dissabte, 3 de febrer de 2018

Los 3.000 asesinados en la tapia del cementerio

http://www.nuevatribuna.es/articulo/historia/3000-tapia-cementerio/20180202124208148073.html


Nuevatribuna adelanta en exclusiva los datos más relevantes de un estudio que eleva a casi 3.000 las personas ejecutadas y enterradas en la necrópolis del Este del cementerio de La Almudena en los primeros cinco años de represión tras la guerra civil. 


El informe, denominado "Listado de personas ejecutadas durante la posguerra (1939-1944) en la ciudad de Madrid"  ha sido elaborado por un equipo encabezado por el historiador Fernando Hernández para el Ayuntamiento de Madrid, y será presentado próximamente.
Este nuevo trabajo fija en 2.934 las personas fusiladas o ejecutadas mediante garrote, añadiendo, por tanto, 271 nombres a los de las 2.663 víctimas que habían sido consignadas en el estudio “Consejo de Guerra. Los fusilamientos en el Madrid de la posguerra (1939-1945)”, hecho público en 1997 por Mirta Núñez Díaz-Balart y Antonio Rojas.
fotos
(Foto: Fernando Olmeda)
Los autores han utilizado fuentes a las que antes no se había podido acceder, como los expedientes de enterramiento, lo que ha permitido completar los datos de filiación y circunstancias de la muerte de los ejecutados, desde certificados de defunción hasta copias de la sentencia del consejo de guerra. Comparando esos datos con los que figuran en libros de enterramiento y órdenes de inhumación han podido corregir erratas y errores de transcripción.
También se han basado en otros estudios previos de diferentes historiadores -realizados a partir de documentación depositada en diferentes archivos-  y en el trabajo continuado de la asociación Memoria y Libertad, que desde hace años actualiza el listado.
Se precisa en el estudio que "seguramente nunca se podría llegar a precisar de manera exacta la cantidad de personas ejecutadas en Madrid capital durante el periodo 1939-1944", en vista, entre otras cosas, de la situación de caos reinante tras la victoria franquista, pero sus autores pueden acreditar que todos los que integran el listado murieron por fusilamiento, además de treinta y seis -como cifra provisional- mediante garrote en la prisión provincial de Porlier.
La crueldad del "modus operandi"
La mayoría de las ejecuciones realizadas en Madrid capital en la posguerra inmediata (1939-1944) se llevaron a cabo por fusilamiento en las inmediaciones del cementerio de la Almudena. Como se sabe, los presos varones procedentes de las cárceles madrileñas eran trasladados a Porlier, donde escuchaban la lectura de la diligencia de ejecución y eran entregados al piquete, formado por militares o guardias civiles.
En camiones se dirigían al cementerio, pasando por el puente de Ventas, hacia la tapia sur. Una vez efectuado el fusilamiento, y confirmada la muerte con el tiro de gracia del jefe de la fuerza, los cadáveres eran transportados al depósito del cementerio, donde eran colocados en cajas de ínfima calidad.
cementerio 755
(Foto: Memoria y Libertad)
Después de la ejecución, un oficial del cuerpo de Sanidad Militar firmaba el acta de defunción, documento que era remitido por el Juzgado Militar de Ejecutorias al Registro Civil.
Tumbas de cuarta para los fusilados
Por lo general, el mismo día de la ejecución las autoridades del cementerio rellenaban y firmaban una orden de inhumación para “sepultura de cuarta temporal” (en papel reutilizado de la República), llamadas posteriormente "de caridad”, es decir, gratuitas.
La rutina de fusilamiento de madrugada y enterramiento a lo largo del día se fue asentando. En la inmensa mayoría de casos, la fecha de la orden de inhumación coincide con la de muerte.
documento cementerio
Orden de inhumación incluida en el estudio
Respecto a las víctimas de garrote, el retraso podía llegar hasta los once días, previo paso del cadáver por el depósito judicial.
A los diez años de su enterramiento en sepulturas de cuarta, y salvo reclamación de familiares al objeto del cambio de sepultura –temporal de tercera clase, por ejemplo- los cadáveres eran exhumados y enviados al osario o fosa común.
Mujeres fusiladas
Según el estudio, fueron ochenta las mujeres ejecutadas, todas ellas por fusilamiento, según el estudio, una cifra muy alta si se la comprara con la de otras ciudades con perfil de represión de posguerra como Barcelona. 
Cuando había condenadas a muerte, los camiones que trasladaban a los presos desde Porlier a la tapia sur del Cementerio de La Almudena pasaban por la prisión de Ventas para recoger a las mujeres condenadas a muerte. 
cementerio 550
Además de su finalidad historiográfica, este novedoso estudio será muy útil para los familiares de las víctimas y para la memoria pública y social de la ciudadanía madrileña.
Los investigadores reclaman en el texto la necesidad de la conservación y digitalización de las fuentes utilizadas, así como de su apertura a consulta pública, "en su calidad de textos de un futuro archivo imprescindible para el patrimonio memorial e histórico de la ciudad".

