dijous, 12 d’octubre de 2017

EL DEPORTE DURANTE LOS AÑOS DE LA II REPÚBLICA, SALUD, MEDALLAS Y ANTIFASCISMO


https://plataformacontralaimpunidad.wordpress.com/2017/10/09/el-deporte-durante-los-anos-de-la-ii-republica-salud-medallas-y-antifascismo/




EL DEPORTE DURANTE LOS AÑOS DE LA II REPÚBLICA, SALUD, MEDALLAS Y ANTIFASCISMO
EL BALONCESTO
AÑOS 30: PRIMERA PARTICIPACIÓN Y PRIMERA MEDALLA
España participó en el primer Campeonato de Europa de Selecciones de Baloncesto. Fue en 1935, en la ciudad suiza de Ginebra. Aquello era un intento por organizar el basket europeo y que este nuevo deporte llegase cada vez a más países. El año siguiente debía estrenarse como deporte olímpico en Berlín, con lo que el deporte de la canasta cobraba una dimensión más seria.
España participó con Rafael Martín, los hermanos Emilio y Pedro Alonso, Juan Carbonell, Armando Maunier, Fernando Muscat, Cayetano Ortega y Rafael Ruano, todos ellos bajo la dirección de Mariano Manent, entrenador del Barcelona. La mayoría de jugadores eran del área de Barcelona y de Madrid.
Eran otros tiempos en el baloncesto, donde las posiciones eran de defensa y atacante y donde no había cambios. Ya hemos visto que solo había 8 seleccionados para todo un torneo. La mayoría había disputado ese mismo año el primer partido de la historia de la selección contra Portugal.
El equipo que competía bajo la bandera tricolor de la República, superó el primer partido 25-17 frente a Bélgica, con 8 puntos de Pedro Alonso, que pasaba por ser el mejor jugador del equipo. Tras ello el equipo pasó a semifinales, donde esperaba Checoslovaquia. 21-17 sería el resultado para el combinado dirigido por Maunier, que se aseguraba una medalla a la espera de lo que sucediese en la final. Allí, los 11 puntos de Jurcins fueron demasiado. Letonia ganaba el oro y España conseguía su primera medalla en un Eurobasket, además en el primero que se jugaba. Lo que nadie imaginaba era lo que tardaría en llegar la segunda.
Los años 60: Vuelta al Eurobasket tras 24 años
Veinticuatro años son muchos. Desde 1935 hubo que esperar a 1959 para volver a ver a España en un Campeonato de Europa. Los avatares de la Guerra Civil, y la dura postguerra, desarticularon el baloncesto que se había gestado en la República.
1935, LA PRIMERA MEDALLA PARA ESPAÑA EN UN EUROBASKET
(Extracto del artículo escrito por Daniel Marzo y copiado de la página web “Solobasket.com La selección española recibió una copa y un diploma acreditativo de su triunfo, en aquella época no se repartieron medallas (foto: Mundo Deportivo)
Tras la creación de la Federación Internacional de Baloncesto en 1932, el baloncesto logra ser un deporte olímpico a partir de Berlín 1936. La inclusión en los juegos olímpicos obliga a una serie de eliminatorias para decidir los equipos que formarán parte de la competición olímpica en cada zona. Es por esto que se crea el campeonato de Europa, que sirve como preparación para la cita de Berlín y que se celebrará en Ginebra, Suiza, en 1935.
Se trata de un campeonato en el que juegan diez equipos. Previamente a la disputa del torneo se realiza una eliminatoria entre España y Portugal en Madrid, partido que ganará el equipo español por 33-12. Quedará como anécdota del encuentro que el árbitro del partido fue Mariano Manent, uno de los entrenadores españoles, cuya actuación fue alabada por unos y otros destacando su ecuanimidad.
El equipo español se dividía entre los jugadores madrileños, Pedro y Emilio Alonso, Rafael Martín, Rafael Ruano y Cayetano Otega; y los catalanes Fernando Muscat, Armando Maunier y Juan Carlos Carbonell. Tanto los hermanos Alonso como Martín y Ruano tenían formación baloncestística en los Estados Unidos. De todos ellos destacó notablemente Martín, del que se decía que era un “prodigioso driblador” y que logró el galardón de mejor jugador del torneo. Todos ellos entrenados por Manent, un sabio de la época.
