divendres, 16 d’octubre de 2009

PP Vice. 16/10/2009. Camps denunciará a Garzón por la investigación del 'caso Gürtel'.

Manel Fontdevila
Partido Perjudicado
_

Por Felix Monteira

El revés de la trama

16 Oct 2009

La fiesta permanente que vivió el Partido Popular en Valencia está haciendo aguas por la lucha abierta entre sus dirigentes. La acotación de responsabilidades para hacer frente al escándalo Gürtel se ha convertido en una lucha política interna, dirimida entre amenazas de elevar las culpas hacia arriba para comprometer en la trama de corrupción a aquellas cabezas que juraron que no existía.

Para empezar, Mariano Rajoy ya no podrá repetir lo de “estaré siempre delante, detrás o al lado de ti”, referido a Camps, porque ahora ambos líderes se han colocado frente a frente. La rebelión y posterior dimisión a la fuerza del secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, ha puesto contra las cuerdas a la cúpula dirigente del partido.

Lo que está sucediendo es que el PP confunde a perseguidor con perseguido y muestra una falta de correa para resistir un caso todavía en fase de investigación que se extiende como una mancha. Y aún falta por saber si Costa llevará a cabo su amenaza de tirar de la manta para demostrar que él era un mandado en la gestión de los contratos concedidos a una banda de ladrones, donde, según las evidencias del sumario, los estafadores actuaban a los dos lados de esa relación comercial establecida a cuenta del dinero de todos.

Con 48 horas de retraso, Rajoy compareció ayer ante los medios para reafirmar su confianza en el presidente Camps, no así en Costa, al que, como secretario general, “hay que exigirle algo más”. Sin embargo, su versión sobre el comité ejecutivo del PP valenciano desprecia los hechos.
En su intervención sólo se produjo un avance cuando prometió más transparencia en las cuentas y acabar con “la arbitrariedad o el favoritismo”. Por cierto, ese código de buenas prácticas del PP ya existe, pero fue guardado en un armario por la actual dirección.En la escena judicial, la colusión de Gürtel con Valencia sólo se ha ventilado, y mal, en los trajes regalados, pero el asunto va a tomar nuevos aires en el Supremo. Por encima de estas y otras muchas bagatelas está la trama de favores y de financiación ilegal que asedia al PP valenciano, al que los jueces no han echado ni un vistazo.

Aparte de a Valencia, la causa contra las empresas de Correa afecta especialmente a la Comunidad de Madrid, pero se extiende a Galicia y Castilla y León. Por eso no se entiende que la causa siga troceada, cuando la seguridad jurídica y el interés general aconsejan elevar todo el sumario a la Sala Segunda del Supremo. ¿Cómo sustanciar, si no, las presuntas relaciones ilegales entre el ex alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, y el tesorero del PP, temporalmente cesante, Luis Bárcenas? ¿Se van a investigar también las inversiones inmobiliarias en Guinea?

La trama Gürtel nació bajo el Gobierno de Aznar y entonces encontró amparo en la sede del partido en Génova. Todos estos años ha sobrevivido en reductos regionales del poder del PP y en Madrid encontró espacios en ayuntamientos, en varias consejerías del Gobierno autonómico y en el montaje de los actos de la presidenta Esperanza Aguirre. “Todos son chorizadas”, en palabras del propio Don Vito, el alias de Francisco Correa.Todavía desconocemos el resultado de las comisiones rogatorias para controlar el dinero que la trama escondió en paraísos fiscales. En este punto clave aflorará el papel de Ramón Blanco, arquitecto de esta estructura de evasión, quien antes ocupó el cargo de consejero delegado de Repsol gracias a la influencia de su amigo, el entonces presidente Aznar.

Aquí es donde surge para el PP, atrapado en un problema político por su pertinaz estrategia de retrasar la investigación judicial, una esperanza de defensa por la vía de la anulación de pruebas que tan eficaz resultó hace años para liquidar el caso Naseiro.

