dissabte, 13 d’agost de 2016

Villafranco del Guadiana tendrá que borrar a Franco de su nombre.


http://www.abc.es/espana/extremadura/abci-villafranco-guadiana-tendra-borrar-franco-nombre-201608130046_noticia.html

El Ayuntamiento de Badajoz ha iniciado los trámites para cambiar la denominación de esta pedanía tras una demanda que le acusa de incumplir la Ley de Memoria Histórica

M.A.Madrid
En Villafranco del Guadiana no se habla de otra cosa: «¿Y ahora cómo nos vamos a llamar?» El inicio de los trámites por parte del Ayuntamiento de Badajoz para cambiar la denominación de esta pedanía ha cogido por sorpresa a los vecinos, que exigen poder opinar sobre su denominación.
«Yo soy contrario a que se cambie el nombre al pueblo y los vecinos también», decía su alcalde pedáneo, Juan Sánchez (PP), al enterarse de la noticia por el diario Hoy del cambio de nombre a esta localidad nacida con elPlan Nacional de Colonización durante la dictadura y que ahora cuenta con unos 1.500 habitantes.
Para Sánchez, los vecinos de Villafranco «están muy tranquilitos» con el nombre y el trámite puede causar «enfrentamientos y malos rollos» en el pueblo. Además, tendría repercusiones en el bolsillo de los vecinos, ya que «habría que cambiar escrituras de viviendas, de parcelas y de coches con dinero de los ciudadanos».
«Es un completo error», decían algunos vecinos contrarios al cambio en declaraciones a Europa Press Televisión mientras uno añadía: «Aquí no hay que cambiar nada, aquí hay que preocuparse por la gente». Para la mayoría de la población, el nombre no recuerda ya la figura del dictador, solo la denominación de la localidad.
Otro residente del municipio subrayaba que son los vecinos quienes tienen que tener «la última opinión» sobre si se debe cambiar el nombre a su localidad y que se deben «solucionar otras cosas», porque el cambio de nombre «no soluciona problemas tan importantes como el paro».
«Mi familia somos los Franco de Villafranco. Ahora qué, ¿también me tengo que quitar el apellido?», se preguntaba Joaquín Franco Guzmán. Según relata en Hoy, era un niño de 7 años cuando llegó junto a sus padres y sus ocho hermanos a Villafranco del Guadiana. Para instalarse en las tierras del plan de parcelación agraria había que haber servido en la guerra con los nacionales, no tener antecedentes penales, tener como mínimo tres hijos y estar apuntado al Sindicato Vertical.
Otros vecinos sostienen, por el contrario, que la Ley de Memoria Histórica «debe cumplirse». «No tienen que quedar vestigios de la época franquista porque se pasó muy mal», afirma otro habitante del municipio extremeño.
La resolución del alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso (PP), llega en medio del procedimiento judicial iniciado por el abogado Eduardo Ranz, quedenunció por «incitación al odio a ocho alcaldes de pueblos españoles con denominación franquista, al considerar que incumplen la Ley de Memoria Histórica. La demanda fue acogida de forma desigual en los pueblos afectados. El pueblo salmantino de Águeda se quitó el apellido de «Caudillo», mientras que San Leonardo de Yagüe, por ejemplo, votó a favor de mantener la denominación al general franquista «Yagüe» de su municipio y dejó en manos de la justicia que se quite o no el «apellido».
Guadiana del Caudillo ya votó seguir siendo «del Caudillo» en una consulta popular en 2012. «Porque esto se llame Guadiana del Caudillo parece que estamos todos con la mano en alto cantando el Cara el Sol todo el día, y nada más lejos de la realidad, esto es un pueblo como otro cualquiera», manifestaba su alcalde Antonio Pozo que decidió mantener el nombre tras la votación.
A los vecinos de Villafranco del Guadiana se les consultará sobre su nuevo nombre. La mayoría descarta convertirse en Villafranca y se decantan porVilla del Guadiana, borrando la referencia a Franco de la denominación.