LA FINAL 
El 5 de Mayo de 1935, en el palacio de congresos de Ginebra se disputaba la final del primer campeonato de Europa de selecciones. España caía derrotada frente a Letonia, un equipo que se aprovechó del conocimiento baloncestístico que le llegaba gracias a los marineros que arribaban al país procedentes de los barcos mercantiles. Aun cayendo derrotados, para España fue un gran logro el alcanzar la medalla de plata pese a la escasa repercusión lograda, pues el evento se vio eclipsado por coincidir con la celebración de la primera vuelta ciclista a España. Pese a ello y a que el equipo español no pudo disputar los Juegos Olímpicos de 1936 por el estallido de la Guerra Civil, la medalla en aquel campeonato de Europa fue recordada durante años como un logro histórico que no fue igualado hasta cuarenta años más tarde.
Esta medalla de plata a penas logró repercusión en la sociedad de la época, de hecho, ni siquiera ocupó un mínimo lugar en la primera plana de los diarios, por aquel entonces se vio eclipsado por el fútbol, el salón del automóvil de Barcelona y la celebración de las últimas etapas de la primera vuelta a España de ciclismo. Años más tarde se le otorgaría su justo valor tras las discretas actuaciones realizadas por la selección española en ediciones posteriores de los campeonatos de Europa en que hasta cuarenta años más tarde no fue capaz de igualar los logros de esta primera selección de la historia del baloncesto español.
EL FÚTBOL EN MADRID EN LOS AÑOS DE LA REPÚBLICA
EL MADRID F.C. LA FRANJA MORADA DEL ESCUDO DEL REAL MADRID C.F.
(Extracto del artículo escrito por Manuel Granado Palma y copiado de la página web “El fútbol y más allá”)
Desde 1931, con la llegada de la II República, hasta 1997, el escudo del Real Madrid CF venía atravesado por una gruesa franja morada diagonal (de izquierda a derecha). Era la franja “republicana” del escudo del Real Madrid CF. Desde la temporada 1997/98, bajo la presidencia de Lorenzo Sanz, el color de dicha franja pasó de ser morado a ser azul.
En su origen, desde su fundación oficial en 1902, el escudo del Real Madrid CF estaba formado por las letras iniciales de su nombre (Madrid Foot-Ball Club / M, F, C) en color azul marino superpuestas unas a otras, algo que era bastante normal en los orígenes del foot-ball. Posteriormente, a partir de 1908, cambia el diseño de las letras, con unas formas más estilizadas y redondeadas, incluidas en un círculo, igualmente en azul marino.
El Rey Alfonso XIII, a solicitud del capitán general en representación del Madrid FC, concedió a dicho club el título de “Real” con fecha del 29 de junio de 1920 por “las facilidades y atenciones que el citado club tuvo con la dicha Junta Central y con los equipos militares que tomaron parte en el Campeonato Militar de España”, según el Archivo General de Palacio, creado por Fernando VII en 1814, que conserva la documentación relativa a la administración de la Real Casa y del Patrimonio de la Corona desde el siglo XVI hasta 1931. Fruto de esta concesión fue la introducción de dicho título en el nombre, pasando de Madrid FC a Real Madrid FC; y respecto al escudo, se introdujo la corona real en su parte superior.
Cambios republicanos en el escudo del Real Madrid CF
Con la llegada de la II República en 1931 se instó a todos los clubs y sociedades deportivas a eliminar cualquier referencia monárquica, tanto en sus nombres como en su simbología. Las consecuencias más evidentes de ello fueron:
– Desaparición del título de “Real” en los nombres de todos aquellos clubs que lo tuviesen. Así, equipos como el Real Madrid FC pasó a ser Madrid FC, el Real Betis Balompié a Betis Balompié, el Real Murcia FC a Murcia FC, el Real Zaragoza FC a Zaragoza FC, etc. Algunos incluso cambiaron el nombre, como la Real Sociedad FC, que pasó a denominarse Donostia FC.
