dissabte, 6 d’agost de 2016

Lidia Falcón. José Antonio Primo de Rivera, el ausente. (Sobre José Antonio y Sánchez Dragó). Y más sobre el pájaro exrojo.


http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2016/08/05/jose-antonio-primo-de-rivera-el-ausente/


Lidia Falcón.

05Ago 2016






Quizá no hubiera vuelto a escribir en estos días sobre el Golpe de Estado militar del 18 de julio y los acontecimientos que le siguieron, sino hubiese tropezado, para mi desgracia, y la de los demás lectores del artículo, con una columna de Fernando Sánchez Dragó en El Mundo, sobre la Memoria Histórica. Esa pieza constituye el ejemplo perfecto del periodismo falsario y amarillista. Haciendo honor a su travestismo franquista, se dedica a burlarse e insultar a las personas que estamos intentando que se publique la verdad sobre los crímenes de la dictadura, hasta el punto de atreverse a afirmar que José Antonio Primo de Rivera tiene que estar en el memorial de víctimas puesto que lo fue del gobierno republicano.
Como ni los represaliados, enmudecidos por el pánico, lo han contado, ni la escuela de este país hundida en la ignominia, se lo ha enseñado a las generaciones siguientes, casi nadie debe saber, y de eso se vale Sánchez, que José Antonio Primo de Rivera, fue juzgado y sentenciado a muerte por un tribunal en Alicante el 20 de noviembre de 1936, por los delitos de rebelión y conspiración militar contra el gobierno de la II República. Delitos que quedaron claramente probados.
Participó en el alzamiento de Sanjurjo en 1932, y en 1933 viajó a Italia y a Alemania para entrevistarse con Mussolini y con Hitler, de los que consiguió apoyo económico y armas para el golpe militar que se estaba preparando.
José Antonio Primo de Rivera creó junto a Julio Ruiz de Alda el Movimiento Español Sindicalista, embrión de la futura Falange Española, movimiento político de carácter fascista que, como tal, nació impugnando los métodos democráticos y que defendía un Nuevo Estado de carácter totalitario y corporativo (expresado en la consigna del sindicalismo vertical).
Falange Española fue fundada en el Teatro de la Comedia de Madrid, el 29 de octubre de 1933. En el Manifiesto Fundacional defendía que era imprescindible legitimar el ejercicio de la violencia, «la dialéctica de los puños y las pistolas», para propiciar un Estado autoritario. Desde que se creó, la Falange se dedicó al empleo sistemático del terrorismo, que aumentó durante el segundo bienio. Desde un principio empleó un lenguaje violento que fácilmente podía llegar a la provocación y al asesinato. Payne (1997, Cap. La erupción de la violencia). Los falangistas asesinaron al ex director general de Seguridad y fundador del Comité Nacional de Acción Republicana, Manuel Andrés Casaús, uno de los impulsores de la proclamación de la República en Éibar; también al periodista santanderino Luciano Malumbres. Por parte de la derecha, el primer asesinato  fue el de Juanita Rico, una costurera miembro de las Juventudes Socialistas. La Falange cometió también el atentado contra el catedrático de Derecho Jiménez de Asúa, en el que resultó muerto su escolta. A estos crímenes se les unieron ataques armados continuos a las Casas del Pueblo socialistas y a los dirigentes sindicales. Pero de no haber sido por la actividad terrorista que fue en aumento durante todo el periodo republicano, la Falange no hubiera tenido ninguna relevancia política, como se demostró en las elecciones de 1936, donde obtuvo 44.000 votos en toda España, lo que significó el 0,7% de los votos útiles.
