dissabte, 27 d’abril de 2013

Supervivientes del campo de concentración de Figueras, en la ría del Eo, donde penaron miles de personas entre 1937 y 1943, en especial mujeres y niños, cuentan su historia


http://www.lne.es/asturama/2013/04/24/arnao-memoria-del-horror/1401967.html

Arnao, memoria del horror

Supervivientes del campo de concentración de Figueras, en la ría del Eo, donde penaron miles de personas entre 1937 y 1943, en especial mujeres y niños, cuentan su historia

24.04.2013 | 09:49
Julián Guerra, niño en los años del campo de concentración, posa junto al monolito que él mismo propuso instalar en el lugar donde hoy se extiende un área recreativa; a la izquierda, una recreación de lo que pudo ser el centro de reclusión de Figueras, junto a la playa de Arnao. / tania cascudo
Julián Guerra, niño en los años del campo de concentración, posa junto al monolito que él mismo propuso instalar en el lugar donde hoy se extiende un área recreativa; a la izquierda, una recreación de lo que pudo ser el centro de reclusión de Figueras, junto a la playa de Arnao. / tania cascudo
Dentro de dos meses, en junio, se cumplirán setenta años del desmantelamiento del campo de concentración de Arnao, en Figueras, en la desembocadura del Eo, uno de los centros de reclusión que más gente albergó y que más tiempo estuvo en funcionamiento durante los años de la represión franquista que siguieron a la caída del frente Norte y al fin de la Guerra Civil. En la actualidad, la explanada donde se alzaban los barracones es un área recreativa, próxima a un campo de tiro y a un club aeronáutico. Sólo un monolito instalado por los socialistas de Castropol recuerda todavía a los «hombres y las mujeres allí confinados». Por lo demás, la historia del campo de Arnao es un relato silenciado a lo largo de los años, por más que los pocos testigos que han declarado puntualmente sus recuerdos sobre aquellos años dibujen en su conjunto un retrato de horror y miseria estremecedor y brutal.

Julián Guerra, vecino de Figueras que pasó media vida en Barcelona, es uno de los pocos que se ha empeñado en hacer memoria del campo de concentración de Arnao. Suya fue la propuesta de instalar el monolito y las placas en aquel lugar con motivo de la celebración del centenario de los socialistas de Castropol. Su obsesión con el campo procede de los días que pasó allí de niño, comiendo fabada con los mineros, de la huella profunda que le dejaron aquellos hombres y mujeres. Guerra, nacido en 1935, relata que el centro de reclusión empezó dentro del núcleo urbano de Figueras, «en un edificio largo y bajo que creo que había sido algún tipo de fábrica. Allí metían a los que venían en los barcos». Efectivamente, el historiador Marcelino Laruelo detalla en su libro «La libertad es un bien muy preciado» cómo, con la rendición de Asturias en 1937 y ante el aumento de prisioneros, «los que fueron capturados por la Armada nacionalista en la mar, a bordo de los mercantes y pesqueros en los que trataban de alcanzar la costa atlántica francesa, se les condujo convoyados hasta Ribadeo. Allí, a unos se les desembarcó para internarlos en los campos de concentración de Figueras y Ribadeo». El de Figueras, claro, no fue el único campo de concentración de Asturias. El historiador Javier Rodrigo detalla en su libro «Cautivos» sobre los campos de concentración en España que «la prosecución de la ofensiva hasta el cierre de la zona norte, que pasó por entero a manos franquistas en octubre de 1937, obligó a continuar la dinámica de ampliación de los recintos concentracionarios, en número y capacidad», y que «la recién creada subinspección de Asturias de Campos de Concentración hubo de hacer frente a la puesta en marcha de los campos de Llanes, Celorio, Gijón, Avilés, Candás, Oviedo (La Cadellada), Pola de Siero, Infiesto, Luarca, Ortiguera, Andes y Figueras, con una capacidad total de 30.000 prisioneros».

