dissabte, 25 d’octubre de 2014

Cazarabet conversa con... Juan Manuel Calvo Gascón, miembro de la Junta de la Amical de Mauthausen.


http://www.cazarabet.com/conversacon/fichas/fichas1/amical.htm



logo2.jpgEste próximo domingo tendrá lugar la asamblea anual ordinaria de la Amical de Mauthausen en la localidad zaragozana de Mequinensa.
La Amical de Mauthausen es la asociación que agrupa a los deportados republicanos de los campos de concentración del nazismo, así como a sus familiares, amigos, tanto de los supervivientes como de los que dejaron su vida allí, siendo además de deportados, asesinados. Esta Asociación representa a los deportados de este campo austriaco (Mauthausen es una ciudad Austríaca), pero también agrupa a todos los que sufrieron la sinrazón del nazismo de todos los campos del III Reich, aunque la asociación toma el nombre de Mauthausen porque  fue el campo donde fueron deportados más españoles. La Amical fue fundada en 1962 por deportados y familiares para apoyar a todos los deportados que habían vuelto del exilio, ya que en España  no disponían de una asociación de este tipo, aunque  asociaciones de este tipo sí que eran ya activas en otros países como Francia de donde venían muchos exiliados o de donde habían vivido esa manera de “compartir lo vivido en su deportación”. Señalar que  muchos españoles exiliados se habían integrado en la Amicale des DéportésFamilles et Amis de Mauthausen o en la Federación Española de deportados e Internados Políticos fundada en Toulouse en 1947. Hoy muchos de los integrantes de la Amical de Mauthausen, cuya sede está en Barcelona, pero que tiene actividad y socios colaboradores por todas las comunidades, comparten  también su filiación con la Amicale francesa. 
amical.jpgLas publicaciones que han nacido desde la Amical:
Monumentos en recuerdo de los deportados a los campos nazis:
Este año están preparando viajes a Mauthausen y Buchenwaldhttp://www.amical-mauthausen.org/esp/destacados/?id=268


Cazarabet conversa con Juan Manuel Calvo Gascón:
01.jpg-Amigo, ¿cuáles son los objetivos de la Amical?
-Desde su fundación en 1962 los objetivos de la asociación quedaron muy claros y su propio nombre es ilustrativo: Amical de Mauthausen y otros campos y de todas la víctimas del nazismo de España. Esos objetivos los podemos resumir en las siguientes ideas: defender los derechos de las víctimas del nazismo y de sus familiares, difundir la memoria de la deportación republicana a los campos nazis y prevenir contra la intolerancia, la discriminación racial y el resurgimiento de ideologías neonazis,..
-¿Cuántos socios tiene, en la actualidad, la Amical?
-Actualmente la Amical cuenta con unos 800 socios. La mayor parte de ellos residentes en el Estado Español, pero también tenemos socios en Francia y en otros países europeos y sudamericanos.
-¿Y cuántos de ellos son socios colaboradores?
-Los socios colaboradores son aquellos que realizan tareas de voluntariado ya sea en la sede de la asociación, participando  en actividades de difusión, apoyos logísticos, administrativo,… o en cualquier otro cometido. No hay un número fijo, depende de las necesidades de cada momento. Algunos lo hacen de forma permanente y otros colaboran con los miembros de la Junta para la realización de algún trabajo concreto.
-¿Hay algún requisito para ser socio colaborador?
-No, nuestros estatutos no recogen esta figura. Pero para los miembros actuales de la Junta es muy importante que haya socios dispuestos a comprometerse con la asociación participando en el trabajo cotidiano, acudiendo a actos en los que requieren la presencia de personas de la Amical  y también ayudando a planificar y desarrollar los proyectos en los que estamos trabajando.
-Sabemos que colaboráis con otras organizaciones de otros países..¿Cómo lo hacéis?; ¿cómo os ha ido?; ¿qué conclusiones y avances surgen a raíz de esta colaboración?
-Básicamente nuestra colaboración con entidades de carácter internacional ha venido siendo, históricamente, con el Comité internacional de Mauthausen  y con la Amical de Mauthausen de Francia. Más recientemente nos hemos incorporado, también, al Comité Internacional de Buchenwald. Con estos dos organismos estamos en contacto permanente y participamos tanto en la toma de decisiones como en la elaboración de líneas de trabajo y en la concreción de los objetivos comunes. También colaboramos con diferentes asociaciones del exilio republicano en Francia  y no descartamos la posibilidad de formar parte de algunas de las redes que existen en la actualidad ya que, por nuestra experiencia en otros ámbitos, la colaboración entre entidades afines minimiza los esfuerzos y multiplica la difusión del trabajo realizado.
