dimecres, 13 de setembre de 2017

Casi 80 años después del final de la Guerra Española del siglo XX se declara la nulidad de una sentencia contra el expresidente de la Generalitat de Catalunya


http://diario16.com/justicia-lluis-companys-78-anos-despues/



Justicia con Lluís Companys 78 años después

Casi 80 años después del final de la Guerra Civil Española, se declara la nulidad de una sentencia contra el expresidente de la Generalitat de Catalunya

0
Casi 80 años después del final de la Guerra Civil Española, se declara la nulidad de una sentencia contra el expresidente de la Generalitat de Catalunya. Dicha sentencia fue dictada por el Tribunal Regional de Responsabilidades Políticas de Barcelona en diciembre de 1939 y por el Consejo de Guerra de Oficiales Generales en octubre de 1940.
La iniciativa, que partía del grupo socialista en el Congreso, pretende poner punto y final a una sentencia franquista que castigaba a un político que defendió la legalidad en los años de guerra. Lluís Companys acabaría siendo torturado por el régimen, sometido a un consejo de guerra y fusilado en el castillo de Montjuic.
La medida ha sido apoyada por todos lo grupos a excepción del PP y ERC, y también de Ciudadanos, que se abstuvo en la votación. La socialista Meritxell Batet declara además “la ilegitimidad del Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo y el resto de tribunales, así como sus condenas y sanciones durante la Dictadura contra quienes defendieron la legalidad constitucional”.
Se ha añadido un tercer punto en la propuesta no de ley, acordado con Podemos que reconoce “la honorabilidad de todas las víctimas de la represión franquista, como acto de reparación del dolor que sufrieron y de las injustificadas de que fueron objeto, y de restitución de su memoria y de la dignidad democrática de todos”.
Batet insiste que “aquí no caben las diferencias ideológicas o partidarias”, “la figura del presidente Lluís Companys y si ejecución en el castillo de Montjuic es un símbolo en el que nos podemos sentir todos representados, igual que tantos otros sufrieron su misma suerte”.


http://blogs.sapiens.cat/socialsenxarxa/2011/03/24/els-fets-d%E2%80%99octubre-de-1934/

http://entendiendolahistoria.blogspot.com.es/2013/04/se-declara-la-independencia-de-cataluna.html

A los mentirosos de una y otra banda:

Discurso de Companys. 06-10-1934
El Presidente dio entonces lectura a la siguiente alocución que le había sido facilitada momentos antes por uno de los que formaban el grupo:


«Catalanes: Las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder.
Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones.
Los hechos que se han producido dan a todos los ciudadanos la clara sensación de que la República, en sus fundamentales postulados democráticos, se encuentra en gravísimo peligro.
Todas las fuerzas auténticamente republicanas de España y los sectores socialistas avanzados, sin distinción ni excepción, se han alzado en armas contra la audaz tentativa fascista.
La Cataluña liberal, democrática, republicana, no puede estar ausente de la protesta que triunfa por todo el país, ni puede silenciar su voz de solidaridad con sus hermanos que en tierra hispana luchan hasta morir por la libertad y el derecho. Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia debida al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas.
En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán en la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el Gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica.
El Gobierno de Cataluña estará en todo momento en contacto con el pueblo. Aspiramos a establecer en Cataluña el reducto indestructible de las esencias de la República. Invito a todos los catalanes a la obediencia al Gobierno y a que nadie desacate sus órdenes, con el entusiasmo y la disciplina del pueblo.
Nos sentimos fuertes e invencibles. Mantendremos a raya a quien sea, pero es preciso que cada uno se contenga sujetándose a la disciplina y a la consigna de los dirigentes. El Gobierno, desde este momento, obrará con energía inexorable para que nadie trate de perturbar ni pueda comprometer los patrióticos objetivos de su actitud.
Catalanes!: La hora es grave y gloriosa. El espíritu del presidente Macià, restaurador de la Generalidad, nos acompaña. ¡Cada uno a su lugar y Cataluña y la República, en el corazón de todos!
¡Viva la República! ¡Viva la libertad!»