dimarts, 10 de desembre de 2013

La ONU media en Cabacheros


http://www.lne.es/caudal/2013/12/08/onu-media-cabacheros/1511702.html


Memoria Allerana reclamó la intervención del organismo internacional para conseguir la financiación que permita realizar los análisis de ADN para identificar a los enterrados en la fosa

08.12.2013 | 02:56
Trabajos de excavación realizados en la fosa de Cabacheros en 2010.
Trabajos de excavación realizados en la fosa de Cabacheros en 2010. 
La fosa común de Cabacheros, exhumada en la localidad allerana de Felechosa en 2009, está en manos de la Organización de Naciones Unidas (ONU). La asociación estatal Foro por la Memoria, encargada de la investigación del enterramiento junto a Memoria Allerana, ha pedido a una delegación de la entidad internacional que medie para que las administraciones se hagan cargo del análisis genético de los restos. Los familiares llevan más de dos años esperando por los resultados, mientras que las pruebas de ADN están paralizadas en un laboratorio de Madrid por falta de financiación.
Javier Ruiz, representante de Foro por la Memoria, explicó que la asociación mantuvo un encuentro con un grupo de expertos de la ONU dentro en una serie de reuniones que la organización está manteniendo para elaborar el informe final sobre sus recomendaciones al Gobierno de España. "Pusimos sobre la mesa el caso de Cabacheros, porque es único en el país", señaló Ruiz.
La fosa de Cabacheros se abrió en noviembre de 2009. Arqueólogos y voluntarios de Foro por la Memoria y Memoria Allerana trabajaron durante días de forma desinteresada para desenterrar los cuerpos. En total, recuperaron restos de 33 personas y la magnitud de la fosa conmocionó a vecinos, voluntarios y familiares. El Juzgado permitió iniciar la identificación de los restos por cuenta de las asociaciones y los familiares. Foro por la Memoria y Memoria Allerana tenían entonces financiación y trasladaron los restos a Madrid. Allí, un equipo de la Universidad Autónoma (UAM) elaboró un informe de identificación antropológica de forma desinteresada. Esta prueba sacó a la luz datos escalofriantes.
El trabajo, encabezado por el profesor Ángel Fuentes, apunta a la presencia de mujeres y menores (reconocidos en el dossier como "adultos muy jóvenes") en el enterramiento. Además, habla de una muerte violenta: "Muchos huesos quedaron grandemente afectados con la muerte, presumimos que por arma de guerra, como es el caso de los cráneos cuando han sido sometidos al "tiro de gracia" que ha provocado el estallido craneal". El dossier tiene más de cien páginas y data a cada uno de los individuos con su sexo, posible edad y altura y peso aproximados. Es una prueba esclarecedora, pero la identificación completa solo es posible con un análisis de ADN.
En verano de 2011, las asociaciones de Memoria Histórica recogieron muestras genéticas de personas que buscan a familiares desaparecidos en Aller durante la Guerra Civil y las trasladaron a un laboratorio privado de San Sebastián de los Reyes (Madrid). Empezaron las comparaciones con los restos de Cabacheros, pero el dinero se terminó y las pruebas se paralizaron.
Uno de los más dolorosos
"Al sufrimiento de los familiares que tienen a una persona desaparecida, se suma en este caso la incertidumbre de la espera", señaló Ruiz. Esta situación, hace que la investigación de Cabacheros sea una "de las más dolorosas" en la historia del país. Durante los últimos meses, las entidades han intentado conseguir fondos en el Gobierno central y también en el Principado. De momento, aún no hay noticias sobre la financiación.
Foro por la Memoria y Memoria Allerana agradecen "la atención" recibida por parte de la delegación de la ONU: "Nos aseguraron que tendrían en cuenta nuestra reclamación sobre Cabacheros". La reunión tuvo lugar hace unas semanas, poco antes de que la organización internacional instara al Gobierno de España a buscar a los desaparecidos. En el caso de Cabacheros solo falta poner el nombre a cada víctima, pero llegar hasta el final tiene un precio. Hacen falta más de 12.000 euros para finalizar las pruebas de ADN.