dimarts, 6 de setembre de 2016

LOS ASESINADOS DE LA FOSA DE LA TEJERA, (RIBERA ALTA-ALAVA).

https://cronicasapiedefosa.wordpress.com/2016/09/05/los-asesinados-de-la-fosa-de-la-tejera-ribera-alta-alava/



IMG_7245
“El honor de sus asesinos vale más que la justicia de los asesinados”.

Jesús Pablo Domínguez Varona & Aiyoa Arroita Lafuente.
Inmediatamente después del golpe de estado militar del 19 de julio, se desata la caza al hombre, a la mujer y a cuántos eran un peligro para los planes y forma de pensar de los golpistas.
La república estaba amenazada en dos frentes, el primero en las zonas de guerra donde el pueblo y las tropas leales luchaban contra las fuerzas alzadas en armas y en segundo lugar entre la población de los pueblos y ciudades alejadas del frente pero en poder de los golpistas por su partidarios falangistas, requetés y otras fuerzas afines a los rebeldes, como la Iglesia y los grandes empresarios, caciques y oligarcas.
El plan de Mola y otros generales golpistas era el hacer desaparecer lo más rápido y silenciosamente al adversario político, a poder ser tras las líneas de donde comenzaban a fraguarse los combates militares. De ésta forma se hacia “tabla llana” y se aseguraba una inútil defensa a la república y una “paz” a sangre y fuego en las zonas controladas por los rebeldes.
Los meses inmediatamente posteriores a ese alzamiento militar fueron testigos de una inmisericorde represión contra las personas afines al gobierno republicano.
La represión fue brutal en todos los sitios, aunque aún haya personas que afirmen.. “en mi pueblo no pasó nada”. Mentira, en todos los pueblos y ciudades de una u otra forma se ejerció la fuerza, en unos casos con la represión política y en otros con la propia desaparición que acababa con el asesinato.
Después vendría el olvido de sus vecinos, unos por miedo y otros por creerse las falsas acusaciones gubernamentales del régimen.
Solo en la provincia de Alava se dice que fueron cerca de 350 ó 400 personas las asesinadas, muchas de ellas aún desaparecidas en pozos y cunetas, fosas que tienen nombre, memoria y esperanza en ser halladas y exhumadas. Otras investigaciones afirman que su número se acerca a las casi 200. De cualquier forma es inferior a otras provincias, donde la represión posterior alcanzó grados de auténtico genocidio y limpieza política.
Todas las víctimas no muertas en combate, lo fueron tras la oleada de represión que se desató posterior al 19 de julio de 1936, cuando el golpe de estado militar contra el Gobierno de la IIª República, elegida democráticamente mediante votación popular en las urnas el 14 de abril de 1931, fracasó y se convirtió en una guerra civil desproporcionada.
LA FOSA DE LA TEJERA.
Una de las fosas exhumadas es la conocida por los vecinos como “El hoyo los muertos”, emplazada en una curva de la carretera del puerto o alto de La Tejera, entre  Salinas de Añana-Gesaltza y el pueblo de Paul en Ribera Alta (Pobes-Alava), ayuntamiento al que pertenece el lugar.
Clip_15
Plano de situación de la fosa de La Tejera, entre Salinas de Añana (Valdegobia) y Paul (Ribera Alta). Imagen GEOEUSKADI.
En esa curva, junto a la cuneta el día 3 de Septiembre de 1936 tres personas, dos hombres y una mujer, fueron asesinadas y enterradas en una fosa común preparada días antes para tal motivo por sus asesinos.
IMG_7287
Fosa de La Tejera y monolito, a un lado de la carretera de Salinas de Añana a Pobes. Imagen CRONICAS A PIE DE FOSA.
El “Mapa de Fosas” del Gobierno Vasco tiene una ficha con información sobre esta fosa:
  • LOCALIZACIÓN. La Tejera (Ribera Alta)
  • Término Municipal. Ribera Alta (Pobes)
  • Territorio. Araba
  • Coordenadas. UTMX 503.144; Y 4.733.177; Z 720
  • Características de la fosa. En el puerto de la Tejera, a la derecha de la cuneta de la carretera en su segunda curva, en la dirección desde Paul hacia Gesaltza – Salinas de Añana (Araba), se aprecia un pequeño promontorio lleno de maleza, debajo del cual se afirma que se encuentran los cuerpos
  • Informe preliminar. Efectuado el 24/09/2004. Se toma testimonio a tres vecinos de Gezaltza, quienes aseguran la existencia de tres cuerpos en esa fosa, dos hombres y una mujer que podrían proceder de Villamaderne, Santa Gadea o de la zona de Bozo (Burgos), afirman que la fosa no ha sido removida hasta la fecha. Existe testimonio recogido en video de estos tres vecinos de Gezaltza.
