dissabte, 26 de maig de 2018

Los fusilamientos en el cementerio parroquial de Monzón, otro capítulo olvidado de la Guerra Civil que busca la luz

https://www.eldiario.es/aragon/sociedad/fusilamientos-cementerio-Monzon-Guerra-Civil_0_774823683.html


En Monzón cuentan con dos cementerios, el municipal y otro parroquial que ha caído en desuso. En este, en la parte exterior de una de sus tapias, fueron asesinadas un número aún indeterminado de personas tanto de la localidad como de las cercanías durante la Guerra Civil. Tiroteados con ametralladora pesada y arrastrados, como toros tras la lidia, con un ramal hasta la entrada, terminaron arrojados a la fosa común. Es otro de esos capítulos poco conocidos de la contienda que ahora saca a flote el Ateneo Republicano “Josefina Buil” con el respaldo de socialistas montisonenses.
Este espacio se encuentra hoy abandonado. La maleza, como producto de años de desidia, impide llegar a la tapia de los ametrallamientos; un muro que, según testimonian los estudiosos de la cuestión, debió ser reconstruido tras recibir tantos impactos. Hay quien habla de un sargento de la Guardia Civil que se jactaba de haber realizado 300 tiros de gracia, si bien nadie precisa si fue solo en Monzón o en esta ciudad y posteriores destinos.
El Ateneo Republicano organizó hace unas semanas un acto de homenaje con el que se pretendía impulsar el adecentamiento del lugar y convertirlo, como lo es de hecho, en “otro lugar de combate contra el olvido”, en palabras de Luis Izquierdo, el presidente de la entidad tricolor. Ernesto Baringo, que fue alcalde de la capital del Cinca Medio por el PSOE, es otro de los que se empeñan en sacar del olvido lo ocurrido.
“Teníamos referencias de cómo habían sido los fusilamientos en la tapia del cementerio católico. En la pared exterior, hace unos años, colocábamos un ramo de flores cada 14 de abril como recuerdo”, señala Baringo. Hace unos años se realizaron gestiones con el entonces párroco de la localidad para señalizar la fosa común principal y ubicar una losa que sirviese como recuerdo: “Allí es donde todos los años les rendimos homenaje”.

Un silencio de generaciones

Durante dos generaciones, ha habido un “silencio sepulcral” y ahora “los nietos quieren que se investigue. La derecha, no. Por cada dos que murieron del bando republicano fue fusilado uno del nacional y eso tiene que salir a la luz”. Ernesto Baringo fue alcalde de Monzón entre 1987 y 1995. Durante ese periodo, el cementerio municipal fue ganando terreno al parroquial, en el que se terminó especulando con los nichos y se quedaron unos 500 sin utilizar.
“Quizá deberíamos haber ido con una desbrozadota y limpiarlo. En esa pared se fusilaba. Varias personas ya fallecidas me dieron datos”, rememora. En algunos casos, “los habían torturado previamente. Un niño recogió en una acequia una verga que estaba ensangrentada. Antes de fusilarlos los hinchaban a palos”. En la localidad no se manejan datos exactos de cuántas personas fueron fusiladas junto a la tapia. “De Azanuy mataron a cuatro, eso sí que lo tenemos recogido. Uno de ellos, de 64 años, había sido dos veces condecorado en la guerra de Filipinas. Como anarquista no participó en ningún fusilamiento “pero no por falta de ganas”, dicen los informes. Era costumbre bajar la muda limpia a los apresados y su mujer no se la pudo cambiar porque la llevaba tan llena de sangre que no se le podía desprender de la piel”, cuenta Baringo.
Los ajusticiados “era arrastrados hasta la fosa común con una soga”. Sobre una de ellas se construyó un bloque de nichos y no se podrá levantar. En otra sí se podrían realizar catas: “Había fosas para fusilados de derechas que llevó a cabo el POUM y allí reposan unas 30 personas. Y otra para los que murieron en el frente, otros 30 cuerpos que parece que fueron llevados al Valle de los Caídos, la mayoría de los nacionales, a no ser que los reclamasen los familiares”. De la localidad de Selgua hay más restos de unidades republicanas que en su retirada no pudieron cruzar el río Cinca porque habían volado los puentes.