– Desaparición de las “coronas reales” de los escudos de todos aquellos clubs que la tuviesen, que venían a ser, básicamente, los mismos que tenían el título de “Real”. El escudo del Real Madrid CF, ahora Madrid FC, perdía así la corona y quedaba igual que el que tenía con anterioridad a serle concedido el título de “Real” en 1920, aunque con una novedad: una franja morada atravesada diagonalmente de izquierda a derecha. La inclusión de esta franja morada nunca fue argumentada ni justificada, al menos no se conocen fuentes que así lo testifiquen, por lo que da lugar a cualquier interpretación. Entres las interpretaciones más sólidas y fundamentadas, hay dos teorías, que pueden ser independientes o conjuntas: las que dicen que la inclusión de dicha franja morada es una referencia republicana; las que dicen que es una referencia castellana; o las que dicen que ambas.
El Real Madrid CF, un club de tradición republicana
Desde muchos ámbitos se ha reprochado al Real Madrid CF haber sido el club protegido por la dictadura franquista y haberse beneficiado de ello tanto en el plano institucional como deportivo. En este artículo no se va a entrar ni en apoyar ni en rebatir dichas acusaciones, pues no ha lugar. Lo que sí viene a colación de la temática de este artículo es destacar la identificación del Real Madrid CF con un sentimiento de izquierdas durante los años de la II República y durante buena parte del periodo de guerra, llegando a ser un símbolo no sólo en el ámbito nacional, sino también en el internacional. Este marcado carácter progresista deriva desde la propia fundación del Club en 1902, pues se gesta en el corazón de la ILE (Institución Libre de Enseñanza), un proyecto de renovación pedagógica desde el laicismo y que determinó el programa educativo de la II República.
Esta tradición progresista se constató con la llegada de Rafael Sánchez-Guerra a la presidencia del Club el 31 de mayo de 1935. Sánchez-Guerra era un destacado político republicano, concejal del Ayuntamiento de Madrid por la “Conjunción Republicano-Socialista” y miembro activo de la “Agrupación al Servicio de la República”. Incluso parece que fue él quien enarboló la bandera republicana desde el balcón del Ministerio de la Gobernación el 14 de abril de 1931. Su principal objetivo como máximo mandatario madridista era la construcción de un estadio, pero la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y el inicio de la guerra provocaron la paralizaron de todas las competiciones deportivas y, por ende, de su proyecto.
El Madrid FC es incautado por el Frente Popular
Apenas un par de semanas después de la sublevación militar sucedería uno de los hechos más relevantes de la historia institucional del Club: el 4 de agosto de 1936 el Madrid FC es incautado por el recién constituido Frente Popular a petición de sus socios. Se hacía cargo de la presidencia de la Junta Directiva Juan José Vallejo por el Comité de la Federación Deportiva Obrera, manteniéndose Hérnández Coronado como secretario general.
El diario El Liberal lo reflejaba así en su edición del 11 de agosto de 1936: “El Frente Popular regirá los destinos del Madrid FC y anuncia que el club ha acordado la celebración de un partido internacional con la Selección Soviética para recaudar fondos con destinos a la suscripción abierta a favor de las víctimas de las familias caídas en la lucha contra los faciosos”. En otro apartado decía: “El Madrid FC ha abierto una suscripción a favor de las víctimas del fascismo. Este club ha encabezado dicha suscripción con cinco mil pesetas que han entregado directamente al presidente del Consejo de Ministros, Sr. Giral. Todos los empleados y obreros del mismo han contribuido a dicha suscripción con un día de haber, importando en total 286,30 pesetas. Dentro de unos días les imitarán los jugadores, dejando un día de haber en su sueldo”.
Y el diario Informaciones decía al respecto: “Un club democrático como el Madrid, con un plantel de socios netamente republicanos de izquierda, no podía temer nada. La Deportiva Obrera, que tiene un gran concepto de los principios deportivos, encontró justos los razonamientos de algunos socios, y juntos concibieron un plan que ha sido puesto en práctica y aprobado sin excepción alguna, por todos los sectores deportivos de Madrid. Reunidos socios del Madrid y directivos de la Federación Obrera acordaron designar un Comité directivo que sustituya a la actual Junta directiva. El citado Comité, nombrado ya, está integrado por dos directivos pertenecientes a la Federación Deportiva Obrera. Uno de ellos es Juan José Vallejo”.
