dissabte, 8 de juliol de 2017

Empezamos a excavar en las inmediaciones del Hospital Clínico.

http://guerraenlauniversidad.blogspot.com.es/2017/07/empezamos-en-el-clinico.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+ArqueologaDeLaGuerraCivilEspaola+(Arqueolog%C3%ADa+de+la+Guerra+Civil+Espa%C3%B1ola)


martes, 4 de julio de 2017


Esto promete.
 
Hoy hemos comenzado a excavar en las inmediaciones del Hospital Clínico, uno de los escenarios bélicos de Madrid que fue testigo de combates más brutales -desde la lucha cuerpo a cuerpo a la guerra de minas. Hemos planteado varios sondeos en el lugar donde se erigió uno de los edificios del asilo de Santa Cristina y en una de las zanjas de circulación que conectaban la estructura (usada como cantina durante la guerra) con las trincheras de combate que rodeaban el cerro presidido, todavía hoy, por el hospital universitario.

Para nuestra sorpresa, en el nivel de escombro, entre ladrillos y losetas hidráulicas del antiguo asilo, ya hemos encontrado un casquillo percutido de Máuser español con marcaje bien visible (Pirotécnica Sevillana, 1936). 

En la superficie también menudean los hallazgos: en una zona cercana al edificio que excavamos, en mitad de uno de los caminos que cruzan el parque del Clínico, han aparecido una bala de Máuser español, una de 0,303 y un cartucho minúsculo de calibre 22. Este último corresponde seguramente al arma personal de alguno de los soldados que ocuparon la posición. El marcaje nos indica que fue fabricado por la empresa Remington, de Connecticut, EEUU (la información, como casi siempre, procedente de municion.org). Muy apropiadamente, el cartucho lo ha encontrado un estudiante estadounidense.