En los listados que aporta Laruelo con los prisioneros fallecidos en el campo según el Registro Civil de Castropol, ya figura en 1937, el 7 de diciembre, la muerte de Andrés Suárez Fernández, de Trubia, de 65 años, al que siguen Manuel Vetegón, natural de Boadilla del Monte, Madrid, vecino de Matamorosa, Cantabria, de 53 años, fallecido el 7 de enero de 1938 y Celestino Esnaola Larrañaga, vecino de Éibar, Guipúzcoa, de 55 años, fallecido una semana más tarde también en el campo de Arnao. El resto de los prisioneros muertos pertenecen ya a 1939. En ese año ya había llegado al campo de concentración Arturo Pin «Pinín», un soldado de 19 años, natural de Caborana, destinado a Arnao con la IV Compañía en la que servía entonces. El hijo de Julián Guerra, Daniel, cuando su padre buscaba testimonios sobre el campo con motivo de la instalación del monolito, se encontró casi de casualidad con el testimonio de Pinín en el Centro Asturiano de Barcelona. Y así recogió su testimonio:

«No hacía falta fusilar, se morían solos de hambre» Un monolito que también sigue mudo

24.04.2013 | 09:49
«No hacía falta fusilar, se morían solos de hambre» Un monolito que también sigue mudo
«No hacía falta fusilar, se morían solos de hambre» Un monolito que también sigue mudo
Viene de la página anterior

«Mirándome fijamente a los ojos, el de Caborana comienza entonces su relato estremecedor. Eran miles de hombres y mujeres los que había allí metidos, en barracones infectos, sin letrina ni fogón ni nada que se le parezca. Arrancaban las puertas y las quemaban para calentarse. Estando yo no se fusiló a nadie, porque no hacía falta. Ya se morían de hambre, pero es posible que antes, durante la guerra, sí. Había malos tratos porque había presos políticos. A los mineros de les Cuenques, a esos sí que les daban. Cuando llegamos nosotros los presos nos recibieron con alivio. Nos dijeron que los de antes [falangistas, supone Julián Guerra] eran mucho peores. Tenían una asignación para sobrevivir pero se la quedaban los oficiales. Cambiaban ropa por comida hasta que se quedaron sin nada que cambiar. Había un médico sin apenas instrumental que poco podía hacer. Pensaban que si enfermaban lo mejor era dejarlos morir. Así habría más sitios para menos rojos. Era un cementerio viviente. Los veías vagar famélicos, acobardaos, con la mirada perdida. Nos veían comer y cuando íbamos a tirar un musgo de patata sin pelar o un pedazo de carne con hueso nos decían que no lo tirásemos, que se lo diéramos. Había gente del pueblo que se arriesgaba a llevarles comida, pero no podían entrar ni hablar con ellos. No había contacto con el exterior y las cartas se censuraban. Nosotros, aprovechando los relevos, les repartíamos comida sin que se enterasen los oficiales. Sobre todo huevos, leche y boroña. Ellos lloraban de agradecimiento. Aquello te rompía el alma».

Aunque se ha dicho varias veces que el día 5 de septiembre de 1939 se firmó la orden de clausurar el campo de concentración de Arnao, pasando su personal, fuerzas de escolta, prisioneros y material al de La Vidriera de Avilés, está documentado que el campo de Figueras siguió funcionando como campo de concentración para presos gubernativos, ya bajo el mando de la Dirección General de Prisiones. A partir de ese momento se incrementa aún más el número de mujeres y niños, separados del resto por una alambrada, en su mayoría procedentes de familias de «fugaos», que eran detenidas y encarceladas como forma de represión y para evitar que dieran apoyo a los guerrilleros. José Manuel Castiello Carriles sólo tenía once años cuando fue trasladado al campo de concentración de Arnao con su hermana Pilar. Con sus hermanos fugados, «Los Castiellos», los famosos guerrilleros Eduardo y Corsino, esta familia de Peón (Villaviciosa) sufrió de forma terrible la represión. Tras la persecución diaria y la tortura, fueron enviados a Figueras. José Manuel Castiello Carriles contó a Gerardo Iglesias, en su libro «Por qué estorba la memoria. Represión y guerrilla en Asturias. 1937-1952», sus terribles recuerdos del campo de Arnao:

