dimecres, 8 de maig de 2019

La Junta de Andalucía retira la subvención a la web todoslosnombres.org que mantiene una base de datos con casi 100.000 víctimas del franquismo.

https://www.publico.es/politica/memoria-historica-junta-andalucia-retira-subvencion-web-mantiene-base-datos-100000-victimas-franquismo.html



Todoslosnombres.org, la web de referencia contra el olvido de la represión franquista en Andalucía, recibía una ayuda de 10.000 euros anuales desde 2016. Sus responsables advierten de que el proyecto corre ahora el riesgo de desaparecer.

Una fosa común en Álava | EFE
La Junta de Andalucía gobernada por PP y Ciudadanos ha eliminado una subvención de 10.000 euros a una web de memoria histórica que mantiene una base de datos con los nombres y apellidos de 97.615 represaliados por el franquismo en Andalucía, Extremadura y el norte de África y que además sirve de punto de encuentro entre familiares de represaliados e investigadores, informa Infolibre
La web Todos los nombres recibía desde 2016 una ayuda anual de 10.000 euros de la Junta presidida por Susana Díaz por considerar que el proyecto de Todos los nombres "es probablemente la herramienta más efectiva a la hora de buscar información sobre desaparecidos de la guerra civil y del franquismo en Andalucía". Ahora la Consejería de Cultura, en manos del PP, retira la subvención y justifica la decisión en que esa ayuda es "un trato de favor" por, asegura, eludir la concurrencia competitiva. Las competencias de memoria histórica que antes, con la última administración socialista, estaban en una dirección general que dependía de la Consejería de Presidencia han recaído en la Consejería de Cultura.
Los responsables de la web ya han avisado que la retirada de la subvención pone en peligro la viabilidad de este proyecto de memoria histórica. La web nació hace doce años, en el año 2006, con el objetivo de crear una base de datos con toda la información disponible, organizada según la tipología represiva, con la idea de "generar un proceso social de memoria frente a olvido, en particular el que afecta a las personas que, como consecuencia de la represión, deben ser objeto de reparación ética y reconocimiento público". 
Con este anuncio empieza a concretarse lo que muchos temían: que la memoria histórica iba a ser la primera víctima del nuevo Gobierno andaluz. Los responsables de la web ya anunciaron hace un mes que desde la llegada del nuevo Ejecutivo andaluz viven en "una situación de inestabilidad que puede comprometer la supervivencia de la web". En ese sentido, Vox no ha engañado a nadie: el pasado 3 de abril ya advirtió con claridad de que no apoyarán unos presupuestos para este año que contemplen recursos para financiar las leyes de memoria histórica y para lucha contra la violencia de género, porque ambas normas fomentan la "desigualdad". Y dicho  y hecho: de momento ya sde ha eliminado una subvención-


El Gobierno andaluz suprime el presupuesto para una base de datos de casi 100.000 víctimas del franquismo

  • La Consejería de Cultura (PP) elimina la subvención directa de 10.000 euros a la web Todos los Nombres por considerar que supone un trato de favor al eludir la concurrencia competitiva
  • El anterior Gobierno socialista estableció una ayuda especial para la web, que pone en contacto a familiares de represaliados e investigadores
  • Los responsables del proyecto, con información de 97.615 personas, alertan del riesgo para su "superviviencia"

Publicada el 08/05/2019 a las 06:00Actualizada el 07/05/2019 a las 19:08
FacebookWhatsappTelegram
Mas Redes
ImprimirComentarios
Imagen de la web Todos los Nombres.
Imagen de la web Todos los Nombres. 
TLN
Todos los Nombresla red social de la memoria en el sur de España, con información sobre 97.615 represaliados por el franquismo en Andalucía, Extremadura y el norte de África, sale del presupuesto de la Junta de Andalucía, donde tenía asignada una subvención directa desde 2016. La Consejería de Cultura (PP), con competencias en memoria histórica, se opone a que el proyecto siga recibiendo una ayuda de 10.000 euros al año "al margen de la convocatoria de ayudas", al considerar que supone un trato de favor. "Exigir un tratamiento exclusivo para este proyecto es un agravio comparativo" con respecto al resto de proyectos que optan a subvenciones, afirma el departamento dirigido por la consejera Patricia del Pozo (PP). Cultura subraya que Todos los Nombres podrá seguir presentándose a las convocatorias de ayudas. Los responsables del proyecto, al que el anterior Gobierno (PSOE) había dado un estatus especial, señalan que la actual situación de "inestabilidad" puede "comprometer la supervivencia de la web".

