dissabte, 2 de juliol de 2016

La vida de los otros. Excavaciones en las trincheras republicanas de la Universidad Complutense.

http://guerraenlauniversidad.blogspot.com.es/2016/07/la-vida-de-los-otros.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+ArqueologaDeLaGuerraCivilEspaola+(Arqueolog%C3%ADa+de+la+Guerra+Civil+Espa%C3%B1ola)



viernes, 1 de julio de 2016



Hoy hemos comenzado las excavaciones en las trincheras republicanas de la Universidad Complutense. Como ya comprobamos en 2008, antes de llegar a los niveles de la Guerra Civil hay que pasar por las trazas de otros pasados menos antiguos. Basura, realmente. Pero ¿qué no lo es? ¿Acaso no son basura las latas y los vidrios de la Guerra Civil? ¿O el hecho de que hayan participado en una guerra les otorga un estatus privilegiado? En cierta manera sí. Son basura y algo más. 

Pero ¿qué basura no es algo más? Cualquier desecho lleva inscrito la marca de una vida. Y la basura de la Ciudad Universitaria nos habla de vidas marginales y de dobles vidas. Los restos de los niveles más superficiales, que se pueden datar desde los años 80 hasta la actualidad, reflejan la existencia de los otros. De la gente que no es "normal". 

Documentar estos restos es lo que los ingleses llaman queer archaeology. Una arqueología de aquellas personas a las que la sociedad considera "raras" (queer), fundamentalmente por su orientación sexual, pero no solo. Es una arqueología que se interesa por las vidas de los otros, que considera tan dignas como cualquier otra. 

Los restos de basura del campus nos hablan de dos tipos de vida marginada. 

Los preservativos son un testimonio de sexo prohibido. De encuentros homoeróticos que hasta hace muy poco tiempo solo podían tener lugar en los márgenes de la ciudad y de los que no se podía hablar. 

Los restos más abundantes pertenecen a otros marginados: las personas sin techo. En el abrigo republicano que estamos excavando hay abundantes huellas de uso reciente (hacia 1993) por parte de una persona sin hogar, quizá una mujer. Entre los objetos que documentamos se encuentran muelles de un colchón, una zapatilla aparentemente femenina, un pintauñas rosa, crema hidratante, medicinas (paracetamol, aspirinas, pastillas para la irritación de garganta), latas de refresco, un brik de zumo, una lata de aceitunas, envoltorios de pañuelos de papel, huesos de un guiso. Los productos de higiene y las medicinas nos hablan de una persona que trata de cuidarse, incluso en una situación de marginalidad extrema.

Podemos observar los restos y sonreírnos: el típico nivel de basura y condones. O podemos verlos como el testimonio de otras vidas. Y quizá aprendamos algo.

INAUGURACIÓN DEL MONUMENTO EN HOMENAJE Y RECONOCIMIENTO A LOS PRESOS ESCLAVOS DEL FRANQUISMO.



https://www.facebook.com/groups/231378513588537/permalink/1112076032185443/

Sonia Subirats ha compartido la publicación de Cecilio Gordillo.
Cecilio Gordillo ha añadido 3 fotos nuevas.
QUEDAN 17 DIAS PARA LA INAUGURACIÓN DEL MONUMENTO EN HOMENAJE Y RECONOCIMIENTO A LOS PRESOS ESCLAVOS DEL FRANQUISMO.
Será el 18 de Julio a partir de las 19:30 horas en el Parque del Guadaira, junto a la Avda de las Razas y las instalaciones deportivas de la Universidad de Sevilla, debajo de tres grandes eucaliptus con buena sombra.
Intervendran:
Nicolás Sánchez Albornoz, historiador y expreso -fugado- de Cuelgamuros
José Luis Gutierrez Molina, historiador.
Un/a rrepresentante del gobierno de Sevilla
Cerrara el acto:
Lucía Sócam
Te esperamos.
Mandanos un correo de apoyo a la iniciativa:
memoriahistorica@cgtandalucia.org
___________________________________________________
APOYOS RECIBIDOS AL MONUMENTO A LOS PRESOS ESCLAVOS DEL FRANQUISMO EN HELIOPOLIS (Sevilla).
Jesús M. Canto Ortiz, Catedrático de Psicología Social de la Universidad de Málaga
Javier Gavira Gil. Historiador. Marchena (Sevilla).
Juan M. Batalloso Navas. Asociación MLCD. Camas (Sevilla).
Asociación “Nuestra memoria”. Sevilla
Flor Calzada Rodríguez, Barcelona
Ignacio Cortés Contreras, Docente
Josefina Cuesta Bustillo. Universidad de Salamanca. España
Colectivo Memoria de Futuro de Alburquerque (Badajoz)
José Moreno Romero, historiador. Fuentes de Andalucía. (40,00 €)
Juanma Guijo. Antropólogo forense. Sevilla (50,00 €)
Emili Cortavitarte Carral, Fundación Salvador Seguí. Barcelona (100,00 €)
Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA).
Jacinto Merino Sánchez, Dtor Historia por la UABarcelona
Carlos J. Benítez Saurel. Consejo Local IU. Dos Hermanas (Sevilla)
María Julieta Olaso, doctora en Antropología.
Manuel Ramos Manzano. Alcalá de Guadaira (Sevilla). (20,00 €)
José Villa Rodríguez. Sevilla. (50,00 €)
Asociación Dignidad y Memoria de Marchena (Sevilla)
Pedro Soriano Belmonte (50,00 €)
MC.C (50,00 €)
Francisco García González (50,00 €)
María Flores C (50,00 €)
AMH Partido del Trabajo de Andalucía y la Joven Guardia Roja.
Laureano Rodriguez Liañez. Historiador
Eduardo José López Álvarez. Docente
Antonia Recio Ortiz.
Marivilla Cuadrado. Sevilla
Asociación de Memoria Histórica de Arcos de la Frontera
Consejo Ciudadano Municipal de Sevilla.
Lucia Socam. cantautora (50,00 €)
Asociacion 24 de agosto de 1944 (Francia). (150,00 €)
Francisco Villenas Diaz. Hornachos (Badajoz).
José María Valcuende del Río. Docente. Antropólogo. Sevilla.
Cecilio Gordillo Giraldo. Sevilla.
Félix Talego Vázquez. Profesor de Antropología social.
Julio Guijarro González. Archivero. Sevilla.
(*) Recibiremos apoyos hasta el día 11/
07/2016