-Punto y aparte, creo, merece vuestra colaboración con la Amicale francesa
-Sí, es cierto, con la Amicale de París nos unen lazos fraternales que se urdieron en Mauthausen mediante el contacto solidario entre los deportados republicanos y los deportados franceses. Cuando estos últimos llegaron a Mauthausen los españoles ya eran veteranos, estaban organizados y su actitud fue de gran ayuda para los franceses. Después de la liberación cuando, en Francia, se empezaron a organizar los supervivientes y se fundó la Amicale muchos republicanos supervivientes de los campos nazis, que siguieron exiliados por razones obvias, se unieron a la Amicale. El propio monumento dedicado a los republicanos, erigido en Mauthausen en 1962 por subscripción entre los supervivientes, está ubicado en terreno francés y la Amicale, tuvo mucho que ver en su erección. También el apoyo y los contactos llegados desde Francia fueron fundamentales para la propia creación de la Amical española en 1962, en plena franquismo. Diversos proyectos conjuntos y la coincidencia cada mes de mayo en el homenaje en los monumentos francés y español avalan esta relación fraternal entre ambas organizaciones.
54db63b5233834e9e13c28caa8f9ee18_400x400.jpeg-¿Cómo funciona la Amical de Mauthausen?
-Como cualquier otra asociación, legalmente constituida, con unos estatutos que regulan su funcionamiento, los mecanismos de renovación, el papel de los cargos, la condición de socios, sus derechos, etc. etc. La Asamblea anual es el lugar que legitima a los miembros de la Junta para llevar a cabo los proyectos en curso e iniciar de nuevos. La mayor parte de los socios de la Amical residen en Barcelona o sus alrededores, pero tenemos el compromiso, desde su fundación, de que la asamblea se realice en diferentes poblaciones, contando con la colaboración de los ayuntamientos implicados. Este año, por ejemplo, celebramos nuestra asamblea anual en Mequinenza,  el año pasado en Vilanova i la Geltrú y para el 2015 ya estamos contactando con algún ayuntamiento interesado… La Junta se reúne cada quince días para planificar y analizar los diferentes temas y el día a día; existen comisiones de trabajo para determinados proyectos y también, es muy importante, las delegaciones territoriales que hay en Andalucía, Aragón, Asturias, Galicia, Madrid, País Valencià,…Estos delegados forman parte de la Junta y son quienes mantienen los contactos y llevan a cabo determinadas actuaciones en su territorio, en coordinación con el resto de los miembros de la Junta. Las nuevas tecnologías nos ayudan en la coordinación y ahora es mucho más fácil compartir, al instante, los temas con quienes realizan su trabajo lejos de la sede de la Amical.
-¿Qué metodología de trabajo compartís?
-En la coyuntura actual, somos víctimas de la precariedad pero a pesar de ello intentamos hacer frente a los retos diarios con optimismo y, repito, con mucho voluntarismo. Cada uno de los miembros de la Junta se hace responsable de un área de trabajo, en las reuniones quincenales analizamos los diferentes temas y distribuimos los esfuerzos en función de la disponibilidad. En este sentido, los que tienen más tiempo libre son quienes participan en los actos públicos, asisten a las reuniones,…y junto a ellos, quiero destacar el trabajo que realizan las personas que nos ayudan en las tareas administrativas y a los voluntarios. Todos ellos, con ilusión y esfuerzo, son quienes mantienen el pulso diario de la asociación.
-¿Con qué recursos contáis…más allá de los humanos que, se sobreentiende, son los fundamentales?
-Los recursos mediante los cuales la Amical hace frente al funcionamiento diario y financia los proyectos provienen, básicamente, de las siguientes fuentes: las cuotas de los asociados, las pequeñas aportaciones voluntarias de quienes nos solicitan alguna conferencia y de los convenios de colaboración que tenemos con determinados ayuntamientos. Las subvenciones de las diferentes administraciones fueron, en el pasado, una manera de garantizar proyectos de envergadura que tenían continuidad en el tiempo. Todo eso ahora está bajo mínimos y tenemos que hacer muchos equilibrios y que aunar muchos esfuerzos voluntariosos para mantener el nivel de actividad de la asociación y garantizar la continuidad de los proyectos que consideramos imprescindibles.
foto_presentacio.jpg-Háblanos, por favor, de vuestra labor pedagógica, de divulgación y educativa….
