dijous, 4 de gener de 2018

Un concurso y 13 millones para decidir el futuro del Monumento a los Caídos de Pamplona tras exhumar a Mola y Sanjurjo

http://www.eldiario.es/norte/navarra/concurso-millones-decidir-Monumento-Caidos_0_725128055.html


A finales de 2016, el Monumento a los Caídos de Pamplona dejó de albergar los restos de los generales franquistas Mola y Sanjurjo. Un año más tarde, a finales de 2017, el Ayuntamiento que había promovido esta polémica exhumación, gobernado por EH Bildu, difundía otra decisión de calado adoptada en el marco de la ley de Memoria Histórica: un concurso de propuestas ciudadanas y un presupuesto máximo de 13 millones de euros decidirán el futuro de esta edificación franquista que remata la avenida Carlos III de Pamplona desde la década de los 50. Las alternativas que esperan a este monumento pueden pasar por su derribo, por su mantenimiento estructural con dedicación a otras finalidades que no sean las de homenajear al bando nacional de la Guerra Civil, o incluso la de su transformación en otro tipo de inmueble. La única condición es que su futuro uso sea respetuoso con la ley de Memoria Histórica y que las obras para su adecuación no superen los 13 millones de euros que el Consistorio ha reservado como máximo para estos trabajos.
Con todo, las propuestas que se presenten a este concurso internacional no serán vinculantes para el Ayuntamiento. Le servirán, según ha explicado el propio consistorio, como “propuesta de bases”. Las cinco mejores alternativas serán premiadas con 25.000 euros cada una. El jurado “técnico” estará compuesto por representantes de la Gerencia del Ayuntamiento, del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro, del área de memoria histórica del personal del Gobierno de navarra, de la institución Príncipe de Viana en cuanto a lo referido a la preservación del patrimonio histórico artístico y de diferentes personalidades “invitadas al proceso de reflexión sobre el monumento y su entorno” puesto en marcha por el Ayuntamiento de Pamplona.
La zona de actuación para la que se piden ideas, está formado por el propio monumento, la plaza de la Libertad y los jardines situados en la parte trasera del monumento (plaza Serapio Esparza), más las calles adyacentes. Se considera imprescindible mantener el aparcamiento subterráneo bajo la plaza y sus accesos, así como la estructura viaria, especialmente la calle Iturralde y Suit, transversal al norte de la plaza de la Libertad, y la calle Aoiz en la parte sur.
“La apuesta es trabajar con el edificio y su entorno para conseguir un nuevo espacio simbólico de futuro en convivencia y de modernización del entorno público en una zona estratégica de la ciudad, unión del ensanche con el sur pujante de la ciudad”, ha explicado el concejal de Ciudad Habitable, Joxe Abaurrea. De momento, con el anuncio del concurso de ideas, el nombre del Monumento a los Caídos ya tiene fecha de cadudidad.