dissabte, 18 de març de 2017

MEMORIA / IDUS DE MARZO. Francisco Pimentel.





(Publicado en Ronda Semanal el Sábado 18.03.2017)

Este 14 de Marzo mi mente ha estado reviviendo las torturas, el terror y la muerte que mi abuelo y sus compañeros sufrieron a manos de los falangistas de José Antonio Primo de Rivera, utilizados como perros de presa por los militares golpistas.

Mi padre y mi abuela siempre me habían dicho que a mi abuelo, Frasquito El Bueno, lo habían matado en los Idus de Marzo como a Julio César, pero no sabían exactamente qué día había sido porque las matanzas de republicanos las hacían ocultamente.

Debajo del pinsapo una vez más repasaba lo que yo sabía por mi familia y lo que había ido sabiendo por documentos y más recientemente por otros testigos de aquellas fechas. Siempre, desde que recuerdo, siendo aún muy chico, iba con muy abuela muy a menudo al cementerio. Luego más tarde hubo acontecimientos esporádicos alrededor de las fosas, sobre todo con ocasión del intento de llevarse a nuestros muertos al valle de los caídos, cosa que no lograron por la actitud de las viudas, madres, hermanas y demás mujeres de los asesinados. Y de don Antonio Vázquez. Pero poco a poco la gente utilizamos el día 1º de Noviembre para hacer homenaje individual en las fosas. Luego Luís García Bravo organizó la caravana de los guerrilleros que terminó aquí mismo en nuestras fosas. Y poco después algunos familiares de los que nos veíamos todos los años llevando flores el día de todos los santos comenzamos a organizar la asociación de la memoria histórica de Ronda. Y desde entonces hemos ido organizando un homenaje conjunto que ha servido para reivindicar la memoria de nuestros muertos y reclamar la digna recuperación de sus cuerpos al mismo tiempo que la verdad, la justicia y la reparación.

Casualidad ha sido que la presentación del libro “la resistencia malagueña durante la dictadura” haya sido el día 15. Allí estuvimos muchos de los que aparecemos en ese libro y al final tuve la ocasión de pedir 80 segundos de silencio como homenaje por todas las víctimas del fascismo nazi-franquista, pero especialmente para las primeras víctimas fusiladas en las tapias de los cementerios de Ronda y Málaga. Esos fusilamientos empezaron el 14 de Marzo y continuaron todos los días. Por eso quise hacer un homenaje a nuestros familiares y demás ciudadanos republicanos que en estos mismos días morían por haber hecho frente al fascismo casi con las manos desnudas. Nuestra lucha posterior es heredera y consecuencia de aquellos actos heróicos que hicieron nuestros padres y abuelos, hombres y mujeres, que no se rindieron nunca. Por eso los 80 segundos de silencio-homenaje. Un segundo por cada año desde que los franquistas los asesinaron.

La coalición de fascistas, militares o no, había matado a mucha gente en Ronda con los bombardeos aéreos y no sabemos cuantos murieron desde el 16 de Septiembre del 1936 ni sabemos donde echaron sus cuerpos. No sabemos casi nada porque hicieron desaparecer a las personas y también a los documentos. Poco a poco vamos reconstruyendo la verdad, que tanto irrita a los dirigentes del Partido Popular y a otros que falsamente se pusieron en la solapa la etiqueta de progresista. Y la verdad es que como mínimo hay 1.607 hombres y mujeres en las fosas de Ronda.

El día 14 aparece el primer registro de 44 fusilamientos de rondeños y serranos. El día 15 el segundo con 24 fusilamientos. El día 16 el tercero con 22 fusilamientos. El día 17 el cuarto con 21 fusilamientos. Y así iban fusilando conforme iban llegando las inicuas, ilegales y sangrientas sentencias que en Málaga iba firmando Arias Navarro, el carnicero, que nos sigue matando y robando a través de su empresa quesera.

Francisco Pimentel 
Facebook: Memoria Histórica de Ronda