Himmler visita España.

https://radiorecuperandomemoria.com/2016/07/02/himmler-visita-espana/



him.jpg
Mucho se habla de la intervención alemana durante la Guerra Civil (Legión Cóndor) pero muy poco sobre le influencia que tuvieron los nazis en la construcción del Estado franquista y en  consolidación de su aparato represivo. Y en los primeros años de posguerra, tuvieron una influencia muy importante. En uno de los terrenos donde más tuvieron influencia fue en el policial.
Los nazis estaban muy interesados en entrar en la guerra española, entre otras cosas, para detener a aquellos alemanes antifascistas que habían conseguido huir de su país y se habían enrolado en las Brigadas Internacionales. Para ello, ya en la primavera de 1936, la Gestapo manda a uno de sus agentes, Paul Winzer, para que observe la implantación de la Internacional Comunista en España. Al comenzar la guerra, en noviembre de 1936 una serie de funcionarios de la Gestapo viajaron a España con la misión de informar sobre la participación de alemanes en las filas republicanas. En noviembre 1937 los nazis enviaron una comisión a España, para ayudar a la policía española en los métodos y procedimientos de la lucha contra los comunistas.  Fue dirigida por el General Jost. En dicha comisión había expertos en tres áreas: administración policial, policía política y policía criminal. Dicha comisión fue agregada al Ministerio de Orden Público cuando se creó a principios de 1938.
En ese año de 1938, Himmler, el jefe de las SS alemanas y de la Gestapo, manda una carta a Martínez Anido, ministro franquista de orden público, para pedirle colaboración entre ambas policías. Dicho acuerdo se firma finalmente en julio de 1931 y dice varias cosas:
-Que la policía alemana y española deben pasarse información mutuamente sobre actuaciones del comunismo.
-Que responderán a las demandas que entre policías se hagan, en cuanto a las detenciones.
-Que se ayudaran en investigar objetivos “comunistas”
-Que se ayudarán en la detención y entrega de peligrosos comunistas.
Este convenio era en realidad el ingreso de la policía franquista en la órbita del ominoso sistema policial nazi.  Durante ese mismo verano de 1938 el régimen nazi envió a sus dos primeros funcionarios especializados a Valladolid para hacerse cargo de los interrogatorios a los brigadistas y proceder a su inmediata repatriación. Durante su estancia en España estos funcionarios alemanes enseñaron a sus colegas españolas las técnicas policiales empleadas en Alemania contra los enemigos del Estado. Se enviaron varias delegaciones españolas policiales al Reich.
Cuando los alemanes ocuparon Francia, el delegado policial español en España se ocupó de colaborar con la Gestapo en la detención de algunos españoles significados. Tras la ocupación alemana de Francia, Serrano Suñer, ministro de Gobernación dio a Beigdeber, ministro de Asuntos Exteriores, una lista de 210 personas para que se les extraditara. Reconocidos republicanos, como por ejemplo Manuel Azaña, Largo Caballero, Julián Zugazoita, Negrín o Lluís Companys. En el otoño de 1940 la Gestapo entregó a España a siete significativos líderes republicanos, entre ellos Companys, Zugazagoitia Y Cipriano Rivas Cherif. La operación culminó el 10 de diciembre de 1940 con la detención en Marsella de un grupo de republicanos que preparaba la evacuación para México.
En medio de estas detenciones En medio de todas estas detenciones, Himmler, comandante en jefe de las SS, se decide viajar a España, antes de que Hitler reciba a Franco en Hendaya. Viaja con dos intenciones: ver cuáles son las pretensiones de España respecto a su participación en el conflicto mundial, si les permitirán pasar por su territorio para tomar Gibraltar. Y estrechar lazos entre la policía española y alemana.
El 19 de octubre comienza su viaje por España. Visita primero Irún, San Sebastián, Alsasua, después Burgos, Madrid, Toledo y finalmente Barcelona. Saldrá en las portadas de todos los periódicos. En su llegada a San Sebastián es recibido por el Director General, Conde de Mayalde. En Madrid, se entrevista con Serrano Suñer, el cuñadísimo y ministro de Asuntos Exteriores. Y también con Franco. Visitará la tumba de José Antonio, el monasterio de Monserrat en busca del Santo Grial, y la checa republicana de Vallmajor. En todos los lugares fue recibido con desfiles de la policía, con banderas españoles y del Reich.
En las reuniones que mantuvo con Mayalde, Serrano Suñer y Franco habló de la colaboración entre ambas policías. De hecho la Gestapo pudo realizar detenciones extrajudiciales de alemanas en territorio español hasta 1942. Los servicios de seguridad nazis mantuvieron a 35 personas en plantilla, más un número indeterminado de agentes y de infiltrados en la colonia alemana. Solo a partir de mayo de 1944 y debido a la creciente presión aliada sobre el gobierno español, se pusieron mayores dificultades el acuerdo de los agregados policiales, produciéndose algunos de los miembros de la SD.
ler
Como hemos visto los nazis tuvieron una presencia muy importante en la posguerra española. Y ayudaron a consolidar todo el aparato de represión franquista que se utilizaría a lo largo de toda la dictadura.
Porgrama 16 – Antonio Maestre y el resultado de las elecciones Audio Player
Ir a descargar
Autor: Pablo Alcántara @PablodeVilla17

