dissabte, 20 d’agost de 2016

IDENTIFICACIÓN DE LOS RESTOS ENCONTRADOS EN LA FOSA COMÚN.

https://aricomemoriaaragonesa.wordpress.com/2016/08/19/identificacion-de-los-restos-encontrados-en-la-fosa-comun/



Posted by MEMORIA ARAGONESA en 19/08/2016
IDENTIFICACIÓN DE LOS RESTOS ENCONTRADOS EN LA FOSA COMÚN
Los restos encontrados en las fosas comunes del cementerio San José, en La Puebla de Cazalla, serán identificados genéticamente. Este trabajo se realizará dentro de las actuaciones anunciadas por la dirección general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.
Otras localidades donde se buscarán e identificarán restos encontrados en fosas comunes
Además de los restos exhumados en el cementerio de La Puebla de Cazalla, se identificarán los encontrados en otros municipios andaluces:
  • En la provincia de Cádiz, en su capital y en Puerto Real
  • Córdoba: Adamuz, Castro del Río y Obejo
  • Granada: Moclín y Tocón de Íllora
  • Huelva: Zalamea la Real
  • Sevilla: Camas, Castillo de las Guardas, El Madroño, Guillena-El Ronquillo, La Algaba, La Campana Villaverde del Río.
Además, se actuará con georradar para localizar fosas en Castro del Río. También se localizarán, exhumarán e identificarán genéticamente los restos encontrados en
  • San Fernando (Cádiz)
  • Monturque, Gualdalcázar, Lucena y Castro del Río (Córdoba)
  • Cúllar Vega (Granada)
  • Padul, Campofrío y Nerva (Huelva)
  • Alfarnate, Cártama, Alfarnate-Colmenar-Casabermeja, Villanueva de la Concepción y Colmenar (Málaga)
  • Guadalcanal y Palomares del Río (Sevilla).
Finalmente, se ha previsto también la exhumación e identificación genética de los restos hallados en Marmolejo (Jaén), Álora (Málaga) y Camas (Sevilla).
Estas acciones fueron propuestas por el comité técnico que coordina las actuaciones en torno a la recuperación de la memoria histórica. El objetivo es lograr el reconocimiento institucional y social de las personas desaparecidas durante la guerra civil y la posguerra.
Exhumación-fosa-común-Puebla-de-Cazalla


divendres, 19 d’agost de 2016

GARCÍA LORCA, TAL DÍA COMO HOY: 19 de agosto de 1936: El mito (y 5).


http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/garcia-lorca-muerte-repercusiones-5331717



0
19 de agosto de 1936: El mito (y 5)
PEPE TORRES

ELENA HEVIA
JUEVES, 18 DE AGOSTO DEL 2016 - 18:08 CEST
Es un poco prematuro decir que Federico García Lorca se convirtió en mito al día siguiente a su asesinato. Si no fue así fue porque las noticias sobre el mismo tardaron unas semanas en abrirse paso. Pero esa piedra lanzada al agua de la ignominia empezó a formar círculos concéntricos y llegar cada vez más lejos en todo el planeta hasta convertirle en el símbolo de la España progresista y, más tarde, vencida.
Sin embargo, la familia supo de su muerte la misma tarde, a través deun acto repugnante en el más perfecto estilo de la picaresca española. Un miembro de la escuadra asesina acompañando por otros miembros del pelotón se presentó en casa de la familia Lorca con una nota firmada de puño y letra por el poeta: "Te ruego papá que a este señor le entregues 1.000 pesetas como donativo para las fuerzas armadas". El padre pagó religiosamente pensando que salvaba la vida de su hijo, pero –como cuenta Gibson- a poco de marcharse los escuadristas, el chofer de la familia, que había estado hablando con los soldados, le informó que el crimen ya se había realizado y como prueba se aportó un paquete de Lucky Strike, la marca que fumaba Federico.
A principios de septiembre los periódicos republicanos dan por cierta la muerte. Madrid, donde tantos amigos tiene, llora al poeta. Barcelona, que disfrutó de sus estrenos teatrales más sonados, también. H. G. Wells, autor de 'La máquina del tiempo' y de 'La guerra de los mundos', amén de socialista convencido se dirige a las autoridades rebeldes de Granada desde su presidencia del PEN Club. Al otro lado del Atlántico, en Argentina, donde en el pasado se había recibido a Lorca como hoy a una estrella de rock, Jorge Luis Borges junto a una treintena de autores argentinos protesta en una carta a Miguel Cabanellas presidente de la Junta de Defensa Nacional en Burgos.  Pero quizá la reacción más visceral sea la de Antonio Machado: "Te cantaré la carne que no tienes, / los ojos que te faltan, / tus cabellos que el viento sacudía, / los rojos labios donde te besaban…".


