dijous, 30 de març de 2017

Víctimas del franquismo califican de “ridículo” el cambio de 47 calles en Madrid.


https://www.cuartopoder.es/invitados/2017/03/28/simbologia-franquista-la-lista-de-calles-franquistas-a-retirar-en-madrid-es-ridicula-denuncian-las-organizaciones/12176


MEMORIA HISTÓRICA / EXIGEN INCLUIR A TODOS LOS GOLPISTAS Y NO SOLO A LOS GENERALES


| Publicado: 
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Reddit

María F. Sánchez *

Los miembros del Comisionado de la Memoria Histórica, con la alcaldesa de Madrid.
Los miembros del Comisionado de la Memoria Histórica, con la alcaldesa de Madrid. De izda. a dcha., Santos Urías, Amelia Valcárcel, José Álvarez Junco, Manuela Carmena, Francisca Sauquillo (presidenta del organismo), Andrés Trapiello, Teresa Arenillas y Octavio Ruiz Manjón. / madrid.es
Las organizaciones de memoria histórica y víctimas del franquismo de Madrid profundizan en su rechazo al trabajo del Comisionado de la Memoria Histórica creado por la alcaldesa Manuela Carmena para eliminar la simbología franquista de la ciudad. El órgano ha elaborado una lista para el cambio de nombre de 47 calles de la capital  que llevan el nombre de personajes de la dictadura, en contraste con las 129 que quieren retirar estos colectivos. La propuesta les parece “ridícula”, porque “se refiere a algunos generales, pero no al conjunto de golpistas que se alzaron contra la República legalmente constituida”, han explicado.
El rechazo al nuevo informe del Comisionado de la Memoria Histórica parte del Encuentro de la Memoria, un colectivo de más de 80 asociaciones de todo el Estado. “No tocan a los jerarcas y cargos políticos del franquismo de los años 40,50, 60”, ha indicado Arturo Peinado, de la Federación estatal de foros por la Memoria, en declaraciones a cuartopoder.es. El órgano pretende aplicar la Ley de Memoria Histórica en Madrid y por ello se remite al artículo 15 de la misma, que contempla “la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativos de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura”, pero no hace referencia a los políticos o militares franquistas. En palabras de Peinado, la normativa estatal se queda corta y “un ayuntamiento presuntamente progresista, como es el de Madrid, debería ir más lejos y no considerar el derecho de tener una calle a quien estuvo en el Gobierno porque habían secuestrado la democracia a punta de pistola”.
Las organizaciones han denunciado que nombres como Joaquín García-Morato, Capitán Haya o Blanco Argibay, militares franquistas, no hayan sido contemplados por el Comisionado. Respecto a las propuestas para renombrar a esas 47 calles, el órgano ha recogido solo nueve nombres de los 136 presentados por las organizaciones que conforman el Encuentro de la Memoria. “Es una auténtica vergüenza para nuestra ciudad que algunos de los nuevos nombres sean a su vez franquistas, por ejemplo Neville, Morla, Linch, Fórmica y Zorita”, han indicado las asociaciones en un comunicado. “No puede ser que hayan trabajado dos años para sacar esta propuesta. Ya tenían 27 calles sugeridas por la Cátedra de Memoria Histórica y solo han añadido otras 20”, ha criticado el secretario de Organización del Foro por la Memoria de Madrid, Miguel A. Muga.
Además, las asociaciones han indicado que en el informe “no se dice nada” sobre la simbología franquista que todavía existe en la ciudad de Madrid como escudos, placas, monumentos, etcétera, cuando deberían instar a retirarla a las diferentes instituciones competentes. En base a todo ello, han reiterado que este Comisionado –conformado por personas propuestas por el Partido Socialista, el Partido Popular y Ciudadanos– no les representa y no sabe responder “a lo que necesita la ciudad”. Asimismo, han pedido a las Juntas Municipales de los diferentes distritos de la capital que realicen propuestas para eliminar los nombres y placas de la dictadura, mientras que han exigido al Ayuntamiento que “cumpla la Ley de Memoria Histórica y condene al franquismo como régimen criminal en los términos declarados por la ONU”.
El enfrentamiento de las asociaciones con el Comisionado se remonta al inicio de la composición del mismo. Desde su punto de vista, su enfoque “transicional” impide una condena frontal del franquismo recomendada por los organismos internacionales y sitúa en equidistancia a víctimas y verdugos, al fascismo y a la democracia. “En unos meses, cuando el órgano se disuelva, esperamos que haya una voluntad política por parte del Ayuntamiento de Madrid para continuar con el proceso”, ha señalado Peinado.
(*) María F. Sánchez es periodista