-Desde sus orígenes, los fundadores de la Amical de Mauthausen tuvieron claro que tenían que llegar a los jóvenes para que conociesen lo sucedido durante el nazismo. La colaboración con sectores del profesorado sensibilizado facilitó, en aquellos años del final de la dictadura, la difusión de su memoria en numerosos centros educativos. Esta colaboración con el sector educativo, repito, se hizo de forma consciente, con un objetivo claro de prevención, de explicar lo ocurrido, de dar su testimonio para evitar que pudiese repetirse algo semejante en el futuro.   La presencia directa de los supervivientes, entre la juventud,  tiene un valor incalculable. Ninguna metodología ni ningún libro tienen el efecto de la palabra del testimonio. Pero el tiempo pasa, los deportados y deportadas van desapareciendo y el cambio generacional, así como en otras asociaciones ha significado la desaparición de la actividad, en nuestro caso el futuro ha quedado garantizada por la implicación de las generaciones siguientes: la de los hijos y la de los nietos de las víctimas. Y este cambio generacional, parejo a la ausencia de la voz de los supervivientes, conlleva, evidentemente, planteamientos diferentes en cuanto a la forma de difundir y de acceder a la gente joven. Con nuestros medios, que sabemos limitados, intentamos poner nuestro grano de arena para que la educación potencie los valores de respeto, tolerancia y solidaridad propios de nuestros objetivos fundacionales que son totalmente válidos en la actualidad.
0000028094.GIF-Eres profesor y sabrás mejor que nadie si el sector educativo ha tratado como debía el tema de los deportados…¿qué nos puedes comentar?
-Enlazando con lo que decía anteriormente, creo que es conveniente diferenciar dos aspectos. Por un lado está el sistema educativo y por otro los profesionales del sector que, como en todos, es variopinto y diverso. Respecto al sistema, hay que señalar que, a diferencia de otros países de nuestro entorno, el tema del nazismo y de la deportación es un aspecto que se toca de pasada y superficialmente en los programas de estudio. Es cierto que últimamente  se ha introducido el tratamiento curricular del Holocausto, pero también de una forma tangencial y sin profundizar. Por otro lado amplios sectores de la comunidad educativa muestran, desde hace tiempo, una sensibilidad por las víctimas del nazismo ya sea desde el punto de vista histórico, de la defensa  de los Derechos Humanos o por el temor ante la aparición de actitudes fascistas y grupos neonazis en el propio entorno escolar. Así nace la necesidad de materializar programas de prevención. La sensibilidad es, cada vez mayor, y nosotros en estos momentos estamos trabajando y profundizando en la creación de una red de centros educativos de Secundaria para trabajar, de forma coordinada, todos estos aspectos. Una red que se ha ido conformando durante los últimos años a partir de los viajes con estudiantes de Bachillerato a los campos nazis y de nuestra presencia en los centros educativos, ya sea con charradas, exposiciones, asesorando al profesorado o colaborando en trabajos de investigación de los propios estudiantes.
-Háblanos de esos viajes que realizáis a los campos de exterminio y trabajo
-Para nosotros es muy importante mantener estos viajes a los campos nazis. Si en un primer momento lo hicieron los supervivientes, acompañados por los familiares de las víctimas, para rendir homenaje a quienes no pudieron sobrevivir, desde hace algo más de una década la Amical ha incorporado a estos viajes a grupos de estudiantes, procedentes de diferentes lugares del Estado, para que transiten y conozcan directamente los espacios del horror. Mientras nos han acompañado supervivientes la lección moral que estos han transmitido, en los encuentros que tienen con los estudiantes, es algo que les impacta e influye para la necesaria reflexión posterior. Se homenajea a los deportados en los lugares visitados mediante actos que organizan los propios estudiantes y también se participa en los homenajes internacionales para que vean cómo el fenómeno transciende las limitadas fronteras de un Estado, para convertirse en una cuestión universal. La Amical de Mauthausen se esfuerza, año tras año, adaptándose a las circunstancias, para coordinar, asesorar, elaborar materiales, orientar al profesorado, etc. etc. para mantener estos viajes que todos los participantes valoran como una experiencia que les ha dejado una huella profunda.
image004.jpg-Los homenajes, querido amigo, ¿son necesarios para reivindicar la dignidad de supervivientes y de los que se dejaron la vida allí?