La base de datos, que cuenta con 821 microbiografías y 1.427 documentos, nació en 2006 para poner en contacto a familiares de víctimas e investigadores a través de una red de colaboradores altruistas. Poco a poco, con el impulso del sindicato CGT y la asociación Nuestra Memoria, se fue convirtiendo en un contenedor informativo de referencia, consolidándose como la mayor iniciativa de recogida y difusión de datos de represaliados puesta en práctica en España por el movimiento memorialista. De su consejo asesor formó parte hasta su fallecimiento Josep Fontana. Siguen siendo parte del mismo Reyes Mate, Paul Preston, Hilari Raguer y Nicolás Sánchez Albornoz.

Un estatus especial

La Junta de Andalucía, estando gobernada por el PSOE, le otorgó un estatus especial en el presupuesto de 2016, con la introducción de una subvención nominativa de 10.000 euros que garantizase su estabilidad. "El proyecto Todos los Nombres es probablemente la herramienta más efectiva a la hora de buscar información sobre desaparecidos de la guerra civil y del franquismo en Andalucía, no sólo por el volumen de información que contiene sino por la rapidez con la que se contestan las consultas, la facilidad de acceso, el manejo de los datos y por la cantidad de contactos que proporciona", señalaba la justificación. Y añadía: "La relevancia de este proyecto radica en la importancia que tiene para las víctimas de la represión y sus familiares ya que en muchos casos es el único medio con el que cuentan para realizar determinadas consultas en relación a la búsqueda de desaparecidos. Además de la gran cantidad de información relacionada con la memoria histórica que gestiona, hay que destacar su calidad científica plasmada en los criterios de control y de análisis de una información que tras varios filtros se hace pública para familiares de víctimas, investigadores, administraciones públicas y entidades memorialistas".

La Junta consideraba a Todos los Nombres "una referencia para investigadores e historiadores en un ámbito internacional, ya que muchas investigaciones que no han encontrado vías de publicación han podido exponer y publicar sus trabajos en esta web". Destacaba que el proyecto había permitido la "promoción y el conocimiento de trabajos de ámbito local", que sin la web no hubieran visto la luz. Y concluía: "Desde la creación del proyecto Todos los Nombres, la Junta ha establecido diferentes formas de colaboración con el mismo a través bien de convenios de colaboración o bien a través de subvenciones regladas. Pasados ya casi diez años del establecimiento de esa primera colaboración creemos que es importante participar de manera más efectiva y permanente en este proyecto a través de una subvención nominativa".

10.000 euros al año

Dicha subvención, otorgada al Grupo de Recuperación de la Memoria Histórica de CGT-Andalucía, fue incluida en los presupuestos de 20162017 y 2018, con la cantidad de 10.000 euros al año. La previsión del presupuesto de 2019 que empezó el anterior Gobierno y no llegó a aprobarse recogía una partida de 15.000 euros.

Pero se cruzaron las elecciones del 2 de diciembre, con mayoría de la derecha. El PSOE fue apeado del poder tras 37 años para conformar un nuevo Ejecutivo de PP y Ciudadanos, con el apoyo parlamentario de Vox.

Las políticas de memoria han estado en el punto de mira de Vox, decisivo en la legislatura. El PP se ha comprometido con el partido de Santiago Abascal a intentar la sustitución de la Ley de Memoria Democrática por una "Ley de Concordia".El Gobierno andaluz ya ha suprimido la figura del director general de Memoria Democrática; en su lugar hay un "Comisionado de Concordia", que todavía no tiene responsable.

Al mismo tiempo Vox asegura que no apoyará el presupuesto si hay fondos para memoria histórica. Es cierto que no sería la primera advertencia de Vox que queda en agua de borrjadas, pero demuestra cómo el partido ultraderechista tiene el tema entre ceja y ceja.

Recogida de fondos privados

Todos los Nombres ha expresado reiteradamente su inquietud por el futuro del proyecto. En ejercicios anteriores recibió el primer tramo de la financiación (75%) en febrero, sujeto a su justificación antes de recibir el segundo (25%). Este año, con el presupuesto de 2018 prorrogado, no ha recibido nada. Tampoco ha sido ninguna sorpresa. Un comunicado en la web de Todos los Nombres, en el que ya pedía ayuda privada, describía la situación: "Todos los Nombres ha vivido a lo largo de sus más de doce años de existencia numerosas vicisitudes económicas. Ha recibido financiación de diferentes instituciones –Junta, Gobierno de España, universidades⎯ y entidades privadas, como alguna caja de ahorros. En la práctica totalidad de estos años, la financiación ha sido completamente insuficiente, no ya para cumplir sus objetivos, sino para llevar una vida estable. Carencias económicas que han sido suplidas por el trabajo voluntario de su equipo, las aportaciones individuales de sus visitantes, una campaña de crowdfunding y la ayuda solidaria de cooperativas [...]. Hace dos años, en la búsqueda de una mínima estabilidad, conseguimos que la Junta presentara [...] una partida dentro de los presupuestos [...]. Han sido dos ejercicios con 10.000 euros que, para este año 2019, iban a verse aumentados hasta 15.000. Lejos de un presupuesto normal, pero que permitía la continuidad de la página con los otros recursos ya apuntados: trabajo voluntario, aportaciones individuales, ayudas solidarias".

