diumenge, 15 de desembre de 2013

La querella argentina contra el franquismo suma apoyos




Actualizada 12/12/2013 a las 00:30  
Mercona Puig Antich y Paqui Maqueda frente al juzgado de Buenos Aires en el que se sigue la causa contra el franquismo.  EFE
Mercona Puig Antich y Paqui Maqueda frente al juzgado de Buenos Aires en el que se sigue la causa contra el franquismo. EFE
La querella abierta en Argentina contra los crímenes del franquismo sigue adelante y recaba nuevos apoyos. Fuentes de la Coordinadora estatal de apoyo a la querella (CeAQUA) califican de paso "muy importante" el reciente viaje de una representación de las víctimas a Buenos Aires y, aunque la cautela impera –las expectativas son siempre "limitadas", dicen–, constatan un "repunte" de los apoyos recibidos y se felicitan porque, al menos, las puertas "están abiertas".

Este miércoles, el coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha presentado una querella en el Consulado de Argentina en Barcelona. Recientemente, tanto la embajada como los consulados argentinos en España se habilitaron para la presentación de querellas en el marco de la causa contra el franquismo. El texto entregado por Herrera detalla 47 casos de víctimas de la dictadura, en su mayoría relacionadas por el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) y sus juventudes.

Para Herrera, la medida responde a una "obligación moral" y a la necesidad de resistir y no olvidar. "En este país se confundió el perdón con el olvido, la amnistía con la amnesia, y lamentablemente para hacer justicia tenemos que recurrir a los tribunales argentinos", ha apuntado. El diputado autonómico de ICV también ha calificado de "vergüenza" que tenga que ser la justicia argentina la que investigue la barbarie franquista.

A lo largo de la última semana, también el Ayuntamiento de Soria, gobernado por el PSOE, se ha adherido a la querella argentina de la jueza Servini. El alcalde, Carlos Martínez, asegura que el gesto busca que "los crímenes ocurridos durante la dictadura no queden impunes yse intente buscar a sus responsables directos, si los hubiera todavía con vida".

Tareas pendientes

Sin embargo, aún quedan cuestiones importantes por dilucidar y apoyos significativos que a los impulsores de la querella les gustaría recabar. En el primer capítulo, está por ver cómo se resuelve la petición de extradición de Billy el Niño y el excapitán Muñecas a Argentina. El pasado día 5 de diciembre, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruzles retiró el pasaporte y les impuso la obligación de comparecer semanalmente.

Sobre ambos pesa una orden de busca y captura emitida el 18 de septiembre por la jueza María Servini por delitos de homicidio agravado, privación ilegal de libertad, torturas y sustracción de menores. Las medidas cautelares se adoptaron tras la negativa a ser extraditados de los dos reclamados. Ahora, la Sala de lo Penal de la Audiencia decidirá. Si da luz verde a la extradición, el Consejo de Ministros aún podría vetarla. Si la Sala se niega, el Gobierno no podría ejecutarla en ningún caso.

Ocurra lo que ocurra finalmente, apuntan desde CeAQUA, el recienteviaje de una representación de los represaliados por el franquismo a Buenos Aires para declarar ante la jueza supuso "un alivio, un respiro". Las víctimas, aseguran, se sintieron bien recibidas y escuchadas en Argentina.

En el apartado de los apoyos, la coordinadora lamenta que sólo el grupo parlamentario de la Izquierda Plural los haya recibido, pese a que se pidieron reuniones con todos los grupos. "Lograr un pronunciamiento de las fuerzas parlamentarias sería importante", reconocen estas fuentes, que apuntan directamente al PSOE, partido que hasta el momento "ni se pronuncia, ni responde".

En el otro lado de la balanza colocan, eso sí, el apoyo recibido del Parlamento Vasco. La presidenta de la Delegación de Derechos Humanos de la cámara, así como parlamentarios de PNV, PSE y EH Bildu viajaron a Argentina acompañando a las víctimas. "Son cada vez más instituciones", comentan desde CeAQUA, "especialmente, ayuntamientos en Andalucía y Euskadi".

Mientras el proceso avanza en Argentina, la estrategia de los impulsores de la querella apuesta también por sumar apoyos internacionales que amplíen la repercusión de la causa. En este sentido, ya ha habido contactos entre al abogado de la causa, Carlos Slepoy, y el embajador argentino en España para sondear un posible apoyo institucional. En esas conversaciones, los impulsores de la querella tuvieron "buenas sensaciones", aunque todavía no hay nada cerrado.