Intervenciones arqueológicas sobre fosas comunes en Aragón. PDF.



Buenos días:

Os adjunto un artículo sobre los resultados de algunas de las exhumaciones realizadas en los últimos años conjuntamente por las asociaciones CHARATA y ARICO, que fue presentado el año pasado en el I Congreso de Arqueología y Patrimonio de Aragón y que ha sido recientemente publicado.

Un saludo, Javier Ruiz.


De facebook:

https://lookaside.fbsbx.com/file/Intervenciones%20arqueol%C3%B3gicas%20sobre%20fosas%20comunes%20en%20Arag%C3%B3n.pdf?token=AWwEIAKKpczYHHVcMtuSawWiIHe4EjkDH_GvPmc6_BVENE_YRtgYKSrBzAAE5_k_WuKRckqxgFzvYOKN_nPQpcDvsPZJOrXeQagjDUpDNDO7N0o-ygLq2MmpYFSe9IJfj_h46sr9vMvebXBti3cTHlwQ

Concedida en Francia la Legión de Honor a Virgilio Peña, miliciano republicano español.


http://age-derechos.blogspot.com.es/2016/07/concedida-la-legion-de-honor-virgilio.html?spref=fb


VIERNES, 1 DE JULIO DE 2016



  
La semana pasada, en el Ayuntamiento de Billère, cerca de Pau (Francia), le fue entregada la Legión de Honor al miliciano Virgilio Peña, héroe del ejército republicano español, miembro de la resistencia antifascista y superviviente del campo de concentración de Buchenwald. 

Virgilio natural de Espejo (Córdoba) con sus 102 años es uno de los combatientes más longevos de la guerra civil española. 

Nos produce una inmensa alegría ver cómo se respeta y homenajea en Francia a los combatientes españoles, al mismo tiempo que nos indigna la actitud del Gobierno español que los tiene relegados al ostracismo y al olvido en nuestro país. No es casualidad la actitud del Cónsul español en Pau que tuvo que asistir, invitado por las autoridades francesas, pero que intentó boicotear el acto protestando por la presencia de una bandera republicana española junto a la francesa y decidió hacer un desplante abandonando la sala, advirtiendo que enviaría una carta de protesta al gobierno francés por tamaña afrenta.

Parece que este señor no se ha enterado de que la bandera republicana española ya ha estado presente junto a la francesa cuatro años seguidos en los actos oficiales de la Liberación de París, en presencia del Presidente de la nación, François Hollande y del Alcalde de París, luego Alcaldesa. Es normal que así sea, puesto que era la bandera oficial de España en la época de la República y fue la bandera por la que lucharon los resistentes españoles, por el restablecimiento de la democracia arrebatada por un golpe de estado.

En este enlace se puede ver el video de la ceremonia:



Más información:

La depuración fascista de los maestros republicanos (II). Vicenç Navarro.

http://www.ecorepublicano.es/2016/07/la-depuracion-fascista-de-los-maestros.html?m=1


Escuela republicana
Por Vicenç Navarro


Escribí un artículo recientemente que estaba basado en el discurso que realicé en el homenaje a los maestros represaliados por el golpe militar fascista del año 1936 en contra de la II República, democráticamente establecida (ver mi artículo “Homenaje a los maestros represaliados por el fascismo”, 24.05.16). Me alegra constatar que este artículo está teniendo bastante impacto, habiéndose comenzado a movilizar la población para exigir al Parlament de Catalunya que se haga tal homenaje, rompiendo con el silencio que ha continuado y se ha perpetuado en este país, consecuencia del temor de ofender o molestar a los victimizadores (responsables de las represalias a las víctimas), cuyos nombres deben ser conocidos, y que hoy continúan teniendo gran poder en Catalunya y a lo largo del territorio español.


