dilluns, 3 de juny de 2013

Franquismo nuevo


http://www.levante-emv.com/opinion/2013/05/31/franquismo-nuevo/1002595.html

31.05.2013 | 01:23
Emili Piera
Lo importante no es que se juzguen los crímenes del franquismo, sino que las víctimas enterradas en las cunetas reciban las honras fúnebres que exigen los deberes de humanidad. Lo decisivo no es que el PP condene el franquismo pues todos descendemos de una banda de homicidas y el Partido Comunista, pongo por caso, no ha condenado la Revolución de Octubre. El quid de la cuestión no es el franquismo de ayer, sino el de hoy: no pierdas el tiempo sacudiendo los sonajeros de la corrección política. Hay que ocuparse de los asuntos del día, que apremian. Si te ríes del chiste de hace media hora, todos te mirarán raro: con razón.
Y sobre todo no confundamos franquismo con cosas que son más antiguas o más nuevas. PP y PSOE se las han arreglado para, a base de corrupción y clientelismo, restaurar el viejo caciquismo abajo y el sistema de turnos de la Restauración, arriba. Eso es anterior al franquismo. El saqueo de bancos y empresas a cargo de quienes las dirigen es la nueva moda que viene de América, como el rock and roll: Franco se hubiera horrorizado sin ser eso que se llama un hombre de bien. En consonancia con esa falta de complejos, se decreta la desnudez de los parados, los sin papeles o el policía sudaca cuya animadversión, dice Miguel Ángel Rodríguez, provocó su borrachera, qué sensible.
Convertir los medios públicos en una agencia de propaganda „los precursores fueron Esperancita de Madrid y Nuestro Amado Líder„, introducir el adoctrinamiento católico en la escuela pública, presentar a las mujeres como malas cabezas a quienes hay que proteger de sí mismas y de sus embarazos indeseados, indultar en un gesto de ordinaria administración a los torturadores y los malandrines de la banca, limitar el derecho de manifestación y la seguridad de los detenidos (como ha denunciado Amnistía Internacional), eso sí que es franquismo actualizado. Y habrá que mostrar más firmeza que Zapatero que, con la décima parte de oposición al matrimonio homosexual que ha encontrado François Hollande en Francia, cedió ante los obispos y los cubrió de oro.