Olvida el equipo de resistencia encabezado por Federico Trillo que esas conversaciones grabadas entre inculpado y defensor afectan esencialmente a un abogado implicado en la trama. Lo que las escuchas judiciales perseguían era evitar algunas operaciones de camuflaje del dinero, la gran esperanza de Don Vito y sus secuaces de salvar la parte del león del negocio urdido para llevarse el dinero de los contribuyentes.
Jesús Maraña
Lo clavaba en sus memorias Ben Bradlee, el mítico director de The Washington Post: “Si agarras a alguien muy bien por las pelotas, tendrás su corazón y su cerebro”. No se puede asegurar a ciencia cierta por dónde tiene Ricardo Costa agarrado a Francisco Camps ni por dónde tiene Camps agarrado a Mariano Rajoy. De lo que no cabe duda es de que el caso Gürtel une la suerte de los tres.

Cuesta entender de otra forma la ceremonia de la confusión que entre todos provocaron en el día de ayer. O nadie dice la verdad o todos mienten. Ricardo Costa hizo una sorprendente demostración de fuerza. Anunció públicamente que se negaba a aparecer como “chivo expiatorio” y forzó a su jefe a devolver la pelota a la dirección nacional. Camps proclamó ante el Comité Ejecutivo valenciano su plena confianza en Costa y le permitió poner condiciones (una investigación interna y no ser sustituido por nadie en la secretaría general) antes de dejar “temporalmente” su cargo. Y la dirección nacional (muda todo el día) afirmó por escrito que ese Comité regional había “suspendido” a Costa no sólo como número dos sino también como portavoz en las Cortes valencianas, extremo desmentido de inmediato desde el Turia. El único que dijo una verdad contrastada fue el propio Costa: “En el PP la fiesta no se acaba nunca”.

_

El líder del PP rompe siete meses de silencio para esquivar preguntas y negar evidencias

16/10/2009

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, compareció ayer ante la prensa por primera vez desde el pasado mes de abril. A efectos de lo que cabría esperar del líder de un partido investigado por un grave caso de corrupción, y con una decena de dirigentes imputados, entre ellos el tesorero nacional, poca diferencia hay entre que compareciera como lo hizo o siguiera guardando su ominoso silencio. Y ello sin contar que cada día que pasa, la bola de nieve crece imparable: el tinglado de Correa se embolsó un millón de euros en comisiones ilegales con la organización de la visita del Papa a Valencia en 2006, según publica hoy este periódico. El Gobierno de Camps había negado hasta ahora cualquier relación de la trama con esa visita.

Tras siete meses rehuyendo a la prensa, con desprecio de los usos democráticos, Rajoy sólo tomó la palabra para librarse al ejercicio de negar hechos públicos ocurridos apenas unas horas antes y responder con incongruencia a las preguntas que se le hicieron por el socorrido método de "manzanas traigo". Desmentir las contradicciones entre las direcciones nacional y regional del partido en Valencia tras la reunión del comité ejecutivo del pasado martes no es un ingenuo intento de salvar las apariencias; es mentir a conciencia.

Los populares sueñan aún con atajar la crisis con inverosímiles golpes de efecto, y no con la asunción de responsabilidades. Si Costa nada tiene que ver con la trama, según dijo Rajoy pasando por encima del sumario, cometió una injusticia y una arbitrariedad, además de ceder a presiones que deberían ser explicadas. Y si lo tiene, las razones para su cese son de plena aplicación a Camps, quien, sin embargo, volvió a recibir su apoyo incondicional. En cualquier caso, con o sin el apoyo de Rajoy, los valencianos merecen un presidente que se sostenga por sus propias acciones y méritos políticos, no por las necesidades de la estrategia con que la dirección del PP trata de eludir responsabilidades, convirtiéndolo en una marioneta.
Con el cese de Costa, la dirección nacional del PP da por terminadas las medidas que piensa adoptar en relación con la red corrupta. No pasa de ser una extemporánea declaración de intenciones, si no una baladronada. En estos momentos, faltan por conocer decenas de miles de folios del sumario. Pero los ya conocidos revelan que la trama de corrupción se extiende por otras comunidades además de la valenciana, incluyendo a Madrid, Castilla-León y Galicia. Los tentáculos de la trama alcanzaron, por otra parte, los aledaños de La Moncloa y, al menos hasta 2005, la sede de la calle de Génova. Y hasta al Papa.

El anuncio de que el PP se dotará de un nuevo código de conducta sería una buena noticia si se hubiera aplicado rigurosamente el vigente, con el que algunos de los dirigentes populares no estarían ya en sus puestos. No es un problema de códigos lo que afecta al PP, sino de voluntad política para conservar la dignidad de las instituciones y de quienes las dirigen.

