dilluns, 9 de març de 2009

PP Vice. 08/03/2009.

_

El misterio del área 124

Tag: Espías de Madrid, La semana, PP — Ignacio Escolar @ 12:54 am
« Oda a la separación de poderes Gonzalo López Alba en Públic… »

El mayor pelotazo de Paco Correa no fue en Pozuelo ni en Boadilla ni en Valencia ni en la sastrería Milano. Uno no se hace millonario instalando la iluminación de un escenario o con los stands de turismo de Valencia. El gran negocio de Correa, de todos los que hasta ahora ha desvelado Garzón, fue en Arganda del Rey, tiene el ladrillo por bandera y un número por clave secreta: el 124. Y dicen en el PP que Esperanza Aguirre lo sabía.

Hace más de cuatro años, en noviembre de 2004, Esperanza Aguirre fue convocada a una reunión en la planta noble de Génova 13 por varios dirigentes del PP, entre ellos el propio Mariano Rajoy. Había llegado hasta el partido una protesta de varios constructores por la fórmula elegida por el alcalde de Arganda para desarrollar la Unidad de Ejecución 124: la mayor parcela del plan urbanístico. Más de 100.000 metros cuadrados, con permiso para edificar 2.676 viviendas, que el alcalde, Gines López, adjudicó a finales de 2004 a la constructora Martinsa por 77 millones de euros. El precio y las condiciones pactadas fueron tan ventajosos que, un par de años después, Martinsa recuperó 73 de los 77 millones pagados vendiendo la tercera parte del botín a otra constructora; una ganga.

Las plusvalías fueron tan generosas como las comisiones. Según el auto de Garzón, el alcalde, Ginés López, se llevó algo más de medio millón de euros y otro tanto fue para el entonces presidente de la empresa pública de gestión del suelo de Arganda, Benjamín Martín Vasco, ahora diputado del PP en la Asamblea de Madrid. ¿La parte de Correa? Aún no se sabe, pero no tuvo que ser pequeña, pues tanto Martín Vasco como López, alias el gafitas, no dejaban de ser sus empleados en este negociado.

Correa, además de una probable comisión en dinero negro, también presentó factura como asesor técnico, lo cual no deja de ser meritorio para un vendedor de viajes sin experiencia en el ramo urbanístico. Según las grabaciones de la investigación, el pelotazo 124 fue de tal calibre que a Martín Vasco le dio después para pedir otros dos millones y medio de euros más a cuenta de la extorsión y su silencio, por no incriminar al resto de la banda.

Visto el sumario de Garzón, aquella preocupación de Génova en noviembre de 2004 sobre Arganda no era un temor infundado. Pero no todos los nombres que se discutieron en esa reunión han salido ya a la luz: entre las sospechas que manejaba entonces el PP nacional sobre la operación 124 se señalaba a Martín Vasco y a Ginés López, pero también a Ignacio González, vicepresidente del Gobierno de Madrid. Según decía Ginés López al PP nacional, era González y no otro, quien le había dado instrucciones sobre cómo adjudicar esa parcela. La reunión con Aguirre sirvió de poco. Esperanza se hizo la ofendida, puso la mano en el fuego por todos ellos, negó la mayor y salió de Génova con la cabeza bien alta. Y unos días más tarde, el 3 de diciembre de 2004, la adjudicación a Martinsa de la parcela 124 se realizó tal y como estaba previsto, sin que las gestiones de la dirección nacional del PP pudiesen hacer nada para evitarlo.

“Cómo va a ser corrupto Martín Vasco, si yo he sido testigo de su boda”, decía tiempo después Esperanza Aguirre, cuando de nuevo desde Génova le recriminaban el evidente pelotazo, ya obvio cuando Martinsa vendió una tercera parte del suelo casi por el mismo precio por el que se había quedado todo el paquete. En efecto, la relación de la presidenta de Madrid con el ahora acusado por Garzón era tan estrecha que la lideresa lo usó como excusa para dejar plantado en una ocasión a Gallardón. Esperanza no acompañó al alcalde de Madrid a un concierto con motivo del aniversario de la matanza del 11-M para acudir a la boda de Martín Vasco; un convite, por cierto, que también pagó Correa, como el viaje de novios de la feliz pareja.

Pero la relación entre la Comunidad de Madrid y la parcela 124 no acaba aquí. Según fuentes del PP, existe al menos una posible conexión entre el caso de los espías de la Comunidad de Madrid y la operación Gürtel que investiga Garzón. Ignacio González viajó hasta Colombia en compañía de dos personajes relacionados con el enigma del área 124 en aquella excursión que apareció tiempo después reflejada en un dossier que incluía fotos con cámara oculta, aquel famoso viaje de las bolsas blancas con contenido no identificado que se perdían por oficinas de Cartagena de Indias. El primero de los ilustres acompañantes de González es José Manuel Serra Peris, ex secretario de Estado de Industria en los años de Josep Piqué, abogado del Estado y consejero de Martinsa, la empresa que se llevó cruda la parcela. El segundo es otro abogado que, según fuentes del PP, también participó en la rentable área 124. Se llama Javier Soler, es experto en urbanismo y consejero de Canal Extensia, la empresa pública que gestiona las misteriosas inversiones latinoamericanas del Canal de Isabel II, que preside Ignacio González.