  • Informe de exhumación. Entre los días 19 y 20 de junio de 2010 se lleva a cabo la exhumación de la fosa de La Tejera. Dicha intervención se realiza a solicitud de los familiares de uno de los allí inhumados y cuenta con la presencia de la Directora de Derechos Humanos, Inés Ibánez de Maeztu, así como de técnicos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y algunos miembros de la Asociación Ahaztuak 1936-1977″. Por testimonios orales de los familiares y de vecinos de Ribera Alta se conocía la existencia de una fosa en la cuneta de la carretera situada entre las localidades de Paul y Salinas de Añana. Según dichos testimonios, en la fosa estaban enterradas tres personas:
» Florentino GARCÍA VALENCIA, de 47 años de edad. Domiciliado en Villanueva de Soportillo (Burgos) y campesino de profesión.
» Mónica BARRÓN DEL VAL, de 46 años de edad. Procedente de Villanueva de Soportillo (Burgos) y esposa del anterior.
» Primitivo FERNÁNDEZ DE LABASTIDA, de 35 años de edad. Natural de Santa Gadea (Burgos) y de profesión labrador.
Exhumacion fosa la tejera.03
Proceso de exhumación bajo la pancarta colocada por vecinos y familiares. Imagen Ahaztuak.
El análisis antropológico de las tres personas exhumadas en la fosa de La Tejera permite concluir que es compatible con las identidades de las tres personas desaparecidas mencionadas anteriormente. De todo lo realizado se ha realizado un reportaje en vídeo.
La ficha tiene una serie de 6 fotografías de pequeño tamaño y un mapa interactivo.
Exhumacion fosa la tejera.02
Restos óseos de las personas halladas en la fosa durante la exhumación. Imagen  sacada del cartel al pie de la fosa,  propiedad de Ahaztuak.
EL CRIMEN Y SUS EJECUTORES.
Esa noche fueron sacadas de sus casas por uno de los “escuadrones de la muerte” que campaban a sus anchas y que formados de forma sanguinaria en las filas golpistas, hacían el trabajo sucio de sus jefes, bajo órdenes directas de los generales y oficiales rebeldes e incluso de vecinos poderosos en el nuevo “orden español”. En este caso y según los vecinos, serían requetés del pueblo de Tuesta y de Bóveda y otras localidades cercanas, hombres cuyos nombres aún se recuerdan y que sus familiares protegen a pesar de conocer sus actos pasados, pero que la justicia y ley actual aún protege con el pretexto de “la defensa al honor”.
Los tres secuestrados durante la noche, fueron trasladados en dos coches prestados para el“trabajo criminal” por sus dueños y vecinos, que los llevarían hasta la fosa abierta. Allí, en aquel solitario lugar, esperando el momento propicio, sin testigos y bajo las luces de los focos de los vehículos, los asesinaron de un tiro en la cabeza. Después sin despeinarse arrojaron sus cuerpos a la fosa y la taparon rápidamente.
Al día siguiente algunos testigos de un pueblo cercano dicen haber oído disparos a lo lejos y algunos al pasar por el puerto ya de día vieron tierra removida y sangre seca con algún mechón de pelo en el lugar.
A pesar de la ocultación, las amenazas y el miedo, el lugar del crimen y localización de la fosa con los tres cuerpos, siempre estuvo en la memoria de los lugareños y familiares, que solo el paso del tiempo logró localizar 74 años después, no sin dificultades.
LOS ASESINADOS.
Las tres personas asesinadas tal y como ya hemos citado eran, Primitivo Fernández de Labastida Urruchi, de 35 años y vecino del cercano pueblo de Santa Gadea del Cid (Burgos) y el matrimonio formado por Florentino García Valencia y Mónica Barrón del Val, de 47 y 45 años respectivamente y vecinos de Villanueva de Soportilla (Burgos), también no muy alejado del lugar. Los tres de profesión labradores, como la mayoría de las gentes de aquellos años.
primitivo 1
Primitivo Fernández de Labastida. Imagen Ahaztuak.
El letrero informativo al pie de la fosa nos dice:
“Mientras el matrimonio no dejaba descendencia, Primitivo dejaba una hija de 10 años y a su mujer embarazada que daría alud a otra hija 16 días después de su muerte. De Florentino y Mónica poco sabemos y no conservamos ni una foto que nos muestre los rostros que albergaron sus sueños. De “Primi”, como sus familiares y amigos le llamaban, sabemos que era un hombre interesado por el conocimiento y la cultura, que ayudaba en sus labores al Secretario del Ayto. de su pueblo, que tocaba la guitarra, que cantaba mucho y bien y que era también un hombre enamorado de la lectura y de la naturaleza”.