  • Relacionadas

MEMORIA / HUÍA CONTRA DESBANDÁ Francisco Pimentel

https://www.facebook.com/groups/368557283171702/permalink/1980789655281782/


MEMORIA / HUÍA CONTRA DESBANDÁ
(Publicado en Ronda Semanal el Sábado 03.02.2018)
Blas Infante y tantos y tantos dirigentes republicanos fueron secuestrados por los fascistas en los primeros días después del golpe militar contra la República Democrática. No tuvieron tiempo de responder al ataque ni de huir porque Sevilla, Córdoba, Granada y Cádiz fueron tomadas por los fascistas en los primeros días después del 17 de Julio del 1936.
Cuando las poblaciones del Campo de Gibraltar fueron agredidas y empezaron a recibir noticias de los crímenes, violaciones, saqueos y desmanes que los legionarios, los moros y demás tropas comandadas por Queipo de Llano venían cometiendo empezaron a huir hacia Ronda, donde el Frente Popular, igual que en Málaga, se había hecho con el control sofocando a los sublevados.
Así es como comenzó LA HUÍA, que después en Septiembre fue organizada desde Ronda hacia Marbella y en Enero desde Marbella-San Pedro-Casares-Manilva-Estepona hacia Málaga y en Febrero de Málaga hacia Almería. En estos días se cumplirán los 81 años de aquel drama, de aquel genocidio perpetrado por los fascistas-nazi- franquistas en la “huía” que la gente de Málaga y todos los refugiados en ella iniciaron por la carretera de Almería, a la que desde entonces se le llamó la carretera de la muerte.
En el 2005, cuando el movimiento memorialista empezó a organizarse alentado por Emilio Silva, un tal Luis Melero, personaje raro y oscuro, periodista del franquista Diario Sur, publicó un libro-novela sobre los sucesos de Málaga que tituló “la desbandá”, palabra ésta, que como ya he repetido muchas veces, fue acuñada por los fascistas para mofarse y menospreciar al pueblo.
De esa manera este indivíduo, formando parte del atado y bien atado, ha conseguido que gente ligada a la memoria histórica (o democrática), en asociaciones, en publicaciones y en instituciones emplee esa maldita palabra fascista en lugar de la empleada por el pueblo que es “la huía”. De esta forma el franquismo sigue agazapado tratando de recubrir su propia existencia y crímenes al mismo tiempo que distorsiona las ideas, las palabras y hasta los hechos de los demás.
Así que no fue una “desbandá”. Fue una “huía" que el pueblo se vio obligado a hacer para refugiarse en las zonas republicanas. Y esa huida fue ordenada y solidaria, además de hacer resistencia a la agresión. No les resultó fácil al ejército sublevado, a los moros, a los italianos y a los falangistas llegar hasta Ronda, ni tomarla, ni avanzar por los pueblos de la serranía. Mientras el pueblo, mujeres, niños y mayores huían hacia la costa, las milicias populares luchaban, perdían-ganaban y recuperaban pueblos y zonas una y otra vez, infligiendo derrotas humillantes a las bien pertrechadas tropas fascistas.
Luego cuando la ayuda de Hitler y Mussolini a los golpistas y el aislamiento-embargo de Francia e Inglaterra a la República hicieron que Franco ganara la guerra, éste y sus generales se dedicaron a matar alevosamente y a emplear muchas palabras despectivas para denigrar a nuestro pueblo. Una de esas palabras fue “desbandá”. Es necesario leer el diccionario y escuchar a los que estuvieron-sufrieron aquel drama para recuperar la verdad, la justicia y la reparación y empezar a hablar y escribir sobre “LA HUÍA” del terror.
Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es

Mostrar más reaccio

La Iglesia católica se revuelve cada vez que le toca la memoria histórica

https://www.eldiario.es/sociedad/Iglesia-catolica-revuelve-memoria-historica_0_735977265.html