Estimulado por tal creciente interés, y con el ánimo de alentar tal homenaje a nivel no solo de Catalunya, sino también de España, escribo ahora sobre el proceso en sí de depuración. Gran parte de esta información procede de la excelente página web Els Mestres de la República a Manresa. Es importante que en esta recuperación de la memoria histórica se analicen y se conozcan no solo las víctimas, sino también los “victimizadores” que han sido los responsables no solo de la victimización, sino también de la ocultación y silencio sobre tal proceso.


El proceso de depuración

Tan pronto como las tropas fascistas comenzaron a ocupar Catalunya, el cuerpo conocido como Auditoría de Guerra de la 4ª Región Militar estableció un Juzgado Militar Especial de Depuración de Funcionarios Civiles ante el que todos los maestros (y funcionarios de la Administración Pública) tenían que prestar declaración jurada sobre sus actividades públicas y privadas realizadas antes y después del golpe fascista militar del 18 de julio de 1936, definido por tales fuerzas como Alzamiento Nacional. A medida que las tropas fascistas iban avanzando en su ocupación (definida por tales tropas como “liberación”), todos los maestros tenían que presentar tal declaración ante dicho juzgado. En base a esta información se actuaba provisionalmente, sancionando a los maestros en base a las acusaciones locales en las que siempre tenían prominencia las acusaciones particulares realizadas por las personalidades de la Iglesia y de la Falange. A los maestros de las escuelas privadas no se les exigía esa declaración jurada, bastándoles una declaración del director del centro indicando su lealtad al Alzamiento Nacional.

La represión fue, pues, selectiva frente a los maestros de las escuelas públicas, siendo su interés purgar dicho cuerpo de maestros “rojos” y “separatistas”, cuya definición incluía una enorme gama de actitudes, comportamientos y sensibilidades en cada una de estas dos categorías. “Rojo” incluía cualquier actitud, costumbre o manifestación de simpatía hacia las políticas republicanas que se consideraba iban en contra de la sociedad conservadora, promovida por la Iglesia. En ocasiones, la mera pertenencia a sindicatos o haber defendido los cambios legislativos de la Generalitat de Catalunya y de los gobiernos republicanos eran causa de que se catalogara al maestro como “rojo”. En el caso de mis padres, las acusaciones incluían haberse casado por lo civil, el ser secretario (en el caso de mi padre) de la asociación en defensa de la República Catalana en la Federación Española, y (en el caso de mi madre) haber dado clase a la población adulta en el territorio de las escuelas, entre otros hechos. “Separatista” incluía cualquier expresión de simpatía hacia la identidad catalana. La mayor sanción –expulsión del cuerpo de maestros-, como fue el caso de mi padre, se producía cuando se sumaban los dos términos: maestros “rojos” y “separatistas”.


Las instituciones victimizadoras y sus representantes, con nombres y apellidos

La invasión y ocupación de Catalunya por las tropas fascistas se inició en diciembre de 1938, y ya en mayo de 1939, una vez finalizada la campaña de ocupación, se estableció, el 8 de mayo, la comisión encargada de la depuración del magisterio de la provincia de Barcelona, formada por Manuel Marín Peña, director del Instituto Menéndez y Pelayo, que actuó como presidente, Josep Casajuana Oliver, presidente de la Asociación de Padres de Familia, Antolín Herrero Porras (sustituido más tarde por Luis de Francisco Galdeano), Emili Fernández Villalta y Frederic Camp Llopis como vocales. A estos se añadieron dos miembros más, propuestos por la Falange, que eran el canónigo Josep Montagut Roca, y el excombatiente Eduard Pascual Fàbregas, y más tarde Francesc Colldeforns Lladó, que sustituyó a Josep Casajuana.

Estos eran los representantes de los victimizadores. Es importante subrayar que todos los miembros encargados de la represión de los maestros, incluidos los miembros de la Falange y de la Iglesia, eran catalanes, personas conocidas de derechas. Algunos de sus herederos pasaron a ser activos en los partidos de las derechas catalanas. En cada pueblo, el alcalde y el sacerdote tenían que enviar informes sobre los maestros acusados. La información requerida, y que la Comisión Depuradora recibía, provenía de los acusados, que tenían que rellenar un extenso formulario, así como de los sacerdotes y los miembros de la Falange de las poblaciones donde habían trabajado, información de tipo público y privado que debía incluir todo el periodo republicano (desde el año 1931) y no solo desde el día del supuesto Alzamiento Nacional (18 de julio de 1936).

Las sanciones acordadas por la comisión iban desde la máxima -la expulsión del magisterio- a muchas otras posibilidades que incluían desde la inhabilitación para tener responsabilidades en el magisterio, la suspensión de sueldo y trabajo durante varios años, con el descenso y anulación de los años de trabajo, bajando de categoría, y así una larga lista de sanciones.