El amigo que no pudo salvar a Lorca.


http://cultura.elpais.com/cultura/2016/08/17/actualidad/1471450657_988802.html




Carlos Morla rescató de la violencia a más de 2.000 personas que huían de la Guerra Civil



Federico García Lorca en una foto tomada por Buñuel en 1925. HEREDEROS DE LUIS BUÑUEL

“Cuando yo me muera, / enterradme con mi guitarra / bajo la arena”. Son versos de Memento, un poema deCante jondo al que puso música Carlos Morla Lynch. Durante los años de la República, Lorca lo cantó al piano muchas madrugadas en el enorme piso de Morla de la calle Alfonso XII de Madrid, que cada noche después de cenar se llenaba de poetas, intelectuales y noctívagos que encontraban en sus sofás y en su mueble bar un refugio aristocrático.Federico García Lorca era el alma de aquellas veladas, el niño chistoso que sabía cortar las discusiones políticas con una carcajada y arrancarse con coplillas al piano cuando alguien bostezaba.
Hay mucho en la vida breve de Lorca que tiene un aire premonitorio. Ese gusto por la tragedia que lo convirtió en tragedia misma. Hay versos sobrenaturales, como estos de Memento, que ya contienen en sí mismos una inquietud. Pero verlos escritos en la partitura que compuso Morla agranda el escalofrío: esos arreglos con las indicaciones poco piu mosso y très lent et très lié son la aceptación de los deseos del amigo, deseos que no pudo cumplir. No solo no pudo evitar su muerte, sino que fue incapaz de darle sepultura bajo la arena. La gran tragedia, que parece escrita por el mismo Lorca, fue que Carlos Morla Lynch salvó la vida de miles de personas cuyo destino parecía el mismo que el del poeta, convirtiéndose en uno de esos héroes inmensos que la historia se resiste a reconocer, pero no pudo hacer absolutamente nada por su amigo del alma.
Carlos Morla Lynch fue consejero de la embajada de Chile en España entre 1928 y 1939. Al estallar la guerra en 1936, el gobierno chileno le dio libertad para abandonar el país con su familia, pero prefirió no irse de Madrid, donde quedó a cargo de la legación y ofreció refugio (en ella, en su casa y en varios pisos que alquiló para tal fin) a más de dos mil personas que huían de la violencia política. Hizo lo mismo con los republicanos que le reclamaron asilo en 1939, cuando las tropas franquistas entraron en la capital. Nunca pidió un carné ni puso condiciones a nadie, y arriesgó su vida y la de su familia noche tras noche ante una junta de defensa que no podía (ni, seguramente, quería) garantizar su inmunidad diplomática.
Ni siquiera el testimonio de sus diarios, publicados por primera vez en 1958 en una edición muy filtrada por la censura, da cuenta del dolor que debió destruirle cuando se enteró de la muerte de Federico, a quien creía a salvo en Granada, al cuidado de unos parientes. Fue el 1 de septiembre de 1936. Morla estaba en la Plaza Mayor y se hacía lustrar los zapatos por un limpia ocioso en una ciudad donde ya no había señores con zapatos que lustrar, cuando oyó a los vendedores de prensa gritar que Federico había sido fusilado en Granada. Lo atribuyó a un bulo y dedicó toda una semana a confirmar la noticia mediante sus contactos diplomáticos. “Yo que lo consideraba invencible, triunfador siempre, niño mimado por las hadas”, escribió en sus diarios. Madrid se llenó de retratos fúnebres del poeta, ya mártir, y Morla tuvo que seguir atendiendo a sus miles de refugiados sin poder dedicar mucho tiempo al amigo muerto que lo miraba desde las paredes.
La gran amistad de Federico y Morla queda acreditada para la historia de la literatura en la dedicatoria de Poeta en Nueva York: “A Bebé y Carlos Morla”. Se refiere a Bebé Vicuña, esposa del diplomático. Cuando Lorca la escribió, hacía poco más de un año que conocía al chileno, pero ya estaban unidos con una intensidad que algunos han sospechado más propia de los amantes (aunque Andrés Trapiello, gran experto en su figura y quizá su mayor apóstol literario, aduce que este punto no queda claro en los diarios) y en la que siempre estuvo muy presente la muerte. El consejero llegó a Madrid desde París en 1928, donde acababa de enterrar a su hija Colomba, de nueve años. El matrimonio se instaló en España destrozado, en pleno duelo por su niña. En un paseo por la Gran Vía, a Morla le llamó la atención un título en el escaparate de una librería: Romancero gitano. Lo leyó varias veces y encontró en sus versos algo parecido al consuelo, subrayando una estrofa que también suena profética: “La noche se puso íntima, / como una pequeña plaza. / Guardias civiles borrachos / en la puerta golpeaban”.
Morla resolvió que tenía que conocer al tal Federico, del que todo el mundo hablaba maravillas en Madrid, y Federico se convirtió enseguida en su amigo íntimo. A pesar de ser trece años más joven, Lorca entendió su dolor y su catolicismo heterodoxo y libre, pero sentido, tan parecido a su idea de la religiosidad popular. Ambos tenían más filantropía que ideología. Ambos querían a mucha gente y se hacían querer. Al poco de conocerse, Lorca dedicó unas canciones “a la maravillosa niña Colomba Morla Vicuña, dormida piadosamente el día 8 de agosto de 1928”.