«El invierno era muy duro, el viento huracanado y húmedo del mar se filtraba en el interior de los barracones produciendo un crujido en las maderas que hacían temer una catástrofe. A las siete de la mañana había que izar la bandera al aire libre, aún lloviendo, todos formados cantando el Cara al Sol con la mano en alto. La misma operación se repetía arriándola al anochecer. La comida era mala, se servía también al aire libre y formando colas. Prácticamente se comía de pie sobre la marcha para formar una nueva cola de reenganche. El tiempo del día se empleaba en sacar grijo del mar para construir una carretera. Se hacía con cestos a mano en largos trayectos. El trabajo era muy duro, principalmente en invierno, y no había consideración alguna para las mujeres...». Después de estar más de un año confinado en el campo, José Manuel Castiello es puesto en libertad el 2 de marzo de 1942. En el documento en el que se le comunica que abandona el campo se detalla que había sido detenido «por ayuda a los huidos». Según Gerardo Iglesias, el de Arnao fue uno de los campos de concentración que más tiempo estuvo abierto, uno de los más terribles y por donde más gente pasó junto a La Vidriera, en Avilés. Su familia también estuvo allí confinada. Su tía Olvido hasta finales de 1942. También su madre, Priscila Argüelles.

Los testimonios que Gerardo Iglesias recogió indican que allí, durante los primeros meses, sólo había una alambrada, «un sitio horrible en el que los presos soportaban el temporal al lado del mar a teyavana, mientras ellos mismos iban levantando los barracones y las oficinas». Efectivamente, los presos de Arnao construyeron el campo y después las carreteras que todavía hoy se conservan y conectan el arenal con Figueras y con Barres. Julián Guerra supo allí por primera vez lo que eran los picapedreros. Los mineros atados con cuerdas (no había dinero para grilletes) haciendo la carretera, los niños haciendo de aguadores y las mujeres subiendo la piedra desde la playa.

En los documentos que ha manejado Manuel Fernández Trillo, que ha investigado sobre «La represión fascista en el Valle de Aller» (junio de 2012, Itzarren Hausa) y de los 1.067 presos del concejo ha identificado unos sesenta que pasaron por el campo de Arnao, se identifican los «cuerpos» adscritos al campo en los que quedaban integrados los presos como el Batallón de trabajadores n.º 7 del Campo de Figueras o el regimiento de fortificaciones número 3, en diciembre de 1941. Iglesias añade que, aparte de los registrados en Castropol, «murió mucha gente». «Unos de hambre, otros de malos tratos, por los trabajos forzados y la mala alimentación». Allí murió, cita, Teresa, madre de los Argüelles de Enterríos. La habían apaleado en Vegadotos y fue allí a morir. Su nuera, Celia Fernández, casada con el guerrillero Ursino Argüelles, también estaba en el campo de concentración. En Arnao coincidieron con otra familia de Vegadotos, los emparentados con el fundador del SOMA, Manuel Llaneza. Uno de sus hijos, Arístides, también se había echado al monte, y a Arnao también mandaron a su mujer, Laura Fernández, y a los hermanos de ésta. Uno de ellos era Manuel Fernández, entonces tenía 16 años. Salió del campo para hacer la mili, pero se llevó puesta la relación con aquella otra familia hasta el punto de que entre ellos encontró a su mujer, Mariluz Fernández, hermana pequeña de Celia, la mujer de Ursino. Mariluz y Manuel son los padres del actual presidente del Principado, Javier Fernández, que ha contado esta historia a petición del periódico. Conoce los hechos pero poco más sabe de aquellos años. «En casa no se hablaba de la Guerra Civil. Sólo entre mi padre y mi madre, ocasionalmente, y en voz baja», concluye.

