dimarts, 1 d’abril de 2014

COMUNICADO GRMHV: DÍA EUROPEO EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL ODIO




COMUNICADO GRMHV:

DÍA EUROPEO EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL ODIO

“En el día de hoy”… cuando el franquismo y la España negra conmemoraban su victoria sobre la legalidad democrática que significaba la República derrotada por las armas, hace 75 años comenzaba la pesadilla generalizada.

Aunque otras zonas ya llevaban sufriendo feroces represiones, todo tipo de asesinatos, maltratos y vejaciones contra los demócratas, a partir de esta fecha la infamia se extendió ya por toda España. Desde el 1 de abril de 1939 ya no había más guerra que la que sostenía el “Nuevo Régimen” contra su propio Pueblo al amparo del Bando de Guerra y con un plan perfectamente diseñado para el exterminio físico de la disidencia y el amedrentamiento general de la población. Según la “Instrucciones Reservadas de Mola”, toda familia, cada barrio, cada pueblo, debían conocer a alguien fusilado, encarcelado o perseguido por “andar en Política”; el terror debía ser general como forma de disuasión para quienes sintieran inclinaciones democráticas.

El fruto son aún hoy en día centenares de miles de asesinatos y desapariciones forzadas aún sin resolver, heridas enormes abiertas por el odio desde el Poder, por agentes uniformados en representación del Nuevo Estado que administraba la muerte como remedio para “enderezar” a los vencidos.

El odio se extendió por todos los rincones y aún anida en las conciencias de muchos de los sucesores de aquellos asesinos de camisa azul, caqui o color garbanzo; centenares de miles de personas, familiares de sus víctimas, siguen invisibles hoy en día incluso para cargos teóricamente demócratas que juran la Constitución, pero que siguen impidiendo que estos “muertos en vida” reciban reparación alguna.

Pero justamente en el día de hoy, en Bruselas, a la taurina hora de las cinco de la tarde, se hablará de España y del odio que hermana a los asesinos españoles con otros europeos en una multinacional sangrienta… los demócratas españoles sentimos como nuestras sus víctimas actuales, como las asesinadas en Oslo y Utoya el 22 de Julio de 2011 por un intolerante que no queremos nombrar.

El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica dirigió una Petición al Parlamento Europeo reforzando la iniciativa de otras organizaciones europeas para declarar el 22 de Julio como “Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Odio”, pero desde la perspectiva española como país que a lo largo de cuarenta años lo sufrió desde el Poder, con impunidad y saña, dejando patente la discriminación que siguen sufriendo estas víctimas del terrorismo desde el Estado en comparación con otras que por supuesto también apoyamos y entendemos.

La casualidad ha querido que la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo vaya a tratar nuestra Petición en un día como hoy, olvidado ya por la mayoría de los españoles, cuya significación seguramente no conocen los parlamentarios que han de decidir. Se lo hemos recordado por carta; esperamos que hoy su decisión sea favorable para hermanar también a las víctimas. Existe la multinacional del odio, pero todas sus víctimas no han recibido un trato justo e igualitario; incluso algunas, como las españolas, siguen siendo discriminadas e invisibles aun cuando la actitud de aquellas “democracias” europeas fue fundamental para que Franco pudiera perpetrar las injusticias que las convirtieron en víctimas vivas.

Entendemos que nuestra petición es justa; se trata de que Europa empiece a asumir que las víctimas españolas son también sus víctimas y que han de ser tenidas también en cuenta. Ojalá y proclamando el 22 de julio como el Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Odio comience de verdad ese hermanamiento internacional de quienes sufrieron y sufren el mismo dolor que inflingieron e inflingen asesinos que independientemente de su color, esos sí que son todos del mismo bando: el bando del odio.

Matías Alonso Blasco
Coordinador
Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica

(Fundació Societat i Progrés)