punto de correr la misma suerte. “Por eso es tan importante empezar ya”. “Los casos están prescritos porque aquí creen que no se han robado niños. Estamos deseando ver las cajas vacías porque sería una forma de demostrar que sí”.
Como en la que supuestamente descansa Isidro o Luisa, un bebé que Toñi Alcina, su hermana, busca. Él o ella tendría hoy 34 años y su familia tiene claro que está vivo o viva con otra familia. Toñi tenía nueve años cuando esperaba en su casa a que su madre llegara con una hermanita. “Luisa la íbamos a llamar porque el ginecólogo durante el embarazo le dijo que era niña”. Pero cuando nació, “le dijeron que era niño”. Poco más supieron de Isidro, el nombre que tenían elegido por si resultaba ser un varón.

Manu García
 
El equipo técnico comienza a excavar la tierra.
“Les prohibieron ver al niño y le dijeron primero que había fallecido a las tres horas y media de nacer, cuando otro documento aseguraba que el niño estaba macerado (muerto en el vientre materno)”. A ella, con la ayuda de las vecinas, le tocó desmontar la cuna, el baño y guardar la ropa del bebé. “Lo recuerdo perfectamente y desde entonces tengo un trauma”. Así que no es de extrañar que “hoy esté feliz, esté triste y no sé lo que quiero”, confesaba. Ella y su hermano acudieron al Cementerio en representación de la familia porque “mis padres están destrozados. No hacía falta llegar hasta a esto pero bueno… ya estamos aquí ”.
Chari Castro busca a su hija, Ana Mari, que hoy tendría 41 años y Toñi Alcina a su hermano, Isidro, de 34 años
La intervención es harto complicada porque los restos que se buscan ni están en nichos ni en fosas comunes sino en sepulturas de 60 centímetros de ancho y tres o cuatro metros de profundidad. En esas arquetas iban inhumando los cadáveres unos encima de otros: catorce en el caso de los adultos o hasta treinta o cuarenta para los bebés, tal como explica el arqueólogo municipal José María Gener. El libro de enterramientos del Cementerio tiene registradas estas inhumaciones pero, además de excavar, el equipo técnico tiene que localizar a una persona entre los restos óseos de casi cuarenta. Por eso, aplican un estudio probabilístico para reducir el registro a cinco o tres restos sobre los que practicar las pruebas de ADN.
Las familias también contarán con Ana Arazo, psicóloga. Durante el año que se prolonguen los trabajos de exhumación, les acompañará. Allí, en el Cementerio para que aprendan a gestionar sus emociones y fuera, con grupos de ayuda mutua en el que irán compartiendo experiencias, y con entrevistas personales que permitirán a los familiares esa “ventilación emocional y esa descarga de tensión que necesitan”.

Manu García
 
El hermano (i) de uno de los bebés supuestamente robados y el concejal de Memoria Democrática y presidente de Cemabasa, Martín Vila.
Como Chari que aún no se cree lo que está pasando. “Siempre tuve dudas pero pensé que estaba sola, que era la única a la que le había pasado esto hasta que conocí a Chary” y descubrió que como el suyo, había casos de bebés supuestamente robados repartidos por toda la provincia. Ayudada por Ana, después de haber sufrido un ataque de ansiedad al pisar el Cementerio, Chari recupera el aliento y emocionada aún recuerda. Pero recuerda en presente. Ana Mari, su hija, ha cumplido el pasado 16 de octubre, 41 años. “Estoy segura que está viva”. La tuvo en el año 1976, cuando contaba con 22 años. “Yo era primeriza y el embarazo fue bien. Cuando llegué me durmieron y al despertar vi a mi hija sobre una mesita, estaba bien, con buen color”. Ya luego, ocurrió como en muchas otras ocasiones. “Le dijeron a mi marido que la niña estaba muy mal y no le dejaron ni a él ni a mi madre entrar a verla. Sólo que volviera al día siguiente a las diez de la mañana. Cuando fue, ya no estaba”. Y nunca más. Su ingreso en el hospital, su parto, los informes de su hija…nada quedó. “Yo siempre tuve dudas y pedí mi historial. Salieron papeles de cuando tuve una diarrea a los 14 años, de un aborto, del parto de mis hijos pero de ella, como si no hubiera ocurrido”. Pero fue a pocos metros de ese cementerio, en el Hospital Puerta del Mar, que para ellas sigue siendo la Residencia de Zamacola, donde perdieron a sus bebés