A Julián Guerra también le costó encontrar testimonios. Aunque todo el mundo en Figueras sabe lo que hubo allí e incluso algunos ocuparon puestos en el campo de concentración, la tónica es un manto de silencio. Él nunca lo olvidó. Eran años difíciles en su familia. Su padre estaba preso en Oviedo, por republicano, y el niño se criaba en Figueras con la familia de su madre, con una abuela pescantina a la cabeza que gobernaba bien su negocio. «Nosotros no es lo que lo pasáramos mal, pero no comíamos mucho», cuenta. Eso, el hambre, fue lo que le llevó al campo. Suyo es el último testimonio: «Había un soldado que era de Oviedo, Avelino, que cortejaba a una tía mía. Yo andaba todo el día pegado a ellos, con los camiones. Un día los mineros invitaron al soldado a sentarse a comer fabada con ellos. Eran ya los últimos años del campo, los prisioneros ya tenían despensa y los mineros presos todos los jueves hacían fabes. A mí me hacía gracia como hablaban, tan distinto a lo nuestro. Me quedó grabada una frase que decía uno, "Jesús, trae les llaves que vamos pesar les fabes". Yo me quedé a comer con ellos y me dijeron que podía volver todos los jueves. No era poca cosa poder comer una fabada. Allí iba siempre. Y había un niño preso, Jesusín, que estaba con su madre, creo que eran de El Entrego, que siempre se sentaba con nosotros. Se quejaba porque tenía que llevar el agua a los obreros. Yo no entendía que estuviera allí. Un día lo robé y me lo llevé para Figueras. No te quiero decir el revuelo que se montó».
En septiembre de 2001 la agrupación socialista de Castropol celebró con una comida de hermandad el centenario del partido y aprovechó para instalar en el área recreativa que ocupa el lugar del campo de concentración un monolito con una placa «en memoria de los hombres y mujeres que perseguidos por sus ideas aquí estuvieron confinados entre los años 1937 y 1943».

La idea fue de Julián Guerra, que de vez en vez regresa al lugar, le pone flores y realiza homenajes silenciosos. Cuando se inauguró, vino Areces y Julián recibió a Villa con un «cuidado donde pisas que esto está lleno de mineros», en alusión a los fusilados que, según algunos testimonios, se enterraban en el campo o se tiraban por el acantilado.

Pero hace ya tiempo que el monolito es una piedra muda. Dice Julián Guerra que los ataques a las placas que tratan de ser testigos de lo que allí sucedió tienen más que ver con la manía que en Figueras se le tiene a Castropol que con otra cosa. Pero también reconoce que en el monolito han aparecido pintadas aludiendo a los crímenes cometidos por los republicanos durante la Guerra Civil. Pintadas como «No os acordáis de Paracuellos». Cosas así. El caso es que el Ayuntamiento repuso por segunda vez la placa, pero no lo hizo por tercera vez. Ahora allí sólo hay una piedra muda que nada dice sobre el horror que miles y miles de hombre, mujeres y niños sufrieron allí.

Víctimas del franquismo piden a Argentina que dicte órdenes de detención internacional contra ministros de Franco


http://www.teinteresa.es/tribunales/Victimas-franquismo-Argentina-internacional-Franco_0_906510693.html