______________________________________________


Camps denunciará a Garzón por la investigación del 'caso Gürtel'

El presidente valenciano se muestra "satisfecho" por el respaldo de Rajoy.- El PP insiste en sus contradicciones para defender la destitución de Costa

ELPAÍS - Valencia - 16/10/2009

El Gobierno que preside Francisco Camps ha acordado presentar una queja ante el Consejo General del Poder Judicial y ante el Fiscal General del Estado por la actuación del juez Garzón y de las fiscales que han intervenido en el caso Gürtel en la que se solicita que se tenga en cuenta la información que no se ha contemplado. Esa información exculparía "absolutamente" al presidente Camps.

La secretaria general del Partido Popular, en Hoy por Hoy. Defiende que Costa "no cumplió" con "determinados comportamientos" y Camps sí. Dice que las cuentas están "claras" e insiste en que ha habido escuchas ilegales -

Mariano Rajoy Brey
A FONDO

Francisco Camps Ortiz
A FONDO

Maria Dolores De Cospedal García
A FONDO

María Soraya Sáenz De Santamaría
A FONDO

Ricardo Costa Climent
A FONDO

La portavoz de la Generalitat Valenciana, Paula Sánchez de León, se ha quejado, al anunciar la iniciativa, de que "existe una verdad distinta de la que se está contando". "Entendemos", señaló en referencia al sumario del caso Gürtel, "que se ha contado una historia a medias o una historia de medias verdades que constituye una gran mentira".

El juez de la Audiencia Nacional se inhibió del caso en marzo, cuando pasó a los tribunales superiores de Madrid y Valencia y al Tribunal Supremo.

Camps, satisfecho con Rajoy
El respaldo manifestado ayer por Mariano Rajoy a la gestión de Francisco Camps ante el caso Gürtel y su ratificación como candidato para las elecciones de 2011 ha llenado de "satisfacción" al presidente de la Generalitat, que, además, lo ha considerado un "aval" a su esfuerzo y trabajo al frente del Gobierno y el PP valencianos.

Camps también ha recordado que las encuestas auguran un nuevo triunfo de su formación, aunque ha obviado que la mayoría de los valencianos consideran que su presidente mintió sobre su relación con los responsables de la trama en Valencia y cuando dijo que él se pagaba sus trajes.
El presidente además se ha agarrado una vez más a la teoría de la persecución política y ha asegurado que "la historia le pasará factura al PSOE de Zapatero por utilizar los instrumentos del Estado contra el PP".

Contradicciones en la defensa de Camps
El guión marcado ayer por el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, en su primera rueda de prensa desde abril se ha llevado hoy al límite por dos de sus dirigentes más afines, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría: la destitución de Costa de sus responsabilidades responde a comportamientos que no son ejemplares en un secretario general pero sí en un presidente de partido y de Gobierno.
En sendas entrevistas concedidas a la Cadena Ser y a RNE, ambas han reiterado las ideas del discurso oficial del PP. Para Sáenz de Santamaría la dimisión de Costa se debe a que "sus comportamientos no fueron correctos, como él mismo reconoció", unas palabras casi exactas a las de Cospedal.

Preguntadas ambas por las diferencias entre los comportamientos de Costa y los de Camps, ninguna ha sido capaz de concretar una explicación. Si la secretaria general ha asegurado que "no es lo mismo porque son apreciaciones distintas", la portavoz ha expuesto que Camps "además ha trabajado mucho y bien por Valencia".

Esos "comportamientos" se refieren a las conversaciones mantenidas por Ricardo Costa con miembros de la trama Gürtel. Por ejemplo, el ya ex secretario general pidió a Álvaro Pérez, el bigotes, que intercediera ante el propio Camps para que le nombrara consejero de su Gobierno y reconocía que su amistad le era de gran utilidad ("No coño, me sirves de mucho", llega a espetarle). Sin embargo, el sumario recoge conversaciones entre Camps y otros miembros de la trama de estilo muy similar; en concreto, en una de ellas el presidente de la Generalitat califica al propio El Bigotes de "Amiguito del alma" y le recuerda que le quiere "un huevo".

