dimarts, 28 de maig de 2013

Microdonativos en Internet para que Antonia Valls consiga recuperar los restos de su padre fusilado en Borriol en 1938


http://www.elplural.com/2013/05/28/microdonativos-en-internet-para-que-antonia-valls-consiga-recuperar-los-restos-de-su-padre-fusilado-en-borriol-en-1938/

Ante la negativa del Gobierno de subvencionar la exhumación de fosas de la guerra, los arqueólogos de GPRMHV recurren al crowdfunding
0
*****2 votos
Antonia necesita 6.850 euros para terminar de rescatar los restos de su padre José Valls, fusilado en 1938 en la tapia del cementerio de su pueblo, Borriol, en la provincia de Castellón. La exhumación quedó a medias “porque Rajoy cumplió la única promesa en la que no ha fallado cuando anunció que no iba a dar ni un euro público más para las fosas de la guerra”. Los arqueólogos y paleontólogos del Grupo Para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia, han acudido al sistema de Crowdfunding en Internet para intentar recaudar a base de microdonativos esta cantidad. Al día de hoy han conseguido el 77 por ciento del total. Les quedan solo 29 días para completar la cifra. “Ha sido la única manera de intentar seguir con los trabajos”, han explicado a ELPLURAL.COM.
“Nuestro objetivo es un hecho puntual, la exhumación de José, que tendrá un eco en la eternidad: la paz de Antonia y su familia, la dignificación de los restos y todo lo que ello significa para la Historia de España. El presupuesto está destinado a cubrir gastos para los días de exhumación y los trabajos posteriores de laboratorio, elaboración de informes y edición de video documental”, explican los promotores. El sistema de crowdfunding consiste en una financiación por microfinanciación colectiva o cuestación popular realizada por personas que organizan una red para colaborar en proyectos o iniciativas de otras personas o de organizaciones.
Cantidad realista y plazo fijoEl método es sencillo: hay que entrar en la página creada al efecto y colaborar en el proyecto indicando la cantidad que se dona y los datos precisos de la tarjeta de crédito. El proyecto debe plantear un presupuesto realista, es decir exactamente la cantidad que se precisa, y un límite de tiempo para recaudar el dinero. Si ese plazo se excede o no se llegan a recaudar los fondos precisos en la fecha límite, las aportaciones no se hacen efectivas. En caso contrario, si todo va bien y se cubren los objetivos en tiempo y suma, se transfieren a la cuenta de destino.
Los enterradores señalaron la fosa a la niña“Antonia es la única superviviente de cuatro hermanos que siempre quisieron recuperar los restos de su padre, José Valls, fusilado en 1938 en la tapia del cementerio de su pueblo, Borriol, en la provincia de Castellón. Los propios enterradores señalaron a aquella niña de 11 años dónde acababan de enterrarlo, justo en el camino de entrada junto a Luis Messeguer, el compañero que murió con él”, relatan los arqueólogos del GPRMH valenciano.
La cruel promesa cumplida“El hijo y el nieto de Antonia nos hicieron llegar la petición de ayuda, y temiéndonos lo peor tras la victoria del PP y sabedores de la cruel promesa de Rajoy de no facilitar dinero para las fosas del franquismo, el GPRMH confeccionó rápidamente la documentación para que esta familia pudiera recibir las ayudas que desde 2007 otorgaba el Ministerio de la Presidencia. Sabíamos que podía ser el último proyecto en la Comunidad Valenciana en poder contar con esos fondos, lo mínimo que el Estado que causó el mal podía hacer por sus víctimas, sobre todo con las víctimas vivas como es Antonia Valls”, continúan.
Rajoy mintió
“Antonia se quedó a medias en esta tarea de exhumar el cuerpo de su padre porque nunca hubo convocatoria de subvenciones para los trabajos a efectuar en 2013; Rajoy mintió cuando dijo que para 2013 habría 2,5 millones destinados para las exhumaciones, algo que en los presupuestos nunca se reflejó”. Y se preguntan: “¿Cuántos casos más como el de Antonia existen en España? ¿Qué hacer para que ese colectivo de gente muy mayor pueda recibir aún en vida la Justicia y reparación negada durante décadas?”
