diumenge, 1 d’abril de 2018

Apirila 2018 abril: Brigadistas bulgaros.


https://errepublikaplaza.wordpress.com/2018/04/01/apirila-2018-abril-brigadistas-bulgaros/



Del CALENDARIO 2018 de la ASOCIACION DE AMIGOS DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES (AABI) dedicado a la solidaridad internacional
Este año se cumplen los 80 años de la despedida de las Brigadas Internacionales. Una ocasión para recordar a  aquellos miles de voluntarios que  lucharon  defendiendo la libertad y la República .Hace dos años dedicamos el calendario a los colectivos nacionales más numerosos. En el de este año  a otros más pequeños. Fue el 24 de septiembre de 1938 cuando el Gobierno decidió la retirada del frente de los internacionales. Nunca se podrá olvidar la calurosa despedida que les dispensó el pueblo el 28 de octubre de 1938 en Barcelona.

BÚLGAROS
Cerca de 460 búlgaros antifascistas vinieron a España para ayudar a la República. Muchos tenían una buena preparación técnico-militar al haber combatido en la Primera Guerra Mundial así como en el movimiento guerrillero que siguió a la insurrección de septiembre de 1923. Entre los expertos militares que desempeñaron altos cargos en el Ejército republicano destacan: Ferdinand Kozovski (Coronel Petrov) y Karlo Lukánov (Belov), jefe de Estado Mayor de la XII BI, nombrado después jefe de la base de Albacete.
Los voluntarios búlgaros jugaron un papel importante en la Sanidad de las Brigadas Internacionales. Entre sus organizadores figuran Tsvetán Krístanov (Oskar Telge), jefe del Servicio sanitario, Piotr Kolárov (Franek) y Konstantín Míchev (Mínkov). Con su esfuerzo pudieron crearse 17 hospitales de sangre y 40 hospitales móviles atendidos por 240 doctores, 800 practicantes y cerca de 1.500 enfermeras y auxiliares.
En los combates de la defensa de Madrid los búlgaros participaron la XI y la XII BI. Dos compañías búlgaras lucharon en el Jarama con los batallones Dombrowski y Dimitrov; el comandante de este último, Grevenarov, murió heroicamente en combate. Después de la batalla de Guadalajara, los búlgaros del Dombrowski formaron junto con otros voluntarios balcánicos el Batallón Djakovic, cuyo comandante fue el búlgaro Nikola Marínov(Jristov). Los batallones Djakovic y Dimitrov intervinieron en las ofensivas republicanas sobre Brunete y Zaragoza del verano de 1937.
A principios de 1938 se creó la 129 BI, compuesta por los batallones Dimitrov, Djakovic y Masaryk. Esta brigada intentó frenar la ofensiva fascista en las montañas de Teruel y quedó separada del resto de las brigadas y pasando a formar parte del Ejército de Levante. Fue condecorada con la Medalla del Valor.
Tras la retirada de las BI, los voluntarios búlgaros cruzaron la frontera el 8 de febrero de 1939 y fueron internados en campos franceses de prisioneros; la mayor parte logró fugarse y se unió a los movimientos de resistencia en Francia, Bélgica y en la propia Bulgaria.