Durante 1937 Vallejo es relevado en la presidencia por el coronel comunista Antonio Ortega, considerado como uno de los héroes populares en la lucha contra el fascismo.
Durante estos años el Club se limita a jugar partidos amistosos y benéficos. En un partido homenaje a la 21ª Brigada Mixta Republicana aparecen los jugadores madridistas formando puño en alto. Con la victoria de los insurgentes, Ortega es detenido y asesinado en julio de 1939, nombrándose presidente a Adolfo Meléndez.
Sin embargo, y pese a la relevancia histórica de estos años y de estos presidentes, ambos (Vallejo y Ortega) serán totalmente ignorados en la historia oficial del Real Madrid CF. No aparece referencia alguna a ellos ni en el “Libro de Oro” (1952) ni en el del Centenario (2002).
Más llamativo, si cabe, es que  en la Web oficial del Club, en la sección “Presidentes”, haya un vacío temporal entre los años 1936 y 1939, pasando directamente de Sánchez-Guerra a Meléndez, sin referencia alguna a Vallejo y Ortega. Tampoco se hace referencia a ellos en las historias del Club relatadas en fascículos desde medios de tanta relevancia mediática como ABC, Marca o AS.
Real Madrid homenaje a la 21ª Brigada Mixta1 1937
El color morado en la simbología republicana
Con la victoria democrática de la República se establece por Decreto de 27 de abril de 1931 que la bandera de España será “la adoptada como nacional a mediados del siglo XIX. De ella se conservan los dos colores y se le añade un tercero, que la tradición admite por insignia de una región ilustre, nervio de la nacionalidad, con lo que el emblema de la República, así formado, resume más acertadamente la armonía de una gran España”.
Bandera republicana
Y en su dos primeros artículos se especifica ese tercer color añadido: “la bandera tricolor que (…) estará formada por tres bandas horizontales de igual ancho, siendo roja la superior, amarilla la central y morada oscura la inferior”.
Con este cambio en la bandera de España se trataba de evidenciar en la simbología nacional el trascendental giro de la política y vida del país con la llegada de la II República. Era una manera de romper con el régimen monárquico e inicar una nueva época de cambios y progreso, así como para conectar e identificarse con el pueblo que así lo había decidido en las urnas. Pero, ¿por qué el color morado en esa nueva banda?
¿Por qué el color morado republicano?
La decisión del Gobierno republicano de elegir el color morado para la banda inferior de la bandera se puede justificar con un doble argumento:
Representación de la rebeldía del pueblo frente al poder absolutista: Desde los Comuneros (S.XVI) al Partido Federal (S.XIX). Algunas comunidades castellanas, cuyos activistas pasaron a ser conocidos como “Comuneros”, se sublevaron en 1520 al poder del rey Carlos I de España. Los Comuneros, comandado por el capitán general Juan de Padilla, son los primeros en utilizar en su simbología el color morado, especialmente su pendón en la batalla de Villalar, o, al menos, eso se creía. Con posterioridad, también es utilizado por las Milicias Nacionales dirigidas por el General Riego contra el poder del rey Fernando VII, en un intento por “reproclamar” la Constitución de 1812 (abolida por el rey) y que permitió el Trienio Liberal de 1820-1823. En 1833, durante el reinado de Isabel II, se utiliza un estandarte real morado; y en 1843 se unifica por primera vez la bandera nacional de España (la actual), decidiéndose por la escogida para la Armada durante el reinado de Carlos III, pero se permite a todos los regimientos que tuvieran colores morados, utilizarlos en las “corbatas” (cordones de los extremos superiores de las banderas) junto a los rojos y gualdas. Posiblemente este sea el antecedente más directo de la bandera tricolor republicana. Con posterioridad, el Partido Federal, desde 1875 a 1930, recupera los colores rojo, amarillo y morado de las Milicias Nacionales como símbolo de rechazo al sistema, comenzando a asociarse a los ideales republicanos de cambio y progreso. Consecuencia de todo el historial simbólico del color morado, como representativo de la sublevación del pueblo ante la tiranía del poder absoluto, también se utilizó durante el corto espacio de tiempo que duró la I República. Tras la victoria republicana en las Elecciones Municipales del 12 de abril de 1931 y la proclamación de la II República dos días después, los republicanos salen a la calle a celebrarlo portando banderas, escarapelas, insignias y demás simbología con la tricolor.