En realidad, tal y como insisten fuentes del PP en privado, la diferencia entre ambos es que es mucho más difícil relevar a un barón regional con poder que a un cargo intermedio. Tal y como ha reconocido Sáenz de Santamaría, "Camps tiene las tareas de presidente del partido y de la Generalitat".

Además, fuentes oficiales del PP han asegurado a EL PAÍS que el informe policial que destapa la posible financiación ilegal del PP valenciano, tan criticado de forma pública por el partido, sí contiene novedades.

Además, ambas, al igual que Rajoy ayer, han puesto de manifiesto que Costa perdió la confianza del partido cuando realizó declaraciones públicas contrarias a las órdenes dadas desde Génova. Sin embargo, dichas declaraciones se produjeron cuando la destitución del ex secretario general ya estaba decidida y ordenada; las declaraciones subidas de tono ocurrieron después.
Código de Buena conducta

En cualquier caso, igual que hiciera ayer Rajoy, ambas han reconocido que un número indeterminado de militantes y altos cargos del PP han actuado de forma incorrecta. Personas que, según Cospedal y Sáenz de Santamaría, están suspendidas de militancia o apartadas de su cargo.

Pese a ello, tal y como ha reconocido la portavoz parlamentaria del PP, "hay que tomar decisiones", una de las cuales es la elaboración de un código de buenas conductas que en realidad es una aumento de los controles y endurecimiento del código ético que se aprobó en los 90 tras el caso Naseiro, otro escándalo que puso en entredicho la financiación del partido.

Sáenz de Santamaría ha asegurado que el objetivo de dicho código es mejorar la forma de contratación. "Queremos articular un sistema en que haya más transparencia, que un comité amplio decida qué ofertas son mejores, que no haya arbitrariedad en la contratación. Queremos ser más transparentes", ha explicado.

Cospedal: "Aguirre es la presidenta de Madrid. No tengo mucho más que decir"
En su entrevista en la Ser, Carles Francino ha propuesto un test a Cospedal, quien debía decir lo primero que le viniera a la cabeza de una serie de nombres. Estas son las respuestas textuales:
Ricardo Costa: "Fue secretario general del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV). Se equivocó".
Francisco Camps: "Es el presidente del PPCV y el que los valencianos quieren que sea su presidente".

Manuel Fraga: "Es el presidente fundador del partido. Tiene opiniones propias muy respetables por su trayectoria".

Carlos Fabra: "Es el presidente del PP de Castellón".

Eduardo Zaplana: "Es el anterior portavoz del PP en el Congreso que hoy no está en política".
Esperanza Aguirre: "Es la presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP de Madrid. No tengo mucho más que decir".

José María Aznar: "Es presidente de Honor del PP. Un buen presidente para nuestro país que supo lidiar con una situación económica muy complicada, no como ahora".
FERNANDO VARELA - 16/10/2009 07:05

La trama

"La Colaboración comercial (con la 'trama Gürtel') se rompió en 2004"

La red de empresas de Correa siguió trabajando para el PP hasta 2009

Mariano Rajoy intentó ayer mantener la tesis de la separación entre el PP y las empresas de la trama Gürtel. Rajoy admitió como cierto que "algunos de los responsables de esta trama, que ahora están detenidos [Francisco Correa y Pablo Crespo, este último ex dirigente del PP], fueron durante años proveedores de servicios para esta casa", en referencia a la formación que preside. Pero insistió en que "esta colaboración comercial se rompió en el año 2004 por razones de pérdida de confianza. Detectamos que algunos de estos proveedores estaban utilizando su relación con el PP y el nombre de nuestro partido en beneficio propio. Por eso decidimos cortar con ellos", subrayó.

Pruebas documentales

La investigación policial que ha servido de base a la instrucción del sumario documenta que la prestación de servicios para la dirección nacional se prolongó al menos hasta los primeros meses de 2005 (facturas de la campaña del referéndum sobre la Constitución Europea). Y con el PP en la Comunidad Valenciana y en Madrid, no se detuvo hasta que se produjeron las primeras detenciones en febrero del presente año.

