diumenge, 28 de maig de 2017

Valle de los Caídos, ruina económica de un monumento que se cae a pedazos

http://www.elplural.com/politica/2017/05/27/valle-de-los-caidos-ruina-economica-de-un-monumento-que-se-cae-pedazos



Fotografía de archivo del Valle de los Caídos. EFE/Archivo
Fotografía de archivo del Valle de los Caídos.
 | 
Fuente
EFE/Archivo.


Su falta de ingresos se suple con 750.000 euros públicos al año: Necesita 12 millones para restaurarlo y parar su deterioro progresivo


Los presentadores de 'El Intermedio' Wyoming y Dani Mateo se han visto obligados a comparecer esta semana ante la justicia denunciados, por un delito contra los sentimientos religiosos, por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos tras realizar un chiste en su programa.

Si nos adentramos en el conocimiento del coste que para el bolsillo de los españoles tiene el mantenimiento de este mausoleo del dictador Franco, así como conociéramos la situación a nivel de construcción y estado de materiales y esculturas, veríamos que el calificativo que usaron para definirlo no estaba muy alejado de la realidad.
Una ruina económica: 750.000 euros al año de todos los españolesUna construcción sectaria y guerracivilista que recuerda a un solo bando de la contienda fratricida, es además sufragada por todos, incluidos hijos y nietos de los presos que fueron obligados a construirlo condenados a penosos y duros trabajos forzados. Y es que los Presupuestos Generales del Estado contemplan su mantenimiento con un coste de media anual de 750.000 euros. 
Por mucho que los miembros de la asociación para la Defensa del Valle de los Caídos saquen pecho defendiendo el interés turístico del enclave y de los miles de visitantes que recibe, lo cierto es que un negocio ruinoso y arrastra, año tras año, un déficit que el Estado, o sea todos los españoles, tenemos que pagar de nuestro bolsillo. La explotación del Valle de los Caídos tiene unos costes infinitamente superior a lo que ingresa y es Patrimonio del Estado quien puntualmente lo financia. Además de ello se aporta una subvención pública de 400 euros destinada a la abadía benedictina allí ubicada.
Pocos ingresos
Patrimonio Nacional ingresó por la venta de entradas 1,2 millones de euros en 2014; 1,3 millones en 2015 y 1,3 millones en 2016.  Sobre el canon de explotación de la cafetería ingresó 42.174 euros en 2014; 36.814 en 2015 y 36.175 euros en 2016. Y por el arrendamiento de inmuebles fueron 57.242 euros en 2014; 53.370 euros en 2015 y 30.937 en 2016.
En cuanto a los gastos, en 2014 superaron los 2 millones de euros; 2,5 millones en 2015 y 1,8 millones en 2016. Por lo tanto, el déficit del Valle de los Caídos en 2014 fue de 738.822 euros; 1.114.447 euros en 2015 y 1.345.042 euros en 2016. En total, el déficit es de 2.304.458 euros de 2014 a 2016, una media de 750.000 euros. Estos datos, actualizados, han sido aportados por un estudio realizado por la Cadena SER recientemente.
Ruina también de construcción: 14 millones necesitan cruz y esculturasPero no solo es ruina económica la que caracteriza al Valle de los Caídos. El estado de su emblema, la inmensa cruz de 150 metros, fuerte y progresivamente deteriorado por los años, necesitaría 14 millones de euros para su restauración total. También el grupo de nueve esculturas de gran tamaño que se halla en su base se encuentra en muy mal estado.
Para hacernos una idea de lo que significaría económicamente la restauración de las esculturas solo un dato: la rehabilitación en 2012 de la escultura de la Piedad, en la parte superior de la entrada a la basílica, tuvo un coste para erario público de casi 300.000 euros.
Esculturas huecas con materiales inadecuados
El grupo escultórico va a seguir sufriendo el deterioro diario de las bajas temperaturas y el deshielo de la sierra de Guadarrama (-15ºC en invierno y extremamente continentales en verano). Se agudizarán las fisuras que actualmente tienen, continuarán los desprendimientos en la base de la cruz. Su erosión no parará y el Gobierno de turno tendrá que tomar una decisión muy costosa en lo económico pero también en lo político. A ello contribuye el descubrimiento de que las piezas no son macizas sino que están compuestas de placas de caliza aragonesa de Calatorao que se cohesionan mediante morteros. Fue calificado por técnicos especialistas como “como materiales incompatibles y totalmente inadecuados para su preservación”.
Esta situación puede provocar riesgos para los visitantes. De hecho el primer Gobierno de Rodríguez Zapatero casi cerró el monumento. Cabe recordar el incidente que protagonizó la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega por la destitución en 2010 del presidente de Patrimonio Nacional por su oposición a adoptar medidas restrictivas para su libre visita. Lo cierto es que el Valle de los Caídos pierde visitantes  que perdió visitantes.  
Una restauración carísima y muy complicada
El diagnóstico final no puede ser más pesimista: Una ruina económica y otra ruina de estado de sus materiales y piezas. La humedad ha ido perforando la piedra día a día poco hasta llegar a dañar el acero que sirve de elemento de sujeción. Por ello la base de la cruz se cerró  al público. Según Patrimonio del Estado, su rehabilitación y restauración correctas sería costosísima al necesitar un andamiaje completo, utilización de maquinaria muy sofisticada, retirada de los bloques afectados, reforzamiento de la estructura interna y sellar las juntas con técnicas y métodos muy gravosos. Llegado ese momento que el tiempo no perdonará, la pregunta será la siguiente ¿Es ético “invertir” dinero público en el mausoleo de un dictador? La salida de ahí de los restos de Franco y José Antonio y su conversión en un espacio para recordar lo que no debe de repetirse y los valores democráticos, solo eso, podría justificar su salvación mediante las inversiones necesarias.