dilluns, 26 de gener de 2009

Camps pagará casi un millón de euros a una empresa donde un amigo de Aznar figura como consejero


_

Orange Market recibió 175.000 euros por servicios prestados al PP valenciano en las elecciones de 2007
Camps pagará casi un millón de euros a una empresa donde un amigo de Aznar figura como consejero

MARCOS PARADINAS

El Gobierno de Camps ya ha decidido qué empresa se encargará de diseñar, montar y desmontar su pabellón de Turismo en la feria madrileña de Fitur. Será la empresa Orange Market, una empresa amiga del Partido Popular valenciano para el que ha trabajado en la gestión de muchos de sus congresos y actos públicos. Las relaciones entre Orange Market y el Partido Popular llegan hasta dentro del organigrama empresarial, donde aparece como consejero Ramón Blanco Balín, amigo personal de José María Aznar y vicepresidente ejecutivo de Repsol durante su etapa de Gobierno.

Noticias relacionadas
El PP valenciano no se quedará corto en su próximo congreso
La empresa de la mujer del yuppy/pijo Costa, posible candidato alternativo a Rajoy, organizará...
Los datos hablan por sí solos de la estrecha relación entre Orange Market y el Partido Popular valenciano, que gobierna en la Generalitat. En las pasadas elecciones locales, en 2007, las que confirmaron a Camps al frente del Govern, el PPCV facturó a Orange Market alrededor de 175.000 euros por los servicios prestados. La concesión de Turismo de esta vez se acerca al millón de euros.

Vieja conocida
El pasado 15 de enero, la Conselleria de Turismo resolvió el concurso para el suministro de diseño, montaje y desmontaje de los stands que la Comunitat Valenciana presentará en la feria Fitur de Madrid, la Feria Internacional de Turismo de valencia (TCV), Expovacaciones en Bilbao, SITC en Barcelona y la feria INTUR en Valladolid. Según informa Levante, la empresa que recibió la concesión fue Orante Market, una vieja conocida del PP valenciano.

Experta en Fitur
En total, el importe que recibirá Orange Market será de 789.500, que junto al IVA del 16% llega a superar los 900.000 euros. Este es el quinto año consecutivo en que esta empresa se hace con el contrato. Un éxito que se repite desde 2005 y que se acrecienta teniendo en cuenta que la empresa era por entonces una recién llegado, que constituyó Álvaro Pérez en otoño de 2003 cuando llegó de Madrid.

Adjudicación precipitada
Cabe destacar, eso sí, que la adjudicación este año se ha realizado de una manera un tanto precipitada. Apenas 13 días antes de la celebración de Fitur se ha ejecutado la resolución. El pasado día 22 se publicó en el BOE, donde se asegura que la adjudicación tiene fecha de 30 de diciembre. Pérez alega, en todo caso que los responsables de Turismo le comunicaron "por teléfono" una adjudicación provisional en diciembre a la espera de cumplir el plazo de alegaciones, por eso su empresa llevaba trabajando en el pabellón de Fitur desde hace varias semanas.

Colaboración en las elecciones
La labor de Orange Market se centra en la gestión de actos públicos, como congresos, mítines, ferias… Y el PP valenciano necesito de muchos de estos servicios en las pasadas elecciones locales de 2007. Tanto es así, que llegó a facturar alrededor de 175.000 euros a esta empresa, según los datos recogidos por la Sindicatura de Cuentas en su último informe de fiscalización de gastos electorales.

Organizadora del Congreso
Orange Market también trabaja prestando servicios de marketing a Feria Valencia, donde realiza labores en calidad de colaborador externo. Es en Feria de Valencia donde el PP valenciano ha decidido celebrar muchos de sus actos. Un ejemplo es el Congreso regional celebrado el pasado mes de otoño, con un despliegue de medios que incluía un macro complejo en forma de “coliseo” erigido en torno de los ponentes y 70 metros cuadrados de pantallas. La empresa encargada del montaje del escenario, y de otras labores, fue Orange Market.