El dinero

"Todas nuestras cuentas son legales y han sido fiscalizadas"

El sumario revela que el PP ingresó dinero negro de la trama corrupta

En su comparecencia de ayer, Rajoy sostuvo que el PP ha mantenido "relaciones estrictamente comerciales" con las empresas de la red de corrupción organizada por Correa y Crespo. Los vínculos con ellas, afirmó, "fueron absolutamente legales y sujetos a fiscalización pública". Más adelante volvió sobre esta cuestión, en la que han insistido los dirigentes del PP durante los últimos meses: "Todas nuestras cuentas son legales y han sido fiscalizadas convenientemente por el Tribunal de Cuentas. No existe la menor sospecha sobre las mismas".

Financiación ilegal
En realidad, el sumario sí pone en cuestión la legalidad de las cuentas del PP. Uno de los responsables de la red, Pablo Crespo, aseguró a su abogado la existencia de información comprometedora sobre la financiación del partido en Galicia entre 1996 y 1999. La Policía dispone de información acerca de cómo determinados empresarios valenciano pagaron actos del PP en aquella comunidad y en un informe de la Brigada de Blanqueo de la Policía se explica la relación con la trama de las cuentas del PP de Madrid a través de Fundescam.

El President

"A mí Camps no me ha mentido; sigo teniendo en él la misma confianza"

El president de la Generalitat intentó engañar a su jefe de filas
Rajoy sorteó como pudo todas las preguntas que le hicieron ayer los periodistas en torno al president de la Generalitat, Francisco Camps, y su papel en los acontecimientos de los últimos días. Aunque no contestó todas las preguntas, sí aseguró, tajante, que el señor Camps no le había “mentido”. “Sigo manteniendo en él el mismo nivel de confianza que he tenido estos últimos años”, dijo, antes de añadir que lo sigue considerando su candidato para las autonómicas de 2011.
Un cese inventado

Camps, sin embargo, sí mintió a Rajoy. El pasado martes le llamó para comunicarle que la dirección del PP valenciano había aceptado su propuesta de destituir a Ricardo Costa como secretario general, cuando ni siquiera llegó a trasladarla a los participantes en la reunión. Lejos de seguir las instrucciones de Madrid, el president se limitó a apoyar la propuesta del propio Costa de renuncia sólo de forma temporal y únicamente en el caso de que la dirección nacional abriese una investigación interna sobre su gestión. El engaño dio sus frutos: la dirección de Rajoy llegó a emitir un comunicado en el que daba por hecha la inexistente renuncia de Costa.

El castigado

"El señor Costa pidió la suspensión de sus funciones y se le aceptó"

“El señor Costa pidió la suspensión de sus funciones en el Comité Ejecutivo Regional de Valencia y se le aceptó. En el Grupo Parlamentario, pidió la suspensión como portavoz y se le aceptó. Y pidió ser escuchado en el Comité de Derechos y Garantías y se le escuchará”. En estos términos explicó Mariano Rajoy lo ocurrido con el ya ex secretario general del PP en la Comunidad Valenciana.

Los hechos, sin embargo, son bien diferentes. Como explicó el propio Costa en dos ruedas de prensa, él se limitó a ofrecer la suspensión temporal de sus funciones como secretario general siempre y cuando la dirección nacional aceptase abrir una investigación acerca de su gestión.

Comunicado oficial

Además, el PP valenciano emitió un comunicado en el que confirmaba expresamente la continuidad de Costa como portavoz parlamentario. Dimitir, razonó entonces el hoy defenestrado número dos del PP valenciano, sería tanto como trasladar a los ciudadanos “la idea de que el partido o su secretario regional ha actuado de manera incorrecta o ha incumplido la legalidad, cosa que es rotundamente falsa”.

La Generalitat gastó 12 millones de euros de los valencianos en la organización del evento.
EFE - Valencia - 16/10/2009 16:01

La visita del Papa a Valencia en julio de 2006 costó 12 millones de euros (más de 2.000 millones de las antiguas pesetas), según ha denunciado el PSPV, que ha exigido la comparecencia en Les Corts Valencianes del gerente de Orange Market, Álvaro Pérez, para que explique "su intermediación en las actuaciones organizadas" con motivo de la visita del Pontífice.

Los socialistas también han pedido la comparecencia de la secretaria autonómica de Justicia, Patricia Montagud, para que explique las actuaciones realizadas en relación con el control de las actividades y cuentas anuales de la Fundación organizadora del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF).