ampliar foto
De izquierda a derecha, Salvador Dalí, José Moreno Villa, Luis Buñuel, Federico García Lorca y José Antonio Rubio Sacristán, en la Bombilla (Madrid) en mayo de 1926.


Se vieron por última vez el 8 de julio de 1936 en su casa de Madrid. Los invitados a la cena comentaban las noticias en tono apocalíptico. Había preocupación, la ciudad estaba muy agitada. “Federico hoy ha hablado poco -anotó en su diario-; se halla como desmaterializado, ausente, en otra esfera. No está como otras veces, brillante, ocurrente, luminoso”. Aquella noche Federico solo hizo una contribución a la tertulia política: “Yo soy del partido de los pobres, pero de los pobres buenos”. Fue la última declaración que Morla escuchó de su boca.


CASI NADIE SE ACUERDA DE MORLA LYNCH


Hasta 2011, 42 años después de la muerte de Carlos Morla Lynch, el Ayuntamiento de Madrid no colocó una de esas placas con forma de rombo en la calle Prado, 26, en cuyos pisos tercero y cuarto derecha estuvo la embajada chilena durante la guerra, recordando que fue allí donde el entonces consejero salvó la vida de miles de perseguidos. Incluso entonces la placa se colocó en el zaguán, no en la fachada, por lo que el lugar sigue pasando inadvertido para casi todos los paseantes. Y ha habido que esperar a 2016 para que una corporación municipal otorgue su nombre a una calle de Madrid.
Entre medias, la sombra de una sospecha: ¿pudo salvar a Miguel Hernández? Neruda (que fue cónsul en Madrid) acusó al diplomático de no haber dado asilo en 1939 al poeta de Orihuela. La acusación suena injusta y no se ha podido probar.
Se saldan deudas, aunque a tan largo plazo que ya suenan vencidas. Pese al esfuerzo de unos cuantos divulgadores, entre los que destaca Trapiello, y de una editorial entusiasta (la sevillana Renacimiento), que ha publicado los diarios de guerra (España sufre: diarios de guerra en el Madrid republicano), los informes diplomáticos y la parte de los diarios referida a su relación con Lorca (En España con Federico García Lorca), a Morla Lynch solo lo frecuentan quienes van por los caminos menos transitados. Casi todos sus diarios (88 cuadernos manuscritos) siguen inéditos por voluntad de sus nietas, que respetan así el deseo de su abuelo.

Homenaje cargado de reivindicación, emoción y feminidad en el Parque García Lorca de Alfacar.


http://www.granadahoy.com/article/ocio/2350572/lorca/eran/todos.html



Lorca eran todos

Un homenaje cargado de reivindicación, emoción y feminidad en el Parque García Lorca de Alfacar. El acto contó este año con el testimonio del bisnieto de uno de los asesinados hace 80 años. La diputada del PP Rosa Fuentes culpa a la Diputación de situar a Lorca como "estandarte de la izquierda"
ALBA RODRÍGUEZ / GRANADA | ACTUALIZADO 18.08.2016 - 08:26
zoom
1. El presidente de la Diputación, José Entrena, deposita el tradional ramo de flores en el monolito en recuerdo a los represaliados en la Guerra Civil. 2. El acto tuvo un marcado carácter femenino y contó con la participación de la actriz Gema Matarranz, que estuvo acompañada del saxofonista Arturo Cid. 3. Más de 500 personas acudieron al parque de Alfacar. 4. Las banderas republicanas regresaron un año más. 5. El acto recordó a los fusilados en la Guerra Civil.
zoom
zoom

Tal día como hoy, el 18 de agosto de 1936, un mes más tarde del Golpe de Estado del general Franco, un poeta llamado Federico García Lorca perdía la vida ante un pelotón de fusilamiento junto a otros represaliados. Dicen que fue una noche sin luna, y con toda seguridad esta fecha quedará marcada en todos los calendarios. 

