dijous, 23 de febrer de 2017

Matías Alonso: “¿Sabe Cebrián dónde está enterrado su padre o su abuelo? 150.000 familias no”

http://www.elplural.com/sociedad/2017/02/20/sabe-cebrian-donde-esta-enterrado-su-padre-o-su-abuelo-450000-familias-no




MEMORIA HISTÓRICA


Hablamos con el memorialista Matías Alonso sobre la entrevista de Cebrián a ‘El Mundo’, donde critica la ley de Memoria Histórica

2K
Lun, 20 Feb 2017 
Se podría decir que el presidente del Grupo PRISA, Juan Luis Cebriánestá dispuesto a casi todo para seguir promocionando su libro Primera página, vida de un periodista 1944-1988Después de criticar y purgar a todos los colaboradores de PRISA que trabajaran también en LaSexta, pagó peaje y concedió una polémica entrevista a Jordi Évole en Salvados.
Ahora, ha pasado por El Mundo para dejar perlas y confesiones que pasan por reconocer su pasado franquista o por arremeter contra el expresidente Zapatero y su Ley de Menoría Histórica.
Y es que, Cabrían no ha dudado en regalar afirmaciones como que “el franquismo fue a la sociedad española como el narcotráfico a las sociedades latinoamericanas: lo impregnó todo” o “yo vengo de una familia franquista, no tan franquista como la de Aznar, por cierto”. Unas palabras que han despertado la polémica y las críticas de las asociaciones memorialistas que consideran que una figura pública como Cebrián, en vez de usar su posición para ayudar, esta fomentando el enfrentamiento negando la memoria histórica.
“Es muy triste que personas que se supone que tienen que ayudar a la normalización sean realmente un factor de enfrentamiento”, ha lamentado en declaraciones a ELPLURAL.COM Matías Alonso, el coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica de la Comunidad Valencia.
“En el país que lidera el número de desapariciones forzosas es muy trágico que quienes deberían estar ayudando a resolverlo pongan obstáculos”, ha dicho teniendo en cuenta que Cebrián ha asegurado que la Ley de Memoria Histórica “no era necesaria”. 
“No quieren que se sepa lo que hicieron sus padres”
Matías Alonso lo tiene claro, el problema es que “personas que se dicen progresistas o de izquierdas, en el fondo tiene otras esencias claras. No quieren que se sepa lo que hicieron sus padres, sus abuelos o los amigos de estos” y por eso no ven necesaria la Ley de Memoria Histórica.
“Me gustaría preguntarle si él sabe dónde está enterrado su padre o su abuelo. Si lo sabe, tiene suerte porque 150.000 familias no saben dónde están sus seres queridos”, ha recordado para mandarle un mensaje directo al periodista: él tiene derecho a hacer lo que quiera con la memoria y la dignidad de los suyos, pero no tiene derecho a imponer a los demás nada. “Hay gente que ha visto morir a sus familiares y saber dónde están es su asignatura pendiente”. Por todo ello, no es que la Ley de Memoria Histórica sea necesaria, sino que habría que trabajar por mejorarla.
Franco, del salón a la mesilla de noche
Según ha explicado a este diario este trabajador por la recuperación de la memoria de España y su historia, si Cebrián no valora lo que puede aportar esta Ley es porque “no siente el dolor de los demás. Su familia no ha vivido las escenas que han vivido otros, como no poder disfrutar de sus padres o sus abuelos”.
Y todo porque “la derecha española nunca ha tenido que desvincularse del franquismo, sólo se ha dedicado a ponerse al día. Ha pasado de quitar a Franco del salón para ponerlo en la mesita de noche”.
Porque mientras que “es normal que el hijo de un fusilado o un represaliado sufra al tener que pasar por una calle franquista o un espacio con un escudo franquista” no puede ser normal que, a día de hoy, una  parte de la sociedad no vea esto como una ofensa o un problema social. “Nos encontramos con gente que presume de demócrata, pero cuando empiezas a hablar de sus abuelos se incomodan”.
La ley no busca enfrentamientos
En la entrevista con el diario El Mundo Cebrián no ha dudado en asegurar que cualquier alcalde puede desenterrar los cuerpos de las cunetas y darles santa sepultura y que, en realidad, “el lío vino porque Zapatero proclamó que su abuelo había sido asesinado en la Guerra Civil y era víctima del terrorismo”.
Matías Alonso cree que este tipo de afirmaciones son los pretextos que ciertas personas de la derecha usan para intentar desprestigiar la Ley olvidándose de que las exhumaciones y la entrega de restos a los familiares son “un instrumento importantísimo” para la sociedad.
“La ley ha ayudado a cerrar heridas a personas que no tenían esperanza. Es una norma positiva que no genera rencores, sino que ayuda a cerrar capítulos de la vida en los que se ha sufrido”. 
 
Natalia Castro es redactora de El Plural