El objetivo, según ha explicado el diputado socialista de Les Corts Valencianes José Camarasa en un comunicado, es que explique "de qué manera se han gastado doce millones de euros en un día de visita de Benedicto XVI, que en gran parte vienen de las aportaciones de Generalitat, Ayuntamiento de Valencia y Diputación de Valencia".

Para Camarasa, las comparecencias solicitadas son dos iniciativas "urgentes y necesarias para aclarar de una vez por todas cuál ha sido el papel de la trama Gürtel en la visita del Papa a Valencia, y así conocer cuántos millones de euros de los valencianos se han levantado los dirigentes de esta trama de corrupción".

"Que expliquen de qué manera se han gastado doce millones de euros en un día de visita de Benedicto"

El socialista ha recordado que ha preguntado por el coste de la visita del Papa al Gobierno valenciano "en más de diez ocasiones" y el ex portavoz del Ejecutivo Vicente Rambla, "fue incapaz de informar a dónde fueron a parar esos doce millones gastados con motivo de la visita del Papa".

Radiotelevisión Valenciana cubrió la visita

A juicio del socialista, "que la trama de dirigentes corruptos obtenga estos beneficios de la visita del Papa a Valencia evidencia que en el PP de Francisco Camps ya ni se respeta a la Iglesia Católica".

"Hay que destacar que ciudadanos y empresarios católicos valencianos colaboraron de buena fe con esta visita y ahora sienten la vergüenza de observar cómo los amigos del alma de Camps hayan sido los principales beneficiados de esta visita de Benedicto XVI a Valencia", ha denunciado.

Camarasa ha anunciado que los socialistas tanto del Ayuntamiento, como de la Diputación de Valencia, "formularán las preguntas pertinentes" con el objetivo de que los valencianos conozcan "cómo se gastan más de 2.000 millones de las antiguas pesetas en una visita que ahora sonroja a muchos católicos".

Por otra parte, el PSPV ha exigido "la comparecencia inmediata" en Les Corts del director de Radiotelevisión Valenciana (RTVV), José López Jaraba, "para que explique las contrataciones realizadas a través del ente público con empresas implicadas en la trama Gürtel para dar cobertura durante la visita del Papa".

Fabra:Fraga se debe "retirar"
Tacha de "frivolidad" las críticas del presidente de honor del PP hacia Camps.


_________________________________________



El Gobierno de Camps mueve ficha contra Garzón

Cospedal dice que Rajoy no vincula su futuro político al de Camps
La secretaria general del PP lo niega ante la pregunta directa de Carles Francino en 'Hoy por hoy'. Además, afirma que Costa "no cumplió" con "determinados comportamientos" y Camps, sí
Un líder enfrentado a la corrupción debe elegir entre salvarse primero él y luego el partido, o salvar primero al partido y luego a él mismo, si queda sitio en el bote
Qué lejanos parecen ya aquellos días de pasodoble, plazas abarrotadas y exaltación de la amistad entre Genoveses y Valencianos. Con el derribo y liquidación del entallado Ricardo Costa entramos en la siguiente fase: la enérgica condena, aunque se le cese más por desobediente ante los designios de sus mayores que por andar de palique en el móvil con el tal Bigotes, como aclaró Cospedal en la Ser. Por eso no cesan a Camps, porque les gusta cuando calla porque parece que está como ausente, que decía el poema. Ya ni la vociferante Rita Barberá exige la dimisión de Zapatero parapetada tras una barricada de bolsos de Button. Hay que hacer algo dice todo el mundo en voz baja por los pasillos Populares mientras la crítica aplaude a Esperanza Aguirre por contundente y abuchea a Rajoy por manso. Pero ¿hacer qué?

Un líder enfrentado a la corrupción debe elegir entre salvarse primero él y luego el partido, o salvar primero al partido y luego a él mismo, si queda sitio en el bote. Esperanza Aguirre, fiel a su tradición de "ambición rubia", ha elegido salvarse ella y quemar. Su mensaje es claro: Ella no sabía nada de los centenares de contratos troceados para mejor digestión de Correa, está muy decepcionada porque han decepcionado su confianza muchos que nunca pensó fueran a decepcionarla tanto en una escala de decepción de cero a diez y, por supuesto, hará lo qué sea y matará a quién sea sin piedad o misericordia. Es la reacción de quién se cree por encima del partido pues su poder son sus abrumadores resultados electorales. No le preocupa quemar a la organización porque se cree liderazgo puro. Un cálculo que muchos han hecho y siempre se han equivocado.