La iniciativa es apoyada entre otros por Amaiur, ERC e Izquierda Unida
La Red Ciudadana de Apoyo a la querella Argentina contra los crímenes de franquismo (Red-Aqua), que agrupa a más de 70 colectivos, ha presentado una querella en Argentina en la que piden que dicte órdenes de detención internacional contra dos ministros del general Franco, dos jueces y cuatro policías por delitos de genocidio y lesa humanidad.
Los querellantes piden a la Justicia argentina que impute a Rodolfo Martín Villa, quien ocupó cargos en el franquismo y a los ministros José Utrera Molina --suegro del actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón-- y Fernando Suárez; así como a los jueces Rafael Gómez Chaparro y Jesús Cejas Mohedano.
La acción judicial también está dirigida contra los agentes de la Brigada Político Social (BPS) Juan Antonio González Pachecho, alias 'Billy el Niño', y José Ignacio Giralte González, contra el escolta Celso Galván Abascal y el guardia civil Jesús Muñecas Aguilar por "consentir" torturas bajo el régimen. Todos ellos se enfrentan a penas de entre 8 a 30 años de cárcel.
La iniciativa ya ha dado sus primeros pasos al haber ordenado la juez argentina María Servini tomar declaración por videoconferencia a una decena de afectados españoles este mismo jueves, aunque está a la espera de recibir antes la respuesta de la cancillería.
Los abogados que han interpuesto la querella, Carlos Slepoy y Ana Messuti, han explicado en rueda de prensa que las autoridades argentinas están legitimadas para investigar los crímenes y desapariciones del franquismo en virtud del principio de 'justicia universal'. "Nos encontramos con algo sangrante. Estos hechos permanecen impunes y la única alternativa es buscar apoyo internacional", ha señalado Slepoy.
Los letrados se han mostrado escépticos sobre la posible entrega por parte de las autoridades españolas de los nueve querellados, aunque han advertido de que una posible negativa dejaría a España como "refugio de los criminales" a ojos de la esfera internacional. "Llevamos 40 años de dictadura y más de 36 de impunidad y sufrimiento", ha añadido Slepoy.
APOYO DE AMAIUR
Varios representantes de asociaciones de víctimas del franquismo y de 'bebés robados', junto a los diputados de IU, ERC y Amaiur, Gaspar Llamazares, Joan Tardá e Iker Urbina han tomado la palabra para expresar su apoyo y "solidaridad" con las víctimas.
Fausto Canales, de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, ha anunciado que las víctimas comenzarán una campaña de recogida de firmas para presentar una iniciativa legislativa popular en la que se ofrezca "reconocimiento y reparación" a los afectados; mientras que Andoni Txasko, de la asociación 4 de marzo, ha adelantado que se presentarán mociones de apoyo en Ayuntamientos de Navarra.
Soledad Luque, en representación de nueve asociaciones de 'bebés robados', ha explicado que viajarán a Argentina a finales de mayo y que tienen la intención de dialogar durante su estancia con las Abuelas de Plaza de Mayo.
El diputado Gaspar Llamazares se ha referido a quienes pensaban que, frustrado el intento del juez Baltasar Garzón, las víctimas iban a permanecer calladas. "Se ha cerrado una puerta pero se ha abierto una ventana en Argentina", ha indicado, para denunciar que "los herederos del Franquismo pretenden la impunidad y situar a la democracia español al margen del derecho internacional" como demuestra que el Gobierno no haya ratificado la convención contra las contra las desapariciones forzadas.
"Es un tren que no sabemos si nos va a llevar al éxito total, pero lo que sí sabemos es que es el único tren a día de hoy", ha expuesto el parlamentario de ERC Joan Tardá. Desde Amaiur, Iker Urbina, ha afirmado que esta iniciativa muestra "el fracaso de un modelo para solucionar el conflicto de vencedores y vencidos".


Leer más:  Víctimas del franquismo piden a Argentina que dicte órdenes de detención internacional contra ministros de Franco  http://www.teinteresa.es/tribunales/Victimas-franquismo-Argentina-internacional-Franco_0_906510693.html#WaQ1UyitqTsoYxHw

Amaiur denuncia a empresas transnacionales españolas por violar derechos humanos en Guatemala y apoya querella argentina contra crímenes del franquismo


http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/54598-amaiur-denuncia-a-empresas-transnacionales-espa%C3%B1olas-por-violar-derechos-humanos-en-guatemala-y-apoya-querella-argentina-contra-cr%C3%ADmenes-del-franquismo.html


