dissabte, 8 de juliol de 2017

MEMORIA / ANDALUCISMO. Francisco Pimentel.



MEMORIA / ANDALUCISMO

(Publicado en Ronda Semanal el Sábado 08.07.2017)

Recuperar la memoria de Blas Infante en las tres dimensiones establecidas por la ONU con el Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación, debería ser la prioridad para todos los andaluces y especialmente de aquellos que se reclaman “andalucistas”. Pero todos los grupos que se reclaman del andalucismo, al igual que todos los demás grupos políticos que han aceptado por las buenas o a regañadientes las consecuencias de la transición vigilada y del golpe “fallido” del 23F, practican un andalucismo descafeinado para desgracia de Andalucía que sigue siendo tierra conquistada.

Ahora Ronda con la petición de Hijo Adoptivo para Blas Infante está recuperando otra parte de su magna historia que el franquismo ocultó, tergiversó y distorsionó para que sigamos sometidos. El asesinato de Blas Infante es el más grande atentado terrorista cometido contra todos los andaluces. 

Así nos lo cuenta María Serrano, querida amiga y periodista comprometida con Andalucía y la Memoria Histórica: Madrugada del 11 de Agosto de 1936. Blas Infante es conducido al kilómetro cuatro de la carretera de Carmona. Tenía 51 años. Era y es el padre de la Patria Andaluza, por eso gritaría frente al pelotón de fusilamiento en dos ocasiones ¡Viva Andalucía Libre! Su cuerpo se encuentra sepultado bajo una de las ocho fosas comunes del cementerio municipal de San Fernando. Ninguna administración ha querido, hasta el momento, buscar sus restos… Manuel Ruiz, biógrafo del ideólogo andaluz, recuerda como Infante fue arrestado en su casa de “Villa Alegría” el 2 de Agosto por un grupo de falangistas: “Fue llevado al cuartelillo de Falange, situado en la Cámara Agraria de la calle Trajano… La noche del 10 de Agosto fue sacado junto a otras autoridades de la Sevilla republicana”… Frente al pelotón lo acompañaron José González Fernández de La Bandera, que fue alcalde de Sevilla en 1932, Manuel Barrios, diputado socialista, Fermín Zayas, personalidad de la masonería sevillana o Emilio Barbero Núñez, teniente alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y militante de Unión Republicana. 

Angustias García Parias, mujer de Infante, no olvidó ni un solo día de su vida los sucesos de la cruel detención de su marido. “Empezaron a tomar la plaza cuando llamaron a la puerta principal de mi casa. El Sargento Crespo de Falange y otro fueron a por Blas. Se lo llevaron así como el aparato de radio y el altavoz entre las 11 y 12 de la mañana. Los aparatos volvieron pero él no". 

Manuel Ruiz apunta en su libro Blas Infante Pérez 1885 -1936, como “la insurrección golpista y la posterior guerra vienen a impedir dramáticamente el proyecto autonómico como otros muchos de carácter progresista”. Ni el favor del entonces gobernador civil de Sevilla, Pedro Parias, tío directo de la mujer de Blas Infante, permitió que se salvara de aquel trance final. Estaba todo más que pactado desde arriba por una orden militar y nada se podía hacer por él. A pesar de que Infante, tal y como afirma Manuel Ruiz, fuera considerado como “un pacífico ciudadano, demócrata y un republicano profundamente convencido, un andaluz humilde y comprometido que luchó por una Andalucía libre de todo tipo de injusticias”.

La reconocida lucha por aquel andalucismo permitió que Infante fuera reconocido en el Estatuto de Autonomía de Andalucía como el verdadero "Padre de la Patria Andaluza”.

Francisco Pimentel 
Facebook: Memoria Histórica de Ronda