Rajoy parece haber elegido salvar al partido y asumir el riesgo de quemarse lentamente. Hombre de aparato, sabe bien que al día siguiente de los escarmientos públicos la vida sigue y alguien tiene que ocuparse de que la organización siga funcionando. Su mensaje es más confuso pero da entender que los Populares no abandonan a los suyos, incluso a quienes se lo merecen tanto como Camps. Su cálculo opera sobre la hipótesis de que el daño real del Gurtelazo sobre su electorado ya está hecho y nadie sabe cuánto puede ser; en cambio el destrozo interno puede evitarse y también el cataclismo que supondría sumar a los casos de corrupción una guerra interna abierta.

La estrategia de Rajoy ha estado clara desde el primer día: inventarse un enemigo exterior -nosotros estamos bien, es el resto del país lo qué funciona mal, desde la policía a los medios- y asegurar el cortafuegos que separa, cada vez menos, el fuego de la corrupción del incendio de la financiación ilegal.

La primera parte sólo requiere de portavoces desahogados como Cospedal o Pons, gente dotada de ese don de ser capaz de acusar a cualquiera de asesinar a su propia madre sin alzar la voz, decir una mala palabra o descomponer la sonrisa y negarlo cinco minutos después.

La segunda parte es la peliaguda. Sólo funciona si se garantizan dos elementos: un stock amplio de chivos expiatorios y saber exactamente dónde se pisa: hasta dónde y a quién reclutó la trama. Hasta la fecha la oferta de chivos expiatorios está siendo exigua y no promete mejorarse en el futuro, excepto en Galicia, donde hay un muerto a quién culpar: el difunto Cuiña; y los muertos nunca se resisten a dimitir, algo muy conveniente en la presentes circunstancias.

En cuanto a la cuestión de la información, desde el momento que ha caído el tesorero de partido, Rajoy sabe bien que pisa arenas movedizas y el suelo puede hundirse bajo sus pies en cualquier momento.

Para cortar cabezas hay que tener una lista cerrada y completa de cabezas cortables y no la tiene. Mientras espera y ve, como le gusta, tal vez Rajoy debería empezar a plantearse que de poco sirve salvar al partido si se exaspera a los votantes, lo mejor que aún le queda al PP. Y salvar a los votantes pasa darles motivos para defender su opción política en el bar, en el trabajo o en la comida del domingo, no darle más razones para avergonzarse. Antes o después, de derechas o de izquierdas, jóvenes o viejos, hombres o mujeres, todos los votantes acaban llegando a la conclusión de que se merecen un líder que les diga la verdad.

La trama ganó 1,2 millones con la visita del Papa

_____________________________________


El Consell carga contra Garzón por no exculpar a Camps
Anuncia una queja ante la Fiscalía y el CGPJ contra el juez y los fiscales para que tengan en cuenta las informaciones del sumario "en las que se exculpa" al president

Apertura del Año Judicial
De la Rúa: "los jueces trabajamos ajenos a todo tipo de presiones"
La Comunitat es la tercera autonomía con mayor número de asuntos ingresados por cada mil habitantes

Camps agradece el apoyo de Rajoy a su gestión de Gürtel
"La Generalitat es ejemplo de buen gobierno para quienes en estos momentos están por encima del PSOE en aceptación de los ciudadanos", afirma el president

Peralta: "Quien presume de valores convierte al Papa en objeto de negocio"
Cospedal distingue la actitud de Costa para exonerar a Camps
Vídeo: Rajoy apuntala a Camps
Opine: ¿Cree que Camps mintió a Rajoy?