Representación de Castilla: El origen del color morado representativo de Castilla procede del que usaron los mencionados Comuneros castellanos en sus enseñas. Incluso hay referencias a un hipotético “pendón morado” de Castilla. En el escudo de la Corona de Castilla o actual de Castilla y León, la figura de los leones son de color morado. Y como se dice en el mencionado Decreto de la II República, hay una intención de dar cabida a una “región ilustre, nervio de la nacionalidad”. Esta región es Castilla. Se considera que todas las regiones de España están representadas, de una u otra manera, en la simbología nacional, salvo Castilla. Y como el color representativo de dicha región es el morado, pues decide introducirlo con esa banda inferior de la bandera. Con ello se da cabida a la pluralidad de los pueblos de España.
Con estos argumentos, el simbolismo del color morado encajaba a la perfección en la ideología y sentimiento republicano, pues no sólo se daba cabida a Castilla, sino que se apropiaba ese color como el de la rebelión del pueblo frente al poder absoluto de la monarquía.
La confusión histórica del color morado
Lo paradójico de la situación es que, al parecer, ese color morado no era ni el representativo de los Comuneros, ni como consecuencia de ello, tampoco el de la vieja Castilla, origen de sus posteriores usos. El color representativo, tanto de los Comuneros como de Castilla, era el rojo carmesí. La razón de este error vexilológico puede producirse porque con el paso de los siglos, todos los vestigios y restos de estandartes, pendones, banderas, paños, etc. conservados de la época, fueron perdiendo y deteriorando el color original, de tal manera que ese rojo carmesí pasó a una especie de color violáceo, morado.
Otro motivo de esta confusión también puede estar en un uso del color púrpura, parecido al morado, en varios elementos heráldicos castellanos leoneses.
Parece que el origen de esta confusión se inicia en el ya comentado “Pronunciamiento de Riego” en 1821 y el Trienio Liberal, con la participación activa de la Sociedad de los Caballeros Comuneros, que utilizaban el color morado. Puede que se asociara a esta “Sociedad” con los Comuneros del S. XVI (nada tiene que ver) y se trasladara el color morado de los primeros a los segundos.
Actualmente en la mayoría de la simbología castellana se ha recuperado el color rojo carmesí, aunque aún quedan muchas referencias, como en las banderas provinciales de Burgos o Guadalajara, o en el Real Valladolid.
El escudo del Real Madrid CF con el inicio de la Dictadura
Con todo lo expuesto, lo cierto es que el escudo del Madrid FC se mantuvo sin corona y con la franja morada durante los años de la II República, incluido el periodo bélico (1931-1939). Con el final de la guerra y la victoria del golpe de estado militar e inicio de la dictadura franquista, todos los clubs y sociedades deportivas que habían perdido el título de “Real” y el símbolo de la corona en el escudo, lo recuperaron, a la vez que se prohibía el uso de extranjerismos en los nombres de los clubs y sociedades deportivas, de manera que desaparecían nombres como “Racing” o “Sporting” y los “Fútbol Club” pasaban a ser “Club de Fútbol”. Consecuencia de ello, el Madrid FC vuelve a denominarse Real Madrid CF y vuelve la corona a su escudo. Pero, paradójicamente, se mantiene la franja morada “republicana”.
Hay que entender que, fuese como fuese, nadie dio mayor relevancia a ello, ni se quiso establecer ninguna relación, pues de haber sido así es de suponer que se hubiese retirado. Los símbolos son lo que son por lo que representan, no tanto por su origen, por su historia o por lo que hayan representado. Y en este caso, independientemente de su origen, esa franja morada no era representativa de la República, así que no tenía ningún sentido eliminarla ni crear un debate que no existía. De hecho, nunca ha habido debate al respecto a no ser precisamente por lo que ocurriría muchos años después, cuando la franja morada del escudo del Real Madrid CF no representaba otra cosa que madridismo.
