dimecres, 7 de setembre de 2016

El Govern catalán identificará con ADN a desaparecidos de la Guerra Civil y el franquismo.

http://www.lavanguardia.com/politica/20160907/41158851486/generalitat-identificara-adn-desaparecidos-guerra-civil-franquismo.html



  • El plan prevé cruzar material genético de familiares de los 4.700 desaparecidos inscritos en el censo con el que se obtenga de cadáveres hallados en fosas
El Govern identificará con ADN a desaparecidos de la Guerra Civil y el franquismo
Firma del Programa de Identificacion Genetica de desaparecidos durante la Guerra Civil a cargo de los consellers Raül Romeva ,Toni Comín,y Carles Mundó. (David Airob)
La Generalitat activará esta semana un plan pionero para identificargenéticamente a los 4.700 inscritos en el censo de desaparecidos enCatalunya durante la Guerra Civil y el franquismo, un programa que el gobierno catalán ha impulsado con críticas a la inacción y a las trabas del Gobierno central.
Los consellers de Afers Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència,Raül Romeva; Salut, Toni Comín; y Justícia, Carles Mundó, han dado hoy la máxima solemnidad a la firma del programa, que creen que ayuda a cerrar las heridas del franquismo y a construir el futuro de Catalunya como un “país libre”.
El programa, pionero en España, consistirá en una primera fase en la recogida y conservación del perfil genético de los familiares de los 4.700 desaparecidos inscritos en el censo -mediante muestras de saliva y mucosa-, para posteriormente poder cruzar sus datos genéticos con los que se obtengan de cadáveres hallados en fosas comunes.
A partir de esta semana se empezarán a enviar cartas a los familiares de los 4.700 desaparecidos, siguiendo los criterios de edad y de fecha de inscripción, para que acudan a un centro médico determinado para que se les recojan las muestras para poder obtener su perfil genético.
En el acto de la firma de este protocolo, celebrado en el Palau de la Generalitat, Romeva ha sido muy crítico con el Gobierno central, ya que ha subrayado que el programa impulsado desde Catalunya para desagraviar a las víctimas de la Guerra Civil choca con las “incomprensibles trabas” por parte del Estado, que ha buscado una “confusión interesada” entre “reconciliación y olvido”, para poder “tergiversar” la historia, según ha dicho.
Hoy nos hacemos un poco más merecedores del país que aspiramos a tener
RAÜL ROMEVA
Conseller d’Afers Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència
”Hoy nos hacemos un poco más merecedores del país que aspiramos a tener”, ha indicado solemnemente Romeva, que ha afirmado que este programa es un “deber democrático” que hace justicia con las personas que desde hace tiempo reclaman poder enterrar con dignidad a sus familiares desaparecidos en la Guerra Civil y la dictadura. Romeva ha contrapuesto la iniciativa emprendida por el ejecutivo catalán con la “inacción” del Gobierno ya que, a su juicio, la administración central no ha desarrollado “ningún papel” a la hora de recuperar la Memoria Histórica.
Ha reconocido que este programa, que no tiene un presupuesto específico, supone únicamente un “paso modesto”, que además llega tarde, aunque ha insistido que era “ineludible” activarlo. ”No pretendemos remover el pasado, como lamentan algunas voces. El programa está vinculado con la calidad de nuestro sistema democrático y con la fortaleza de nuestra identidad colectiva y con la capacidad de dibujar un país nuevo y diferente”, ha sostenido.
Romeva ha insistido que Catalunya tiene que hacer “bandera” de esta iniciativa, ya que la comunidad catalana se posiciona como un “país de profundas raíces democráticas y de paz y con una voluntad clara de tener presencia internacional para colaborar con todos los países del mundo”. “Pero no podemos ir por el mundo si antes no hemos reparado las heridas evidentes que dejó el fascismo”, ha advertido el conseller, que ha lamentado que la Transición se basase en la “desmemoria”, lo que impidió cerrar las heridas de la dictadura hace cuatro décadas. “Solo si miramos la Historia de cara podremos construir el futuro de un país libre”, ha exclamado.
Por su parte, el conseller de Salut, Toni Comín, ha remarcado que es una obligación de las administraciones públicas garantizar el derecho de los ciudadanos a enterrar dignamente a sus muertos, mientras que el de Justícia, Carles Mundó, ha apuntado que los países solo pueden avanzar democráticamente cuando cierran de manera digna los “nefastos episodios” de su historia.