diumenge, 21 de gener de 2018

Homenaje de CCOO, IU y PCE a la histórica figura de Marcelino Camacho en el centésimo aniversario de su nacimiento.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/01/21/conmemorar_cien_anos_marcelino_conmemorar_cien_anos_historia_clase_obrera_74349_1012.html


“Conmemorar cien años de Marcelino es conmemorar cien años de la historia de la clase obrera”

  • Representantes de las principales formaciones políticas y sindicalistas, así como personajes de la cultura y los medios han asistido al homenaje que CCOO, IU y PCE han celebrado a la histórica figura de Marcelino Camacho
  • Manuela Carmena ha anunciado que pondrá su nombre a la calle que ahora es la de Muñoz Grandes
  • Los participantes han reiterado su imprescindible labor en la lucha por la consecución de los derechos de los trabajadores en España

Publicada 21/01/2018 a las 15:50Actualizada 21/01/2018 a las 20:06

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante su intervención en el acto con motivo del centenario de Marcelino Camacho, celebrado en la sede de CCOO.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante su intervención en el acto con motivo del centenario de Marcelino Camacho, celebrado en la sede de CCOO. 

En nuestro lucha siempre estará su recuerdo. Ese es el lema que presidía el primero de los actos de homenaje a Marcelino Camacho que CCOO, IU y PCE organizarán a lo largo de 2018, año en el que se celebra el centenario de su nacimiento. Este acto abarrotó el auditorio que lleva su nombre en la sede del sindicato en la calle Lope de Vega, en Madrid.

Metalúrgico, comunista y sindicalista fueron las primeras palabras con las que se definió al primer secretario general de CCOO entre 1976 y 1987, y diputado del PCE —formación a la que se afilió con 17 años— por Madrid entre 1977 y 1981.

Además de miembros de los promotores del acto, no quisieron faltar otras personalidades políticas, sindicalistas, artistas, etc. El anfitrión del acto, Jaime Cedrún, secretario general de CCOO de Madrid, se encargó de agradecer su presencia a Ángel Gabilondo y Toni Ferrer (PSOE), Idoia Villanueva y Ramón Espinar (Podemos), Miguel Gutiérrez (Cs), Montse Muñoz (IzAb), Rafael Espartero y Ana García de la Torre (UGT) y a las delegaciones de la Asociación Unificada de Militares Españoles y del Sindicato Unificado de Policías. El acto tuvo incluso el reconocimiento de la CEOE con la presencia de Jordi García Viñas, que fue levemente abucheado por el público.

También acudieron Jesús Maraña, director editorial de infoLibre, la escritora Almudena Grandes, los poetas Luis García Montero y Benjamín Prado, el ex secretario general de IU, Cayo Lara, el exeuroparlamentario de IU Willy Meyer o el secretario general de Podemos en Madrid, Julio Rodríguez, entre otros.

Cedrún no fue el único en recuperar el celebérrimo "ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar” e insistió en que “conmemorar cien años de Marcelino es conmemorar cien años de la historia de la clase obrera”. Quiso también actualizar el mensaje de Marcelino de “si acabamos con la esclavitud, por qué no vamos a poder acabar con la explotación”, diciendo que la lucha sindical ahora se basa en buscar la igualdad entre hombres y mujeres y la caída del sistema patriarcal.

Los actores Carlos Olaya y Gloria Vega fueron los encargados de conducir el evento. Ellos son también quienes han interpretado a Marcelino y a Josefina Samper, su mujer, en el documental Lo posible y lo necesario, que se entrenará en mayo. Adolfo Dufour Andía dirigió este largo que relata la vida de Camacho desde la Guerra Civil, pasando por los diez años que estuvo encarcelado y los cuatro de trabajos forzosos, su exilio, el nacimiento de CCOO y su lucha contra la dictadura y por la libertad.

En su intervención, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quiso añadir al lema del acto que Marcelino además “siempre será un ejemplo” y que, por serlo, “la ciudad tiene que recordarle, recogerle y esparcir su memoria”. “Conquistó Madrid para el movimiento obrero, conquistó Madrid para la democracia, conquistó Madrid para la libertad”.

Recordó que en una reunión en el colegio de La Paloma se constituyó la Comisión de Enlaces y Vocales Jurados de la Metalurgia Madrileña, de la que Camacho formó parte. La alcaldesa se preguntó si no habría que poner una placa en ese colegio, una propuesta que fue respondida desde el público con gritos de “calle ya para Marcelino Camacho”. “Tiene ya preparada una”, aseguró Carmena momentos después, la que ahora es la calle de Muñoz Grandes.