A 22 de abril Todos los Nombres había recabado 5.295 euros gracias a este llamamiento. ¿Suficiente? No, responde Cecilio Gordillo, coordinador general en representación de CGT. "La inmensa mayoría de la dedicación es altruista", incide Gordillo. El proyecto cuenta con el trabajo estable de dos informáticos y dos historiadores, uno de ellos, José Luis Gutiérrez Molina, director científico-técnico. Todos ellos obtienen una remuneración anual con cargo a esos 10.000 euros, de los que tiene que sobrar lo suficiente para el servidor, fotocopias, copias de libros... Obviamente, no hay suficiente. El proyecto se tiene en pie gracias a que hay toda una red de colaboradores desinteresados y asociaciones memorialistas que apoyan el proyecto cediendo información y facilitando contactos. Entre los historiadores citados por Todos los Nombres como colaboradores están Julián Casanova, Mirta Núñez, Alberto Reig Tapia y Ricard Vinyes. Las entidades de apoyo son Amical de Mauthausen, Asociación Guerra y Exilio, la Sociedad de Ciencias Aranzadi y diversos colectivos memorialistas de ámbito local y provincial, además de las diputaciones de Sevilla y Cádiz.

"Esto es un trabajo que nosotros hacemos para dar respuesta a las familias. Ponemos las investigaciones que hay y que van saliendo al servicio de las familias. Y lo hacemos, esto es muy importante, porque la Administración no lo hace. Estamos continuamente recibiendo información, subiéndola [a la web], atendiendo peticiones, recibiendo y contestando correos... Todo esto debería haberlo hecho el Estado, debería ser cosa del Estado a nivel de toda España. ¿Que no apoyan [desde la Administración] el proyecto? ¡Por nosotros perfecto! Pero que hagan ellos la base, porque se tiene que hacer", añade Cecilio Gordillo, que recuerda que la subvención nominativa surgió, a iniciativa de la propia Junta, para dar algo de estabilidad a un proyecto "que nunca para" y que se adapta mal al formato de subvención anual en concurrencia competitiva. "El proyecto no tiene un principio y un fin. Es un proyecto sin tiempo de ejecución. No acaba. Es continuo", señala Gordillo, que ha solicitado una reunión con la consejera de Cultura, hasta ahora sin éxito.

Las razones de la consejería

La Consejería de Cultura es contraria al modo en que se financia este proyecto con fondos públicos. Así lo señaló la consejera Patricia del Poz el 30 de abril en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico en respuesta a una pregunta del parlamentario socialista Francisco Javier Fernández [ver aquí la pregunta y la respuesta a las 17.18 horas]. "Es el único proyecto que tiene una subvención nominativa.El resto de entidades acuden a concurrencia competitiva. No entiendo por qué una sola asociación debe tener una subvención nominativa", señaló Patricia del Pozo, que afirmó que Todos los Nombres podría presentarse como todas las demás. Es lo "lógico", dijo.

La Consejería de Cultura, en respuesta por escrito a preguntas de infoLibre, subraya: "El objetivo [de Todos los Nombres] es construir una base de datos de las víctimas de ese momento histórico, lo que nos parece positivo". Lo que no aprueban es el medio. "No es que no se vaya a apoyar, es que se hará con el instrumento que creemos más apropiado que es el de convocatoria pública", señala. Y añade: "Nuestro compromiso con la identificación de las víctimas es total, pero también lo es con la transparencia y la adecuada gestión del dinero público".

Javier Giráldez, último director general de Memoria Democrática, ahora responsable de dicha área en el PSOE de Andalucía, fue el responsable de la argumentación que dio lugar a la singularidad en el trato a Todos los Nombres. "Este es un proyecto que no para. Que está vivo 24 horas al día, 365 días al año. Por su envergadura, por su dimensión casi internacional, decidimos la fórmula de la subvención directa. Por la naturaleza del trabajo que desarrollan, y la agilidad con la que lo hacen, sería muy difícil que esta tarea la asumiera directamente la Administración", señala Giráldez, que subraya que Todos los Nombres está sufriendo ya la falta de financiación. De momento, esas hipotéticas ayudas a las que tendría que presentarse el proyecto no tienen fecha.