Recuperación de la Línea del Cinca

La memoria histórica pervive en la comarca del Cinca Medio con la recuperación, entre Monzón y Selgua, de restos de fortificaciones y trincheras en una ruta turística auspiciada por la Diputación Provincial de Huesca (DPH). La Línea del Cinca fue la principal obra defensiva que construyó el bando republicano en Aragón durante la Guerra Civil. Se trata de una de las más significativas del programa de memoria histórica de la DPH, presupuestado en 100.000 euros durante 2018.
El recorrido que propone esta ruta comienza en las cañoneras del castillo de Monzón y continúa por los márgenes del río Cinca, donde destacan por su estado de conservación los elementos en la localidad de Selgua: trincheras, nidos de ametralladoras, polvorines o refugios localizados en las inmediaciones del barranco de La Clamor; y en el cerro de San Salvador, donde también se ubica la ermita del mismo nombre en la que se pueden ver todavía las huellas del conflicto.
En estas trincheras se aprende cómo la vida de los soldados fue muy dura debido a las condiciones que debieron soportar; a los ataques del enemigo se añadían las inclemencias del tiempo como el frío, la lluvia o el barro. La Línea del Cinca de la que forman parte se extendía desde las inmediaciones del Pirineo y las obras se empezaron a construir al principio de la contienda.
En 1937 se habían construido más de siete kilómetros de trincheras, trece kilómetros de caminos cubiertos, centenares de nidos de ametralladoras acompañados por asentamientos artilleros y refugios para las tropas con capacidad para 4.000 soldados. A pesar de los esfuerzos del bando republicano, la Línea del Cinca no fue obstáculo para el avance del ejército nacional en su ofensiva en Aragón en marzo de 1938 y buena parte de las fortificaciones, algunas ahora recuperadas, acabaron siendo destruidas.

ESPECIAL 80 ANIVERSARIO DEL BOMBARDEO 25 DE MAYO 1938 ALICANTE.



https://www.facebook.com/restosguerracivilenalicante/?hc_ref=ARQzUFXZ5L0NzNosf3u-JGsIdHpNNcSKdB0AHkZYn1xZX30443OiwyR_orH9mqVLjOI&fref=nf


Si existe un símbolo de la crueldad que deparó la Guerra Civil en sus tres años de contienda (1936-39) ese fue el trágico bombardeo que sufrió la ciudad…
LUGARESCONHISTORIA.COM


La oposición recrimina a Barcala silenciar el cambio del callejero franquista, no darles voz y convocar "tarde y mal" a la Comisión Cívica
CADENASER.COM

La Plaza del Mercado de Alicante rememoró ayer con un emotivo acto el sonido de las sirenas y los bombardeos que mataron a 300 personas hace 80 años
DIARIOINFORMACION.COM
ESPECIAL 80 ANIVERSARIO DEL BOMBARDEO 25 DE MAYO 1938 ALICANTE.
Los días siguientes del bombardeo del mercado central de Alicante, el mundo estremecido puso su mirada hacia esa ciudad española.

El ayuntamiento de Alicante, junto a las demás organizaciones civiles de memoria histórica, han celebrado hoy el 80 aniversario de la que fue "la ...
ELDIARIO.ES



El 25 de mayo de 1938 la aviación fascista asesinó a más de 300 personas y dejó heridas a más de mil en un bombardeo de castigo a la población. En el 80 aniversario la ciudad consolida el homenaje institucional a las víctimas que…
ELSALTODIARIO.COM



ESPECIAL 80 ANIVERSARIO DEL BOMBARDEO 25 DE MAYO 1938 ALICANTE.
25 de mayo 1938 sobre Alicante son soltadas alrededor de 100 bombas, causando más de 300 víctimas gran parte de esas víctimas se producen en el mercado central,donde en sus alrededores y en el mismo mercado caen un total de 7 bombas,viéndose desde uno de esos aviones facistas que participa en el bombardeo el mercado como desaparece bajo las detonaciones de las bombas y otras bombas explotando por otras zonas del centro de la ciudad.
Dentro del círculo aun que no se ve por las explosiones,se encuentra el mercado central de Alicante.
ESPECIAL 80 ANIVERSARIO DEL BOMBARDEO 25 DE MAYO 1938 ALICANTE
CÓMO NO ME VOY A ACORDAR DE AQUEL DIA...SI ME MARCARON DE POR VIDA.
Cuando explotó la bomba me tiro al suelo, apareció mi tía Asunción gritando ¡Maria...Maria...! ¡Que te han hecho! Viendo mi pierna destrozada por la metralla, y se desplomó delante de mi, un trozo de metralla le había perforado los intestinos.
Yo me quede sentada mientras caían las bombas, hasta que apareció un señor que al verme dijo, pobre criatura.El señor me cogió en brazos y echó a correr a la casa del socorro yo solo estaba atenta de no perder la pierna por en camino colocando mi pierna izquierda bajo la derecha para aguantar la, solo la unía a mi cuerpo un trozo de carne.
Recuerdo como el hombre corría por las calles escondiéndose de portal en portal, las bombas no dejaban de caer y algunos aviones buscaban las calles y caían en picado disparando las ametralladoras a lo largo de las calles.En uno de esos portales recuerdo que al entrar,la gente que allí se habían resguardado se apactaban de nosotros impactados por el estado de mi pierna, allí mismo me ataron una cuerda por la pierna para evitar que se descolgar por completo.
Continuemos hasta la casa socorro, fui de las primera en llegar no había nadie, a los pocos minutos aquel lugar era un caos,los medicos desbordados y muchas enfermeras se quedaban paralizadas de lo que estaban viviendo.Los aviones continuaban su ataque y dentro no cabía un alfiler, los heridos eran amontonados en las aceras bajo la lluvia de las bombas y metralletas.
Maria Giner Parodi (niña herida en el bombardeo)