“No estoy sólo como alcaldesa, sino como admiradora y discípula de sus enseñanzas”, dijo para después mostrar su agradecimiento personal a quienes hicieron posible CCOO. “Fue, sin duda, un hombre honesto, trabajador, honesto, luchador y bueno”.

El coordinador de la dirección política del PCE, Enrique Santiago, aseguró que Marcelino vino al mundo “para luchar por él y dejarnos uno mucho mejor” y que “el eco de tu voz sigue aquí, bien audible”. Marcelino Camacho fue líder “porque fue ejemplo” y porque, junto a sus camaradas, trajo “amnistía, democracia, solidaridad y más justicia social”. Para Santiago, el mejor homenaje es seguir con sus luchas, porque de él se aprende que “sólo unidos seremos fuertes y mereceremos respeto”.

Sira Rego, responsable de Acción Política y Relaciones Políticas de IU, acudió en representación de su formación, ya que Alberto Garzón no pudo asistir. Aseguró que Camacho es una figura que les inspira, no sólo por su trayectoria política y sindical, sino también por “su calidad humana y coherencia”. Señaló que la libertad de la que gozamos “no se la debemos a los Borbones” ni a “los Botines”, sino a “los Marcelinos que entendieron la importancia del movimiento obrero”. Insistió en que es una fuente de inspiración porque, desde IU, creen que es importante trabajar en las instituciones además de en la calle, como hizo él con su labor como diputado.

Paquita Martín, la anciana famosa por su encendida defensa de las pensiones en laSexta Noche —"¿por qué tienen que tener las mujeres la pensión más baja que los hombres?”— dio un consejo a los asistentes: “Sólo quiero recomendaros que mientras estemos aquí y tengamos la cabeza en su sitio, la pelea continua”. Criticó la miseria y la precariedad laboral, que sólo puede solventarse siguiendo el ejemplo de Marcelino: “luchar, luchar, luchar”.

Ángela Serantes, de la Juventud Comunista, también insistió en la figura de Camacho como un referente y retomó su frase de “el derecho a huelga se consigue haciendo huelga; el derecho a reunión se consigue haciendo reunión y el derecho a asociarse se consigue asociándose" para denunciar la ley mordaza, que está limitando esos derechos.

Yenia Camacho, que no pudo ser acompañada de su hermano,Marcel—la gripe es siempre inoportuna, recordó Olaya al darle paso—, mostró su emoción por todas las palabras que le dedicaron durante el acto a su padre. Recordó las últimas palabras de su padre en público: “Hay que seguir luchando por la paz y por la libertad. Pero no os olvidéis de la igualdad”. También recuperó una de las últimas entrevistas que le hicieron en la que fue preguntado por cómo quería que le recordasen, a lo que respondió: “Si algo de mi vida les puede ser útil, adelante”.
 
El secretario general de CCOO, Unai Sordo, destacó cómo la afluencia al acto y las palabras dedicadas demuestran “la sombra histórica que tiene la figura de Marcelino Camacho” y, por extensión, CCOO y la lucha obrera en España. También reivindicó a Josefina como símbolo de las mujeres que durante el último siglo “han hecho tanto por la consecución de libertades, de la igualdad y de la democracia y que tantas veces han sido silenciadas”. “Es imposible entender la historia de las CCOO, del movimiento obrero y del país sin la presencia de Marcelino Camacho”, insistió.

Para Sordo no fue sólo “un resistente”, sino “un hombre que tuvo la clarividencia para atisbar algunos de los cambios que iba a requerir el sindicalismo en España”. Reivindicó el papel del sindicalismo durante la Transición: “Fue capaz de poner en la calle centenares de huelgas, centenares de manifestaciones”.

El acto terminó con la actuación del cantaor Juan Pinilla y Pablo Vega a la guitarra. Mientras interpretaban el himno de Santa Bárbara, patrona de los mineros, todas las personas que tomaron la palabra volvieron al escenario y, por último, entonaron La Internacional junto a todos los asistentes.

Entre los numerosos actos que se celebrarán a lo largo de 2018, destacan el estreno de Lo posible y lo necesario en mayo y la exposición sobre la lucha sindical y la figura imprescindible de Marcelino Camacho que tendrá lugar en otoño. El último gran evento será un nuevo homenaje el 29 de octubre, día del octavo aniversario de su fallecimiento.