Paradójicamente, anoche había luna llena en el Parque García Lorca de Alfacar, donde alrededor de 500 personas se congregaron para homenajear a todos los asesinados en la Guerra Civil. El acto, organizado por la Diputación de Granada y con el título Voces de mujeres a Federico,pretende honrar la memoria de todos aquellos, que como Federico fueron carne de la violencia ideológica, en este 80 aniversario de la muerte del granadino así como del alzamiento militar. 

El homenaje comenzó con una ofrenda floral en el monolito que recuerda al universal granadino y a todas las víctimas de la Guerra Civil. Participaron el presidente de la Diputación, José Entrena, Mariela Fernández-Bermejo, delegada territorial de Fomento y Vivienda en representación de la Junta, la diputada de Cultura y Memoria Histórica, Fátima Gómez, y la concejal de Vamos Granada en el Ayuntamiento, Marta Gutiérrez. 

Tras este acto comenzó el discurso institucional, en el que participó Francisco Parejo Pérez, bisnieto de uno de los asesinados hace 80 años y que habló en representación de los familiares de los represaliados. "No se debe matar a nadie por ninguna razón, ni ideológica ni de sexo, así como no se debe señalar ni humillar a los familiares que quedaron y pido que se cumpla la Ley de Memoria Democrática que dignifique a las víctimas". 

En su discurso, el presidente de la Diputación José Entrena, remarcó su intención de continuar "con más fuerza que nunca dando espacio y dando voz al compromiso de esta tierra con Federico García Lorca y con todos los que, como él, cayeron bajo el fuego de la intolerancia, de la ignorancia y de la brutalidad" 

La cita este año ha llegado cargada de feminidad, en referencia a las grandes mujeres de Lorca, a las que siempre les imprimió en sus obras un fuerte carisma. Es por esto que las tres encargadas de rendir el homenaje artístico al poeta fueran féminas de altura como la cantante y actriz Nerea Cordero, la cantaora Esther Crisol y la actriz Gema Matarranz, acompañadas de Javier Galiana al piano, Alfredo Mesa a la Guitarra y Arturo Cid al saxo. 

El presidente de la Diputación mostró su respeto y solidaridad con las familias de las víctimas de la Guerra Civil y de la represión, y subrayó que "ese respeto es el que nos ha hecho recuperar un reconocimiento acorde con la dimensión histórica de Federico García Lorca y con las circunstancias de su muerte". 

Entrena, en sus declaraciones afirmó que "Lorca no murió sin más, su asesinato formaba parte de un proceso y estuvo acompañada miles y miles de ejecuciones similares". Tras esto, manifestó su intención de rescatar la memoria de todas las víctimas de la Guerra Civil y la represión "en nombre de la democracia, de la dignidad y de la justicia". "Vamos a trabajar para que así sea", dijo al referirse al área de Memoria Histórica y Democrática de la institución provincial creada por el actual equipo de gobierno, 

Tras este momento de reivindicación en el que los asistentes dejaron patente su empatía con el mensaje, dio comienzo el concierto Voces de Mujeres a Federico, en el que las actrices, la cantaora y los músicos que las acompañaban reencarnaron el espíritu lorquiano a través de música y palabra. 

La velada estuvo presidida por una luna llena que parecía sacada de un poema de Federico. El ambiente formal y sobre todo muy cargado de emotividad por el recuerdo a los desaparecidos. Ese fue el color principal de la noche. Las mas de 500 personas -algunas portando banderas republicanas- que no quisieron perderse este homenaje siguieron atentas las palabras de los ponentes y disfrutaron de las tres mujeres que pusieron una luna a Lorca en el aniversario de su muerte. 

Matarranz recitó poemas dedicados a la muerte de Lorca acompañada de las notas frágiles del saxo. Por su parte, la cantaora Esther Crisol cantó por granainas uno de los poemas que Machado le dedicó a la muerte del granadino ilustre. 


También durante el concierto tuvo especial relevancia otro granadino universal, Enrique Morente, y mediante su mítico Omega se culminó este tributo a la libertad, el honor, la reparación y el recuerdo encarnado en Federico, que bien pudo ser en cualquier otra víctima del franquismo.