Soler, junto con su amigo Edmundo Rodríguez –otro de los abogados que viajaron a Colombia en la misma expedición y que preside Canal Extensia–, es una de las personas más cercanas a González en su gestión del Canal y otros negocios particulares. Cada consejo de administración de Canal Extensia sale a cuenta para Soler y Rodríguez: cobran por cada uno 12.000 euros en dietas. A Soler le ha ido bien en estos últimos años. Tiene un bonito chalet en el centro de Madrid, en la misma calle donde la mujer de Ignacio González explota su rentable negocio de compraventa de piezas de arte, capaz de entrar en beneficios en su primer año: Subastas Segre. Y también es habitual de los veranos en Marbella, en la misma lujosa urbanización donde pasa sus vacaciones el vicepresidente de Madrid y su familia en compañía, en ocasiones, de María Dolores de Cospedal.

“Y mientras Paco Granados se construye una mansión del tamaño de un centro de salud, el pobre Paco Camps está pillado por una chaqueta fantasía”, se lamenta un dirigente nacional del Partido Popular. Entre los críticos del PP, hay quien pone en cuestión la estrategia seguida por Mariano Rajoy frente a la operación Gürtel. “No hemos sabido reaccionar bien, la semana pasada salimos a por el juez Garzón y ésta a por los nuestros; no es coherente”, dice uno de ellos.

También preocupa en el partido el doble rasero frente a la corrupción: que Víctor Campos haya sido dado de baja como militante por un regalo de 4.850 euros y que en su misma provincia, Castellón, Carlos Fabra siga siendo un ciudadano ejemplar a pesar de sus muchas imputaciones. Mariano Rajoy, dos palmos más alto desde la victoria gallega, ha dejado la ira de Dios en manos de María Dolores de Cospedal, que es quien se ocupó personalmente el viernes de pedir la dimisión a los acusados por la Audiencia Nacional.

El pastel de Garzón ha sido agridulce en el PP: por un lado se alegran de que el tesorero Luis Bárcenas no aparezca finalmente imputado, por el otro les preocupan los trajes a medida de la trama de Valencia y la corrupción cada vez más rampante que asoma por Madrid. En Génova 13, ante el misterio del área 124, tienen una pregunta sin repuesta. Si Esperanza Aguirre lo sabía, ¿por qué razón no hizo nada para evitarlo?
————————
Más en Escolar.net sobre la corrupción del PP
Los regalos secretos de Correa
Guerra nuclear en el PP
Comunidad de Madrid: las sumas de todos
Todos los hombres de la presidenta
_

La red de Correa intentó chantajear a Rajoy con un vídeo
CARLOS E. CUÉ -
Los extorsionadores hicieron saber al entonces vicepresidente que había sido filmado en vídeo cuando criticaba a Fraga: "El viejo está gagá"

_

Galicia consolida al líder del PP hasta las europeas
Así es la gran trama de corrupción política vinculada al PP
_

La red corrupta de Correa intentó chantajear a Mariano Rajoy en 2003

El diario 'El País' publica que la trama grabó al entonces vicepresidente del PP cuando criticaba a Fraga

PSPV pide que el presidente del TS de Valencia se aparte del caso de la presunta corrupción en el PP
Alarte: "Es la primera vez que el presidente de la Generalitat está involucrado en un caso de corrupción tan grave"
_

El 'caso Gürtel', un punto de inflexión en la estrategia del Partido Popular
Comentarios: 38 Y. G. / M. J. G.
El escándalo se ha cobrado dimisiones y suspensiones de militancia.

Camps es íntimo amigo del presidente del tribunal que lo juzgará
_


El popular aseguró que les unía una "íntima y sentida relación"
Los socialistas valencianos piden al presidente del TSJV que no juzgue a Camps

Pedro J. vuelve a la defensa de Aguirre a toda costa
El Mundo pide que se clausure la Comisión de Investigación del espionaje "mañana mismo"

A pesar de "Gürtel", Arenas dice que su partido es el "de la gente decente y honrada"
El PP estudia querellarse contra Chaves

El magistrado le pone en su auto como ejemplo de cómo Correa repartía las comisiones
Mención especial de Garzón para Ulibarri

¿Financiado con dinero negro el Partido Popular valenciano?
Sospechas de delito sobre Francisco Camps y Ricardo Costa

Carmen Calvo a El Plural: "Obama ganó por su gran perfil femenino"
“Veremos si los trajes de Camps terminan como los de Pilar Miró”

Los Calvitos
La de los Audi del PP

El presidente riojano, Pedro Sanz, viaja en un A-8 como el de Touriño, tuneado además con TV y Fax
¿Sabe Feijóo, especialista en falsos escándalos, que el Gobierno del PP de La Rioja tiene 25 Audis de alta gama?

¿Por qué no hubo ningún aviso a Madrid o Valencia para que cesaran los contratos?
Rajoy rompió con Correa tras descubrir que pretendía chantajearle

BNG Y PSOE en la Cámara gallega le piden que aclare la situación fiscal del vehículo
Feijóo se pasea desde hace tres años en un coche que le presta Citroën

La lideresa asegura que la actitud socialista "es un estímulo para nuestros votantes"
Aguirre tranquiliza: "El montaje de los espionajes se está desinflando"

Los sindicatos, en pie de guerra con Aguirre por relacionarles con "escasez, hambre, miseria y corrupción”
_