-Yo creo que las víctimas jamás perdieron la dignidad. En el caso de los republicanos, es el silencio con el que hemos tratado su tragedia lo que es indigno. Los homenajes ¡claro que son necesarios!, tanto por las víctimas como por nosotros mismos, puesto que una sociedad que no sabe reconocer el sacrificio de tantos inocentes es una sociedad en peligro, la indiferencia ya sabemos a dónde nos lleva y las lecciones que nos enseña el pasado son muy injustas y crueles para obviarlas. Los homenajes, el reconocimiento, ha de ser público, las administraciones no pueden actuar con sectarismo y cualquier excusa puede ser buena para recordar, para aprender del pasado… para vacunarnos y eso se puede y se debe hacer desde todos los ámbitos, desde el estatal, al regional o local, desde las Universidades, desde los barrios... ¡Les debemos mucho por nuestro silencio durante décadas! Y aunque cada vez quedan menos supervivientes vivos no por eso son menos necesarios estos reconocimientos. Por ellos y por todos nosotros.
-¿Qué nos puedes decir de vuestra publicación, nos referimos al boletín?. Lanzar una publicación lleva mucho trabajo:¿cómo os lo montáis?
-Nuestro boletín “Nunca Más”, actualmente es de una periodicidad cuatrimestral y pretende ser un instrumento de comunicación con los socios y con la sociedad en general. Intentamos resumir la vida de la entidad las diferentes actividades realizadas y recogemos, también, artículos de opinión y de difusión. Lo difundimos en formato digital a la lista de correo electrónico de los socios y socias que lo utilizan habitualmente, pero también lo editamos en papel, mediante la autoedición, para garantizar que llegue a los domicilios de quienes no utilizan el correo electrónico. La coordinación del boletín la lleva a cabo Rosa Torán, historiadora y ex presidenta de la asociación, con la ayuda de Josep San Martín. En numerosas ocasiones, la actualidad nos obliga a difundir noticias, comunicados, etc. con una cierta rapidez y para ello utilizamos, desde hace unos años, las redes sociales que nos ayudan por su inmediatez. Todo ello sería impensable sin el trabajo coordinado de diferentes personas que actualizan los contenidos, reciben las noticias, preparan los comunicados,...
-¿Y del resto de publicaciones: cómo ha sido su desarrollo ¿¿Tenéis algo pensado para un futuro, más o menos inmediato?
-Hace unos años iniciamos una aventura editorial con la finalidad de editar memorias de deportados que teníamos depositadas en la Amical. Concretamente las de Juan Escuery de Edmon Gimeno. Posteriormente, por razones económicas, optamos por publicar en colaboración con editoriales profesionales y así publicamos el testimonio de Marcel·líGarriga, una biografía de Eusebio Pérez y la reedición del libro “Triángulo Azul”. Tenemos materiales que pueden ser objeto de edición en el futuro y los diferentes proyectos que vayan planteándose continuarán en esta misma línea: la colaboración con otras entidades, con editoriales sensibles, autoediciones particulares,…
image015.jpg-A lo largo de estos años, también habéis organizado exposiciones. ¿Nos puedes acercar un poco a ellas?
-Con el tiempo la Amical se ha visto en la necesidad de disponer de exposiciones propias que ayuden a difundir la memoria republicana. Actualmente son media docena las circulan por todo el territorio del Estado. Asociaciones de Memoria, Universidades, Ayuntamientos, centros educativos, Bibliotecas,….son las entidades que nos las solicitan, se hacen cargo de los gastos de traslado y, si tienen disponibilidad económica, hacen una aportación voluntaria. Las exposiciones producidas por la Amical están dedicadas, por un lado,  a la deportación de los republicanos al campo de Mauthausen, al que fueron a parar unos 7.000 del total de los 9.000 republicanos deportados,  y por otro a la deportación femenina al campo de Ravensbruck al que fueron a parar, entre los miles de mujeres deportadas, varios centenares de republicanas.
Mención aparte merece la exposición “Imágenes y Memoria de Mauthausen” producida en el 2005 por el gobierno austríaco y que se realizó en colaboración  con la Amical francesa y con nuestra asociación. Por las imágenes utilizadas y por su propio significado, esta exposición, es, sin duda, una de las mejores existentes de un campo nazi. En ella queda reflejada la vida y la muerte en el campo y se destaca el papel de los republicanos para hacerse con los negativos en el propio laboratorio del campo, esconderlos y conservarlos. En la exposición también se utilizaron las imágenes tomadas por Francesc Boix durante los días de la liberación y que son un canto a la libertad y a la recuperación de la identidad individual y colectiva perdida durante su estancia en el campo.