por Pepe Mejía
Martes, 23 de Abril de 2013 21:18
Compartir redes sociales
Vota este articulo
(5 votos)
  • tamaño fuente reducir tamaño fuente aumentar tamaño fuente 
  •  
Amaiur denuncia a empresas transnacionales españolas por violar derechos humanos en Guatemala y apoya querella argentina contra crímenes del franquismo
Amaiur ha participado esta mañana en el Congreso de los Diputados, en una conferencia junto a representantes de movimientos guatemaltecos que denuncian la continua conculcación de derechos humanos, derechos medioambientales y laborales en Guatemala por parte de empresas españolas allí instaladas.
El diputado de Amaiur Jon Inarritu, además de mostrar su solidaridad  con el pueblo guatemalteco, ha exigido al Gobierno español que adopte medidas para controlar a empresas españolas que están actuando en Guatemala sin control alguno.
Entre otras cuestiones, en la conferencia se ha recordado el asesinato de un líder de una comunidad opuesta a la construcción de una hidroeléctrica española en Santa Cruz de Barillas. Un crimen por el que varios miembros de los servicios de seguridad de la empresa están imputados.
Amaiur ha manifestado la intención de seguir desarrollando iniciativas tanto parlamentarias como sociales para que los derechos de los guatemaltecos sean respetados y para que las empresas españolas y europeas en el exterior actúen dentro de las obligaciones que se les exigen en sus propios estados.
Querella argentina contra crímenes del franquismo
Por su parte, el diputado Iker Urbina ha acudido a la presentación de la querella que varias organizaciones civiles de Argentina y el estado español han presentado para esclarecer los crímenes del franquismo.
El diputado vasco ha reiterado el apoyo de la coalición vasca a los promotores de la querella y ha señalado que esta iniciativa destapa un modelo de resolución de conflictos basado en “vencedores y vencidos”. Según Urbina, “solo” desde el reconocimiento y reparación de todas las víctimas se pueden dar pasos hacia delante. “Hay que poner medios para que esto no vuelva a ocurrir”, ha indicado.
Ultima modificacion el Miércoles, 24 de Abril de 2013 09:00

Bronco pleno en el Ayuntamiento de Guadalajara


http://www.guadaque.com/noticias/local/34853-bronco-pleno-en-el-ayuntamiento-de-guadalajara.html

ESCRITO POR LAURA RINCÓN    VIERNES, 26 DE ABRIL DE 2013 19:43   PDFImprimirE-mail

Noticias Local
Gritos e insultos durante el debate de la moción de las obras del cementerio
El pleno que se ha celebrado hoy en el Ayuntamiento de Guadalajara ha sido uno de los más broncos que se recuerdan. No sólo por las increpaciones que se han dedicado los ediles entre sí, sino porque han acudido varios colectivos a presentar sus quejas. Los vecinos del Balconcillo a pedir que modifiquen las líneas de autobuses, los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, PAH, para conseguir hablar con el alcalde y los miembros del Foro por la Memoria para escuchar la moción sobre las obras en el cementerio. Este colectivo ha sido el que ha protagonizado los momentos más agrios de la mañana.
Numerosos colectivos han acudido a la sesión ordinaria de pleno para "hacerse escuchar" por los ediles de Guadalajara. Primero, losvecinos de El Balconcillo, que han interrumpido el pleno en varias ocasiones. Luego, mientras se debatía el punto de aprobación sobre la Ciudad del Transporte, los miembros de la PAH han interrumpido el pleno pidiendo hablar en el mismo.
El alcalde de la ciudad, Antonio Román, les informaba de que en el pleno sólo pueden hablar los portavoces. Los otros insistían, entre ellos, estaba la señora María que quería hablar en el pleno. Román al final, para conseguir que el pleno continuara su abrupta sesión aceptaba hablar con ella al finalizar el mismo. Durante la celebración de la sesión, María ha escrito en un papel qué es lo que le quería decir.
Entre otras cosas, María quería aclararle que no son "la izquierda radical, como dijo en televisión, sino un grupo pacífico y sin distintivos de ideologías" explicaba previamente. Le quería pedir que ponga en marcha unas medidas similares a las que se han llevado a cabo en Andalucía.

