diumenge, 18 de juny de 2017

La historia negra de la plaza de toros de Cádiz.

https://www.lavozdelsur.es/la-historia-negra-de-la-plaza-de-toros-de-cadiz



La Plataforma por la Memoria Histórica ha solicitado a la Junta que declare la zona como Lugar de Memoria para que se recuerde que sus muros sirvieron de paredón a 185 asesinados.
15-06-2017 / 17:37 h.
Que Cádiz no tenga una plaza de toros y que la mayoría de los gaditanos no la eche de menos tiene que ver mucho con la historia. Porque el coliseo gaditano no sólo acogió espectáculos taurinos, flamencos o de boxeo sino que sus muros se convirtieron en paredones de fusilamiento. Y tanto pesa aquella historia que el lugar donde se ubica antiguamente se sigue conociendo como la plaza de toros sin que haga falta que se levante un edificio de esas características.
Es por eso que la Plataforma por la Memoria Histórica de Cádiz, a instancias del Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía, ha presentado ante la Delegación Territorial de la Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, la petición razonada de que el espacio más cercano al Callejón de Blanco de la actual plaza de Asdrúbal, en donde se encontraba la plaza de toros de la ciudad, sea incorporado al catálogo de Lugares de la Memoria de Andalucía.
La petición, explican, se fundamenta por creer que se cumplen los requisitos establecidos tanto en el Decreto 264/2011, por el que se creaba y regulaba la figura de Lugar de Memoria Histórica de Andalucía (BOJA 158, de 12 de agosto de 2011) como en el Capítulo II, Artículo 21 de la recientemente aprobada (15/03/2017) Ley de la Memoria Andalucía.
Los alrededores de la plaza de toros de Cádiz se convirtieron en uno de los mataderos dela ciudad tras su ocupación por los golpistas en julio de 1936. Desde el día 31 de ese mes hasta el 10 de enero de 1937 fueron encontrados allí 185 cadáveres, medio centenarenterrados como “desconocidos”, entre los que se encontraban miembros de la Corporación Municipal, como el alcalde accidental en aquellos días, Rafael Madrid García, destacados militantes sindicalistas, de CNT y UGT, y de partidos políticos tanto obreros como republicanos.
"Pensamos que es de justicia que así sea al igual que los otros dos lugares donde los golpistas asesinaron de forma masiva, el foso de la Puerta de Tierra y el castillo de Santa Catalina, ya declarados y señalizados como Lugares de la Memoria".