No hay quien pare a la cruz. Ni siquiera la ley. O eso debieron pensar algunos vecinos de Callosa del Segura (Alicante), que en la madrugada de este jueves plantaron una cruz de madera en el lugar en el que, hasta el pasado lunes, se encontraba el polémico monumento de la Cruz de los Caídos y que fue retirada  en cumplimiento de una resolución del Ayuntamiento en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.
Unos fieles jaleados por el párroco, Juan Bautista Samper, que esta semana ha emitido un comunicado en el que denunciaba que la Policía había invadido "el suelo propiedad de la parroquia generando un manifiesto daño en sus derechos y en los de aquellos feligreses que han defendido el patrimonio de la Iglesia". De hecho, la parroquia y una asociación de abogados cristianos han logrado la paralización cautelar de la retirada del resto del monumento.
El de Callosa no es sino el último paso de una catarata de actuaciones que demuestran cómo buena parte de los obispos españoles ponen todas las trabas posibles a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, que obliga a retirar toda presencia de símbolos franquistas en lugares públicos. Aunque nadie duda de que las fachadas de las iglesias o las plazas lo son, son muchos los ejemplos que demuestran que, 80 años después de la Guerra Civil, la vinculación entre la Iglesia y el antiguo régimen sigue presente.
En total, persisten denuncias contra 15 obispados y arzobispados por mantener elementos franquistas. De ellos, sólo cinco obispos han manifestado su intención de retirar la simbología de la exaltación de sus templos. El resto, continúa haciendo caso omiso, u obedeciendo a regañadientes, la aplicación de la Ley.
Uno de los ejemplos de plena actualidad es la polémica tumba de Queipo de Llano en la iglesia de La Macarena de Sevilla. Pese a que la orden del Ayuntamiento data del verano de 2016, la hermandad todavía no ha procedido a la retirada de los restos del general franquista, como sí lo hizo en su día el Arzobispado de Pamplona con los de de Mola y Sanjurjo, después de una ardua negociación.
En Sevilla, sin embargo, ni la Junta ni el Consistorio han conseguido arrancar de la hermandad macarena el compromiso de la retirada de la tumba, aprobada por el Ayuntamiento hispalense, sin ningún voto en contra, en aplicación de la Ley de Memoria Democrática vigente en Andalucía. Esta misma semana, el Gobierno autonómico ha dado un ultimátum a la iglesia, especificando que "cuando los elementos contrarios a la Memoria Democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos".
Sin embargo, la Hermandad lleva meses sin dar respuesta oficial al requerimiento, en principio aduciendo las elecciones en su Junta de Gobierno. Desde la diócesis, el arzobispo Juan José Asenjo, en su línea habitual, no interviene.

La fachada de la catedral de Cuenca

La otra gran polémica que habría de resolverse en las próximas semanas tiene que ver con la catedral de Cuenca. Desde finales de noviembre, cumpliendo las resoluciones judiciales, Patrimonio tiene permiso para retirar los símbolos franquistas de la fachada de la catedral. Pero el cabildo del templo, que es quien tiene las competencias, aún no ha comunicado la fecha para el comienzo de las obras.
En octubre del pasado año, los juzgados de Cuenca hicieron firme la sentencia por la que el Obispado debía retirar dichos símbolos, sufragando los gastos. La diócesis ya indicó entonces en un comunicado que acataba la sentencia, aunque subrayó que dichos símbolos "no fueron colocados ni por el Obispado de Cuenca ni por el Cabildo de la catedral". Cuatro meses después aún no se ha tomado ninguna medida para su retirada.
También se ha negado a retirar la placa franquista del Cerro de los Ángeles el obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar, a quien el Papa ya ha retirado, nombrado en su lugar a Ginés García Beltrán. El nuevo obispo tomará posesión este mes de febrero, y se espera que cumpla con la normativa, aprobada por el Ayuntamiento, que determinó –con arreglo a una sentencia judicial– que el complejo en el que se ubica la insignia (bombardeado durante la Guerra Civil) pertenece a la diócesis, pero el espacio es público.
En su día, el portavoz de la diócesis, Francisco Armenteros, justificaba a  eldiario.es  que la placa estaba en un lugar "poco visible" y "dentro de un recinto privado". Para la Diócesis, además, la insignia "no es ningún homenaje, es un dato histórico, como decir que Franco inauguró un pantano".