-Juan Manuel: ¿qué región española sufrió más el horror de los campos nazis?
-En este sentido, antes de contestar, querría señalar cómo los deportados republicanos tienen unas características que les definen como colectivo al margen de su lugar de procedencia: su experiencia en la lucha antifascista, su condición de exiliados como consecuencia de la Guerra de España, su conciencia e incluso su militancia política, en Mauthausen su condición de apátridas, ser uno de los colectivos que como tal estuvo más tiempo en un campo nazi y, tras la liberación, otra característica que les define es la situación a la que se enfrentan durante los días siguientes días: el desconcierto y la incertidumbre sobre su futuro.  ¿Dónde ir? ¿Quién les querría acoger? Dicho esto, si tenemos en cuenta el número de deportados nacidos en un territorio, Cataluña fue quien aportó mayor número de deportados, casi 2.000, después Andalucía con algo más de 1500 y en tercer lugar Aragón con poco más de 1.000. Otra cosa es si tenemos en cuenta otros factores como el lugar de residencia, en cuyo caso la mayor aportación, con distancia, la hizo Cataluña, puesto que hubo varios cientos de deportados nacidos en otros lugares del Estado que habían emigrado, con anterioridad, a Barcelona, a su área de influencia o a otras zonas industriales. Pero si tenemos en cuenta el porcentaje de los deportados de Aragón con respecto a su población total, entonces, porcentualmente, la región más afectada fue Aragón.
ejulve programa.jpg-¿Hay, amigo, más conciencia de que hay que recordar, escarbar en la memoria y no caer en el olvido e esta parte, triste, de nuestra memoria?
-Yo creo que sí. En nuestro país el silencio ha sido atroz. Durante el franquismo por miedo y en la transición, que tantas veces se nos ha querido presentar como modélica, las víctimas del fascismo quedaron relegadas al olvido, volvieron a pagar otra vez un precio muy alto por su derrota en el campo de batalla, pero ahora en aras del posibilismo político. Otra vez el silencio. Afortunadamente algo parece haber cambiado en las últimas décadas. Y aunque las respuestas de los diferentes gobiernos han sido muy tímidas (Ley de Memoria Histórica, programas como Amarga Memoria, etc. etc.) respondieron a una demanda de la sociedad por recuperar aquella memoria republicana. Hubo una época en la que apareció una cierta esperanza entre las víctimas y sus familiares. Parecía como si se estuviese creando una cierta complicidad con el poder político… pero todo se dio al traste cuando la derecha más tradicional accedió al poder, cuasi absoluto, en la mayoría de ayuntamientos, gobiernos autonómicos y al Gobierno del Estado. La ONU, se ha posicionado al lado de las víctimas; pero el gobierno actual, hace caso omiso y, de vez en cuando ofenden directamente a las víctimas y a su memoria. Pero yo tengo esperanza en la generación de los nietos. Una generación que, sin miedos, han preguntado, han investigado en la propia familia para recuperar las identidades de sus ancestros como una forma de recuperar su propia identidad, la identidad real de su entorno que en muchos casos les había sido ocultada y silenciada.
Pero no querría acabar sin hablar de las sombras. Me refiero concretamente a la frivolidad con la que, en nuestro país, se utiliza el término nazismo como un arma arrojadiza contra el oponente político, poniendo en evidencia la debilidad de los argumentos dialécticos para confrontar las ideas y las ideologías. Un día sí y otro también asistimos asombrados a una continua banalización del nazismo, y muchas veces desde instancias del poder, lo cual aún es más grave todavía. No nos ha de extrañar que a exhibición de la simbología nazi sea más osada. No puede ser que la exhibición y la banalización del nazismo no sean perseguidas como delito en nuestro país. En este sentido es necesario y urgente revisar el Código Penal. La libertad de expresión no puede ser la excusa para amparar a la apología impune del nazismo.
2013_7_4_CPR3PGdIrEvTAO9V2DN5A6.jpg     image037.jpg

_____________________________________________________________________
LA LIBRERÍA DE CAZARABET - CASA SORO (Turismo cultural)
c/ Santa Lucía, 53
44564 - Mas de las Matas (Teruel)
Tlfs. 978849970 - 686110069