Encuentran en Quiroga los restos de un berciano asesinado en 1936.


http://elprogreso.galiciae.com/noticia/585212/encuentran-en-quiroga-los-restos-de-un-berciano-asesinado-en-1936




Se trata de Julio Bello Sierra, que trabajaba en la casilla del tren de Montefurado y murió "tras una trifulca" con miembros del bando falangista

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) halló este martes en el municipio lucense de Quiroga los restos de Julio Bello Sierra, un berciano asesinado en 1936 por los franquistas. La investigación arrancó a partir de una petición de la familia del fallecido y, según explicó el vicepresidente de la asociación, Marco González, resultó "fácil" gracias a la información almacenada en el Archivo del Tribunal Militar Territorial IV de Ferrol sobre la ubicación de la sepultura en la entrada del cementerio de As Covas.

Se prevé que los trabajos de excavación rematen este miércoles para, a continuación, realizar un análisis químico y genético de los restos. Julio Bello Sierra trabajaba en la casilla del tren de Montefurado y fue en octubre de 1936 cuando miembros del bando falangista de la zona se presentaron en la casa familiar para interrogarle. Allí falleció "tras una trifulca" y fue lanzado al río Sil. Meses más tarde apareció aguas abajo y fue sepultado.

Una vez rematada la labor en torno a este hallazgo, la ARMH irá hacia Brañuelas, en León, donde tratarán de hallar las fosas en que se piensa fueron sepultadas varias personas durante los primeros años del golpe de estado.

Lorca, el Miguel Ángel español.

https://radiorecuperandomemoria.com/2016/08/18/lorcael-miguel-angel-espanol/




Lorca.jpg
Federico García Lorca, es sin duda el más grande de los artistas que ha tenido España en su siglo XX. De él conocemos sobretodo su escritura, pero Lorca también trabajó otras artes y todas ellas con gran estilo.
Lorca, nació en 1898 en Fuente Vaqueros, un pueblecito del campo granadino, pero pronto se estableció en Granada. Desde muy joven se interesó por la Literatura y ya en 1916 escribió un ensayo autobiográfico sobre su pueblo natal.
Más adelante, comenzó a interesarse por la música y aprendió a tocar el piano. Se matricula en las carreras de Filosofía y Letras y Derecho. En esta época se mueve por un ambiente intelectual de gran riqueza. En la tertulia llamada “El Rinconcillo” se reunía con un grupo de jóvenes de gran talento. Fueron dos profesores quienes le abrieron el camino. Junto a Fernando de los Ríos y a Martín Domínguez Berrueta, Lorca realizó una serie de viajes por España que le despertaron la necesidad de escribir y mostrar a través de su escritura la belleza que vivía.
rios.jpgFernando de los Ríos
Fue Fernando de los Ríos quien, al fin, tuvo que convencer a los padres del poeta para que le dejaran salir de Granada y seguir con sus estudios en la Residencia de Estudiantes de Madrid, dirigida por Alberto Jiménez Fraud. Así pasó Federico a formar parte de una institución que pretendía ser, en palabras de su director, un “hogar espiritual donde se fragüe y depure, en corazones jóvenes, el sentimiento profundo de amor a la España que se está haciendo, a la que dentro de poco tendremos que hacer con nuestras manos”.
En este momento, se rodea de los grandes artistas del momento y se empapa de todas las corrientes. Su mayor momento será el encuentro con Juan Ramón Jímenez, un encuentro provocado por una carta de presentación de Fernando de los Ríos. Juan Ramón Jiménez, terminó escribiendo esto:  “Su poeta vino y me hizo una excelentísima impresión. Me parece que tiene un gran temperamento y la virtud esencial, a mi juicio, en arte: entusiasmo”.
A partir de este instante, comienza la gran carrera artística de Lorca. Poesía, teatro, pintura, música… Lorca no tenía límites en su proceso creador, y muchos hablan del mejor artista español, el Miguel Ángel español.
Su obra ha trascendido a todo el mundo. Lo vemos cuando turistas de diversos lugares viajan hacia Almería y visitan el famoso Cortijo del Fraile, de donde Lorca sacó su famosa obra, “Bodas de Sangre”.
Si no le hubieran arrebatado su vida a una edad tan temprana, a día de hoy su obra sería sin duda de las más grandes e importantes del mundo.
Aquí podéis ver su obra en todas sus artes:
Literatura, poesía y teatro: http://federicogarcialorca.net/
Programa 17 – ¿Cuánto saben los jóvenes de Memoria Histórica? Audio Player
Ir a descargar
Únete y aporta #1Europorlamemoria: TEAMING
Autor: Fernando Aguilar @fer91ar