"El sentido cristiano de la cruz"

En Madrid, a los problemas aparentemente irresolubles con los benedictinos a cuenta del Valle de los Caídos, el Arzobispado y el Ayuntamiento se enfrentaron a por la retirada de una placa en reconocimiento a ocho beatos carmelitas asesinados en la Guerra Civil,  y que posteriormente fue recolocada, al encontrarse en un cementerio propiedad de la Iglesia, y no en un lugar público.
La diócesis de Madrid está participando, a través del sacerdote Santos Urías, en la comisión para la aplicación de la Memoria Histórica en la capital. No así el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, que todos los años celebra misa en Paracuellos rodeado de símbolos franquistas.
En Galicia, fue famosa la retirada de unas placas en la catedral de Ourense, tras la negativa, durante meses, de su obispo, Leonardo Lemos, quien aseguró que dicha inscripción era "un pequeño exvoto incrustado en una columna, que hay que mirar casi con lupa para saber que está ahí". Además, añadió, se trataba de una pieza protegida por la ley de patrimonio.
Algo similar sucedió con el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiúza, quien se opuso a la retirada de la cruz de O Castro, aduciendo que los responsables de haber dado un uso falaz y arbitrario había sido el bando nacional. "Nunca dejaré de intentar que todos, creyentes y no creyentes, tratemos de descubrir y respetar el sentido cristiano de la cruz, como símbolo supremo de reconciliación y perdón", subrayó el prelado.
En Córdoba, por su parte, perviven dos placas en el interior de la mezquita por aquellas víctimas que "dieron su vida por Cristo en la persecución religiosa 1936 – 1939". El templo hoy reconvertido en mezquita, es uno de los más visitados de España. Y de los más polémicos, pues sus cuentas resultan absolutamente opacas, tal y como denuncian los movimientos laicos de la provincia.

"Los Caminos de la Retirada" 2018.







Lettre de l'asociation Germaine Tillion et colloque



Lettre de l’Association
« Il y eut cependant des chaînes d’entraide  qui dépassaient les nationalités, faisaient circuler des observations,des déductions et aussi, tout court, l’amitié. » Germaine TillionRavensbrück 
Janvier 2018
Chers adhérents, Chers amis,
Chère Madame, Cher Monsieur,
Cette année 2018 est particulière pour notre association, puisqu'elle marque le dixième anniversaire de la mort de Germaine Tillion.
L'association a donc décidé d’organiser un colloque en son honneur. Le but de ce colloque est de faire mieux connaître à un large public l’univers concentrationnaire de Ravensbrück et de rendre hommage à toutes les  femmes françaises, résistantes, internées et déportées.
               
Pour cette année 2018 exceptionnelle, l’association propose aussi une nouvelle exposition de photographies, « Germaine Tillion dans l’Aurès, 1934-1939 », et bientôt des livres-audio des œuvres de Germaine Tillion.
En outre, elle continue de soutenir les nombreuses manifestations en son honneur.
Nous remercions très chaleureusement tous les adhérents qui nous apportent leurs encouragements amicaux et leur précieux soutien financier et vous présentons à tous nos meilleurs vœux pour 2018.
                                                                                                                                                                                                            Le bureau


Jeudi 7 juin 2018

L’association Germaine Tillion vous invite au
Colloque en l’honneur de Germaine Tillion pour le dixième anniversaire de sa mort
Ravensbrück, mémoires pour l’avenir. «Survivre, notre ultime sabotage », Germaine Tillion
Colloque placé sous le haut patronage de Monsieur Emmanuel Macron, Président de la République
Faculté des Lettres, Sorbonne-Université, Amphithéâtre Richelieu, 17 rue de la Sorbonne, Paris 5ème, 9h30 - 19h30
 (Entrée gratuite sur réservation obligatoire, tous renseignements seront communiqués ultérieurement)


Contact
Geneviève Zamansky-Bonnin
Secrétaire générale de l'Association Germaine Tillion 
Adresse postale:
Association Germaine Tillion
L'Association Germaine Tillion, fondée en 2004 avec Germaine Tillion et sous sa présidence d'honneur," a pour objet de prendre toutes dispositions nécessaires à la conservation, à la divulgation, à la mise en valeur et en général au respect du droit moral de l'œuvre, du nom et des archives de Germaine Tillion." (article 1 des statuts). Centre de ressources, elle met à disposition des personnes ou des institutions, des photos, des documents, une exposition, "Germaine Tillion, sage, savante, combattante", en français et en anglais "Germaine Tillion, Scholar, Militant, Sage Woman", un film, "Germaine Tillion par elle-même", et sa version anglaise "Germaine Tillion in her own words", une exposition de photographies, "Germaine Tillion dans l'Aurès,1934-1939",des intervenants et apporte sa contribution directe par des articles et des conférences.