HOY SE CUMPLE EL 80 ANIVERSARIO DEL BOMBARDEO DEL MERCADO CENTRAL DE ALICANTE.
25 de mayo de 1938, la ciudad de Alicante amanece con un día soleado, aunque con la desolación y ruinas de los edificios destruidos por los continuos bombardeos que ha sufrido la ciudad. El hambre y la miseria de los ciudadanos se puede apreciar en sus caras ya que durante mucho tiempo no ha sido posible la llegada de comida a la ciudad, ya que el puerto es sometido continuamente a numerosos bombardeos haciendo imposible la llegada de provisiones.
En un momento de ese día llegan buenas noticias un pequeño barco pesquero ha podido entrar en el puerto de Alicante con un pequeño cargamento de sardinas, la noticia no tarda en recorrer toda la provincia y cientos de vecinos de los pueblos de los alrededores de Alicante acuden al igual que los habitantes de la ciudad y se agolpan en el Mercado Central de Alicante, desesperados con la esperanza de poder conseguir algunas de estas sardinas.
A las 11:00 de la mañana una escuadrilla de aviones fascistas italianos "Savoias" procedentes de Baleares consiguen adentrarse en la ciudad burlando las defensas antiaéreas de la ciudad, logrando que no sonaran las sirenas antiaéreas, solo el rugir de los motores de los bombarderos alerta a los ciudadanos y empiezan a sonar las sirenas, pero los aviones ya han comenzado a soltar las bombas sobre el Mercado Central pillando desprevenidos a la multitud de civiles que en ese momento se encontraban en el mercado.
El bombardeo causa numerosas víctimas, en un acto de valor y solidaridad los vecinos de Alicante acuden al mercado a socorrer a los heridos mientras aun los bombardeos continúan en algunos lugares de la ciudad. Cuando cesaron las alarmas toda la gente que vivía en sus alrededores y que se encontraban en los refugios se lanzó a la calle para socorrer a las víctimas. Tan solo han pasado 14 minutos del cese de las alarmas cuando nueva mente entre los gritos de la gente que esta socorriendo y los lamentos de los heridos vuelven a sonar las alarmas, la misma escuadrilla de aviones han dado la vuelta y se disponen a dar otra pasada por la mismas zonas bombardeadas y en lo cual se encuentran no solo los heridos por el primer bombardeo, sino también los ciudadanos que están socorriéndolos, es cuando el terror se apodera de toda la ciudad nuevamente las bombas son soltadas en el mercado, al terminar el segundo bombardeo Alicante no daba crédito a lo que había sucedido. La escena dejaba paralizada a mucha gente. Los cadáveres destrozados la mayoría de mujeres y niños se dispersaban entre charcos de sangre por varias calles adyacentes. Para evacuar a los heridos se echó mano de los carros de caballo que se habían utilizado para traer aquellas sardinas al Mercado. Miguel Martínez García (testigo) lo primero que vi fue medio cuerpo destrozado de un caballo colgando en un balcón de la calle Velázquez, lanzado allí por la onda expansiva. Con mi carro tirado por mulas transporté heridos y mutilados a la Casa Socorro, donde no cabía un alma y las enfermeras amontonaban a los heridos encima de la acera" (otros testimonios de ciudadanos cuentan) cuando acudí a socorrer a los heridos el panorama era terrorífico habían restos de personas pegadas en las paredes de los edificios, gente arrastrándose por el suelo completamente mutiladas gritando los nombres de los familiares, (otro testimonio de testigos), nunca olvidare una imagen de una niña de unos 5 años más o menos con parte de la cara quemada y sin pelo a causa del fuego esa niña lloraba abrazada a la que sería seguramente su madre, la cual estaba en un charco de sangre con solo medio cuerpo de cintura para arriba.

EL BOMBARDEO DEL 25 DE MAYO DE 1938 CAUSO MAS DE 300 VICTIMAS Y CENTENARES DE HERIDOS MUCHOS DE ELLOS MUJERES Y NIÑOS.
ESTOS HECHOS NUNCA QUEDARA EN EL OLVIDO.

El paseo del Chanco: El Mercado Central de Alicante sufrió el mayor bombardeo a civiles durante la guerra de 1936-1939. Además de esta plaza, otros puntos…
ALICANTEPLAZA.ES

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Alicante Roque Moreno y el profesor Pablo Rosser presentan el viernes el libro \
ALICANTEPRESS.COM


No ha invitado a la asociación a la conmemoración del 80 aniversario del bombardeo del Mercado Central
CADENASER.COM

El abogado y novelista alicantino nació a las 11.20 horas del 25 de mayo de 1960 y su madre, que a punto estuvo de morir en el parto, fue una de las del mercado el 25 de mayo de 1938. «Quizá estaba…
DIARIOINFORMACION.COM

Alicante, 21 may (EFE).- El Ayuntamiento de Alicante recordará durante el próximo fin de semana el 80 aniversario del que fue, quizá, el episodio "más...
COPE.ES