Rajoy apuntala a Camps pero no aclara por qué echa a Costa y no al presidente
"Camps no me ha mentido y mi voluntad es que repita como candidato", asegura el líder del PP - Da por zanjada la depuración de responsabilidades en Valencia y dice que "no hay ningún elemento nuevo" que afecte al jefe del Consell

Malestar con Génova en el entorno del destituido
Fraga duda de la honradez del jefe del Consell y Fabra le contesta al presidente fundador que se retire
El "secretario general" Asencio, sin papeles
Barberá sólo aceptaría ser el relevo de Camps con elecciones
Pons contradice a Cospedal y dice que Costa podrá volver
La negación del genocidio judío en 1979 de Asencio pone en un compromiso a Zapatero
El PP guarda a Costa el escaño y Maluenda loa la "gentileza" del ex portavoz de renunciar
Giner reclama un rearme ético del PP y recuerda la desintegración de UCD
Barberá le apuntó a Pons que «la fiesta termina a las cuatro de la tarde»
Rajoy confía Opine: ¿Aprueba el cese de Costa?

El ente abonó por la sonorización 6,4 millones a la constructora Teconsa, vinculada a la trama

EP/LEVANTE-EMV.COM
Televisión Valenciana (TVV) explicó hoy que adjudicó a la empresa Teconsa el suministro en alquiler de equipamiento de pantallas de vídeo, sonido y megafonía para realizar la cobertura televisiva de la visita de Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006 con motivo del V Encuentro Mundial de las Famlias por ser la "oferta más favorable" y porque las otras seis empresas que se presentaron no cumplían la totalidad de los requisitos demandados.
El ente autonómico emitió hoy un comunicado en relación a las informaciones que señalan que el informe de la brigada de blanqueo en relación con el 'caso Gürtel' refleja que TVV abonó 6,4 millones de euros a la constructora Teconsa, que aparece vinculada a la trama, por sonorizar el acto de la visita del Papa.
Según informó el ente autonómico, TVV convocó el 6 de abril de 2006 un expediente de contratación para 'Suministro en alquiler de equipamiento de pantallas de vídeo, sonido y megafonía' con el fin de realizar una cobertura televisiva "integral" en la programación especial que la cadena tenía previsto emitir con motivo de la visita del Papa a Valencia.
TVV especificó que un total de siete empresas presentaron ofertas a este expediente y, según añadió, "tal y como se recoge en el informe técnico que valoró las distintas ofertas, se propuso la adjudicación a la Mesa de Contratación de la empresa Teconsa" porque se consideró "en su conjunto la más favorable", dado que el resto "no cumplía con la totalidad de los requisitos demandados".
La cadena autonómica, que defendió todos sus directivos "siempre han cumplido todos los procedimientos legales establecidos en la contratación de servicios", añadió que, entre la documentación que la empresa Teconsa aportó al expediente, figura una escritura notarial con fecha 2 de febrero de 2005 en la que, entre las distintas actividades de su objeto social, consta la "ejecución y mantenimiento de instalaciones eléctricas en general, en alta, baja y media tensión; instalaciones de telecomunicación, instalaciones electrónicas e instalaciones de sistemas de señalización y balizamiento de puertos, aeropuertos y carreteras e instalaciones de seguridad y contra incendios".
__________________________________________


El diputado Camarasa cree que la petición no saldrá adelante pero "retratará" al PP
Los socialistas valencianos piden que El Bigotes explique en Les Corts quién les contrató para la visita del Papa

El Supremo seguirá adelante con la querella de Manos Limpias contra el juez
El PP de Camps presentará una queja formal contra Garzón por su actuación en el caso Gürtel

Ahora echa en cara al ex concejal que destapó el caso Gürtel que sea ordenanza y no abogado
El “bachiller” MAR quiso que le regalaran un título de periodismo cuando era portavoz de Aznar

Cospedal ve “valiente” la intervención de Rajoy y “ejemplarizante” la actuación del partido
Costa fue cesado por las declaraciones que hizo... ¡cuatro días después de anunciarse su destitución!

Ric pone punto final: “Ya está bien presidente…”
El Tío Paco: de Curita a Judas en Purgatio Tempus

La Fiscalía Anticorrupción ya pidió dos años por un presunto delito de falsificación documental
La acusación popular pide tres años de cárcel para Fabra

Gracias a la intermediación de Canal 9, la televisión amiga de Camps
La trama Gürtel se embolsó más de un millón de euros en comisiones por la visita del Papa a Valencia

Pedro J. acusa a Rajoy de haber perdido "crédito y autoridad moral"
"Nada produce tanta vergüenza como ver que el inferior que da la cara paga por el superior que calla"

_______________________________