Del morado al azul
Y el escudo del Real Madrid CF se mantuvo tal cual, con su corona real y su franja morada, hasta 1997. Para la temporada 1997/98, bajo la presidencia de Lorenzo Sanz, se comprueba, sorpresivamente, que el escudo del Club ha cambiado la tradicional franja morada por una azul. Sin más. No hay ninguna modificación estatutaria, ni ninguna explicación institucional sobre el cambio, pero lo cierto es que se produce. Al no haber una explicación oficial, el cambio está sujeto a todas las suspicacias e interpretaciones.
Entre estas interpretaciones están las que certifican que se trataba de eliminar cualquier posibilidad de relacionar al Real Madrid CF con cualquier tipo de simbología republicana. Es importante recordar que en los últimos años del pasado siglo se produjo una mayor externalización de los sentimientos republicanos, comenzando a ser bastante frecuente el uso de banderas tricolores, caracterizadas por su franja inferior morada, en diferentes manifestaciones y actos multitudinarios.
Otros argumentos lo justifican en una cuestión comercial, pues estamos en plena efervescencia del marketing y comercialización de productos oficiales y el Club necesitaba registrar todas sus señas de identidad, entre ellas, el escudo. Sin embargo, se dice que al ir a realizar el registro del escudo, se encontraron con la sorpresa de que ya estaba registrado a nombre de un particular, lo cual motivó que se cambiara el color de la franja para que el Club pudiera registrar el escudo oficialmente, aunque para ello tuviese que hacer ese cambio.
El cambio será oficializado tres años después, en 2001, por el entonces presidente Florentino Pérez, que alcanzó la presidencia en junio de 2000, coincidiendo con el patrocinio del club por ADIDAS. Sin embargo, resulta paradójico que este cambio no se vea reflejado en los Estatutos Sociales del Club, donde en su artículo 8 se establece lo siguiente: “El Real Madrid Club de Fútbol usará como color oficial el blanco, ostentando un escudo consistente en un círculo de trazo grueso, cuyo interior se encuentra atravesado en sentido diagonal, de izquierda a derecha, y de arriba abajo, por una franja, apareciendo en su interior las iniciales MCF entrelazadas y, como complemento, en la parte superior del círculo y fuera de él, figura una corona real. La franja diagonal es de color morado y el círculo y las letras MCF en oro”.
1936. ATHLETIC CLUB DE MADRID, FÚTBOL ANTIFASCISTA
(Extracto del artículo Escrito por  Eduardo Andradas, copiado de la página Kaos en la Red. NET)
En Septiembre de 1936 dos socios de Athletic de Madrid y un empleado del Club afiliados al Frente Popular se hacen con la dirección de este equipo de Futbol.
Un penalti fallado por Chacho ante el Sevilla el 19 de Abril de 1936 enviaba al Athletic Club de Madrid a segunda división de futbol. Pero la temporada 1936/37 no se llego a jugar por causa de un golpe de estado fascista el 18 de julio de ese año.  El club fue intervenido por los socios con intención de profundizar en el origen madrileño del mismo,  en el antifascismo y queriendo ser un Club popular y de la clase obrera.
El  7 de Agosto la prensa madrileña  especula que el ultimo entrenador del Athletic  José Samitier, puede aceptar una oferta para entrenar en Sudamérica,  pero en Septiembre se marcha a Francia donde vuelve a jugar en el Club francés OGC Niza. El 20 de Agosto el rojiblanco Buiria juega un amistoso con una selección de Lleida en atención a los hospitales de Sangre de esa ciudad, que reciben milicianos heridos del frente de Huesca.  El viernes 25 de Septiembre   dos socios del Club militantes del Frente Popular junto a un empleado administrativo de la entidad se hacen cargo de la sociedad. A últimos de ese mes, varios jugadores del Athletic juegan contra el Tarancon CF en una selección madrileña entre ellos Valcárcel, Santiago y Pablito, a favor de los hospitales de Sangre de la zona.