El 14 de marzo de 1936, Primo de Rivera ingresó en la cárcel Modelo de Madrid por posesión ilícita de armas y posteriormente, el 5 de junio, fue trasladado a la de Alicante. Desde la cárcel, favorecido por un relajado régimen de visitas, dirigió a la Falange tratando de llevar la iniciativa en la insurrección. A finales de abril redactó una carta dirigida a los oficiales del ejército que se distribuyó el 4 de mayo. En ella se hacía un llamamiento a la sublevación:
“Ha sonado la hora en que vuestras armas tienen que entrar en juego para poner a salvo los valores fundamentales, sin los que es vano simulacro la disciplina. Y siempre ha sido así: la última partida es siempre la partida de las armas. A última hora —ha dicho Spengler—, siempre ha sido un pelotón de soldados el que ha salvado la civilización”.
A partir de mayo de 1936, mantuvo correspondencia con el general Mola. En una carta que Primo de Rivera le hizo llegar a Pamplona no le prestaba su apoyo total y hablaba de condiciones, ofertándole 4000 falangistas disponibles desde el primer día del alzamiento. El 29 de junio le envió nuevas circulares, ahora sí, apoyando la insurrección. Una, destinada a la primera línea de Madrid, hacía un llamamiento al adiestramiento para estar preparados ante el instante decisivo: Y otra, destinada a La Jefaturas Territoriales, para que se pongan a disposición de los mandos militares en la sublevación. El 13 de julio mandó otra carta a Mola en la que le pedía acelerar la sublevación. «Tiene el carácter de apelación suprema. Estoy convencido de que cada minuto de inacción se traduce en una apreciable ventaja para el Gobierno». José Antonio Primo de Rivera, el 17 de julio, redactó un manifiesto en el que expresaba la participación sin reservas de la Falange en la rebelión.
El juicio contra José Antonio comenzó el 3 de octubre, la vista oral se celebró el 16 y 17 de noviembre y fue condenado a muerte por conspiración y rebelión militar, que se ejecutó el 20 de noviembre. Ganada la guerra por las tropas facciosas, el nuevo régimen homenajeó a José Antonio y a sus familiares y partidarios, trasladando sus restos al Escorial primero y al Valle de los Caídos después, en el más esperpéntico y espectacular entierro que jamás se hubiera realizado en España.  Su ataúd fue llevado, a pie, en hombros de falangistas, desde Alicante hasta el Escorial, en una interminable procesión, día y noche, iluminada por antorchas, que duró dos meses. Cuando se construyó el Valle de los Caídos, Franco ordenó su exhumación y traslado al nuevo monumento.
La noticia de su muerte llegó pronto a la zona nacional y fue silenciada durante los dos años siguientes, llegándosele a conocer como «el ausente». La figura del mártir, ampliamente explotada en los años siguientes, resultaría quizá más útil y menos incómoda que la del líder político.
“José Antonio Primo de Rivera no llegó a alcanzar una significativa influencia política mientras vivió; sólo contribuyó negativamente a acelerar y aumentar el desastre español. Su fama y apoteosis sólo llegaron de modo póstumo y probablemente no lo hubieran hecho nunca de otro modo. […] Sin embargo, muerto llegó a ser objeto del más extraordinario culto al mártir de toda Europa contemporánea, lo que, a la larga, le ha garantizado una posición, un estatus y un papel que nunca podría haber consumado en la vida real.” Payne (1997, pp. 372-373)
Y a este personaje, ideólogo del franquismo, impulsor del golpe de Estado, incitador a la violencia, autor intelectual de numerosos asesinatos y atentados, defensor del Estado totalitario fascista, debemos ahora rendirle los honores, según Sánchez Dragó, que se merecen las víctimas de la dictadura.
Otros propagandistas falsifican del mismo modo la triste historia española, para deshonra tanto de los que de este modo la están infamando como de quienes lo publican y lo consienten. Sería imposible que en Alemania se comparara a las víctimas del nazismo con sus verdugos, que fueron ejecutados tras el juicio de Nuremberg.

____________________________________



Sánchez Dragó defiende el Valle de los Caídos y carga contra Baltasar Garzón

Argumenta que la reconversión del mausoleo del dictador en Espacio de Memoria conllevaría “monstruosos gastos”


Dom, 31 Jul 2016 
Un domingo más hay que hablar del polifacético Fernando Sánchez Dragó, ex rojo, como él presume autodefinirse pero dejando claro que reniega de ese pasado. Y si no lo hace con nitidez y de voz, lo pone 'negro sobre blanco' en sus artículos.
En 'Vuelve el justiciero' así lo manifiesta. En esta ocasión su ira neoliberal la despeña contra Garzón. Habría que aclarar, como él mismo dice, que "tenemos dos Garzones... ¡Ya es mala pata!", para dar en primer lugar un mamporro al "junior", es decir, con el que compartió ideología en sus tiempos mozos. "Con su carita de niño que acaba de hacer la primera comunión (…) pronto lo devorará el silencio del que nunca debería haber salido".
En realidad no es un golpe en toda regla; es sólo una zancadilla propia de adolescente, la edad que parece atribuirle al Garzón de IU.

El "circo de Manolita Chen"

Los verdaderos mamporros se los dedica a "Garzón sénior". Lo hace porque este domingo a Sánchez Dragó le toca olvidar, una vez más, sus tiempos de perseguido por la dictadura (de vez en cuando presume de ellos para dar lecciones), y habla de la "última ocurrencia" de Baltasar Garzón - de la queinformamos en ELPLURAL.COM- cuya "verdadera vocación es la de prestidigitador del circo de Manolita Chen que saca de su birrete palomas comunistas de la paz de los cementerios y la de pokémon de los tribunales que una y otra vez extrae de sus raídas puñetas naipes marcados". Ahí es nada.

Esa "ocurrencia" a la que se refiere el escritor es la petición que ha cursado "Garzón senior" al Supremo para que se proceda a la exhumación e identificación de las miles de personas que yacen en el Valle de los Caídos.
Espacio de Memoria
Lo que persigue es que ese mausoleo con el que los nostálgicos fascistas rinden homenaje al dictador y a sus huestes se convierta un Espacio de Memoria. A juicio del otrora comunista y ahora presentador de lujo, lo que busca es "rendir inútil e imposible homenaje" a quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura.
Se pregunta Sánchez Dragó si "¿Acaso no padeció José Antonio persecución y violencia durante la guerra civil? Hay que ser muy cínico para negar eso", y se queda tan ancho.
Sin embargo, lo mejor de todo el artículo es su argumentación para denigrar tal solicitud. La centra en "los monstruosos gastos de tamaña ceremonia de vudú" que serían "a cargo de los contribuyentes". Olvida, o no, que con los millonarios salarios que en los últimos años ha percibido de las televisiones públicas de Madrid y España, a lo mejor podría costearse una parte de esos "monstruosos gastos" o acaso esos emolumentos no los pagamos los contribuyentes. 


Homenaje a las ‘13 rosas’ en el 77 aniversario de su fusilamiento.

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/08/05/el_pcm_homenajea_las_rosas_los_claveles_quot_martires_democracia_quot_53331_1012.html



  • El 5 de agosto de 1939 el régimen franquista fusiló contra la tapia del cementerio de La Almudena de Madrid a 56 personas por su militancia en las Juventudes Socialistas Unificadas
  • Este viernes se han reunido unas 300 personas para recordar su memoria, la de los "mártires de la democracia y hérores de la historia", ha señalado el secretario general del PCM

infoLibrePublicada 05/08/2016 a las 19:16Actualizada 05/08/2016 a las 19:56  
Facebook1045
922TwitterMas Redes
Envíalo a un amigoImprimirComentarios1

Ofrendas en la tapia donde fueron fusiladas las Trece Rosas el 5 de agosto de 1939.  PCM
Ofrendas en la tapia donde fueron fusiladas las Trece Rosas el 5 de agosto de 1939. PCM
El Partido Comunista de Madrid (PCM) homenajeó este viernes a las 13 rosas y a los 43 claveles, mujeres y hombres que fueron fusilados por el régimen franquista el 5 de agosto de 1939 contra la tapia del cementerio de La Almudena de Madrid por su militancia en las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) y que elPCM considera "mártires de la democracia y héroes de la historia", informó Europa Pres.

Los fusilamientos de las 13 rosas fueron unos de los más polémicos del régimen de Franco y que más repercusión tuvieron internacionalmente. Se mandó ejecutar a 13 jóvenes mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 29 años.

El acto de recuerdo comenzó con una ofrenda floral frente a la placa que les homenajea a las puertas del Cementerio de La Almudena y que dice que estas mujeres "dieron su vida en defensa de la libertad y la democracia".

Allí intervinieron el responsable de memoria del PCM, David García; el secretario general, Álvaro Aguilera, y el secretario político de las Juventudes Comunistas de Madrid, Miguel Montero. Además, una octogenaria leyó unos poemas en recuerdo de los fusilados. Posteriormente, se ha hecho un recorrido por las lápidas de las personas más representativas de la lucha contra el franquismo.


El PCM lamenta que no haya un acto de Estado


El secretario general del PCM destacó, en declaraciones a Europa Press, que "la sociedad está concienciada" en la "importancia" de estos homenajes porque al acto "han acudido 300 personas"a pesar de que se ha celebrado "un día de diario con un sol tremendo".

"Lamento que no haya actos de Estado para estos mártires de la democracia y héroes de la historia", señaló para añadir que "cada vez más gente se anima y entiende la importancia de honrar a estas personas".

El secretario general también consideró que "a este país todavía le falta mucho por recorrer para reconocer a las personas que lucharon contra la sublevación del 36". "Son las que han posibilitado que hoy en día tengamos unos derechos", defendió.

divendres, 5 d’agost de 2016

Entierro digno para una madre y su hijo tras 60 años en una fosa anónima asesinados por el franquismo.



http://www.eldiario.es/sociedad/asesinados-franquismo-reciben-entierro-despues_0_544895988.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Socio&utm_campaign=16-08-05-adelanto&goal=0_10e11ebad6-d3d13f2728-56368913


Los familiares de Vicenta López y su hijo Jesús reciben sus huesos tras más de seis décadas de búsqueda y ocho meses después de la exhumación
Ambos fueron asesinados en 1948 aduciendo que trataron de fugarse: "El Jesús debajo y la Vicenta encima" dice el informe oficial
Milagros, hija y hermana de las víctimas, escribirá a Mariano Rajoy para decirle “les he encontrado” y criticar la actitud de su portavoz parlamentario
Milagros y su hija Pilar contemplan los restos mortales de Vicenta en la fosa anónima donde fue enterrada sobre su hijo Jesús / ARMH
Milagros y su hija Pilar contemplan los restos mortales de Vicenta en la fosa anónima donde fue enterrada sobre su hijo Jesús / ARMH
"Estoy muy emocionada. He vuelto a ver su cabecita, sus manos, sus huesecitos… Me he reencontrado con ella casi 70 años después. Ahora por fin puedo enterrarla; a ella, mi madre, y a mi hermano Jesús".
Milagros apenas consigue controlar el torbellino de sentimientos que azota su cerebro en este día tan especial en el que acaba una larguísima lucha: "Yo solo tenía 11 años cuando los asesinaron. Desde entonces no he dejado de pensar en mi madre. Le escribía cartas. Hablaba con ella para contarle mis problemas, mis alegrías y mis penas. Pensaba que cuando llegara este día me sentiría muy triste y, sin embargo, lo único que siento es una enorme felicidad de haberla recuperado".
Este viernes 5 de agosto es la fecha en la que Milagros recibe los restos mortales de su madre, Vicenta López Digón, y de su hermano, Jesús Camuñas López. Ha podido brindarles un entierro digno en el cementerio municipal de Villafranca del Bierzo.

Tiroteo en la casa

Su pesadilla comenzó el 27 de octubre de 1948. Una patrulla de la policía armada de la dictadura sorprendió a cinco guerrilleros antifranquistas en la humilde casa del municipio leonés de Castañeiras en que vivía la familia López Digón. El violento encuentro terminó con la muerte de un agente y la fuga de los miembros del maquis.
C:\fakepath\Vicenta-López-Digón-Foto-04 copia.jpg
Retrato de Vicenta López Digón / cortesía de la familia.
"Yo estaba con mi hermano pequeño en el campo, cuidando las vacas, cuando escuché los disparos. Salimos corriendo y al llegar a casa lo vi todo: el policía muerto en el suelo y mi madre que ya estaba detenida". La Guardia Civil también arrestó a su hermano Jesús, que tenía 20 años: "Les acusaron de dar cobijo a los guerrilleros y se los llevaron. Yo pude estar con ella unas horas en la sala donde la tenían pero me dijo que me fuera a casa de mis padrinos. Me despedí y ya no volví a verla nunca más".

Asesinato encubierto

Vicenta y Jesús fueron asesinados por dos guardias civiles que, supuestamente, les conducían hasta la prisión de Villafranca del Bierzo. Como en tantos otros casos, el crimen se encubrió bajo un supuesto intento de fuga. En el informe oficial se puede leer como los agentes declararon que a la altura del "kilómetro 412 de la carretera general Madrid-Coruña", madre e hijo "emprendieron veloz carrera, aprovechando la oscuridad de la noche… viéndose obligados a abrir fuego".
En las autopsias queda constancia del gran número de impactos de bala que recibieron las víctimas y su fallecimiento por una causa común: "Hemorragia y rotura traumática del corazón". Sin comunicárselo a la familia, los cuerpos fueron enterrados, uno sobre el otro, en una fosa anónima del cementerio de Villafranca: "Se reseña la sepultura donde han sido enterrados los cadáveres –el Jesús debajo y la Vicenta encima-", reza fríamente el parte oficial de enterramiento.
"Menos mal que mis otros hermanos mayores estaban trabajando fuera del pueblo porque si no, seguro que también los habrían matado" apunta Milagros. Aún así, dos de ellos fueron detenidos, torturados y encarcelados. "¿Te acuerdas de una serie de televisión que describía el sufrimiento de los esclavos negros en América? –pregunta Milagros– Pues mi hermano Eduardo volvió a casa con la espalda llena de latigazos como los que tenía Kunta Kinte, el esclavo protagonista de aquella serie. Además le habían abrasado los pies con cerillas… Yo fui la que le curé todas aquellas heridas y quemaduras".
Su otro hermano, Aquilino, recibió numerosas palizas. Cuando un Consejo de Guerra le condenó a 6 meses de prisión, ya había sobrepasado con creces ese periodo de internamiento: "No sé si sería por todo lo que sufrió en la cárcel, por el miedo que pasó… pero, lo cierto es que Aquilino nunca quiso que afrontáramos el tema, se negaba a intentar desenterrar a mi madre. Yo insistía en que debíamos hacerlo pero hasta que él murió, hace dos años, no pude ponerme a ello".

Un libro y una carta a Rajoy

Marco, Nuria, René, Alejandro y el resto de miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se volcaron para ayudar a Milagros en su búsqueda. Tras un largo proceso de investigación y la tramitación de los permisos correspondientes, comenzaron a excavar para localizar la fosa: "Al principio interpretamos mal las coordenadas porque el cementerio había sufrido diversos cambios, señala Marco González de la ARMH. "Estábamos algo preocupados porque Milagros y su hija Pilar iban a llegar desde Barcelona y no encontrábamos la sepultura. Finalmente, nos dimos cuenta del error y cuando Milagros salía del hostal para presenciar nuestros trabajos, hallamos los restos. Sentí muchísima emoción. Nunca lo olvidaré. Eran las once de la mañana del 29 de noviembre del año pasado y había bastante niebla". 
Milagros tampoco podrá olvidar aquel momento en el que vio los restos de su madre y de su hermano: "La gente me veía llorar y yo les decía que no era de pena sino de alegría. Si yo pusiera todas las cartas que le había escrito a mi madre en todos estos años… llenaría un periódico".
Junto a ella, su hija Pilar recuerda un hecho casual pero al que su familia da un gran valor simbólico: "Yo nací antes de tiempo, a los ocho meses de gestación. Vine al mundo a la misma hora, el mismo día y el mismo mes en que nació mi abuela asesinada". Después de tantos años sin saber a dónde dirigir sus cartas, sus plegarias, sus llantos… este viernes Milagros y Pilar han podido enterrar a Vicenta y a Jesús.
El acto ha servido también para homenajear a todas las víctimas del franquismo de Villafranca del Bierzo y ha contado con la participación del poeta Juan Carlos Mestre y del presidente de la ARMH, Emilio Silva, entre otros.
Aún emocionada por lo vivido, Milagros no da por terminada su lucha: "Estoy escribiendo un libro porque quiero que se conozca toda la historia de mi familia". Una historia que incluye otra tragedia: Jesús López Digón, hermano de su madre, también fue asesinado. Él fue uno de los primeros 400 españoles que pisaron el campo de concentración de Mauthausen en agosto de 1940; los nazis acabaron con su vida dos años después. "Y voy a hacer más cosas –prosigue Milagros-, en cuanto vuelva a Barcelona voy a escribir al presidente del Gobierno para decirle: “la he encontrado”. Le mandaré a Rajoy un periódico con la noticia del entierro y una carta en la que le preguntaré por qué tiene a su lado a una persona como Rafael Hernando; una persona que dice barbaridades como que solo nos hemos preocupado de nuestros muertos cuando ha habido subvenciones". Un miembro de la ARMH completa sus palabras con datos: "Todo el proceso de investigación, trabajos de exhumación etc. han sido financiados, como siempre, por nuestra Asociación. Y lo hemos hecho gracias a un premio internacional que recibimos el pasado año y a la ayuda periódica que nos brinda el Sindicato Noruego de Electricistas".