Una última observación: la gran necesidad de recuperar la historia real (lo que se conoce como Memoria Histórica) de este país

Es importante para la salud democrática de España (incluyendo Catalunya) que se recupere la Memoria Histórica, que no es ni más ni menos que la historia real de España (incluyendo Catalunya), de la mayoría de su ciudadanía que perdió la guerra y fue brutalmente reprimida. Todavía hoy la historia de España es la historia de la España uninacional y profundamente conservadora, heredera del régimen fascista que se estableció (con la ayuda de Hitler y Mussolini) con el golpe militar del 18 de julio de 1936. Es más que deprimente ver incluso a algunos dirigentes de todos los gobiernos españoles que han habido en España reproduciendo esta visión uninacional, jacobina y profundamente opresora (por no decir asfixiante) que ha hecho tanto daño a las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España. Hoy es un momento histórico, puesto que están surgiendo movimientos a lo largo y ancho del territorio español que piden democracia, justicia social y un cambio profundo de la visión de España, recuperando la visión republicana, justa, solidaria, plurinacional y en libertad. Ni que decir tiene que los herederos de las derechas que impusieron su orden en este país se opondrán a estas fuerzas. Pero las fuerzas progresista  s, al tener la razón de su lado, vencerán, si no ahora, sí en el futuro próximo. Este renacer de otra visión es imparable. Y recuperar la historia de aquellos que lucharon tanto para cambiar España, incluyendo Catalunya, –como los maestros republicanos hicieron- es parte de este proceso.

Vicenç Navarro


Artículo publicado por el profesor Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 30 de junio de 2016.
 La depuración fascista de los maestros republicanos

divendres, 1 de juliol de 2016

La Diputación de Barcelona retira los títulos honoríficos a Franco y a otros cargos del régimen.


http://www.publico.es/politica/diputacion-barcelona-retira-titulos-honorificos.html


Publicado: 01.07.2016 11:46 |


El dictador ostentaba las distinciones de hijo adoptivo, medalla de honor de la provincia y presidente honorario de la Diputación.


El dictador Francisco Franco en una imagen de archivo.- EFE
BARCELONA.- La Diputación de Barcelona ha revocado los diversos títulos concedidos al general Francisco Franco y a otros altos cargos de su régimen, ya que el dictador ostentaba aún las distinciones de hijo adoptivo de la provincia, medalla de honor de la provincia y presidente honorario de la Diputación.

El pleno de la diputación barcelonesa aprobó ayer por unanimidad la revocación de esos títulos, un acuerdo con el que esta institución ha manifestado su "compromiso de continuar con la búsqueda de documentación en el Archivo Histórico con el fin de que no se mantenga ninguna distinción al dictador", según un comunicado.

Franco ostentaba hasta ahora las distinciones de hijo adoptivo de la provincia (1939), presidente honorario de la Diputación (1944) y medalla de honor de la provincia (1959).

Los otros cargos del régimen franquista que hasta hoy gozaban de títulos honoríficos de la corporación barcelonesa, concedidos entre 1956 y 1970, eran los militares José Moscardó y Agustín Muñoz, y los ministros Pedro Nieto, Jesús Romeo y Federico Silva.

Guerrilleros anarquistas de la UNE en la Liberación de Francia (1940 – 1944).


https://www.diagonalperiodico.net/blogs/imanol/guerrilleros-anarquistas-la-une-la-liberacion-francia-1940-1944.html


01
JUL
2016
13:46

Por Imanol

  Saludos a tod@s, hoy tenemos como colaborador a un invitado especial, hijo y nieto de guerrilleros anarquistas en Francia, historiador y sobre todo, amigo, al que tuve el placer de conocer en casa del guerrillero libertario Martín Arnal. Hace ya tiempo le pedí un artículo para el blog, sobre el tema que él estudia, los anarquistas españoles que se integraron en la UNE durante los tiempos de la resistencia contra los nazis en Francia. Es un tema del que generalmente no se habla y que a mí me interesa mucho, esto que sigue a continuación es lo que ha mandado, espero que os guste...y muchas gracias Miguel!!!
 