María quería recordar a Román que ella está a punto de perder su vivienda por haber avalado a su hijo en la compra de una vivienda y también quería decir que el suyo es uno de los miles de casos de desahucios. Quería María destacar que sienten que nadie les hace caso. Todo esto se lo pensaba decir a Román al finalizar el pleno.
Lo más agrio, la moción sobre el cementerio
El siguiente momento agrio del pleno lo protagonizaban los miembros del Foro por la Memoria durante el debate de la moción que presentaban juntos PSOE e IU para pedir que se paralicen las obras que se están llevando en el cementerio, donde se están construyendo 48 nuevas tumbas. El problema es que desde estos dos partidos y el Foro por la Memoria denuncian que se están haciendo en la zona que se iba a reservar para recordar a las personas que fueron enterradas ahí en fosas comunes.

Por parte del PP, Mariano del Castillo, con un vídeo en el que mostraba imágenes de planos del cementerio y de las obras que se están llevando a cabo, explicaba dónde se están llevando a cabo las obras. Recordaba que en el patio número 4 letra "ñ" filas 1, 2 y 3 es donde se están llevando a cabo las obras y que las filas 4 y 5, que son en las que están los restos de estas personas, se han respetado.

Los portavoces de IU y PSOE insistían en que estas obras se están haciendo con "nocturnidad y alevosía" porque no se ha informado de ello previamente, mientras que el concejal aseguraba que se ha realizado el proceso de la misma forma que todos los demás y que si se habían hecho después de otras 100 que informaron previamente es porque esa zona se dedica a fosas no permanentes y que se estaba procediendo a retirar los restos.

Los familiares de algunas de las personas ahí enterradas lanzaban gritos de que no se estaba respetando las filas 4 y 5 y pedían que se pusiera el nombre de sus familiares. Precisamente, Maximiliano manifestaba que habían pedido poner una placa con todos los nombres y que no se les había permitido. El alcalde, Antonio Román, explicó que, tal como había hablado con un portavoz del Foro, se ha hecho un espacio de dignificación y recuerdo en la zona que le solicitaron y que se ha respetado.

Aunque los ánimos estaban caldeados porque unos decían que eran víctimas de la guerra y otros, del franquismo y había gritos y se interrumpía el turno de palabra de Mariano del Castillo constantemente, el momento más agrio ha sido cuando el edil ha dicho que esta zona es donde "hipotéticamente fusilaron" a esas personas. Los familiares se han ofendido mucho y han gritado que no era hipotético, que habían muerto ahí.

Todo el mundo ha empezado a gritar, han insultado a los ediles del PP, y el salón de plenos era un auténtico guirigay en el que unos y otros trataban de hacerse oír por encima de los gritos. El alcalde ha pedido que se respetara el turno de intervenciones. Pero lo cierto es que todo el debate ha sido muy bronco. Al final, Román aseguraba que las filas 4 y 5 se han respetado y no se ha tocado nada y criticaba que, durante 17 años, PSOE e IU han gobernado y no se acordaron de hacer un espacio para dignificar.

"Cuando llegamos al Ayuntamiento, nos lo propusieron, nos reunimos en mi despacho y aseguré, como así he hecho, que se haría un espacio de dignificación donde pudieran ir los familiares a rezar o recordar a sus familiares. He cumplido lo que dije, algo que durante 17 años no hicieron ni PSOE ni IU que no pensaron en hacer nada en el patio 4 del cementerio" concluía.

Al final, la moción no salía adelante. Los miembros del Foro por la Memoria abandonaban el salón de plenos quejándose de que no se hubiera aprobado y diciendo que era una infamia.

La cancillería argentina no dio instrucciones a su consulado en Madrid para que se celebraran las videoconferencias de la querella del franquismo


http://www.elplural.com/2013/04/26/la-cancilleria-argentina-no-dio-instrucciones-a-su-consulado-en-madrid-para-que-se-celebraran-las-videoconferencias-de-la-querella-del-franquismo/