Íntimo de Aznar
La extensión de esta buena relación entre PP y Orange se extiende al organigrama de la empresa. Es ahí donde se encuentra el nombre Ramón Blanco Balín, amigo íntimo del ex presidente José María Aznar, con el cargo de consejero. Balín tiene experiencia en los negocios. Fue vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Repsol durante el Gobierno del PP, en la época de Alfonso Cortina. También fue consejero en aquella época de Gas Natural.
_

El Consell, a la cola en gasto e inversión

Las conselleries y organismos públicos gastan 2.719 euros por cada valenciano, casi dos veces y media menos que cada navarro y un 34% menos que cada castellano-manchego

Juanjo García Gómez, Valencia

Cinco años después de su entrada en vigor en 2002, el modelo de financiación autonómica Aznar-Zaplana que el PP presentó como un sistema para toda la vida -de ahí la imposibilidad efectiva de actualizar el censo de población, pese a la estrategia de los populares de responsabilizar al Ejecutivo de Zapatero- no sólo no había solucionado el problema de insuficiencia de recursos de la Comunitat, que se arrastraba desde las transferencias, sino que arrojó a la Generalitat a la cola de España en los rankings de gasto e inversión por habitante. Según los datos del Ministerio de Administraciones Públicas referidos a 2007 e incluidos en el informe Perfil económico financiero de las Comunidades Autónomas, que se refieren al gasto de la Administración y los organismos autónomos -sin contar las empresas públicas-, el Consell, con 2.719,67 euros por habitante, fue ese ejercicio el gobierno autonómico con menor presupuesto per cápita de España. Además, fue el penúltimo en inversión per cápita, con 348,07 euros, superando sólo a Cataluña, 342,67. Eso sí, en cuanto al gasto de personal (la nómina de funcionarios y cargos), la Generalitat, con 946,08 euros, escala al puesto 13º de la clasificación estatal.

El dato es demoledor en los inicios de una crisis con tan sombrías perspectivas. ¿En qué condiciones afronta la caja autonómica el terremoto financiero, mientras el Consell anuncia planes que se deben nutrir con el maná del nuevo modelo de financiación aún en el aire? Un modelo que conllevará la actualización anual del censo de población y que elevará la cesta de impuestos, dos medidas que benefician a la Comunitat pero que se convertirán en un dilema para el presidente Francisco Camps, ya que líder del PP, Mariano Rajoy, se ha posicionado en contra.

Los populares han hecho de la reivindicación de mayor financiación un ariete de oposición al Ejecutivo de Zapatero. Sin embargo, la Generalitat no sólo no alzó la voz durante la etapa Aznar para criticar esta situación, sino que abanderó el nuevo modelo para solapar así las cesiones a Cataluña, entonces gobernada por CiU. El nuevo sistema era beneficioso para comunidades, como valenciana, más dinámicas, pero asumir un censo inamovible resultó una desastrosa jugada de póquer para las autonomías con economías potentes y, por ello, más receptoras de población.

El Consell no se plantó entonces. A cambio, optó por lanzarse por la pendiente del endeudamiento para sufragar sus proyectos ante la escasez de fondos. No es casualidad que la deuda de la Comunitat se haya multiplicado por 4,5 desde que gobiernan los populares (de los 2.750 millones que dejó Lerma a los 12.198 millones a septiembre pasado). El endeudamiento de la Comunitat dobla la media española en relación a su capacidad de riqueza, ya que supone el 11,5% de su PIB frente al 5,8% estatal. La siguiente autonomía con semejante lastre es Baleares, con el 8,8%. La valenciana también es la primera en deuda por habitante, 2.425,24 euros, por delante de Cataluña, 2.398,94 euros, y muy por encima de Madrid, 1.585,71 euros. El ministerio no incluye las empresasLos datos del ministerio asignan a la Comunitat un presupuesto consolidado de 13.285,66 millones de euros. Esta cifra es inferior al consolidado que dio a conocer la Generalitat ya que el ministerio sólo consolida los gastos de la administración general (el dinero que gestionan directamente las conselleries) y los organismos autónomos, sin incluir las empresas públicas. Esto es así porque el informe analiza la presupuestación de las administraciones públicas. Muchas de las empresas pueden recurrir a endeudamiento que no computa a efectos del Banco de España. Esto les da margen de maniobra pero distorsiona las cifras a la hora de analizar los respectivos esfuerzos de las administraciones. El criterio aplicado ha sido el mismo para todas las comunidades. La cifra de inversión (capítulos VI y VII) consolidada que se atribuye a la Comunitat es 1.700,33 millones. El dato difundido por el Consell incorporando las SA públicas ascendía a 2.691,74 millones. Los fondos totales de la Comunitat son, con todo, la mitad que los de Cataluña (27.111 millones), que cuenta con casi el doble de habitantes.