LOCALIZACION DE LA FOSA Y EXHUMACION.
La búsqueda y localización de la fosa, aunque era un secreto a voces, el exacto emplazamiento de la misma no se sabía. Con el tiempo la orografía del monte, la carretera y la memoria no lo ponen fácil. Hubo que buscarla y contrastar los recuerdos de vecinos y familiares.
Exhumacion fosa la tejera.04
Busqueda de la fosa de La Tejera con maquinaria. Imagen Ahaztuak.
En esta ocasión hubo suerte y a finales del mes de Junio del año 2010 se dio con ella. La localización vino tras varios fines de semana de búsqueda, voluntarios de Ahaztuak 1936-1977junto con familiares de Primitivo Fernández de Labastida y vecinos de Salinas de Añana/Gesaltza y de varios pueblos de Ribera Alta consiguieron dar con la ubicación concreta de la fosa y con los restos, de los hasta ese día, de los tres desaparecidos.
La exhumación de la misma llegó una semana después de la mano de los técnicos de Aranzadiayudados en todo momento por miembros y colaboradores de la asociación Ahaztuak.
Posteriormente en el laboratorio forense de la UPV (Universidad del País Vasco) en Donosti-San Sebastián, se realizó el proceso de identificación de los restos que confirmaron las identidades de Primitivo, Florentino y Mónica.
Exhumacion fosa la tejera.05
Exhumación fosa de La Tejera por el equipo de técnicos de Aranzadi, voluntarios y miembros de Ahaztuak. Imagen Ahaztuak.
PRIMER HOMENAJE.
El primer y emotivo homenaje a las victimas del franquismo se realizó el día 2 de septiembre de ese mismo año 2010, una vez confirmada la identidad de las personas exhumadas dos meses antes.
Con motivo del triste aniversario de la desaparición de estas tres personas Ahaztuak les realizó un homenaje en el que se descubrió un monolito en el mismo lugar en el que hasta hace 2 meses estaban enterrados de forma anónima.
La prensa de aquel día nos cuenta los detalles del mismo:
“Martxelo Alvarez, representante de Ahaztuak, recordó la ayuda de los vecinos de la zona a la hora de señalar el lugar del enterramiento y en las labores de búsqueda y desenterramiento, y la voluntad de la familia en la búsqueda de los restos de sus seres queridos. Apostó por romper el miedo, que hoy en día continua vigente, y convertir este lugar en un lugar de la memoria.
Posteriormente tomo la palabra la hija de Primitivo, la cual no le llegó a conocer, ya que nació 15 días después de que su padre fuese secuestrado y asesinado. Recalcó la gran satisfacción que sintió al recuperar los restos de su padre y animo a otras personas a recuperar los restos de sus seres queridos. A su vez también agradeció la ayuda prestada a Ahaztuak y a los habitantes de Salinas. También Nieves, la nieta de Primitivo, participó con la lectura de un texto en recuerdo de su abuelo.
La hija de Primitivo fue la encargada de descubrir un monolito, que posteriormente fue llenado de claveles por los asistentes al acto. Para terminar se plantaron tres árboles en memoria de los tres fusilados”.
LA FOSA HOY Y SUS HOMENAJES ANUALES.
Cada año se celebra en ese lugar el merecido homenaje, el último el celebrado recientemente el 3 de septiembre de 2016, justo 80 años después del brutal asesinato.
Grupo de fotografías correspondientes al último homenaje del día 3 de septiembre de 2016 en la fosa de La Tejera. Imagenes CRONICAS A PIE DE FOSA.
En ésta ocasión CRONICAS A PIE DE FOSA ha sido testigo del mismo y a sentido en persona el cariño que sus vecinos y familiares les tienen en el recuerdo. Varios familiares asistieron al acto y Martxelo Alvarez de Ahaztuak tomó la voz para reivindicar el derecho a exhumar a los que aún están en las cunetas, de su memoria y recuerdo. También recordó que aún los asesinos están protegidos por la ley que cerró en falso la transición democrática con la Amnistía de 1977 y que la nueva ley de Memoria Histórica de 2007 no ha sabido ni ha podido solucionar. Los nombres de los asesinos son conocidos pero se protege su “honor”.

VIDEO DEL ACTO HOMENAJE DEL DIA 3 DE SEPTIEMBRE DE 2016.
Publicado en el diario digital Naiz.

FUENTES CONSULTADAS.

IMAGEN DE CABECERA.
La imagen de cabecera de éste reportaje es propiedad de CRONICAS A PIE DE FOSA y corresponde al acto homenaje del día 3 de septiembre de 2016.