dimarts, 5 d’agost de 2014

Madrugada del sábado 5 de agosto de 1939. Las Trece Rosas y sus 43 compañeros de saca.








María Torres / 5 agosto 2014

Madrugada del sábado 5 de agosto de 1939.


14 mujeres y cuarenta tres hombres esperan. La mayoría apenas sobrepasa los veinte años. No pueden dormir desde la mañana del 3 de agosto en la que regresaron del Consejo de Guerra Permanente número nueve en el Tribunal de las Salesas y fueron declarados culpables de un delito de adhesión a la rebelión: "Fallamos que debemos condenar y condenamos a cada uno de los acusados (…) a la pena de muerte.”

57 condenas a muerte.

Culpables. Cupables de reorganizar las JSU y el PCE con el objetivo de cometer actos delictivos contra “el orden social y jurídico de la nueva España".

Aún no lo saben, pero van a engrosar la lista de ejecutados por el régimen franquista en el paredón de la muerte del  cementerio de La Almudena de Madrid. Más de tres mil asesinados entre los años 1939 y 1945.

57 condenas a muerte.

Podían haber sido 48, pero a Julia Vellisca no le tocó "La pepa".


Leer más:


--
Publicado por María Torres para Búscame en el ciclo de la vida el 8/05/2014 01:37:00 a. m.