El gasto per cápita en la Comunitat, los citados 2.719 euros, está muy lejos de la media autonómica, 3.493,55 euros, y es casi dos veces y media menos que el de los navarros (6.439,16 euros) y, por ejemplo, un 34% menos que los castellano-manchegos (4.127,93). En cuanto a la inversión, los 348 euros son casi la mitad que la media estatal, 656 euros, y más de cuatro veces menos que los navarros. Las autonomías de régimen común dedicaron 1.062,25 euros por habitante a pagar la nómina de sus funcionarios, mientras que la Comunitat destinó 946 euros.
_

Aznar "no reconoció" la mitad del millón de valencianos
_

EU acusa al PP de falta de ética por los "continuos casos de enchufismo"

Levante-EMV, Valencia La coordinadora de Esquerra Unida País Valencià (EUPV), Glòria Marcos, acusó ayer al Partido Popular de gobernar "de manera absolutamente alejada de los criterios democráticos occidentales", y afirmó que los "continuos casos de enchufismo y de utilización de las instituciones" que, a su juicio, envuelven a ese partido demuestra que "carece de principios éticos".

Marcos precisó que contratos "vinculados" al PP, "como el caso del hijo del conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, en la Ciudad de la Justicia", y del hermano de una diputada, contratado, según Marcos, por el parque móvil de la Diputación de Valencia, demuestran la "dinámica del PP de hacer de las instituciones su campo particular de favores y contrataciones personalistas".
_

Stepv exige a Educación medidas urgentes para garantizar las clases en valenciano

El sindicato pide la catalogación lingüística de los puesto de trabajo

Europa Press, Valencia

El sindicato Stepv exigió ayer a la Conselleria de Educación medidas "urgentes" para garantizar el derecho del alumnado a recibir las clases en valenciano, entre las que se encuentra la catalogación lingüística de los puestos de trabajo de secundaria, bachillerato, FP y enseñanzas artísticas, para que el alumnado pueda recibir todas las materias en valenciano.

Stepv hizo esta reivindicación en un comunicado después de que el Síndic de Greuges instara a la conselleria a adoptar las medidas necesarias para garantizar la aplicación efectiva de los programas de educación bilingüe en todos los centros financiados con fondos públicos.

El sindicato indicó que esta demanda se une a la que hace un mes realizó el Consejo de Europa, en el que denuncia "la falta de voluntad de la administración valenciana de impulsar el valenciano en los ámbitos en que es competente, especialmente en la educación" e insta a Educación a "tomar las medidas necesarias para extender la enseñanza del valenciano en todo el sistema educativo".

La entidad sindical ha denunciado en numerosas ocasiones esta situación a través de los informes que realiza anualmente sobre la situación del valenciano en la enseñanza.

Una de las propuestas de Stepv es la catalogación lingüística de los puestos de trabajo de secundaria, tal como se pactó en el acuerdo de plantillas de secundaria de 1999 con efectos a partir de septiembre de 2009. Además, el sindicato demanda la negociación, antes de la finalización de este curso 2008-2009, de unos planes de capacitación lingüística del profesorado de todas las etapas educativas.
_