    Documento acreditativo de miembro de la ACUN.
 Cuando llegaron a Francia refugiados  los miles de españoles,  entre febrero y marzo del 1939, se encontraron sometidos por las autoridades francesas, todos juntos,  a una misma condición de maleantes o sospechosos. Todos eran « rojos », y allí no hubo distinción cualquiera, por parte de esas autoridades, entre comunistas, anarquistas, socialistas o meros republicanos. Y menos aún entre catalanes, castellanos, gallegos o vascos. Todos igualmente considerados como peligrosos, poco menos que asesinos, que había que encerrar y vigilar estrechamente. Cosa bien sabida.
  Quiero decir con esto que, con el paso a Francia, cambiaron las condiciones que determinaban las relaciones políticas entre los sindicatos y partidos españoles. Los odios pudieron enconarse, agravados por la derrota.  Pero la desesperación en que se quedaron sumidos hombres y mujeres, entre las alambradas de los campos de concentración, o en los tajos donde fueron casi esclavizadas las “Compañías de Trabajadores Extranjeros”,  también favoreció el establecer  lazos de solidaridad, entre afines de partido o sindicato, como es lógico, pero también entre españoles, sencillamente, pues como tales eran represaliados por las autoridades francesas “republicanas”, cualquiera que fuese su arraigo peninsular o su abanderamiento ideológico.
  A partir del momento en que comenzó la persecución ya más dirigida por los nazis que ocuparon la mitad norte de Francia, y a la que se sometieron las autoridades francesas “colaboradoras” con sede gubernamental en Vichy, los españoles se solidarizaron para escapar de la cárcel o de la deportación.  Crearon grupos, que muy pronto estuvieron en relación con los primeros grupos de resistentes franceses. Pero también optaron por organizarse de manera autónoma, y es en eso en que se adelantaron los comunistas españoles : su partido fue el único, a decir verdad, que, como tal, se organizó para esa lucha, y no solamente se organizó sino que contactó a los demás españoles para que entrasen  en esos grupos de resistencia, a partir del 41, y sobre todo del 42. Eso sí, un poco antes y sobre todo después de la ruptura del pacto germano-soviético... Pero hay que precisar que muchos de los comunistas españoles que se quedaron en Francia no apreciaron dicho pacto, y hubo polémicas violentas en los campos sobre este tema.
  A esas primeras agrupaciones de resistencia más arriba aludidas se adhirieron anarcosindicalistas, localmente, y se puede decir que individualmente, o por grupos de afines que se encontraban en una misma localidad.  Y seguramente siguiendo la misma lógica de solidaridad entre españoles, un buen número de ellos adhirieron a la primera Unión Nacional de todos los españoles, en agosto del 41, y luego a la Unión Nacional Española (UNE) en el 42. ¿ Porqué ?  ¿ No se acordaban acaso de los sucesos de mayo del 37, de la liquidación manu militari de las colectividades de Aragón, y de tantos y más conflictos durante la guerra en España ? Lo que pasó fue que se encontraban apremiados juntos en tierra extranjera, y por el mismo enemigo común. Y que, si enfrentamientos hubo durante la contienda en España, también se acordó más de un anarquista de la fraternidad en la lucha entre combatientes de primera línea, que la hubo a pesar de muchos pesares, y ya no sólo entre el 36 y el 39, sino también en Asturias cuando la epopeya de UHP. (Siglas que por cierto volvieron a relucir en Madrid el 22M en las Marchas de la Dignidad en algún que otro cartel.)


Solidaridad Obrera Nº 15 de los cenetistas en UNE (agosto 1944).
  Pero desgraciadamente para toda la militancia libertaria, la razón principal de que fueran por su cuenta muchos anarquistas a abanderarse en lo que se formó bajo esas siglas de Unión Nacional Española (UNE), fue el desconcierto provocado entre los confederales por  la casi desaparición de facto de las cúpulas de la CNT y de la FAI. Desaparición provocada ella  por la represión que sufrieron por cierto en Francia las personalidades destacadas de la militancia confederal, por el haberse ido también bastante militantes a México o a Inglaterra, por estar muchos, también, presos en los campos de Argelia. Por haberse también simplemente inhibido muchos de los que hubieran podido tomar las iniciativas que se podía esperar de ellos, ya que sus cargos les daban esa responsabilidad moral ante la militancia. Lo que provocó no pocas polémicas durante la Ocupación alemana y cuando la Liberación.
  Con todo ello, esa historia – la de los cenetistas de UNE - no se sabe. Porque se rechazó a los que fueron actores de esa historia. Porque fue a lo menos silenciada, a lo más rechazada como una especie de traición o de colaboracionismo criminal con los totalitarios comunistas. Y de hecho, hubo efectivamente asuntos criminales que se pueden imputar a los comunistas de UNE.   El folleto francés Les Dossiers noirs d’une certaine Résistance  hizo una primera síntesis de esos asuntos en su tiempo. Otras investigaciones más recientes van deshilvanando el hilo trágico de vidas libertarias sesgadas a lo muy seguro por manos que quedaron impunes muchas, demasiado, sin que se haya llegado a concluir definitivamente desde un punto de vista histórico verdaderamente imparcial sobre tan vergonzosos asuntos.
  Existen unos archivos, no publicados hasta ahora, que dan a conocer lo que hicieron y pensaron los libertarios que se volcaron a la resistencia civil y armada contra el ocupante nazi y el gobierno colaboracionista de Vichy (capital de la zona llamada libre hasta el 11 de noviembre de 1942, cuando los alemanes ocuparon a Francia entera tras el desembarco de los Aliados en Argelia). Esa resistencia, hubo libertarios que la empezaron muy pronto, ya en el 1940 y antes de la UNE, junto con sus compañeros de infortunio españoles, y en contacto con los primeros resistentes franceses. No esperaron a los comunistas. Los archivos mencionados son constituidos por los documentos dejados por Miguel Pascual, cenetista madrileño, que fue uno de los organizadores de esa temprana resistencia, y luego de los cenetistas en la UNE.
 