El día 13 de Septiembre el Athletic de Madrid juega contra el Valencia CF en un festival a beneficio de los hijos de milicianos muertos y heridos en el frente, organizado por las Juventudes de Izquierda Republicana.  Antes del encuentro un grupo de milicianos convalecientes son saludos por el público presente en las gradas. La entrada de los dos equipos se hace sonando los acordes de la Internacional y tras ella el himno de Riego y el “Crit de rendenció” canto del nacionalismo valenciano.
El domingo 27  Septiembre, Trabajadores del metal, panaderos  o tenderos miembros del Batallón Deportivo, conjuntan un equipo de Futbol en el que integran a  jugadores del Madrid CF (Ex Real Madrid) que se enfrenta al Athletic de Madrid en partido benéfico para las niñas de la antifascista Casa Cuna de Velázquez, hijas de  milicianos acogidas en dicha institución. El capitán del Athleti ese día fue el defensa Valcárcel, el once rojiblanco desfila en el terreno de juego puño en alto. El 4 de Octubre derrotan a la Colonia Deportiva por 5-1 en Madrid en el campo del Parral. El encuentro era en homenaje al Alférez Pedrín, miliciano muerto en defensa de la republica al que el ayuntamiento también había obsequiado con una calle en Madrid.
En otro encuentro solidario el sábado 15 de Octubre, el Athletic juega contra la Deportiva Ferroviaria para  los hospitales de sangre de las Juventudes Socialistas Unificadas. El jugador Manuel Guijarro Navarro,  interior derecho y que había terminado la liga 1935-36 con seis goles, se enrola en una fábrica que produce elementos para el frente de guerra y se declara partidario del Frente Popular. El Athletic de Madrid, se enfrenta en un partido a favor de los hospitales que sirven a las milicias populares  el 11 de Octubre a la Peña Amparo CF , organizado por la Agrupación Profesional de Periodistas, el portero Pacheco recibió el trofeo tras chutar el delantero Marín el gol de la victoria (3-1) . Los dos equipos posaron puño en alto y con gritos de Viva la Republica.
El 22 de Septiembre se anuncia un campeonato suprarregional de la zona Valencia-Murcia, donde en un principio se integra al Athletic de Madrid y al Madrid CF, el 27 se vuelve a confirmar la presencia de estos dos club, que empezaría a disputarse a primeros de Octubre. El día 2 de ese mes, se notifica que esos dos equipos castellanos no podrán participar por seguridad y se suspenden en Madrid capital los encuentros de futbol, por el ya cercano frente de guerra. Y con esa decisión el Athletic Club de Madrid, desaparecía en la práctica y el 4 de Octubre de 1939 quedaría absorbido en su dirección por el Nacional Aviación equipo de la aeronáutica militar franquista. A partir de ese momento  relataba el escritor Eduardo Haro-Teglen durante unos años los madrileños de clase trabajadora tenían  al equipo rojiblanco como el de los pilotos que bombardeaban el Madrid republicano.
El 14 de Octubre de 1936  el Mundo Deportivo anuncia una posible cesión al Madrid CF de los jugadores rojiblancos el guardameta Pacheco y el defensa Valcárcel, para que este equipo pueda jugar un supuesto campeonato catalán.
En cuanto a ex jugadores, el delantero Nieto (José García-Nieto Romero) que jugó en la temporada 1934-35, lucharía con el ejército Popular de la Republica en las batallas de Teruel y del Ebro y terminaría en el campo de concentración de Argelés-sur-mer en Francia retenido en 1939.  José Carlos Castillo, centrocampista y jugador rojiblanco las temporadas 1932-33 y 1933-1934, finalizaría en 1939 preso del franquismo y más tarde exiliado en Colombia. El defensa  Pablito, acabaría vistiendo la camiseta de la Selección de Euskadi que hizo una gira en apoyo a la II Republica a finales de 1937.
Eduardo Andradas. Poeta e investigador Histórico de la Guerra Civil española en la Comarca Norte de Madrid.