Todo organizado pero sin fondosAñaden: “Llevamos desde abril de 2012 trabajando en la manera de poder sacar a José de una tumba precipitada para devolvérselo a su familia. Tenemos la documentación, la localización de la fosa y el equipo preparado. Pero nos faltan fondos para pedir los permisos y poder completar el trabajo con la exhumación prevista para el mes de septiembre de 2013”.
Restaurar el rompecabezasEn la página de “lánzanos” los promotores se presentan diciendo que “somos un grupo de arqueólogos y antropólogos que, tanto juntos como por separado, llevamos tiempo dedicando nuestros conocimientos, sensibilidad y energías en restaurar este rompecabezas que es la Historia de España en los años de la Guerra Civil y la posguerra. Un puzle al que le faltan piezas, muchas de ellas escondidas adrede. Formamos parte del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia (GRMHV), perteneciente a la “Fundació Societat i Progrés”.
La difícil excavación de una fosa“La Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de diciembre) nos respalda y nos reconoce como profesionales adecuados para llevar a cabo esta labor. Sin embargo el Gobierno actual ha suspendido las subvenciones destinadas para este tipo de proyectos, y el apoyo logístico de las familias y el altruismo por nuestra parte no son suficientes. Excavar una fosa de la Guerra Civil o de los años de dictadura franquista lleva detrás meses e incluso años de investigación, documentación, confección de proyectos, solicitud de permisos…Y la ejecución de las distintas fases: investigación, prospección, excavación, análisis de los resultados en laboratorio, conlleva unos gastos que no podemos asumir sin financiación”.
Arqueología de combateEn este sentido, Matías Alonso, portavoz del GPRMH de Valencia, relataba a ELPLURAL.COM que en lo referente a la sección de arqueólogos y antropólogos integrados en la asociación, “nos encontramos viviendo una arqueología de combate. Lo ponemos todo de nuestro bolsillo. Hay muy poco dinero, y cuando hablamos de estos 6.850 euros precisos, estamos refiriéndonos a cubrir lo esencial, contando con alojamiento que nos ofrecen vecinos del pueblo, que cada cual se procura su comida, en fin, lo que se hacía hace 30 años. Rajoy nos ha hecho retroceder al pasado.”
Los huesos de la vergüenza
“Volvemos a los años anteriores a la Transición, cuando todo se hacía desde el voluntarismo y con la solidaridad entre las víctimas como único recurso, a una arqueología comprometida y de combate arañando uno a uno los huesos que vuelven a ser la vergüenza de un país que permite que su Gobierno vuelva a mirar para otro lado haciendo que pase el tiempo, algo de lo que no disponen ya Antonia y otros casos similares en toda España”, afirma.
Cerrar heridas…Explica el representante del GPRMH: “no podemos esperar nada de la Justicia, ni en España ni en Europa… así las cosas se nos ocurrió utilizar Internet para que las personas de bien, solidarias y sensibles con esta problemática contribuyan con su aportación económica a cerrar entre todos lo que el Gobierno quiere que siga abierto: la herida de esta familia, un tema de Derechos Humanos básicos que trasciende lo meramente político, por la memoria democrática y por la igualdad en el recuerdo”.
…a la espera de otro Gobierno
“Vamos de pedigüeños por la solidaridad y la Justicia, pero también por un gesto para dejar en evidencia que la solidaridad planta cara y puede vencer la política de hostilidad hacia la memoria democrática. Es todo un reto, la primera vez que usamos el sistema “crowdfunding” para recaudar lo mínimo necesario para rescatar a José Valls de la fosa común, un desafío que puede suponer una victoria contra toda una política de Estado y podamos mostrar un camino practicable hasta que logremos otro Gobierno que vuelva a respetar la memoria democrática y avanzar hacia la verdad, la justicia la reparación a un colectivo que nunca tuvo nada de eso”.