Certificado del presidente del comité de liberación del Tarn.
  Antes de ir más lejos, recordemos en particular a un anarquista resistente muy célebre, Francisco Ponzán, que ya tenía experiencia de la lucha clandestina en España, con los servicios especiales, detrás de las líneas de los nacionales. Sus relaciones con los servicios británicos le sirvieron para volver en seguida a la acción clandestina en Francia, haciendo pasar la frontera española a muchos perseguidos, y más tarde a pilotos o paracaidistas aliados, para ponerlos a salvo en embajadas amigas. Tampoco él esperó a los comunistas para montar su organización. Su acción está bien documentada, y por eso en este artículo preferimos focalizarnos sobre los que se alistaron en los grupos que empezó a formar la UNE a partir del 1942, sin esperar a que el Movimiento Libertario (MLE), en muy difícil proceso de reorganización como ya apuntamos,  acabara de optar por una postura o por otra, por participar a la resistencia en Francia o no.
 Sobre esos anarquistas, los investigadores no han publicado ningún estudio detallado,  aunque sí se dispone de los ejemplares de la Solidaridad Obrera que se publicó en Toulouse del agosto de 1944 al mayo del 45, a partir del número 15. Estos ejemplares están en el Instituto Internacional de Historia Social (IIHS) de Ámsterdam, y también en el archivo universitario del Pabellón de la República de Barcelona. Los precedentes números de este órgano de libertarios de la UNE  fueron editados seguramente en los Pirineos Orientales, durante el período de clandestinidad. Desgraciadamente no obran en nuestro poder, ni sabemos si están en algún archivo personal.  De todos modos, los números depositados en los archivos públicos mencionados no parecen haber sido leídos como es debido, pues no se menciona en ninguna parte, que sepamos, que en el número 17 y en el 18, por ejemplo, se publican las actas del pleno que celebró la Agrupación Cenetista de Unión Nacional (ACUN), ni se analizan. La ACUN se constituyó entonces, en septiembre de 1944, para dar personalidad colectiva a esos libertarios, de los que muchos bregaban desde el principio, en aquellos momentos en que los españoles resistentes podían salir a la luz a valerse de su aportación a la Liberación de Francia para reclamar a su vez la ayuda de los aliados para liberar a España. 
 Nº 17 de la Soli que publicaba la Agrupación Cenetista en UNE.
  De manera general, faltan muchos datos sobre esos confederales. Fueron una minoría de los libertarios exiliados, pero no fueron tan pocos como siempre se ha dicho. Disponemos de una cifra que da uno de los enemigos de la UNE, Juan Manuel Molina (Juanel) :  dice éste en una carta a Juan Ferrer, con fecha del diciembre del 1970, que cuando reorganizaron el MLE con unos compañeros, a comienzos del  1943, salieron “oportunamente al paso de Unión Nacional que ya había logrado arrastrar a 5.000 de nuestros compañeros y amenazaba arrastrar a la mayoría.” Esa carta se encuentra en el fondo Gómez Peláez del IIHS de Ámsterdam. (Este documento es indicado en el libro de Herrerín Lopez : La CNT en la clandestinidad y en el exilio.) Esto confirma lo que uno de los confederales organizadores con los comunistas de dicha  Unión Nacional, Miguel Pascual, ya mencionado, dejó escrito en sus apuntes y borradores de folletos y testimonios que no llegó a publicar, y que constituyen los archivos de los que hablamos más arriba. Repetidas veces, y también en sus tramitaciones con las asociaciones de Combatientes Voluntarios después de la Liberación de Francia, afirma que fueron hasta 6.000 los confederales y libertarios que estuvieron en filas de la UNE.
  Estas cifras son prácticamente incontrolables. Parecen inverosímiles a la mayoría de los que estudian este tema, cuando se las compara con los efectivos que componían las unidades de guerrilleros y de combatientes españoles.  Pero tampoco hay porqué considerar estas cifras como voluntariamente falseadas, ni como inverosímiles a priori. Y si las tomamos como hipótesis, o a todo lo menos como un índice de que ese grupo tuvo una importancia superior a la que se considera generalmente que tuvo, lo que hay que hacer es contrastar cifras, aceptadas por los historiadores, de los efectivos censados de cada grupo político que haya participado de un modo o de otro a las organizaciones de Resistencia, y poder apreciar así lo verosímil que pueda tener ese número  de 5.000 o de 6.000 que dan del mismo conjunto en cuestión dos adversarios asaz enconados. Pero claro está que lo mejor de lo mejor sería dar con los documentos auténticos que le darían una probabilidad más seria, y esos documentos serian por ejemplo, las cuentas presentadas al MLE en junio del 45 por la comisión liquidadora de la UNE, compuesta por Benigno Leal, Herminio Pascual, D. García y F. García. Estos documentos, si no han desaparecido por completo, deberán estar en los archivos del MLE-CNT de Toulouse, todavía por clasificar, y hasta por localizar exactamente.   
Actas de disolución de la Agrupación cenetista en UNE.
