dissabte, 27 de maig de 2017

El alcalde de Sevilla pedirá la exhumación de los restos de Queipo


http://www.elplural.com/andalucia/2017/05/25/el-alcalde-de-sevilla-pedira-la-exhumacion-de-los-restos-de-queipo



Las tumbas del general golpista Queipo de Llano y su esposa, en la basílica de la Macarena.
MEMORIA HISTÓRICA


Un año después de aprobarse la moción promovida por IU, Espadas enviará una carta al Arzobispado y a la hermandad de la Macarena instándolas a cumplir la ley


El alcalde socialista de Sevilla, Juan Espadas, está dispuesto a hacer cumplir la legislación sobre memoria histórica en todo lo relativo a los restos del general golpista –y criminal de guerra, según los historiadores– Gonzalo Queipo de Llano, cuyos restos reposan en un lugar preeminente de la basílica de la Macarena, a cuya hermandad perteneció el feroz militar africanista.
En el Pleno municipal de esta semana, la concejal de Participación Ciudadana, Adela Castaño, aseguraba a preguntas de Izquierda Unida que el alcalde enviará una carta al arzobispo de Sevilla y a la hermandad de la Macarena para “hacerles llegar los preceptos y principios recogidos en las diferentes leyes de memoria histórica y democrática, tanto estatal como autonómica, y las obligaciones que derivan de estas leyes para las entidades privadas”.
La ley es clara
La Ley de Memoria Democrática de Andalucía es bastante precisa al respecto: “Cuando los elementos contrarios a la memoria democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos".
La concejal Castaño no entró en más detalles, pero sí dejó clara la voluntad del equipo de gobierno, en manos socialistas con el apoyo de Izquierda Unida y Participa Sevilla, de hacer de Sevilla “una ciudad libre de simbología franquista”. ¿Y si la hermandad y el Arzobispado no se avienen a razones legales? En ese caso, “se seguirá trabajando en el tema”.
Cuidado con los cofrades
En el espinoso asunto de Queipo de Llano, donde a la inercia de un cierto franquismo sociológico se suman los resabios del poderoso ‘lobby’ cofrade sevillano, la iniciativa viene llevándola desde hace tiempo Izquierda Unida, que ya el año pasado promovió una moción, que puso en apuros al PP, condenando el golpe del 18 de julio y exigiendo que los restos de Queipo fueran trasladados de la basílica pues su ubicación actual era “un ofensa para los familiares de las víctimas del franquismo”.
La moción fue aprobada por unanimidad en todos los puntos, salvo el relativo a sacar de la basílica de la Macarena los restos de Queipo de Llano, en el cual el PP votó en contra y Ciudadanos se abstuvo.
Cautela socialista
Los socialistas, por su parte, siempre temerosos de enfurecer a las cofradías de la ciudad, de gran arraigo popular, han venido poniéndose más bien de perfil en esta cuestión. Solo la presión desde su izquierda parece haber logrado que se mostraran algo más proactivos en exigir el cumplimiento de las leyes de memoria por ellos mismos aprobadas.
En el Pleno de este martes, IU-CA advertía de que, desde la aprobación de la moción en julio pasado, no le constaba que el gobierno local hubiera dado “ningún paso para lograr que los restos de este criminal salgan de la iglesia donde se encuentran para vergüenza y oprobio de nuestra ciudad".
Resistencia numantina
La resistencia de la Iglesia y de la hermandad a exhumar los restos de Queipo es bien conocida. En noviembre pasado, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 10 de Sevilla comunicaba la inadmisión a trámite de una demanda contra el Arzobispado al considerar que el asunto no es competencia de un juzgado de lo Contencioso Administrativo, dado que el recinto es propiedad de la Iglesia y no del Estado.
“Las actuaciones del Arzobispado de Sevilla, o de cualquier otro Arzobispado de España, –argumentaba el juez– no están sometidas a esta jurisdicción pues no son Administraciones Públicas".
La demanda la había interpuesto en abril de 2015 el abogado especializado en Derechos Humanos Eduardo Ranz, para que el juzgado obligase al Arzobispado de Sevilla a la "retirada inmediata de escudos, insignias, placas, derechos y honores, u otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y represión de la dictadura".