Los testigos citados no pudieron declarar y se ignora qué respondió el Gobierno español a la comunicación del acto
0
*****1 voto
Se dirigieron ayer al consulado argentino dispuestos a prestar su testimonio por videoconferencia tal y como les había indicado la jueza María Servini de Cubria en la citación recibida. Pero al llegar resultó que “no se había recibido la notificación por parte de la cancillería argentina a su consulado de Madrid para iniciar el proceso”. Las personas que iban a realizar su aportación a la querella argentina por los crímenes del franquismo quedaron frustrados e impotentes ante el aplazamiento… que dicen no entender muy bien. Por otra parte, se desconoce qué contestó el Ministerio español de Asuntos Exteriores a la comunicación “de cortesía” de la cancillería argentina informando del inicio del proceso.
Aznar y Garzón en el recuerdoInevitablemente, ayer en las conversaciones se recordaba que el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, puso pegas a las diligencias del juez Baltasar Garzón cuando este instruyó el proceso que llevó a la detención del dictador chileno Augusto Pinochet, advirtiendo del conflicto entre el poder político y el poder judicial. Y también que por parte del Tribunal contencioso administrativo español se resolvió que el Gobierno tenía que cumplir las órdenes del poder judicial y actuar como un mero “diligenciador” de las resoluciones judiciales.
¿Paralelismo con el caso Pinochet?El paralelismo es inevitable si bien no por el momento aplicable a esta situación, en la que por ahora solo se ha producido una información puramente cortés entre ambos gobiernos, según explican los abogados de los querellantes, cuando la cancillería argentina comunicó al Gobierno español que se iban a realizar las videoconferencias. Una cortesía que desde el punto de vista jurídico es innecesaria, según los juristas consultados por ELPLURAL.COM, pero cuya respuesta se desconoce.
Se ignora la respuesta del Gobierno españolNadie sabe si el Gobierno español se dio por enterado, si manifestó su aquiescencia o su oposición aunque es de suponer que hayan respondido algo. Como se recordará en esta querella se solicita la imputación de ex ministros, ex jueces o ex policías, entre ellos el mismísimo suegro del actual ministro de Justicia. En estos momentos en Argentina se está llevando a cabo una reunión de los abogados que desde allí coordinan esta querella para analizar la situación.
Citación judicialCentrando el tema, los querellantes recuerdan que “el 11 de abril de 2013 los doctores Máximo Castex y Ricardo Huñis, en Buenos Aires, y Carlos Slepoy y Ana Messuti, en Madrid, abogados de la querella argentina, recibieron notificación del Juzgado Nacional Federal en lo Criminal y Correccional Nº1, citando para el día 25 de abril 2013 a las 13:00 a tres testigos, y en días sucesivos, a otros nueve testigos, en el Consulado argentino de Madrid. Conforme a ese documento, desde la Red Aqua nos pusimos en contacto con el Consulado la semana pasada para confirmar la asistencia de los testigos. Cual fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos que el Consulado no tenía la correspondiente notificación, tan relevante para seguir avanzando con el proceso”.
Expectativas y reclamaciónCon la intención de aclarar las causas se presentaron los abogados, diversos miembros de la Red Aqua y los testigos, en el Consulado argentino en Madrid, en la fecha y hora indicada por el Juzgado Nacional Federal en lo Criminal y Correccional Nº1 de Buenos Aires. A la vista de los hechos, presentaron una reclamación “hemos hecho constar las expectativas que han supuesto para los testigos, como familiares de víctimas o como víctimas directas, presentarse a prestar declaración. Decenas de años han esperado a que un Tribunal de justicia les escuche”.
“Derechos vulnerados”Consideran además vulnerados los derechos como víctimas. “Nos remitimos, para no citar más que una, a la “Declaración sobre los principios fundamentales de justicia para las víctimas de delitos y del abuso de poder”, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 40/34 de 29 de noviembre de 1985. En su párrafo 6 dice: “Se facilitará la adecuación de los procedimientos judiciales y administrativos a las necesidades de las víctimas … “adoptando medidas para minimizar las molestias causadas a las víctimas…”, y “evitando demoras innecesarias en las resolución de las causas…” Aun así la red Aqua, que sirve de cohesión a los querellantes, además de manifestar su perplejidad y frustración ante lo que consideran un contratiempo, no dudan que “será subsanado en breve. En ese momento anunciaremos las nuevas fechas para las videoconferencias”.