  Lo seguro es que esos libertarios, llamémosles “unitarios”, los hubo. Con roces con los comunistas, que no podía ser de otro modo, a lo largo de ese combate. Pero también fraternizando con sus hermanos de lucha, fuesen comunistas, socialistas, republicanos - o anarquistas, claro. Y si, por eso y por las decepciones provocadas por las polémicas con sus compañeros del MLE, bastantes fueron los que al fin y al cabo efectivamente dejaron la CNT, y se pasaron al PCE o al PSUC, la mayoría tenia puestos los ojos en “la madre CNT”. No la olvidaron en esos años de rabia y de miseria, porque esa afiliación les daba la fuerza y la dignidad de seguir en la lucha empezada en España, les había enseñado a no esperar órdenes de nadie para cumplir con su deber de luchador antifascista: o sea, aplicaban con sentido pleno de su responsabilidad la acción directa. Agreguemos que lo hacían también con sentido agudo de fraternidad de clase, y más sencillamente aún, para liberar del yugo falangista a todos los familiares, parientes, compañeros, vecinos, que no habían podido escapar. Fraternidad ésta de sangre, y  patriotismo de entrañas, ese patriotismo que animaba a la mayoría de los resistentes de todas nacionalidades que luchaban contra la ocupación nazi. En resumidas cuentas, acabar con el fascismo era prioridad, y para eso, liberar a la patria de dónde el fascismo los expulsó, pero sin perder de vista la lucha contra el capitalismo.
  Este afán de volver en liberadores a  España, de volver a su patria explica sin duda en buena parte el haber adoptado el programa de Reconquista que propugnaron los comunistas cuando montaron la UNE. Y el que consideraran que la CNT estaba en España, y no en Francia o México, como acabaron de considerarlo los que se reservaron la autoridad de un secretariado “intercontinental” en el exilio. La condición de exiliados no gustaba a nadie, y recordaba dolorosamente a todos los españoles “republicanos” que quedaban excluidos de la liberación de Europa. Pero además, para los de la ACUN, por lo menos para sus promotores, quedaba claro que no se podía hacer “cenetismo” en Francia. Ya en plan de quedarse en Francia, hacer sindicalismo era hacerlo dentro del sindicalismo existente en el país galo, lo que también significaba, dicho sea de paso, quedarse implantados en Francia, y dejar a su suerte a sus hermanos de  España.
  Para ser exacto y tener todo lo complejo de la situación en cuenta, cabe recordar a ese otro sector confederal, representado entre otros por Juan Manuel Molina (Juanel) -ya mencionado-, que obró en la Resistencia como unidad española independiente, tanto de los franceses, aunque estuviera en estrecho contacto evidentemente, como de los comunistas y de la UNE que éstos propiciaban. Fue un núcleo importante, y único de su género en Francia, por su importancia numérica, y por el hecho de que fue todo un grupo que decidió rechazar el entrar en la UNE. Me estoy refiriendo al maquis del “barrage de l’Aigle”, una presa de agua en construcción en el departamento de la Corrèze. Tampoco fue seguida la posición de ese grupo (la de participar a la resistencia) por la mayoría confederal que iba tratando de reagruparse y organizar plenos clandestinos.
Uno de los grupos libertarios del "Barrage de l´Aigle".
  Recordemos ahora que el MLE en Francia sufrió desde un principio una división irremediable entre los que optaron por seguir con la colaboración gubernamental y los que la rechazaron, entre ellos los que cambiaron radicalmente de parecer sobre este tema, como fue el caso de Federica Montseny. Da el caso que los “colaboracionistas” fueron principalmente los que también eran partidarios de la resistencia en Francia, y ese núcleo fue el del “barrage de l'Aigle”, animado entre otros por Juan Manuel Molina, ya mentado.
También hay que mencionar a los que formaron el batallón LIBERTAD y el llamado Bidón 5.
  Coincidiendo con los “colaboracionistas”, el sector minoritario de este MLE, los de la ACUN pensaban que la prioridad era la liberación de España. Pero también pensaban que esa liberación, objetivo que consideraban común, sólo se podía conseguir estando los españoles antifranquistas unidos por ese propósito. También esperaban que los aliados los ayudaran, en reconocimiento por los servicios prestados en la  liberación de Francia. Pero no esperaban una decisión de cancillerías que echara a Franco, como tantos responsables políticos socialistas, republicanos, y otros tantos mandatarios confederales igualmente lo pensaban, como cosa segura, o muy asegurada. Pensaban los de la ACUN, que era su responsabilidad ante los presos, y todos los que sufrían el yugo franquista, seguir en ese frente, ya que la guerra contra el nazismo y el fascismo no estaba acabada mientras estuviese en pie el Estado falangista en su patria. Dicho de otro modo, con referencia a valores libertarios, la acción directa se imponía en ese momento más que nunca, cuando tenían aún las armas en la mano, como las tenían en ese período que va desde los combates por la liberación de Francia en el agosto del 44 a fines de marzo del 45, mes en el que fueron disueltos por el gobierno provisional francés los batallones de seguridad, en los cuales estaban alistados los españoles dispuestos a seguir el combate cara a España.
  Con la autodisolución de la ACUN, el 5 de mayo del 1945, y la problemática reunificación de todos los sectores de la CNT, teóricamente proclamada cuando el congreso confederal de junio del 45, y pronto desmentida, empieza otro capítulo, del que se hablará en próximo artículo.
                                                                                              Miguel Sans
 
Etiquetas: