dissabte, 9 de setembre de 2017

Recuerdo y Dignidad busca a los descendientes de Francisco Romero Carrasco en Badajoz, Ciudad Real, Guadalajara y Gironaante su próxima exhumación





Un edicto de 1943 que reclama desde Girona información sobre su fallecimiento es el último documento encontrado



Se adjunta nota de prensa

Más información:

Iván Aparicio García
Presidente de la ASRD
605 577 484


Texto:
La Asociación soriana de memoria histórica Recuerdo y Dignidad (AsRD) busca a los descendientes del insigne Francisco Romero Carrasco ante la inminente exhumación de su cuerpo, que se haya junto a otras cinco personas en la localidad soriana de Cobertelada.

Desde la Asociación soriana agradecen cualquier información sobre el catedrático. Para ello ha facilitado un número de teléfono (605 577 484) y un correo electrónico (recuerdoydignidad@gmail.com)

Francisco Romero Carrasco

Francisco Romero, era natural de Santa Marta (Badajoz) y vivía en Guadalajara donde era catedrático de la Escuela Normal, antigua escuela de magisterio. Catedrático, también fue profesor en Ciudad Real. Cuando fue asesinado contaba con 57 años. Francisco era una auténtica eminencia. Reconocido matemático, creó, junto a Antonio Machado, la Universidad Popular de Segovia. Con Machado compartía pensión y tertulia y en su honor, compuso uno de los epitalamios más conocidos, el Epitalamio para las bodas de Francisco Romero:

Porque leídas fueron
las palabras de Pablo,
y en este claro día
hay ciruelos en flor y almendros rosados
y torres con cigüeñas,
y es aprendiz de ruiseñor todo pájaro,
y porque son las bodas de Francisco Romero,
cantad conmigo: ¡Gaudeamus!
Ya el ceño de la turbia soltería
se borrará en dos frentes ¡fortunati ambo!
De hoy más sabréis, esposos,
cuánto la sed apaga el limpio jarro,
y cuánto lienzo cabe
dentro de un cofre, y cuántos
son minutos de paz, si el ahora vierte
su eternidad menuda grano a grano.
Fundación del querer vuestros amores
—nunca olvidéis la hipérbole del vándalo—
y un mundo cada día, pan moreno
sobre manteles blancos.
De hoy más la tierra sea
vega florida a vuestro doble paso.

Francisco Romero fue director de las colonias de la Institución Libre de Enseñanza y había estudiado metodología de las Matemáticas en Francia, Bélgica y Suiza.
En 1933 publica Metodología de las matemáticas. Procedimientos de cálculo mental y de cálculo escrito rápido. El libro fue publicado por la Tipografia y libreria de Antonio Arqueros en Badajoz.
En el expediente penitenciario de la cárcel de Almazán se recoge que era natural Santa Marta (Badajoz). Vecino de Guadalajara. Casado con hijos. Hijo de P. José y Filomena. Sin antecedentes. Detenido el 20 de agosto de 1936 con 57 años. Salida: Conducido (conducido a prácticas de diligencias judiciales) el 25 de agosto de 1936. Profesor escuela normal Guadalajara.

Dicha salida fue realmente la conducción a Cobertelada, un pueblo a 15 km de Almazán, donde fue asesinado por un grupo de falangistas.


Sus compañeros de infortunio

El libro La represión en Soria durante la guerra civil, realizado a partir de los testimonios recogidos hace 35 años, atestigua: “Al día siguiente de ser asesinados los vecinos de Berlanga [24 de agosto de 1936], fueron sacados de la cárcel de Almazán, cinco presos que, según los testimonios más solventes fueron: don Eloy Serrano, maestro de Cobertelada, un catedrático cuyo nombre no se recuerda, dos maestros más y un mendigo. Fueron fusilados, como si fuera una cacería, uno a uno, según corrían hacia arriba del paraje "los Tomillares", a la derecha de la carretera de Cobertelada a Villasayas, a unos 20 metros de la cuneta. Como este terreno era muy calizo, se les enterró en la "Riba la Mollero", muy próximo a "los Tomillares". El momento de los fusilamientos fue visto por labradores vecinos de Cobertelada, desde las eras cercanas a la carretera. Los crímenes se cometieron al anochecer y a la mañana siguiente fueron inhumados por vecinos de Cobertelada.”
Junto al profesor Romero, fueron asesinados cuatro maestros más y un hombre del que apenas se tienen referencias. Son:
Eloy Serrano Forcén nació en Rioseco de Soria y vivía en Cobertelada donde ejercía de maestro. Fue asesinado con 22 años.
Hipólito Olmo Fernández nació en Barahona y vivía en Ajamil (La Rioja) donde era maestro. Tenía 43 años (que cumplió en la cárcel) cuando fue asesinado.
Elicio Gómez Borque nació en Velilla de los Ajos. Vivía en La Seca, donde era maestro. En el momento de su asesinato contaba con 23 años.
Victoriano Tarancón Paredes natural de Baraona y vivía en Perdiguera donde era maestro. Fue asesinado con 26 años.
Y Martín Artola Morrás, del que apenas tenemos datos. Solo los del expediente penitenciario que dicen de él que era natural de Ateca (Zaragoza) y vivía en dicha localidad zaragozana donde estaba casado.
A solicitud de las familias de Elicio, Eloy e Hipólito, se exhumarán sus restos mortales de la fosa común en breves días.

El edicto

Un edicto que aparecía en el periódico ABC de 13 de abril de 1943 en el que el juez en funciones de Primera Instancia de Gerona, hacía público el seguimiento del expediente para acreditar el fallecimiento de Francisco Romero citaba el nombre de su mujer: María del Carmen García Arroyo. Dicho edicto tenía el fin de que “los que pudieran facilitar noticias de su muerte comparezcan ante este Juzgado de Primera instancia de Gerona, en el término de treinta días”

Badajoz, Ciudad Real, Guadalajara y Girona

La AsRD busca a familiares del catedrático en Badajoz, donde nació y editó un libro en 1933. También agradece la información que sobre él o su familia pudieran aportar los vecinos de Ciudad Real y Guadalajara, donde fue profesor de la Escuela Normal y en Girona , lugar de donde se tiene la última referencia documental.

La AsRD pretende localizar a los descendientes de Francisco Romero y María del Carmen García Arroyo para ponerles al corriente de las tareas de exhumación y para que, si lo deciden así, puedan enterrar los restos de esta personalidad en materia científica con sus seres queridos.





El ‘caso Huertas’, primer juicio franquista anulado por la Generalitat

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20170908/431127556091/caso-huertas-primer-juicio-franquista-anulado-generalitat-acreditacion.html



  • El conseller de Justicia, Carles Mundó, ha entregado a la viuda del periodista la primera acreditación individual de nulidad
El ‘caso Huertas’, primer juicio franquista anulado por la Generalitat
Josep Maria Huertas Claveria en 2006, durante su candidatura a decano del Col·legi de Periodistes (Archivo / Roser Vilallonga)
La primera acreditación de nulidad de los juicios políticos del franquismo ha sido para el periodista Josep Huertas Claveriaencarcelado por la dictadura en 1975 por un reportaje sobre burdeles de Barcelona regentados por viudas de militares. El conseller de Justicia, Carles Mundó, ha entregado este viernes a la viuda del escritor, Araceli Aiguaviva, el primer documento acreditativo que la Generalitat emiteen virtud de la ley aprobada en julio para suprimir las causas políticas abiertas por el Régimen.
Huertas Clavería (1939 - 2007), un referente del periodismo local y vecinal de Barcelona, fue sometido a un consejo de guerra sumarísimo en julio de 1975 por haber publicado en Tele/eXpres el artículo titulado Vida erótica subterránea. Aunque el tema principal era un repaso a los hábitos sexuales de los barceloneses desde los años 20 hasta los 60, incluía una frase que irritó profundamente al Ejército: “Un buen número de ‘meublés’ están regentados por viudas de militares, al parecer por la dificultad que para obtener permiso para abrir algunos hubo después de la guerra”.
Fue condenado a dos años de prisión. La sentencia motivó una gran movilización entre los periodistas catalanes, que llevó a la primera huelga de prensa desde la Guerra Civil: cinco de los ocho diarios editados en la capital catalana no salieran a la calle al día siguiente.
Finalmente pasó ocho meses y 20 días en la cárcel Modelo, puesto que la muerte de Franco facilitó su liberación en abril de 1976. En la vieja prisión del Eixample conoció y trabó amistad con el mediático delincuente El Vaquilla y desde su celda prosiguió la redacción de la colección de libros Tots els barris de Barcelona, que escribió junto al también periodista Jaume Fabre.
Reparación histórica
“Era evidente que los tribunales habían actuado contra la legalidad y habían vulnerado el derecho a un juicio justo", ha aseverado su mujer Araceli Aiguaviva. “En el reportaje no había injurias, ni desde el punto de vista jurídico ni desde la interpretación de las palabras", ha recordado, tras agradecer el reconocimiento oficial a la represión que sufrió su pareja.
La entrega simbólica de este primer documento abre las puertas a que cualquier ciudadano pueda solicitar a la conselleria de Justícia un certificado de nulidad. Deberá acreditar, eso sí, su vínculo con los 66.590 juicios que enumera y anula la Ley 11/2017 de reparación jurídica de las víctimas del franquismo.
La lista completa puede consultarse aquí. La acreditación explicita la nulidad de pleno derecho de las causas, sentencias y resoluciones de los tribunales militares franquistas. El destinatario recibe también una carta del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la que se reconoce a la persona como víctima del franquismo.
“El Govern de Catalunya tiene que dejar constancia individual, no solo colectiva, de la represión y la injusticia que tuvieron que soportar durante décadas las familias de las víctimas", ha declarado Mundó. “Es un acto de justicia anular estas causas y dejar establecido que estas sentencias fueron injustas”, ha agregado.
La elección de Huertas Clavería como primer beneficiario se ha debido, ha reconocido, a la notoriedad del periodista como “referente de la lucha antifranquista y un símbolo de la libertad de expresión”. Desde junio de 2013, al cumplirse justo cinco años de su fallecimiento, Huertas Claveria da nombre a una plaza en su barrio, el Poblenou.
La acreditación explicita la nulidad de las causas, sentencias y resoluciones de los tribunales franquistas